Alta mar

Contacto

Rosselló Pòrcel: El Revisor Semanal

fabian | 21 Maig, 2014 12:16

Tres publicaciones de la época del Trienio Liberal recoge en este artículo Rosselló Pòrcel. Son "El Revisor Semanal", el "Semmanari Constitucional, Polític y Mercantil de Mallorca" y la "Miscelánea Erudita Mallorquína". Ninguno de ellos está digitalizado y los dos últimos no son citados por Bover.

El "ciudadano García", a quien se refiere este artículo es el editor de el Correo constitucional, literario, político y mercantil de Palma, El Eco de Colom y de El Atleta de la Libertad, publicaciones a las que Rosselló dedicó sendos artículos.

Periodismo en Mallorca

El Revisor Semanal

XV

Es este, uno de los periódicos que durante el trienio consütucional publicara en Palma la Imprenta Guasp, y que fueron dirigidos por su propietario, Felipe Guasp, hombre liberal y gran periodista. Tenía el sentido de lo que debe ser un periódico y lo exponía en las páginas de los que publicaba. Dio con frecuencia normas y consejos sobre periodismo, aprendidos por él en la realidad de la redacción. Fue Felipe Guasp un gran ejemplo de honradez y sinceridad profesional y, sobre todo, un gran autodidacta.

El Revisor Semanal empezó a salir en dos de marzo de 1823 y terminó en veinte de julio del mismo año. Es pues un ejemplo de los infinitos fracasos que la prensa mallorquina ha sufrido en todo tiempo. Constaban sus números de 12, 16 y hasta 20 páginas. El papel y la impresión son excelentes. Su conducta estaba inspirada en tres principales máximas: 1ª Fidelidad a los principios de la Constitución. 2ª Tolerancia en las opiniones. 3ª Respeto a las personas. Estos principios son seguidos fielmente por el Revisor. La crítica que semanalmentc hace de los artículos pubhcados en los diarios palmesanos es de una finura y urbanidad. jamàs acostumbrada hasta entonces, en nuestra prensa. Frecuentemente ataca —con repugnància a veces— a los diarios que publicaba el ciudadano García; no pueden sufrir los redactores del Revisor su grosería, su carencia de amabilidad. El Revisor es un periódico aristocratamente liberal Hace obra de izquierdas con los guantes puestos. Convence sin vociferar, censura sin desgañitarse. En una época en que la cólera es digna de excusa —el rey viaja por fuerza hacia Cádiz, el duque de Angulema publica su manifiesto— el Revisor se mantiene con toda dignidad en su puesto de combate y lucha como el mejor discípulo de Antillón.

Su corta duración no le impidió alcanzar una cierta perfección periódica; publica noticias extranjeras y nacionales, crítica de teatros y libros y numerosísimos comentarios a la actualidad. En su Redacción —que lo era también de otras hojas— se recibían diarios extranjeros y nacionales en ingente cantidad. Entre ellas es digno de notar El Español que en Londres publicaba Blanco White.

***

Según un manuscrito que gracias a la amabilidad del hijo de su autor, don Benito Pons y Fábregues, poseemos, el periódico titulado Semmanari Constitucional, Polític y Mercantil de Mallorca empezó a salir en 2 de diciembre de 1820 y terminó en 8 de junio de 1822. Lo dirigió don Juan José Amengua!. Tan solo hemos podido examinarlo desde su primer número hasta 14 de julio de 1821.

Se imprimía en casa de Felipe Guasp Está escrito en mallorquín, pero ¡cuán lejos el mallorquín literario, pulido y ornamentado de hoy de aquellos rústicos y primitivos ensayos en dialecto! La decadencia de nuestra lengua causa lástima a quien la observa en aquellos pobrisimos párrafos, castellanizados y vacíos. Imposible parece que de entre aquellas tristes ruinas pudiera salir un artista que con ellos mismos construyera un nuevo edificio. No hablemos ya de quienes, como Aguiló, volvieron muy atrás en busca de la lengua y la encontraron, fresca y lozana, en Blanquerna y Tirant lo Blanc, fijémonos en quienes encontraron un tesoro donde tan solo había cieno y podredumbre. En D. Pedro A. Peña, por ejemplo, que de la lengua popular, tan decaída, hizo el milagro de sus poesías.

Como ejemplo del estilo y de la ortografía mallorquína de la época —triste exhumación— hemos copiado unos párrafos del prospecto del Semmanari:

«Un periòdic en llengua del país titolat Semmanari Constitucional, Polític y Mercantil de Mallorca sortirà tots los dissabtes començant el dia 2 de desembre. i contendrà quatre fulles en quarto. En ell s'explicarà la Constitució, seguint el orde de los seus principals articles, i ademés se donarà una noticia de los preus corrents de Palma, Inca y Sineu. El únic desig de ser útils a los qui no entenen el castellà, fent-los veure les ventatges que mos duu la Constitució és lo que mos mou a la nostra empresa. Admetrem gustosos los escrits que se mos comuniquen cuyo fi sia la conservació de la justa i vertadera Llibertat. Fogirem tant de les màximes filles dc la arbitrarietat i despotisme com de l'exaltació i entusiasme imprudent qui mos poden acarrear tota espècie de mals.

No mos emplearem en escriure totes les coses del nostro cap, los periòdics més il·lustrats, i los millors llibres seran los nostres Mestres i això creim que bastarà perquè sia conegut el nostro total desprendiment de ambició i amor propi.

S'admetran les suscrípcions en la llibreria de Carbonell i tres sous per cada mes, i los exemplars sueltos se vendran a un sou cada un.»


El Semmanari Constitucional, representa, pues, el máximo acercamiento de los liberales al pueblo, a aquel pueblo que no se dejaba convencer y que gritaba siempre: ¡Vivan las cadenas! Está constituido, página tras página, por artículos de la Constitución traducidos y largamente comentados por unos diálogos entre imaginarios personajes populares que se convencen mutuamente de las bondades de la Constitución y la Libertad. Poco podemos decir del éxito de este semanario que, contradictoriamente, se alaba a veces del gran número de suscriptores y se queja, en ocasiones, de su poca venta. Triste es decirío para la causa liberal, pero es la verdad que leyéndolo hemos tenido la sensación y el recuerdo del Diari de Buja.

***

El impresor García empezó en 24 de marzo de 1820 un diario que feneció el 31 de! mismo mes. Se tituló Miscelánea Erudita Mallorquína. Salía por la mañana y costaba ocho reales vellón al mes. En su último número el editor manifiesta su deseo de cambiar el título por el de Correo de Mallorca. Constaba de cuatro páginas y se ensañó, bien injustamente por cierto, con el Redactor Constitucional de Guasp. Con él sumamos un fracaso más en los anales de nuestra prensa.

B. Rosselló Pòrcel.

El Día, 16 de Agosto de 1931.

Periodismo en Mallorca
Artículos periodísticos de B. Rosselló Pòrcel

línea

¿Qué quedará del peridismo?
El Semanario Económico
Diario de Mallorca
El Semanario Político
El Diario de Palma
Semanario Cristiano-Político
La Aurora Patriótica
La Antorcha
Diari de Buja
Redactor de Mallorca
Diario Político Mercantil
Diario Balear

línea

El Eco de Colom
El Atleta de la Libertad
Redactor Constitucional
El Revisor Semanal
El Correo Constitucional
El Semanario Politécnico
Sociedad Patriótica
1823 - 1836
Las metamorfosis de un diario
La Época
Romanticismo
Un prospecto
Quadrado

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar