Alta mar

Contacto

'Los orígenes de la imprenta en Mallorca', libro de Miquela Forteza

fabian | 28 Novembre, 2011 17:55

Temo que me va a ser difícil hablar un poco de esta obra "Los orígenes de la imprenta en Mallorca" (ed. Lleonard Muntaner, col. Objeto Perdido, 2011) de Miquela Forteza pues yo me abalanzaría directamente hacia sus contenidos, las tres primeras imprentas que hubo en Mallorca. En esta obra no sólo encontramos las fechas en que existieron, su localización en el plano de Palma, la relación de las obras conocidas que imprimieron, aquellas de las que queda aún algún ejemplar, y aquellas otras hoy desaparecidas o de paradero desconocido, pero de las que ha quedado alguna noticia de su existencia, indicándonos la autora en qué biblioteca o archivo están las que han permanecido a lo largo de estos siglos. Hace, además, un análisis de los elementos icónicos que presenta cada obra, señalando sus semejanzas con otros de distinta procedencia y analizando sus relaciones. Quiero decir con todo esto que la obra es muy rica en indicaciones y detalles.

El libro presenta una parte textual, explicativa, en la que toman importancia no sólo las obras de los tres impresores, sino también, en un subdiscurso que reaparece en los momentos oportunos, de los analistas que han tratado cada obra y, en su caso, del hallazgo de la obra. Hay también, una parte icónica, de imágenes, riquísima, con sus pertinentes indicaciones.

La obra en sí, tras un Prefacio titulado "Con nombres y apellidos" de Antonio Bernat Vistarini, presenta, en su parte textual, los siguientes capítulos:

libro

  • Introducción
  • Sobre los orígenes de la imprenta
  • La primera manifestación impresa mallorquina: la Bula de indulgencias de la Santa Cruzada para la defensa de Rodas (c.1480)
  • La imprenta de Nicolau Calafat y Bartomeu Caldentey (1485 - 1490)
  • La imprenta de Fernando Cansoles y Villarroel (1549 - c.1600)
  • La imprenta de Gabriel Guasp I (c.1576 - 1593)

Realmente la Bula para la defensa de Rodas no entraría en el tema de la imprenta, pues es una impresión xilográfica de una sola pieza que no utiliza los moldes tipográficos propios de la imprenta; sin embargo, su inclusión en el libro es yo creo obligada, además de enriquecedora. Se encontró en Ibiza, quizás en la primera década del siglo XX, y fue adquirida por la Biblioteca de Cataluña. Se desconoce el autor, pero se atribuye a Juan Jobin, un grabador de naipes y estampas que vivía en Mallorca hacia 1480.

Son muchas las informaciones que, todas documentadas, presenta este libro; ya por ejemplo, las peticiones a las autoridades de que no pudieran importarse ejemplares de los libros que en Mallorca se imprimían procedentes de otras impresiones foráneas, peticiones que eran aprobadas. La imprenta desde su inicio era fundamentalmente, un negocio y el mercado del libro muy competitivo y con rivalidades entre libreros. Así, una de las publicaciones de la primera imprenta, la de Calafat y Caldentey, fue el "Breviario mallorquín", en Latín, publicado en 1488 del que, hasta que en 1948 se hallaron unas pocas páginas, sólo existían algunos testimonios sobre su existencia; uno de ellos, el de un librero que intentaba denigrar el impreso en Mallorca ya que prometía, más barato y de mejor calidad, otro importado desde Venecia; de resultas de estas acciones, un grupo de mallorquines elevó una Súplica a la autoridad solicitando que no se permitiera la entrada de breviarios impresos fuera de Mallorca. Este breviario era la tercera obra editada en la isla.

El tema de los grabados y letras capitulares, así como de los ornamentos de las portadas, merece la atención y Miquela Forteza nos dirige la mirada hacia ellos con una parte gráfica importante en este libro. El intercambio de grabados y elementos decorativos parece que era muy frecuente entre impresores, así como la copia con variaciones de algunos motivos como orlas, columnas, etc. que fueron creando la iconografía en los libros. La autora, en el siguiente fragmento, nos habla de una imagen de la Virgen que dio lugar a distintas opiniones por los especialistas. Alemany (Luis Alemany Vich), en 1952, realizó el catálogo de obras impresas por la imprenta de Cansoles:

grabado

Alemany incluye además en el catálogo dos imágenes de Nuestra Señora de Lluc estampadas en una hoja de papel que mide 41*30 cm. (160) La estampa de la izquierda presenta a la Virgen con la cabellera suelta y vestido flordelisadoi (imagen 7). (161) Se nos muestra entronizada con el Niño Jesús en brazos, bajo un arco gótico sostenido por dos columnas estriadas manuelinas, según Llabrés, poco habituales en Mallorca. (162) Es por ello que supone que Fernando Cansoles se la compró al impresor valenciano Juan de Mey poco antes de establecerse en la isla en 1540. (163) Vicente Furió opina que no es la Moreneta de Lluc porque no aparece de pie como es habitual, (164) mientras que Llabrés cree que representa a alguna imagen de la Virgen del Puig de Valencia. (165) En la estampa de la derecha figura una vista panorámica del camino de Lluc con sus siete cruces o humilladeros, levantados a fines del siglo XIV por Lorenzo Tosquella, que marcan el largo empedrado del monasterio (imagen 8). Están representados asimismo varios peregrinos y un ciervo entre la segunda y tercera cruz. La imagen de la Virgen figura en un cuadro situado en la parte alta del grabado. Se nos muestra bajo una arcada clásica, de pie con el Niño en brazos y flanqueada por dos ángeles candeleros.

grabado

Bueno, pues una interesantísima obra "Los orígenes de la imprenta en Mallorca", de éstas que hay que leer varias veces en distintos plazos de tiempo debido a la gran cantidad de información, tanto textual como de imágenes, que aporta.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar