Alta mar

Contacto

Sobre la imprenta de Felipe Guasp

fabian | 17 Febrer, 2014 18:27

Había empezado una entrada titulada "El día en que Felipe Guasp cambió la cabecera de su periódico" para ver qué ocurrió ese 6 de noviembre de 1823, último día del "Diario Constitucional de Palma" y día en que Felipe Guasp decide cambiar y regresar a la cabecera "Diario Balear", con la que aparecería al dís siguiente. Pero antes de seguir he preferido buscar alguna información sobre Felipe Guasp.

Existió una larga saga de impresores de la familia Guasp. Laura Jurado habla de La dinastía de los impresores mostrando una xilografía de la Imprenta y Librería Guasp, y muestra una orla en cuyo interior pone "casa fundada en 1579". Este artículo de Baleópolis (magnífica serie) va tratando la larga historia de estos impresores que acabará a mediados del siglo XX. El hecho está en que "en 1807 - dice Laura Jurado -, la imprenta estaba prácticamente derruida y abandonada por falta de infraestructuras". Y, sin embargo, pocos años después, era la imprenta más fuerte de Mallorca.

grabado

Dos fuentes antiguas importantes. La primera, la de Joaquín María Bover: Imprentas de las Islas Baleares (1862), ya la he tratado en varias entradas: Primeras imprentas de Mallorca, Declaración BIC: La imprenta Guasp, Valldemossa o 'Los orígenes de la imprenta en Mallorca', libro de Miquela Forteza, pero la figura de Felipe Guasp Barberi requiere una atención especial.

LX
1812.—1862.

.Felipe Guasp y Barberi, impresor real. Su imprenta que en la actualidad es de las mejores de Palma y puede muy bien competir con muchas del continente, se formó con la que su esposa D.ª Catalina Pascual había heredado de su primer marido D. Tomas Amorós. Adquirió también don Felipe la de su hermano Melchor, la real de Dª Marcelina Sarrá, y la de José Savall, con las que aumentó la suya que ha ido mejorando posteriormente con nuevos y preciosos tipos y con prensas estrangeras de escelente calidad. La imprenta de Guasp, durante la epidemia de Palma del aflo 1821 trasladó á Valldemosa una prensa y algunas cajas; pero son pocas y raras las producciones que datan de aquella villa. Ha tenido en varias épocas las denominaciones de los números LXIV ["Imprenta Constitucional", 1820], LXVI ["Imprenta Constitucional del Gobierno" 1820 - 1823], LXX ["Imprenta Real" 1834 - 1836, ya a nombre de su hijo Juan Guasp y Pascual] y LXXII ["Imprenta Nacional 1837 - 1852, de D. Juan Guasp y Pascual].

Joaquín María Bover: Imprentas de las Islas Baleares (1862) (pdf)

La segunda fuente antigua es la de Antonio Furió (1798 - 1853), de quien puse las entradas Alejandro Sanz de la Torre estudia a Antonio Furió y Obra digitalizada de Antonio Furió Sastre (1798 - 1853), que enlazan ambas con el libro Diccionario histórico de los profesores de las bellas artes en Mallorca (1839), el cual no sólo habla de la imprenta Guasp, sino también de una fábrica de fundición de letra de la cual no he tenido más noticas.

Siglo XIX

Á la entrada de este centenar ya encontramos las imprentas de Dña. Marcelina Serrá, que ha tenido el paradero de que tenemos hecho mérito al tratar de Ignacio Frau en el anterior. La de Tomás Amorós que hoy para con D. Felipe Guasp, como tenemos indicado, cuando se ha hablado de aquel impresor. La de Sebastian Bauzá sucesor de Guillermo. La de Melchor Guasp que ha recaido en poder dé su hermano D. Felipe. La de Pedro Antonio Guasp; y la de Matías Savall. Estas seis imprentas han tenido varias vicisitudes y de ellas solo ecsisten dos en el día, porque la una la tiene Buenaventura Villalonga y las otras restantes han entrado á encordar la de Guasp.

[...] La fábrica de la fundición de letra llegó igualmente á esta capital á principios de 1811 y se estableció en la casa, de D. Juan Peretó de Vidal en la parroquia y calle de san Jaime, y con tan favorable coyuntura se proveyeron las imprentas de la isla: de modo, que en l5 de mayo del citado año ya se publicó en el Semanario de Mallorca que se habían vendido ciento veinte y dos arrobas de letra. Con real orden de 25 febrero del.año citado se comunicó al señor intendente de esta provincia, que las cortes habían puesto bajo su protección la fábrica de fundición de letras de los carmelitas descalzos trasladada desde Barcelona á Mallorca.

[...] En 1820 teníamos la imprenta real regentada por Dña. Marcelina Serrá, la de Guasp, la de Sebastian, después Domingo García su hijo, que habían heredado la de Pedro Antonio Guasp; la de Salvador Savall, que después pasó á su hijo Matias, y la de Buenaventura Villalonga. De éstas solo ecsisten la de D. Felipe Guasp muy numerosa y enriquecida con muchos caracteres y viñetas, la cual puede competir con las principales de España, la de Esteban Trías que acaba de plantearse y la de los socios Villalonga y Gelahert. Yo no puedo conciliar el número de imprentas actual en esta ciudad, con los grados á que ha ascendido su civilización, pues en cualquiera de las épocas anteriores fué siempre mas crecido, cuando era menor la ilustración general.

Antonio Furió: Diccionario histórico de los profesores de las bellas artes en Mallorca (1839), pág. 237 y ss.

Bueno, pues ya queda enmarcada la figura de Felipe Guasp y Barberi y su imprenta en estos años de Fernando VII.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar