Alta mar

Contacto

Rosselló Pòrcel: 1823 - 1836

fabian | 28 Maig, 2014 12:07

Tratar la prensa mallorquina de 1823 a 1836 es hablar del "Diario Balear" de Felipe Guasp, único periódico que se publicó en esos años. El "Diario Balear" había nacido en 1814, en mayo de 1815 fue prohibido junto al resto de la prensa, pero Felipe Guasp consiguió para esta cabecera una real licencia, por lo que volvió a salir a partir de abril de 1816. Conservador y absolutista, la real licencia le permitió publicarse en tiempos de prohibición de la libertad de prensa como fue esta época de 1823 a 1836.

prensa

Periodismo en Mallorca

1823 - 1836

XIX

El día 7 de noviembre de 1823 en la primera página del renacido Diario Balear de Guasp se publicaba la nota siguiente: «Los acontecimientos del día y los que sucederán a este cambio de gobierno son muy interesantes para que carezca el público de su noticia. Este impresor que antes de 1820 obtuvo el privilegio de Su Majestad para imprimir el Diario Balear, vueltas otra vez las cosas a aquel estado empezará desde hoy a hacer uso de aquella gracia. El Diario Balear se imprimirá en esta forma y el precio de la suscripción mensual será de diez reales vellón. Se insertarán en él los decretos y reales órdenes que se expidan, las noticias que contenga la gaceta del gobierno y algunos artículos útiles sobre industria que acaso se ofrezcan. Los suscriptores del diario que se llamó constitucional podrán continuar suscritos a este; los que no estuviesen en ánimo de hacerlo se servirán avisar en esta oficina.» Aquel mismo número del Diario Balear contiene el manifiesto a la nación que escribiera Fernando VII contra el sistema constitucional, declarándose rey absoluto con todas las prerrogativas del poder personal, divino e indiscutible. Documento, que con otros muchos que firmara el Deseado formaría una interesantísima antología. Publica también el Diario el nombramiento Real de capitán general de las Baleares —autoridad suprema, virrey en la plenitud de su autoridad— a favor de D. José Tavemer, llegado al puerto en una escuadra francesa, recibido con pompa y solemnidades de oficio. Sigue después un bando del marqués del Reguer, regidor perpetuo de la ciudad, suplicando orden y moderación y condenando los motines que en aquellos días se introdujeron contra los llamados negros (liberales). En el número siguiente vemos también una pastoral del obispo de Mallorca alegrándose de la desaparición del sistema constitucional y recomendando a sus feligreses la obediencia, como vasallos, al Rey Neto.

Este es el principio —punto por punto reseñado— del nuevo y forzado aspecto que toma la prensa palmesana en 1823, aspecto que debía continuar hasta 1836, tres años después de la muerte del hijo de Carlos IV.

El Diario Balear que imprimía Guasp, fue durante estos años el único consentido y publicado, con superior permiso. Pocos comentarios merece su lectura. El Diario se convierte en máquina de reproducción de todos los artículos que publicaban los periódicos gubernamentales —el Brusi de Barcelona, en muy frecuentes ocasiones— y de todos los decretos y reales órdenes que firmaba el Rey. Es, únicamente, un periódico oficial, oficialmente tratado. Una gaceta provincial. Al ordenar la inclusión de decretos en el Diario el jefe político lo hace con la siguiente frase: «Disponemos que sea publicado en el diario de la provincia.» Publica un restringido noticiario extranjero, las salidas y entradas de barcos y faluchos en el puerto, las encíclicas de los pontífices, pastorales episcopales, que ocupan números y números, anuncios de funciones teatrales y religiosas, cartas y artículos sobre agricultura, odas en los días de onomástico real, los documentos de la causa seguida contra el general Riego, las «cartas que el nunca bien ponderado héroe de la Nación, el Excmo. Sr. Capitán General de los Reinos de Valencia y Murcia, don Francisco Xavier de Elio escribió a su señor hermano y a su estimada esposa en los últimos momentos de su vida el día 3 de septiembre de 1822», las relaciones de los festejos celebrados en honor de la Real Familia, a la vuelta de su forzado destierro en el sur de España, prisionera de los infames liberales, la entrada en Madrid de Fernando, entre el llanto de alegría de los buenos realistas y las entusiastas exclamaciones del público o de la plebe que pocos días después debía escarnecer sangrientamente los últimos momentos de Riego, las proclamas del ejército francés triunfante, etc., etc. Todo un mundo apasionado y de lucha puede ser adivinado a través de estas frías páginas del Diario Balear.

En este inmenso fárrago de papel no hemos encontrado una disonancia, un grito. La política ha muerto. España acepta el Rey Absoluto, España —la España de 1830— no quiere Constitución. EJ pueblo —los de abajo y los de arriba— no quiere la libertad. Lejos, entre las brumas londinenses, unos cuantos hombres conspiran. Los fracasos liberales se suceden . En 1823 cae Riego. En 1825 cae el Empecinado. En 1831, Torrijos y sus hombres son fusilados junto al mar.

...Hasta 1836. A través del Diario Balear contemplamos el drama de España. La lucha sorda y empeñada. Hasta 1836 el Diario Balear es un periódico del Gobierno...

***

Diario de provincia, hemos pensado. Hemos recordado que por estos mismos años de 1830 Quadrado estudiaba en el Colegio de los Jesuitas y con él Tomás Aguiló, y Montis. En estos años se educan y se forman quienes debían fundar La Palma, el semanario que fue modelo para nuestros escritores en todo el siglo XIX. Quadrado se educó en este ambiente recoleto, de isla, donde las ligerezas de George Sand fueron calificadas de procacidades. El mismo Quadrado, en un artículo famoso, la insultó agriamente. En este pacífico ambiente, tan reacción-anti-XVIII (perdón por la frase casi monstruosa) se engendraron las direcciones que el pensamiento mallorquín debía seguir. Citemos unos nombres: Silvio Pellico, Manzoni. Y en España Milá y Fontanals. La reacción contra el enciclopedismo llevaba consigo la vuelta a la Edad Media, el Romanticismo.

De todas estas cuestiones tendremos el placer en hablar en próximos artículos

B. Rosselló Pòrcel

El Día, 13 de Septiembre de 1931.

Sobre el "Diario Balear" de 1814, ver Alta mar: El 'Diario Balear' (1814 - 1820) y Rosselló Pòrcel: Diario Balear. Sobre el de 1823: El día en que Felipe Guasp cambió la cabecera de su periódico. Tanto el "Diario Balear" de 1814 como el de 1823 están digitalizados en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.

Periodismo en Mallorca
Artículos periodísticos de B. Rosselló Pòrcel

línea

¿Qué quedará del peridismo?
El Semanario Económico
Diario de Mallorca
El Semanario Político
El Diario de Palma
Semanario Cristiano-Político
La Aurora Patriótica
La Antorcha
Diari de Buja
Redactor de Mallorca
Diario Político Mercantil
Diario Balear

línea

El Eco de Colom
El Atleta de la Libertad
Redactor Constitucional
El Revisor Semanal
El Correo Constitucional
El Semanario Politécnico
Sociedad Patriótica
1823 - 1836
Las metamorfosis de un diario
La Época
Romanticismo
Un prospecto
Quadrado

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar