Alta mar

Contacto

El fin de la 'Aurora Patriótica Mallorquina'. Centenario

fabian | 31 Desembre, 2013 17:44

En el tema de la prensa en Mallorca hoy voy a dar un pequeño salto motivado por la urgencia del día, así pues, dejo el Seminario económico, primer periódico isleño y me traslado a unos años más tarde. En 1808, levantado su castigo, sale Jovellanos de Mallorca hacia Asturias. En su camino, a la altura de Zaragoza, se encuentra con la guerra pues los franceses invaden la Península. Mallorca queda alejada del conflicto bélico, aunque éste se viva de manera especial. Se detiene a cuanto francés haya, como le sucedió a Aragó y se convierte en lugar de refugio. Llegaron obispos, muchos sacerdotes, y gente muy variada. En el año 1810 llegaron dos personajes que se convirtieron en singulares. Uno se llamaba Isidoro Antillón, procedente de Aragón, Miguel de los Santos Oliver dijo que su presencia en la isla obedecía a un plan: "No tengo datos ciertos ni aun indicios materiales en que apoyar la siguiente suposición, a saber: que Antillón no vino a Palma por casualidad, antes bien parece escogido con estudio y cautelosamente a fin de operar en Mallorca una transformación política y preparar al país a favor del sistema constitucional que debían establecer las Cortes".(Miguel de los Santos Oliver: "Mallorca durante la primera revolución (1808 a 1814)"). Antillón fue destinado a la Audiencia de Mallorca, donde, el 19 de junio de 1810 tomó posesión.

En ese mismo año, 1810, llegó también a Mallorca un valenciano llamado Miguel Domingo, librero e impresor, que se estableció en Palma.

Ambos, Antillón y Domingo, se reunieron con Guillermo Ignacio de Montis y en 1811 publicaron el periódico El Espíritu de los Mejores Diarios de la Corte, que, por no poder financiar, sólo salió un número.

Un año más tarde, el 15 de junio de 1812, salía de la imprenta de Miguel Domingo un nuevo periódico: "Aurora patriótica mallorquina que alcanzó 30 números en 1812 y 71 en 1813. El 30 de diciembre de 1813, ayer hizo 200 años, la "Aurora" hizo público su último número.

¿Qué fue "La Aurora"? Fue una revolución en la isla.

La sosegada vida mallorquina sufrió el 15 de junio de 1812 tan severa convulsión que hizo que, a partir de entonces, muchas cosas ya no fueran igual que hasta ese momento. Tal detonante se debió, en gran medida, a una persona a la que creemos que la Historia, por centrarse en otras figuras de mayor renombre, ha soslayado en mucha parte. Nos estamos refiriendo al editor, impresor y librero Miguel Domingo, a « ese despavilador de la republica literaria trasplantada a Mallorca ».

Hemos señalado una fecha concreta, porque fue en ese día cuando comenzó a publicarse, en la imprenta de Miguel Domingo, la Aurora Patriótica Mallorquina. Su aparición supuso, como queda apuntado, un significativo revulsivo entre las gentes de la capital balear (ciudad que ya de por sí reunía una serie de particulares circunstancias proclives al encrespamiento del clima político), porque si de algo podía presumir la Aurora era de no morderse la lengua en lo tocante a la defensa de los presupuestos liberales, en cuya vanguardia sin duda debemos encuadrarla. Y, si atendemos a las palabras del carmelita P. Traggia, aun podríamos adelantar a la antevíspera de la fecha fijada el inicio de las hostilidades con la facción conservadora, rancia o servil, asentada en Palma en muy franca mayoría :

« El 13 de junio de 1812 salió el prospecto de la Aurora Patriótica Mallorquina, y esto fue como tocar a arrebato, y levantar el pendón de la revolución religiosa ».

Felipe Rodríguez Morín: Miguel Domingo, editor de la Aurora Patriótica Mallorquina (1812-1813) en "El Argonauta español"

prensa

Fue la "Aurora" el nacimiento en la isla de la prensa política. Como respuesta y en su contra se levantaron varias publicaciones periódicas No voy a tratar hoy este tema que intentaré a su tiempo. Es el segundo centenario del fin de la "Aurora" y recojo estos párrafos:

V.- La doble muerte de la Aurora y de la Constitución

El 30 de diciembre de 1813, confesamos que sin saber muy bien por qué, dejó de publicarse la Aurora Patriótica Mallorquína, cuyo número último facilita la nómina, con nombres y apellidos, de los suscriptores. Miguel Oliver apunta como causa de su extinción el advenimiento de un clima político contrario a su línea editorial, y por eso habla de que la pública proclamación de la lista de abonados al periódico lo fue "a guisa de reto o nómina de persecución" Sin embargo, no creemos que las dificultades fueran tan adversas entonces, ni que las personas que sacaban adelante la publicación fueran gentes que se arredrasen ante un entorno hostil, ni por supuesto que a la altura de esa fecha pudiera nadie adivinar lo que habría de suceder después .

Sin embargo la Aurora no conoció un solo final, como acaece en la mayoría de las publicaciones periódicas, sino que hubo de probar la crudeza de un segundo desenlace, más duro aún que el primero. tras el retorno del rey a España Su gran enemigo, el Semanario Cristiano-Político (de 9 de junio de 1814, n° 99), se complace en recordárnoslo: "Otras hogueras se encendieron el dia siguiente 21 [de mayo] en varios parages públicos donde se quemaron varios periódicos, y otros papeles que con los nombres seductivos de Aurora, Antorcha. Diario mercantil, Imparcial &. &. habian publicado los enemigos del trono y del altar".

Este funesto colofón había sido de algún modo vaticinado por la propia Aurora más de un año antes, cuando protestando que ellos, sus miembros, al contrario de los políticos, que suelen esconder al público sus verdaderos sentimientos, hacían voto de que, por torcidas que se pusieran las cosas, habrían de mantenerse firmes en las reformas del Estado, entre las que, desde luego, se encontraba la abolición de la Suprema. En esa tesitura, tomada entonces a broma, manifestaban lo siguiente: "Si por esto nos queman, les prometemos avisarles anticipadamente con esquelas inpresas, para que asistan á la chamusquina-".

Por desgracia, el trabajo de cremación fue ejecutado de forma tan perfecta y exhaustiva que han sido bien escasas las colecciones de este periódico que lograron sobrevivir. Por si tal descalabro fuera poco, junto con la Aurora, la Constitución, eterna musa de aquella, padeció igual suerte desastrada [...]

Felipe Rodríguez Morín: Las dos Españas en su papel, en los albores del siglo XIX: la Aurora Patriótica Mallorquína (1812-1813) y el Semanario Cristiano-Político de Mallorca (1812-1814) (en "Hispania Nova. Revista de Historia Contemporánea", núm. 11 (2013)

prensa

Bien. Interesante La Aurora patriótica mallorquina se encuentra, pese a la quema de ejemplares, en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica y hay varios estudios sobre ella y lo que supuso.

¿Ocurrió algo más? No estoy seguro, pero creo que los suscriptores de la "Aurora" sufrieron burlas y desprecios.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar