Alta mar

Contacto

Guías turísticas de Mallorca hasta 1936

fabian | 30 Octubre, 2014 11:22

Al llarg del segle XIX i bona part del xx, fins acabada la segona Guerra Mundial, apareixen nombrosos viatgers, que per diferents motius recorren llocs més o menys llunyans, principalment els que es mantingueren marginats de la revolució industrial i que per tant conservaren uns paisatges i uns modes de vida primitius que acaparaven la seva curiositat. Molts d' ells donaren compte del seus viatges en forma de llibres i articles que divulgaren la coneixenca d' aquests espais, cosa que motiva nous viatges, fins al punt que els llocs receptors s'adonaren de l'interes econornic que suposaven aquestes visites, i a la demanda turística comencá a respondre una oferta de serveis.

Comienzo con esta cita recogida del artículo que Bartomeu Barceló i Pons publicó en el año 2000 en Treballs de la Societat Catalana de Geografia titulado Historia del turisme a Mallorca. Me resulta llamativo que los estudios sobre turismo no ponen su origen en temas como comunicaciones o infraestructuras hoteleras sino que tratan de un género literario: los libros de viajeros y esta idea me resulta emocionante, que la industria turística tuviera su origen en la literatura, en la "inútil literatura" añadiría, en la descripción de esos lugares extraños, lejanos, de costumbres curiosas y de paisajes soberbios. Y en verdad puede que fuera así, que la Mallorca literaria descrita por los viajeros del siglo XIX fuera el germen, el origen de la gran industria turística actual.

Primero fueron los viajeros, los visitantes, y ante su afluencia, será la sociedad visitada la que no sólo procure solucionar las problemáticas que esta afluencia origina sino que también procurará que tenga continuidad e incremento. El hecho es que la visita de numerosos viajeros modifica la sociedad visitada en todos los ámbitos, desde el abastecimiento, el alojamiento, el comercio, la producción, la sanidad, la educación, las costumbres, el llamado "folklore", las comunicaciones exteriores e internas... El impacto sobre la sociedad visitada es enorme y no siempre comprendida.

guiaCosta
Guía de José Costa Ferrer

Pero si el turismo tiene su origen en la literatura de los viajeros, pronto saldrá otro tipo de escritos que irá en otra dirección: desde los visitados a los visitantes, serán las guías turísticas escritas por los visitados, los lugareños y que intentan explicar a los visitantes lo que consideran valioso, digno de ser conocido.

Posiblemente el tema de las guías turísticas de Mallorca deba ser iniciado por los libros "Paronama óptico- histórico- artístico de las Islas Baleares" (1840) de Antonio Furió y el tomo dedicado a Mallorca de "Recuerdos y Bellezas de España" (1842) de Pablo Piferrer y Francisco Parcerisas, ampliado por José Mª Quadrado, aunque no creo que estos dos libros los estudiosos los clasificarían como "guías turísticas".

Los que sí se consideran como precedentes de las guías son "Le Cicerone français à Palma de Majorque" (1845) de Jaime Cabanellas y el "Manual del viajero en Palma de Mallorca" (1849) de Ramon Medel, siendo este útimo, el de Ramon Medel, el que se cita como precedente claro de las guías turísticas en las islas.

En los años 1866, 1867 y 1868 se publicaron unas "Guía de Forasteros en las Islas Baleares", que son una relación de oficinas oficiales con su dirección y horario de atención al público.

Hacia 1890, la imagen de Mallorca como centro de atracción turística se cree consolidada. En 1891 Pedro de Alcántara Peña publica la que se considera primera guía turística de las islas: "Guía manual de las Baleares". En 1892 J. B. Pons publica "Mallorca artística, arqueologica y monumental" que se traduciría al francés y que se reeditaría en años posteriores. En 1897 se edita "Pocket guide of Majorca" y en 1900. "Guia General de Baleares" de Miguel Capó y "Guide illustré des illes Baléares" de Juan B. Enseñat.

guiaEscalas
Guía de Jaime Escalas

En 1903, año en que se inaugura el Grand Hotel de Palma, Bartomeu Amengual publica el opúsculo "La Industria de los Forasteros", prologado por Juan Alcover y que recoge las ideas de Miguel de los Santos Oliver sobre la industria turística. Fue Enrique Alzamora, entonces presidente de la Cámara de Comercio, que en 1905 crea la Sociedad del Fomento de Turismo de Mallorca que asume como finalidad la promoción del conocimiento de los atractivos turísticos de Mallorca para facilitar y organizar la visita a la isla y que encaminaría sus primeros pasos a la publicidad de Mallorca.

En el mismo 1905, el Fomento de Turismo proyecta la edición de una guía de 16 páginas redactada por Juan B. Enseñat con portada en colores dibujada por Fausto Morell, impresa en Berna (Suiza), con una tirada de 20000 elemplares, en castellano y francés, y, en 1909 traducida al inglés. Edita el Fomento bastantes folletos perseguidos actualmente por los bibliófilos.

En 1909 José Tous, editor con librería en la Plaza de Cort, empresario del Teatro Lírico de Palma, financia varias películas sobre Mallorca y en 1911 el Fomento encarga a Cabot y Puig la realización de documentales cinematográficos sobre Mallorca.

En 1925 Frederic Chamberlain publica una guía dirigida al mercado inglés.

En 1927, con una tirada de 30000 ejemplares, se publica la guía de Antonio Mulet y Miguel Ribas de 32 páginas con acuarelas de Erwin Hubert.

En los años treinta anteriores a la Guerra Española se publican nuevas guías como las de J. Costa Ferrer o la de Jaime Escalas en numerosas ediciones y traducidas a varias lenguas. Hay también un anuario conocido como Anuario Soler titulado "Mallorca en la mano" que se publica en varias ocasiones desde 1923.

Joan Riera, periodista del Diario de Mallorca, en El tesoro del doctor Jaume Escalas (DM, 23/04/2014) escribe a propósito de esta guía:

Su guía fue traducida a 14 idiomas y se hicieron un centenar de ediciones. La de 1933 es la primera. Su afición por la fotografía nos ha legado monumentos y paisajes que podemos contrastar con los actuales. Los buques de la época llegando a Palma, las vistas del Moll de la Riba desde la terraza del Hotel Victoria, los interiores de Grand Hotel... Casals que ya no existen como el de Can Verí, el Terreno antes de que vendiera su alma a la especulación, Bellver libre del anillo de cemento que lo atenaza... Todo es captado por el ojo del doctor y fotógrafo.

Como escribe en el prólogo José María Salaverría: "Su fervor de erudito se ha complicado con su fervor de fotógrafo, y de esta manera la isla de Mallorca ha quedado presa en su poder por el doble juego de los datos históricos y de las imágenes gráficas". Por 18 euros puedo retener un libro cuyas páginas contienen un tesoro que se nos escabulle de entre las manos.

foto
Jaime Escalas Real. Sineu, Mallorca. Abril 1931-enero 1932

También en el Diario de Mallorca del año 2009, M. Cuart publica El archivo Escalas retrata en Sa Nostra la Mallorca cotidiana del siglo pasado. María Josep Mulet ha realizado estudios sobre el archivo fotográfico de los Escalas. Y, en Alta mar, se encuentran enlaces a varios archivos relacionados con estos doctores en Las fotografías de los doctores Escalas.

No conozco ningún estudio o artículo sobre este tema y las anotaciones de esta entrada las he recogido del artículo citado de Bartomeu Barceló i Pons del año 2000.

Patrimonio bibliográfico Mallorca 1933

fabian | 29 Octubre, 2014 12:14

En 1933 las imprentas mallorquinas ofrecen 29 publicaciones de carácter muy variado. Por su número, son las publicaciones didácticas de la Tipografía Porcel las más abundantes presentando siete impresiones o reimpresiones de libros dedicados a la enseñanza escolar.

Hay algunos libros que exponen investigaciones sobre la historia: "Antigues possessions d'Arta noticies de les mateixes i dels seus senyors en els segles XIII, XIV i XV" de Josep Ramis D'Ayreflor i Sureda; "Dietari del Dr. Fiol memories de Don Joaquim Fiol, de Mallorca...que comprenen de l'any 1782 fins en 1788 / Joaquim Fiol Estada; prólogo Antoni Pons"; "Confraries religioses en Mallorca : anys 1478 - 1484 : aplec de documents / Pere A. Sanxo Vicens"; "El conquistador y las dos cuevas del distrito de Arta / por Miguel Alcover, S.J.".

El tema religioso está presente con "Sor Francina Aina dels Dolors : (la tia Xiroia de Sencelles) / per B. Oliver"; "Constituciones de la Congregación de Misioneros de los SS.CC. de Jesús y de María"; "Ejercicios espirituales para comunidades religiosas : conforme la doctrina de San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús y Santa Teresita del Niño Jesús / por Fr. Martín de Jesús María"; "Santa Maria : ciclo cristiano / Isidoro Macabich Llobet ".

No sabría dónde clasificar "Recuerdo de las fiestas centenarias celebradas por las conferencias del Consejo Particular de Palma de Mallorca / Sociedad San Vicente de Paul".

De carácter literario hay dos: "Ha pasado una estrella_ : comedia en dos actos y en verso / Jose Mª Tous y Maroto" y "Miscelánea balear dedicada a D. Antonio Mª Alcover con motivo de la publicación del 'Diccionari catalá- valenciá- balear'".

Algunas conferencias de carácter científico o histórico: "Apuntaciones de viticultura y enología : recopilación de artículos publicados en el Boletín de la Estación Enológica de Felanitx : 1917 - 1919"; "Apuntes de orientación dermatológica / Antonio Alorda Servera"; "Oligarquía y caciquismo : nefasta inmunidad de los caciques : conferencia leída en el fomento del civismo en 9 de febrero de 1931 / por Jerónimo Massanet y Beltrán", además de un par de memorias anuales de algunas instituciones o asociaciones.

Un libro "extraño": "Normes biològiques d'estructuració social / J. Oliver Febrer : proleg de A. Pedro i Pons" y dos publicaciones turísticas que quizás sean las que han tenido mayor éxito, especialmente "Mallorca : guía ilustrada / J. Escalas ; prólogo de José Mª Salaverría" editada por las Galerías Costa, conocida como la "guía Escalas" que tuvo numerosas reediciones. El tema de las guías turísticas requeriría una entrada especial dentro del patrimonio bibliográfico de Mallorca. En estos años se da un salto cuantitativo de turistas. De 20168 alojamientos en hoteles en 1930, pasan a 40045 en 1935, así como los que vienen en cruceros marítimos pasan de 15991 a 50363. La Cámara de Comercio de Palma recoge anualmente´desde 1930 las estadísticas de viajeros y de capacidad hotelera.Se crean hoteles, urbanizaciones (Ciudad Jardín en 1920; Son Armadams en 1925; Cala d'Or en 1933; Can Picafort, Alcanada y Playa de Alcudia en 1934; Palma Nova en 1935); aparecen las primeras líneas aéreas con hidroaviones; se crean las primeras agencias de viajes que también organizan excursiones internas por la isla. El turismo afecta a la oferta en muchos sectores y, también, en la publicación ya de libros como de revistas o periódicos. (en 1935 se publica el semanario "Servicio de Turismo" con información práctica para los visitantes; el diario "El Día" introduce una página en inglés titulada "Daily Chronique"; aparecen dos semanarios en inglés: "Palma Post" y "Majorca Sun and Spanish News", uno en francés "Le Jeudí" y dos en alemán "Die Woche" y "Die Insel"). Las guías turísticas como la de Costa Ferrer o la de J. Escalas se reeditan y traducen a diversas lenguas. Pero todo esto requeriría un estudio más particularizado. Posiblemente, dentro de esta oleada de publicaciones relacionadas con este turismo estaría la publicación de los escritos de Jovellanos sobre la Lonja de Palma que se publica este año, pues una de las labores realizadas por el Fomento es la apertura de los monumentos a las visitas turísticas.

La segunda publicación que creo relacionada con el turismo es "Mallorca : paraíso de luz : [visiones de luz y paisajes de la isla del cielo azul] / Mateo Cladera Palmer ; portada de Mateo Oliver Capó ; dibujos de Bartolomé Bauzá y Rafael Mesquida" publicada en Sóller y que no tuvo tanto éxito como la guía de Escalas.

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Lugar Producción: Mallorca........Fecha: 1933

Patrimonio audiovisual (Turismo y cine en los años veinte)

fabian | 27 Octubre, 2014 17:52

Hoy se celebra el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, por lo que me he decidido, tras buscar y encontrar alguna información, a tratar algo de este tema tan desconocido por mí. En Mallorca hay un Archivo de la Imagen y Sonido en la Misericordia. No sé si ya tiene web propia ni si ya cuelga algún archivo en la Red.

El texto de hoy se inicia preparando el escrito para el Patrimonio Bibliográfico de Mallorca de 1933. En ese año se publica una Guía ilustrada de Mallorca y la publica "Galerías Costa". No es la primera guía publicada por esta Galería por lo que me he interesado por ella, encontrando en una web dedicada a tebeos (tebeosfera) la figura de Jose Costa Ferrer (Picarol), quien fue el creador de estas Galerías que publicó varias guías turísticas.

Guías turísticas, libros de viajes ...fueron resortes, invitaciones al viaje, acicates del turismo. ¿Y el cine?, ¿no se utilizó el cine para mostrar esta isla a potenciales turistas?

En la época del cine mudo, el de ficción, narraba sobre España historias de amores con bandidos, toreros. Pero también había otro cine no narrativo sino descriptivo, documental. Tal vez la figura inicial fue Segundo de Chomón, barcelonés, que filmó varios documentales sobre Barcelona, Burgos, Gerona - a la que llamó la Venecia española - y Toledo. Eran los años diez del siglo XX. Estos documentales dieron pie a la concepción de utilizar el cinematógrafo para mostrar las bellezas del país con finalidades turísticas.

Una de ellas era la isla de Mallorca donde precisamente habían surgido las primeras voces defensoras del turismo organizado como fuente de riqueza. Ese interés acabaría concretándose en la fundación de la Sociedad Fomento del Turismo tan pronto como en 1905. Sin embargo, pese a los tempranos intentos de sus naturales para convertir la isla en un destino turístico destacado, la afluencia de viajeros se sucedió con un ritmo muy lento durante las dos primeras décadas del siglo veinte. Como haciendo honor al apelativo de 'isla de la calma' con el que se venía definiendo su condición de lugar ideal para el descanso, entre sus escasos visitantes predominaban los jubilados ingleses, que en pequeñas colonias se iban asentando en la isla, dispuestos a disfrutar de la tranquilidad y el aislamiento que su ambiente les propiciaba.

Y fue precisamente en la tercera década del siglo cuando los intentos por acabar con ese particular ostracismo isleño se iniciaron desde diversos frentes. Los testimonios que nos han llegado describen cómo durante los años veinte Mallorca entró en una fase de lanzamiento como destino turístico que acabaría dando sus frutos y la convertiría en el lugar ideal para el nuevo tipo de turista emergente: el que apostaba por disfrutar del paisaje, evadirse de la cotidianeidad y disfrutar del viaje considerado en sí mismo. De algún modo, la modernidad y el desarrollo de los nuevos medios de locomoción -coches y aviones- habían conseguido convertir el turismo en un deporte. Atentos a este cambio en la menlalidad. tanto las autoridades como los particulares se esforzaron en facilitar el acceso a la isla, cuyo puerto vio multiplicada la actividad de entrada y salida de buques de pasajeros, y propiciaron la renovación y ampliación de la precaria red hotelera existente. Y en esa estrategia de captación de la 'mirada turística', las posibilidades del cine como instrumento de fascinación y seducción espectatorial fueron conscientemente aprovechadas.

Probablemente, en el marco del cine mudo español del período, la producción mallorquína es la que evidencia con mayor claridad esa vertiente instrumental de las películas concebidas como vía promocional de destinos turísticos. Las circunstancias, sin duda, fueron más que favorables, porque al interés de los particulares y las instituciones para propiciar estrategias de atracción de visitantes se sumó el momento álgido que vivía el cine balear, plasmado en una serie de sellos productores que surgieron en la década -Mare Nostrum. Balear Films o Edison Films, entre otros- capaces de poner en pie un buen número de películas oportunamente ambientadas en los escenarios naturales isleños de previsible impacto visual. Dos de las conservadas. Flor de espino (1925) de Jaime Ferrer y El secreto de la pedriza (1926) de Francisco Aguiló Torrandell son ilustrativas al respecto. Se trata, respectivamente, de un melodrama amoroso y de un drama de aventuras ligadas al contrabando. En ambas el paisaje y los hilos arquitectónicos mallorquines suponen un marco tan cuidadosamente filmado que por momentos ensombrece a los sujetos de la trama y adquiere el protagonismo del relato. Y todo porque, como atestiguan los testimonios conservados, aquellas películas se concibieron como reclamos y agentes de atracción turística para los futuros espectadores.

En cualquier caso, si hubo un filme representativo de esa tendencia a la instrumentalizacion de las imágenes animadas que se dio en la sociedad balear, ese es Mallorca (1927). un documental recuperado por el Arxiu del So i de la Imatge de les liles Balears cuyas características lo convierten en ejemplo modélico. Su impulsor. Josep María Verger Llinás, contó con respaldo institucional para llevar a cabo un proyecto cuyo objetivo, por lo que se desprende de las imágenes, era dar a conocer la isla desde un abanico de perspectivas oue incluía no sólo su variedad paisajística y monumental, sino también los modos de vida de sus naturales. Se trataba, por tanto, de un proyecto ambicioso para el que, además del apoyo de la Diputación Provincial, se dispuso de un operador de la casa Gaumonl y de la colaboración del músico Baltasar Samper, que compuso la suite Aires y Danzas de Mallorca a modo de banda sonora para ser interpretada durante las proyecciones. [...]

Antonia del Rey Reguillo: Filmando documentales para vender paraísos. "Mallorca" (1927) en Roderic (Universidad de Valencia)

Ahora tendría que poner aquí un vídeo de este documental "Mallorca" de 1927 que tiene el Archivo del Sonido y de la Imagen. ¡Ah, no tiene este archivo ni siquiera web, ni vídeos de Youtube, ni un álbum de imágenes en Internet, sino sólo un "anuncio" en la web del Consell de Mallorca! Bueno. Mallorca es así, la isla de la calma chicha. Tampoco esta historia del cine mallorquín nos la cuentan desde "aquí", sino desde "allí", pasados los mares. En fin... Día del patrimonio audiovisual desconocido.

***** ***** ***** ***** *****

Quien tiene boca se equivoca, como he hecho yo en el último párrafo. El Archivo de la Imagen y el Sonido no tiene web, creo, pero sí está en facebook. Ya en esta red, me entero de que tiene un álbum en flickr y un canal en youtube donde presenta algunos vídeos como éste.

Fragment de la pel·lícula El Secreto de la Pedriza (1925) dirigida per Francesc Aguiló per a Balear Films. En ell podem veure diversos aspectes del centre de Palma des del passeig del Born fins a la Plaça de Cort.

Lorenzo Miró tiene también un canal donde tiene, por ejemplo, la película completa Flor de Espino (1925) o Filmaciones antiguas de Mallorca "Estas filmaciones, son extractos de las peliculas mallorquinas "El Secreto de la Pedriza" (1925) de Francisco Aguilo y de "Flor de Espino" (1925) de Jaume Ferrer.Los escenarios no son otros que las fincas, residencias rurales y casas de la alta burguesía mallorquina".

En el Bolletí de la Societat Arqueològica Lul·liana: de 2013 hay un artículo titulado "Primers lligams entre cinema i turisme: el documental Mallorca (Josep Maria Verger, 1927)" escrito por M. Magdalena Rubí Sastre. Este número del BSAL aún no está on line. Busco la Ficha de la autora y tiene, además del artículo mencionado, "El fenomen cinematogràfic a Mallorca vist a través de Foch y Fum (1917-1936)" en Estudis balearics, Nº 100-101, 2010-2011, págs. 209-217 - no se digitaliza esta revista ¿por qué? - y la colaboración "El film "Jutrzenka. Un invierno en Mallorca" (Jaime Camino, 1969): un episodio del pasado como reflejo de una realidad presente", la cual sí está digitalizada.

Pido perdón por mi equivocación a los lectores y, especialmente, al Archivo de la Imagen y Sonido.

En peligro la pinacoteca de 'Sa Nostra'

fabian | 23 Octubre, 2014 15:45

El Círculo de Bellas Artes de Palma publica hoy en su inactivo blog La pinacoteca de "Sa Nostra" en peligro de enajenación que suena como alarma ante la posible desaparición del fondo artístico de la entidad que fue mallorquina.

"Entre las decisiones adoptadas por BNM [Banco Mare Nostrum] relativas al patrimonio de Sa Nostra se sabe que han contemplado las ventas de su sede central de la plaza San Franciscio, del centro cultural de la Calle Concepción, la emblemática finca Sa Canova y parece ser que existe la posibilidad de que también pueda verse enajenada su pinacotec".

La pinacoteca consta de un fondo de importantes obras pictóricas relacionadas con la isla: "Miró, Barceló, Tapies, Mompó, Bacon, Sicilia, Brioto, Gordillo o Hernandez Pijoan por lo que se refiere al arte contemporáneo. De igual forma su colección de arte moderno con obras de Ankerman, Junyer, Santiago Rusiñol, Meifren, Mir, Gelabert o Puget, ofrece una completísima muestra de su época"

Ante la posibilidad indica el Círculo de Bellas Artes - "de que la pinacoteca de Sa Nostra pueda verse dispersada y vendida al mejor postor proponemos que, dado que constituye el más importante y extenso legado que existe en las islas sobre artes plásticas, sus obras mas destacadas y significativas sean cedidas a los museos públicos de Baleares."

Desde Alta mar me sumo a la petición del Círculo de Bellas Artes.

Día de la Biblioteca 2014

fabian | 23 Octubre, 2014 13:27

Desde 1997 se celebra el 24 de Octubre como "Día de la Biblioteca". La biblioteca como lugar de encuentro del ciudadano con la cultura, espacios que deben ser cuidados y atendidos por la sociedad.

Para celebrar en Alta mar este día me gusta recoger algún texto relacionado con las bibliotecas y este año recojo un fragmento de un libro que es el soliloquio de una bibliotecaria ya mayor que trabaja en una sección de una biblioteca municipal. En la dedicatoria del libro, la autora dice que dedica este libro a "todos aquellos que siempre encontrarán más fácilmente un hueco en una biblioteca que en la sociedad". y recoge una cita de Didier Anzieu que señala que la lectura, junto con la amistad, "nos ayuda, en general, a elaborar el duelo por los límites de nuestra vida, los límites de la condición humana".

El libro: Signatura 400, de Sophie Divry es una delicia suave. La bibliotecaria, de la que no se indica el nombre, abre una mañana la biblioteca y se encuentra a un hombre durmiendo dentro. Todo el libro es el soliloquio de esta bibliotecaria que habla de su rutinaria vida en la biblioteca y de sus amores perdidos. El título "signatura 400" se refiere a la clasificación Dewey que rige la clasificación de los libros. La clasificación 400 era la de Lenguas, pero éstas emigraron a otras clasificaciones quedando la 400 vacía.

[...] No se quede ahí de pie, ahora le sirvo un café. Siempre me traigo un termo de café cuando llego pronto. Beba un poco, esto le va a reconfortar. Sé lo que le digo. Siéntese en esta silla y no me moleste más, que si no me estreso. Fíjese que hasta en las pequeñas bibliotecas de provincias como ésta se cometen errores garrafales de clasificación. Y eso me saca de mis casillas, es una muestra de su mediocridad. No solo dejan encerrados a los lectores distraídos en mi sótano, sino que encima se equivocan con las clasificaciones. Porque, en teoría, da igual que usted vaya a París, a Marsella, a Cahors, a Mazamet o a Dompierre sur Besbre, siempre debería encontrar el mismo libro en el mismo lugar. Por ejemplo, un clásico de la sociología: La división del trabajo social, de Émile Durkheim. Pues le corresponde la signatura 301. Al lado de El suicidio. Otro gran clásico, El suicidio, también de Durkheim. Ídem: signatura 301 DUR. Siempre funciona. Infalible. El tipo que inventó este sistema se llamaba Melvil Dewey. Es el padre de todos los bibliotecarios. Ya ve, un muchacho nacido en una familia pobre de Estados Unidos que a los veintiún años inventa la clasificación más famosa del mundo. Dewey es un poco como el Mendeléyev de los bibliotecarios. No ya en cuanto a la clasificación periódica de los elementos, sino respecto de la clasificación de los ámbitos de la cultura. Su genialidad fue dividir en diez temáticas principales, llamadas «clases», las disciplinas del conocimiento: 000 para las obras generales, 100 para la filosofía, 200 para las religiones, 300 para las ciencias sociales, 400 las lenguas, 500 las matemáticas, 600 la tecnología, 700 las bellas artes, 800 la literatura, 900 la historia, la geografía..., y todo aquello que no se haya, podido clasificar viene a parar aquí, al sótano. Sí, lo siento, siempre hago el café fuerte, es que así no me lo gorronean mis colegas. Dewey llamó a su sistema de ordenación «clasificación decimal de Dewey». Sin rodeos. De eso hace más de un siglo. Ya podía estar orgulloso: ordenó metódicamente el conjunto del conocimiento humano. Casi nada. Porque antes era de lo más caprichoso, déjeme que se lo diga. La clasificación por autores se quedaba corta, y resultaba que los libros se ordenaban según su formato o fecha de entrada. Cuando lo pienso, menudo desorden. Por eso estoy contenta de no haber vivido en aquella época. No habría soportado tanta anarquía. Y eso que mi sección de geografía parece una de esas clases para alumnos problemáticos. Me cuelan numismáticas, condecoraciones militares, genealogías, psicoanálisis, ocultismo... Un auténtico cajón de sastre. Esto me enoja bastante. Prefiero las clases con alumnos que se portan bien. Mire, por ejemplo, ahí a la derecha está la historia. Personalmente me gusta esa sección. Incluso diría que me gusta mucho, pero me han nombrado responsable de geografía y urbanismo, aquí, a la izquierda. Y permítame que le diga que entre la geografía y la historia, o sea, entre las signaturas 910 y 930, hay un auténtico abismo. Una línea simbólica infranqueable. En realidad, la historia ocupa todo el espacio. La clase 900 solo existe para ella. Oh, no tengo nada en su contra, me gusta mucho, pero de golpe solo me quedan las signaturas 900 y 910, las pobres, tan poquita cosa... No es mucho, pero mire cómo se las apaña Dewey incluso con tan pocos libros. Es tremendo. Signatura 910: Geografía general. 914: Geografía de Europa. Después de tres cifras viene un punto, lo que significa que cuanto más se afina la idea que se quiere expresar, más largo es el índice. ¿Me sigue? Oiga, tampoco hace falta que se acabe mi termo, hágame el favor. Aquí, 914.4: Geografía de Francia. 914.43: Île-de-France. Y sigue... 914.436 Geografía de París. Y podría continuar, nada se resiste a esta clasificación. Es infalible. Resumiendo, una signatura tiene de tres a seis cifras a las que se añaden las tres primeras letras del nombre del autor. El existencialismo es un humanismo:194 SAR. Si es capaz de recordarlo, no habrá pasado la noche aquí en vano. Saber orientarse en una biblioteca es dominar la cultura en su conjunto y, por tanto, el mundo. [...]

biblioteca
Biblioteca de Alfabia

Día de las bibliotecas, 24 de Octubre. Gracias que existen y gracias a cuantas personas las hacen posibles.

 (Segueix)

Tesis doctoral: Geografies del capitalisme balear

fabian | 22 Octubre, 2014 15:59

  • Título: Geografies del capitalisme balear: poder, metabolisme socioeconòmic i petjada ecològica d’una superpotència turística
  • Autor: Ivan Murray Mas
  • Departamento: Universitat de les Illes Balears. Departament de Ciències de la Terra
  • Fecha: 06-07-2012
  • Enlace: Tesis Doctorales en Red

Es presenta una recerca activista de geografia crítica sobre el capitalisme balear: el poder, el seu procés d’internacionalització, els fluxos de materials del seu metabolisme social i la seva petjada ecològica. En primer lloc, es vinculen l’economia ecològica i la geografia crítica, amb l’estudi de les mesures biofísiques, les lògiques espacials i els processos socials del capitalisme balear. En segon lloc, es pretén situar el turisme en un lloc central en la via d’acumulació capitalista, … [+]desxifrar la seva dinàmica sociopolítica, la geografia de la seva globalització neoliberal i els conflictes socials que genera, particularment la seva contribució a la crisi socioecològica global. En tercer lloc, s’ha pretès esbrinar l’evolució geohistòrica del capitalisme balear, amb l’anàlisi de les geometries del poder, una comptabilitat biofísica, les solucions geogràfiques del capital –deslocalitzacions productives i desplaçaments de les extraccions– i els conflictes socials associats.

 (Segueix)

Tesis doctoral: La construcció del projecte neoliberal de Palma

fabian | 21 Octubre, 2014 15:17

  • Título: L’espai urbà del capitalism. La construcció del projecte neoliberal de Palma
  • Autor: Sònia Vives Miró
  • Departamento: Universitat de les Illes Balears. Departament de Ciències de la Terra
  • Fecha: 04-03-2013
  • Enlace: Tesis Doctorales en Red

La ficha de TDR no incluye el usual resumen o presentación de esta Tesis, por lo que recojo un fragmento de su Introducción:

L' objectiu general de la tesi és d'explicar la transformació urbana que ha suposat el neoliberalisme a Palma. Per això. tenint en compte el punt de partida que ha proposat la Teoria Critica Urbana i la Geografia radical, s'han valorat quatre subobjectius.

En primer lloc, s'ha pretès entendre el capitalisme com un procés històric, tot contexnialitzant el període objecte d'estudi de la tesi (el neoliberalisme) dins d'aquest, i analitzar quin ha estat el paper de la ciutat dins la lògica d'acumulació durant aquest recorregut.

El segon objectiu ha estat el de descriure la cristal·lització urbana de Palma durant el capitalisme industrial i el capitalisme fordista. per tal de veure els antecedents al règim flexible d'acumulació en l'àmbit d'esmdi.

El tercer objectiu és el d'analitzar la construcció del projecte neoliberal de Palma. Aquest s'ha organitzat en tres parts. En primer lloc, fer un breu repàs a la construcció del neoliberalisme, des dels seus orígens en el pensament econòmic dels clàssics fins a la seva consolidació com a model hegemònic mundial. En segon lloc, repassar el model d'acumulació flexible de l'Estat espanyol i la via d'inserció de les Illes Balears. I en tercer lloc. per tal d'observar com s'ha desenvolupat el procés de neoliberalització de Palma, estudiar les polítiques urbanes que ha aplicat el govern local durant aquesta etapa: avaluar l'impacte de la financiarització sobre la ciutat: analitzar la producció de ciutat entre 1995 i 2007, sobretot del sòl urbanitzable, i la revalorització que ha comportat: identificar els principals propietaris i promotors del sòl urbanitzable, i explorar els mecanismes que han utilitzat aquests en la construcció del la oligarquia financeroimmobiliaria local; i finalment, elaborar una catorgrafia de la segregació sociourbana que ha suposat la lògica d’acumulació d’aquesta etapa del capitalisme a Palma.

El quart i darrer objectiu ha estat el de, una vegada entrada la crisi, veure quines han estat les estratègies implantades per fer-li front, i plantejar cap on poden conduir.

 (Segueix)

Tesis doctoral: Revista 'París - Baleares'

fabian | 21 Octubre, 2014 10:33

  • Título: París-Baleares, òrgan de difusió de l'Associació Les Cadets de Majorque (1954-1998)
  • Autor: Ana Laura García Monserrat
  • Departamento: Universitat de les Illes Balears. Departament de Ciències Històriques i Teoria de les Arts
  • Fecha: 03-09-2014
  • Enlace: Tesis Doctorales en Red

revista

A principis dels anys cinquanta del segle passat existia una important colònia de mallorquins residents a França, però molt dispersa geogràficament. Les noves onades migratòries des de l’Estat Espanyol i el ressorgiment d’un important moviment associacionista va dur a la creació de l’associació Cadets de Majorque, la qual crea la publicació París-Baleares(1954-1998), de caràcter mensual primer, bimestral després, amb l’objecte de facilitar les comunicacions entre els seus associats a França i a la vegada amb les seves famílies i amics a les Illes. Gràcies a l’estudi qualitatiu de la publicació al llarg de quaranta-quatre anys podrem conèixer millor com es va desenvolupar l’emigració balear a França, com entengueren el model associatiu, la seva mentalitat, però la seva decadència i posterior incorporació a l’associació de premsa forana.

La revista "Paris - Baleares" se halla digitalizada en la Biblioteca Digital de las Islas Baleares de la UIB.

De esta revista recogí el artículo Albert Camus en Palma.

 (Segueix)

La BNE y el Dominio Público

fabian | 20 Octubre, 2014 12:02

El día 14 de este mes de octubre la Biblioteca Nacional de España (BNE) ha colgado la siguiente noticia:

La Biblioteca Nacional de España difunde los autores que quedan libres de derechos

La Biblioteca Nacional de España (BNE) pone a disposición de los ciudadanos la información de aquellos autores españoles cuyos derechos, según la información que se encuentra en su base de datos y otras fuentes consultadas; y conforme a la Ley de Propiedad Intelectual, pasan al dominio público. El vencimiento de los derechos de autor implica que las obras de estos autores pueden ser editadas, digitalizadas o comunicadas públicamente por cualquier ciudadano o empresa, respetando los derechos morales y cualquier otro derecho recogido por la Ley de Propiedad Intelectual.

Blasco Ibáñez, Pérez Galdós, Gaudí, Julio Romero de Torres, Amadeo Vives, Santiago Rusiñol, Emilia Pardo Bazán son algunos de los nombres libres de derechos a los que el próximo año se sumará, por ejemplo, Ramón y Cajal.

La BNE quiere contribuir, de este modo, a la difusión de la cultura española y mostrar su voluntad de facilitar el acceso a la información, dentro de los márgenes previstos por la Ley. En esta línea, y gracias al apoyo de Telefónica, cada año se seleccionarán autores de especial interés para su digitalización y puesta a disposición libremente en la Biblioteca Digital Hispánica, el portal que da acceso a los fondos digitalizados de la institución.

Como muestra del espíritu de esta iniciativa, ya es posible encontrar en la Biblioteca Digital Hispánica el conjunto de obras que la BNE conserva escritas por Hildegart, fallecida en 1933.

Colaboración ciudadana

Las obras en dominio público son aquellas que están libres de los derechos de explotación, o patrimoniales, del autor conforme a la legislación vigente de Propiedad Intelectual. En el caso de España, los derechos de explotación que disfruta el autor en vida subsisten 70 años después de su muerte, y se computan desde el día 1º de enero del año siguiente al de la muerte o declaración de su fallecimiento. No obstante, se respeta el plazo de 80 años para los autores cuya muerte tuvo lugar estando vigente la anterior ley de 10 de enero de 1879, es decir, hasta el 7 de diciembre de 1987. Una vez transcurrido el citado plazo, las obras pasan definitivamente a dominio público.

La relación de autores en dominio público que se ofrece a continuación comprende aquellos autores españoles, con obras en la BNE, que fallecieron en 1933 y años anteriores, hasta 1920. El propósito de la Biblioteca es ampliar esta lista hasta los autores fallecidos en el periodo 1900-1919, para completar el siglo XX.

Listado de autores en dominio publico (1920-1933) (pdf)

La BNE quiere animar a cualquiera que esté interesado a colaborar en esta labor de puesta a disposición del patrimonio común. Su intención es elaborar una Lista abierta y colaborativa.

Las personas que quieran colaborar pueden facilitar a la Biblioteca:

  • Autores españoles con obras en el catálogo de la Biblioteca Nacional de España, fallecidos entre 1920 y 1933, que no consten en este listado.
  • La corrección de posibles errores en la lista existente.
  • La fuente de la que obtiene dicha información.

Pueden dirigirse a: bib@bne.es

Noticias BNE

Esta es la información dada. He puesto en negrita lo principal: "cada año se seleccionarán autores de especial interés para su digitalización y puesta a disposición libremente en la Biblioteca Digital Hispánica" y ponen una "lista abierta y colaborativa".

Esta lista tiene 69 páginas de nombres. Entre ellos se encuentran: Antoni Mª Alcover 1862-1932 (Obras en Catálogo; Obras digitalizadas); Alcover, Joan 1854-1926 (Obras en Catálogo; Obras digitalizadas); Antich e Izaguirre, Francisco 1872-1930 (Obras en Catálogo); Benejam, Juan 1846-1922 (Obras en Catálogo; Obras digitalizadas); Camps i Mercadal, Francesc 1852-1929 (Obras en Catálogo); Costa i Llobera, Miquel 1854-1922 (Obras en Catálogo); Estelrich, Juan Luis 1856-1923 (Obras en Catálogo); Ferrà, Bartomeu 1843-1925 (Obras en Catálogo); [Gaudí, Antoni 1852-1926 (Obras en Catálogo)]; Maura Montaner, Bartolomé 1844-1926 (Obras en Catálogo); Maura Montaner, Francisco 1857-1931 (Obras en Catálogo); Maura y Montaner, Antonio 1853-1925 (Obras en Catálogo; Obras digitalizadas); Pons i Fàbregues, Benet 1853-1922 (Obras en Catálogo); Rusiñol, Santiago 1861-1931 (Obras en Catálogo); Weyler, Valeriano 1838-1930 (Obras en Catálogo).

Posiblemente me haya saltado nombres de autores relacionados con Mallorca. (Está Amadeo Vives, autor de la música de "La Balanguera", pero no lo he añadido). Noto a faltar a Miguel de los Santos Oliver,

Bien, pues aquí está la invitación a participar en esta lista de autores en Dominio Público. Ya veremos qué sale de todo esto.

Artículos sobre Mallorca de Joan Domenge Mesquida

fabian | 16 Octubre, 2014 15:18

Internet nos ofrece actualmente posibilidades hasta ahora inéditas de localizar información. Encuentro en un número especial - Núm. Esp. (II): VI Jornadas complutenses de Arte Medieval. Palacio y génesis del estado moderno en los reinos hispanos del año 2013 de la revista Anales de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid el artículo Arquitectura palatina del reino de Mallorca. Símbolos de poder para una efímera dinastía de Joan Domenge Mesquida.

Resumen

Entre 1276 y 1343 Mallorca, el Rosellón y Montpellier constituyeron una Corona independíenle de la aragonesa. A pesar de las tensiones derivadas de esta partición territorial, la nueva dinastía logró impulsar un programa constructivo -y artístico en general- de gran alcance, que se intensifica a partir del 1300. La estabilidad política y económica, el dinamismo comercial y ta implantación de una severa ñscalidad permitieron a los reyes de Mallorca, y en especial a Jaime II. crear una red de residencias, entre las que destacan los castillos de Perpiñán y Palma de Mallorca (la Almudaina. Bellver). Además de satisfacer las necesidades prácticas de una corte itinerante, con estos palacios se manifestaba simbólicamente el poder del nuevo reino. Los espacios de culto y representación, la originalidad tipológica del castillo de Bellver o el riguroso y calculado ceremonial que se regula en las Leges Palatinae manifiestan la voluntad de la vulnerable y dispersa Corona de crear, con todos los medios al alcance, una imagen de poder y prestigio. Si las ambiciones políticas de la Corona de Aragón acabaron triunfando, las promociones artísticas mallorquínas iban a pervivir como elocuentes testimonios de una dinastía efímera que procuró, con afán, crear los escenarios de su realeza en los que manifestarse con toda su dignidad.

Acudo a Dialnet con el fin de conocer la obra de Joan Domenge i Mesquida. Relacionada con Mallorca tiene la siguiente:

Dialnet es una gran fuente de información para conocer la obra de los investigadores actuales.

Algunos de estos artículos de Joan Domenge ya aparecieron en Alta mar. Así, Las imágenes de la Lonja de Jovellanos se basa en el primer artículo de la relación y en Exposición en el Hospital General de Palma enlazo con el segundo artículo.

Juan Reinés y Ferrer: 'Destrucción de Pollentia' (1863)

fabian | 15 Octubre, 2014 17:35

El título completo de este libro de 260 páginas es "Destruccion de Pollentia, antigua capital de Mallorca, y sitio que tuvo durante la dominacion romana". Su autor fue el médico Juan Reinés y Ferrer, quien escribió también "La perla de Alcudia ó sea el asedio de esta ciudad por los comuneros en 1521 y 1522 : novela histórica seguida de la historia compendiada de Alcudia" (1854) .

Lo he encontrado en la Europeana que me ha remitido a la Bavarian State Library desde donde a través de pdf download es posible bajarlo aunque, por ser sus páginas fotografías, tarda un buen rato.

destruccion

Es una narración. El autor dice:

Prólogo

Se ha escrito mucho y divagado mas sobre la famosa Pollentia primera capital de Mallorca, sobre el sitio que ocupó y sobre la causa de su destrucción. Su estudio es tan pesado como monótono; por esta razón hemos procurado hacer mas amena y entretenida su lectura plantando algunas glorietas de flores en el árido terreno histórico.

Creemos que en la narración hemos seguido estrictamente el precepto de ficta voluptatis causa sunt proxima veris; esto es, que la hemos dado tan verosímil como puede serlo; y creemos también que poco se aparta de la verdad histórica. En efecto: de todo se desprende, que la antigua Pollentia fue destruida, y que de ningún modo cambió voluntariamente de sitio.

Un pueblo que por su voluntad cambiase de sitio, llevaríase consigo sus caudales, sus alhajas y sus dioses penates: todo el mundo no puede menos de estar conforme con este aserto. No obstante, en los campos inmediatos á Alcudia y en los de Sta. Ana. á mas de los muchos ídolos de bronce, hánsc hallado también alhajas y una asombrosa cantidad de monedas de oro, plata y cobre. De aqui se infiere que, si los moradores de nuestra antigua capital, de motu propio cambiaron de sitio, lo hicieron abandonando sus dioses penates, sus alhajas y sus caudales. Empero, la razón se subleva enérgica contra semejante suposición. Bajo este supuesto, la única consecuencia posible de estos antecedeutes, es que fue destruida por feroces y desapiadados enemigos.

No es de presumir tampoco que atendido el carácter y genio guerrero de los Romanos, éstos cedieran su ciudad, haciendas, libertad y vida sin empeñar antes una lid la mas desesperada y sangrienta. ¿Quién no la empeñaría en casos análogos?

Los discursos que ponemos en boca de algunos personages, á fuerza de ser propios de las críticas circunstancias en que se encontraron los pollentines, no pueden dejar de tener algo de verídico en el fondo.

Si los nombres de éstos no son todos históricos, la culpa no es nuestra.

Los que han escrito sobre las causas de la destrucción de Pollentia, las atribuyen al furor de los vándalos contra los romanos. Nosotros, pero, á aquellos y á la ambición desmedida de un traidor hijo de Pollentia: con lo cual conceptuamos que, poco ó nada padece la verdad histórica.

¡Qué lejos hay que buscar para encontrar los libros sobre Mallorca!

Diego Zaforteza Musoles: 'Ciutat' (1932) (ebook)

fabian | 14 Octubre, 2014 17:31

He subido a Scribd en pdf y a la Biblioteca de Alta mar, en epub dentro de un rar, la conferencia titulada "Ciutat" que Diego Zaforteza Musoles pronunció en 1932 a un grupo de jóvenes palmesanos.

Ciutat

En 1932 el historiador Diego Zaforteza Musoles pronunció esta conferencia sobre la ciudad de Palma. Años más tarde, entre 1953 y 1960 publicaría los cuatro primeros tomos de su gran obra La ciudad de Mallorca. Ensayo histórico - toponímico y dejó preparado el quinto y último tomo que no se publicó hasta 1988. Esta obra recoge la historia de Palma desde que se fundó hasta comienzos del siglo XX; en ella va repasando la historia de cada calle y plaza de la ciudad amurallada, recogiendo la historia de sus nombres y de los principales caserones señoriales que en ella hubieren, así como de los singulares acontecimientos que en ellas hubieran ocurrido.

La conferencia Ciutat es como una pequeña muestra de ese gran libro. Nos habla de los cinco recintos amurallados que, en esa primera mitad del siglo XX, se creía que había tenido Palma a lo largo de su historia y que en 1882 Pedro de Alcántara Peña había expuesto en el libro "Antiguos recintos fortificados de la Ciudad de Palma". Habla después de algunas curiosidades como de las industrias de fabricación de jabón o de las fuentes y baños esparcidos por la ciudad y termina tratando sobre la toponimia de las calles y explicitando las de unas pocas.

Es - no hay que olvidarlo – una conferencia divulgativa dedicada a jóvenes palmesanos que se supone conocen la ciudad antigua. Hoy nos resulta algo más difícil reconocer los nombres ya desaparecidos de algunas calles por lo que es conveniente apoyarse en algún plano antiguo de la ciudad o en algún callejero como el del Ayuntamiento de Palma que conserva los nombres antiguos de las calles y plazas.

Sobre el tema de los recintos de Palma conviene conocer el estudio realizado por Juan Tous Meliá: La evolución urbana de Palma, una visión iconográfica, no sólo por el texto sino también por los planos que sobre los primeros recintos presenta.

Algunas entradas en Alta mar he realizado sobre Diego Zaforteza y su obra: Patrimonio bibliográfico Mallorca 1932; Diego Zaforteza Musoles (1884 - 1962) y 'La ciudad de Mallorca'; Del nombre de la calle del Socorro y Diego Zaforteza Musoles y el primer recinto de Palma.

Me alegra poder ir ampliando la Biblioteca de esta bitácora.

 (Segueix)

Diego Zaforteza Musoles y el primer recinto de Palma

fabian | 13 Octubre, 2014 18:43

Fotografié las páginas de la conferencia de Diego Zaforteza Musoles titulada "Ciutat" y ya he empexado a escanear las fotografías transformando las imágenes de los textos en texto copiable. Como me suele ocurrir, necesito ir a la biblioteca otra vez pues siempre hay alguna fotografía borrosa, incompleta, con alguna sombra, por lo que se hace preciso completar o asegurar el texto escaneado.

En todo momento al leerla, conviene recordar que es una conferencia y no un artículo, una conferencia dada a unos jóvenes y no a historiadores conocedores del tema. La conferencia está muy bien estructurada, sus partes son claramente discernibles. Así, tras una presentación, habla del conocimiento de la ciudad como una pasión:

"Permitidme, pues, que os hable de uno de mis amores, ya que al hacerlo con cariño, lo haré con ilusión y ambos suplirán mi falta de elocuencia; permitidme que os hable de Palma, la ciudad querida; pero no de esta Palma de hoy que va perdiendo su personalidad al ataviarse con el desvaido atalaje del cosmopolitismo, de ésta, no, de aquella 'Ciutat de Mallorques' de nuestros abuelos, de la 'Medina Mayurka' de los hijos de Mahoma, de la ciudad fantástica, cuya mole ingente, al conjuro de una voluntad y una imaginación puestas al servicio del deseo, voy levantando en mi laboratorio, donde, por retortas y matraces tengo rimeros de libros y pergaminos hacinados y por elixires, notas añejas, citas pretéritas, acaecimientos de un ayer más o menos lejano..."

"Permitidme que os hable de esta ciudad, que se asentó junto a las ondas azules del mar latino, bajo un cielo a toda luz, en una campiña matizada de motivos orientales, la que fué Reina, y de la que, ¡da pena el decirlo!, no queda más que el recuerdo, su solar maltrecho, y algún que otro girón de tan bello lienzo..."

Tras esta declaración pasa a hablar de los recintos, es decir, de las murallas, de las que entiende que hubo cinco: romano, vándalo, árabe primero, Medina y renacentista. No utiliza estas palabras, sino primer recinto, segundo recinto, etc.

La conferencia es de 1932. Posteriormente se ha tratado este tema. Recogí algunos enlaces en Enlaces a los planos de Palma como al estudio de Juan Tous Meliá: La evolución urbana de Palma, una visión iconográfica, que ya es un estudio universitario. Este estudio se inicia con la información sobre los cinco recintos que en 1882 Pedro de Alcántara Peña expuso en el libro "Antiguos recintos fortificados de la Ciudad de Palma". Juan Tous Meliá considera que el tercer recinto, el de la "ciudad vieja", "urbs vetus", apoyándose en los estudios realizados por Magdalena Riera en su tesis doctoral "Evolució Urbana i Topografia de Madîna Mayûrqa", publicada en 1993, y en "Raíces de Palma" (2000) de Carlos García-Delgado, no existió realmente.

Así pues, Diego Zaforteza Musoles explica en 1932 los cinco recintos indicados por Pedro de Alcántara Peña, al cual cita como fuente de su conferencia. Recojo la parte dedicada al primer recinto, al que se le llamó "La Zuda":

plano
Plano de Antoni Verger (1596) . Murallas renacentistas

Es frecuente atribuir la fundación de una ciudad a origen mitológico, a la intervención de un dios. Para los antiguos fué este asunto importante.

La ciudad, como forma de organización social, siguió a la tribu, como ésta siguió a la familia. Los progresos de la  agricultura unieron varían tribus y nació la ciudad. Otras veces el aglutinante fué la fuerza, ya para la defensa, ya por la hegemonía de la tribu mas fuerte, que, violentamente se asociació a las demás.

Su origen es remotísimo, impreciso, en innumerables casos indeterminable, ya que la ciudad no nace repentinamente; su formación es lenta, reposada, respondiendo al concurso, a la concurrencia, de circunstancias económicas o políticas.

Tampoco es difícil hallar que se ignora la fecha de su fundación, ocurre las más de las veces, en la inmensa mayoría de los casos, y se suele recurrir, como a madero salvador, a la gastada frase de que su origen se pierde en la noche de los tiempos para encubrir el desconocimiento o la ignorancia.

¿Cuándo se fundó nuestra ciudad?

Siguiendo a Floro, en su epítome III, 8, los Baleares con sus piraterías infestaban el Mediterráneo, entorpeciendo y perjudicando el comercio romano, cuando allá para el año 123 antes de Jesucristo, Roma decidió mandar al Cónsul Quinto Cecilio Mételo con su poderosa escuadra, y tras no pocos esfuerzos se apoderó de estas islas, fundando Palma y Pollensa.(2) Este hecho le valió el nombre de Baleárico.

(2) Alcover.- "Los mozárabes baleares"

Ya sabemos, pues, alrededor de que fecha fué fundada y por quién.

Se asentó sobre un otero en el fondo de la bahía, y en su origen, más que población fué fortaleza, como lo demuestra lo exiguo de su perímetro, bastante menor que la manzana que forman el antiguo palacio de los Reyes de Mallorca y sus accesorios, ya que las tapias de esta fortaleza se perciben todavía a través de edificaciones adicionales.{3)

(3) En la descripción del desarrollo de la ciudad, seguimos a Peña en «Antiguos recintos fortificados de la Ciudad de Palma» y «Sant Crstofol de la Bossaria»; a Estada en «La Ciudad de Palma», y a Weyler en «Historia orgánica de las fuerzas militares de Mallorca.»

De gruesos muros, afectaba esta fortaleza la forma rectangular, flanqueada por cuatro torres cuadradas, con un aditamento, también rectangular, adosado a su lado norte.

Lo» dos torreones rneridionales se observan todavía, enmarcando la galería gótica del palacio, que dá al mar; el oriental se nota en el ángulo del patio del castillo, junto a la actual escalera principal, y el noroccidental, a penas sobresale de las edificaciones que lo rodean.

En cuanto al aditamento rectangular que parece ser la más antigua de las construcciones, fue la base de la elevada torre del Angel, que tantas modificaciones ha experimentado, hasta perder casi toda su elevación. Tal vez este aditamento fuera la primera defensa construida.

Su situación sobre un alto cabo batido por las olas y a la entrada del puerto natural que, atendiendo a la formación del subsuelo de Palma, y acusado por la falta de armonia entre los declives opuestos parece existió, cubriendo el terreno comprendido entre la iglesia de San Juan, la calle de San Cayetano, la entrada de la San Jaime y siguiendo hasta el Grand Hotel, para formar el fondo del puerto hacia la Rambla, donde desembocaba el torrente, derivaba luego hacia oriente ocupando el terreno donde se levanta el teatro, que por el desnivel formaba un escarpado hasta la calle de Berga. A continuación formaba dos senos, uno hacia la calle de Sanatacilia y Danús y el otro hacia la de Veri, separados por una punta que se hallaba cerca de San Nicolás. Este segundo seno, a la altura de la plazuela del Rosario, casi en ángulo recto, torcía a poniente paralelo a la calle de las Miñonas, cerca de cuya desaparecida iglesia formaba un cabo, y la línea de costa seguía a buscar el acantilado sobre el que se elevaba la fortificación, cubriendo las aguas lo que fué cuartel de caballería y las fortificaciones hasta el Baluarte del Príncipe.

De esto desprendemos, que a lo primero a que debió atender el cónsul romano, debió ser a afianzar su conquista y defender el puerto contra ingerencias extranjeras, y al aumentar el movimiento de éste por el acrecentamiento de la población, debió aumentarse el poder de la fortaleza, construyéndose la flanqueada por los cuatro torreones.

La primera población debió estar constituida por agricultores y pescadores, y tal vez marinos. Los primeros debían habitar junto a la fortaleza, en cuyos alrededores levantarían sus habitaciones, como lugar más próximo a los campos que cultivaban; los segundos, y en su caso, también los terceros, al pié del acantilado sobre la orilla formada por los detritus desprendidos del mismo, esto es, más cerca del mar, que era su elemento, y dada la forma que hemos deducido tenía el puerto, debió formarse ese núcleo bajo de población hacia la plaza del Rosario.

El núcleo urbano que se formó junto al castillo debió adquirir cierta importancia y hallarse, necesitado de defensa, ya que se le encerró en un muro que seguía el perímetro del actual castillo con sus dependencias, y debió formar el primer recinto de la ciudad. Del torreón sudoriental partía el muro hasta la esquina del palacio junto a la actual escalera que baja a la muralla, donde había una torre; de ahí, una serie de cortinas y torres, de las que todavía subsisten tres, terminaban en la esquina de la calle de la Seo con otro torreón, que fué demolido a fines del siglo XVII o principios del XVIII. Desde esta torre torcía el recinto hacia poniente para terminar en otra torre que estuvo situada al pié de las escaleras de la Catedral, desde donde el murallón y las torres intermedias corrían en dirección al Sur, para terminar sobre el lado de poniente de la vieja fortificación.

Este nuevo recinto, estaba flanqueado por once torres, cuatro principales y siete intermedias, y tuvo cuatro puerta» y probablemente dos portillos.

La puerta principal es la más cercana al Mirador; otra existe todavía frente la puerta principal de la Seo, y la tercera, hoy tapiada estuvo en el ángulo de la Sala de Armas. Al norte se abría la otra. Los dos portillos uno se hallaba en la parte Sur, y tal vez fuera la porta del Castell Reyal que ix al mar, de que habla el libro de Dadas del que fué Archivo del Real Patrimonio correspondiente a 1414. El portillo del oeste es presumible, si bien desconocido, pues, el relleno llevado a cabo al pié del muro para formar, en épocas posteriores, lo que se llamó el Prat del Rey debió cubrirlo.

Este fué sin duda el primer asiento de la ciudad romana, como lo asevera el hallazgo junto a la puerta principal de dos lápidas sepulcrales, conociendo la costumbre romana de enterrar a uno y otro lado del camino que conduce a la ciudad, empezando junto al muro de la misma. Estas dos lápidas, aunque de épocas distintas, cuya antigüedad se data a principios de la era cristiana, dicen asi:


D. M.
AVFID. PRISCAE.
VIX. ANN. XX.
MENS.º III
CAECILIA. CI.
IA. MATER.

la una, y la otra

D. M.
SARAVCIONIS
VIXIT. ANNIS.
XXXVIII. CELERI.
NA. SIBI. ET CONTV.
BIRNALII. FECIT.

que traducidas al romance, equivalen a:

A los dioses manes de Aufidia Prisca que vivió 20 años y 3 meses, su madre Cecilia Cila— la una, y la otra— A los dioses manes de Saraucio que vivió 38 afios. Celerina lo levantó para sí y los suyos.

El segundo recinto, siguiendo a Diego Zaforteza Musoles, sería construído en el siglo V. ("En 395 se produce la escisión del Imperio Romano, Palma queda sumida en un letargo o, al menos, es muy poca la información que se tiene de la ciudad. Se sabe que los vándalos conquistaron las islas Baleares en el 459, que la cristianización se produjo poco después, ya que en el 484 los obispos de las Baleares asisten al sínodo de Cartago. Hay indicios de que en 534 Bizancio incorpora las islas a su imperio".
"La Palma romana permanece sumergida y guarda celosamente sus secretos. Los restos arqueológicos localizados indican que estuvo habitada hasta el siglo VI. No existe información sobre los siglos VII a IX. Las futuras prospecciones arqueológicas permitirán desentrañar los numerosos enigmas históricos".). He recogido los dos párrafos de este paréntesis del estudio de Juan Tous Meliá.

Del nombre de la calle del Socorro

fabian | 09 Octubre, 2014 20:49

Es frecuente en Palma y en muchas ciudades que una iglesia y la calle o plaza donde está tengan el mismo nombre. Así en Palma, la iglesia de Santa Eulalia da nombre a la plaza, las de San Miguel, San Nicolás, San Jaime y otras dan nombres a las calles donde están sus portales.

La calle del Socorro posiblemente no sea una excepción a esta costumbre. Casi paralela a las avenidas, es decir a las murallas que se derribaron a comienzos del siglo XX, transcurre entre las antuguas puertas de la ciudad de San Antonio y el Temple, cercano a la Puerta del Campo.

Leo la conferencia que Diego Zaforteza Musoles dio "en la Federación de Estudiantes Católicos el día 3 de marzo de 1932, en la velada organizada por los estudiantes de Comercio" titulada "Ciutat". En ella trata el tema de las diferentes murallas que Palma tuvo a lo largo del tiempo, tema complejo y difícil de seguir si no va acompañado de imágenes. Al tratar la muralla renacentista de Fratin dice:

En términos generales podemos decir que esta cerca estaba formada por cortinas corridas de baluarte a baluarte. Estos eran, el de San Pedro o Santa Cruz, que toma el nombre del próximo templo, o de la capilla del gremio de pescadores; el de Moranta, del huerto vecino, por primera vez comprendido en el recinto amurallado; el del Sitjar, del barrio donde se asentaba, llamado así, por ser frecuentes en él las sitges, los silos, para almacenar granos; el de Jesús, que debió tomar el nombre del próximo convento de Franciscanos; el de Santa Margarita, del convento de Agustinas, hoy Hospital Militar; el de Zanoguera, del Virey de este apellido; el de San Antonio de Padua, de la iglesia de esta advocación cercana a él; el del Socorrador, del establecimiento para sacrificar y socarrar cerdos, que dio también nombre a la actual calle del Socorro; el de San Jerónimo, de la iglesia de este nombre; el del Príncipe, llamado asi, en memoria del Principe de Asturias que reinó después con el nombre de Felipe II.[...]

Bueno, pues ahora ya tengo dudas sobre si el nombre de la calle está relacionado con el de la iglesia que en ella se encuentra o si es una deformación de "socarrar".

Socorro
Calle e iglesia del Socorro en el plano Garau

En el tomo V de "La Ciudad de Mallorca" en la voz "Socorro, calle del" indica "Toma el nombre del convento e iglesia de Nuestra Señora del Socorro, de religiosos agustinos que hay en ella.". En la misma página se encuentra "Socorrador, calle del" y cuenta lo siguiente:

Se llamó así la calle del Socorro, desde la de Ballester a la plaza de la Puerta de San Antonio.

La manzana pegada a la muralla que forma esta calle, conocida por es Presidi vell, porque las bóvedas de la muralla comprendida en este trozo sirvieron de cárcel, se utilizó durante muchísimo tiempo para los dos socorradors propiedad del Ayuntamiento, en los que se sacrificaban y desollaban, o socorraven las reses de cerda para el consumo de la ciudad. [...]

Los textos de Diego Zaforteza Musoles son sumamente interesantes para quienes gustan de conocer la ciudad y su historia.

La Casa de la Misericordia de Palma

fabian | 08 Octubre, 2014 17:31

El Consell de Mallorca ha editado un folleto sobre La Misericordia. Lo presentaron el pasado 25 de septiembre y en la web pusieron la noticia: El Consell de Mallorca anima els ciutadans a conèixer la història de la Misericòrdia a través de visites guiades i l'edició d'un fulletó en quatre llengües. Pusieron la noticia pero no el folleto, ¡qué lástima!

Misericordia
Folleto.

Está muy bien. Comienza con "Un poco de historia"; en "La vida en la Casa de la Misericordia" cuentan un poco cómo vivían en ella tras la Guerra Civil gracias a un reglamento del centro de 1946; "Visitando el edificio" trata la Capilla, edificio multiusos, el Archivo del Sonido y de la Imagen, la Biblioteca de Cultura Artesana, la Biblioteca Lluis Alemany, el Jardín Botánico y el amplio y frondoso ficus. En "Esculturas de los jardines" ofrece información de cada una de ellas y acaba con "Para saber más", bibliografía sobre el ediicio, su construcción, del cementerio del Camp Roig, del jardín y de las esculturas. En la contraportada hay información de los teléfonos y horarios de las bibliotecas y del archivo, así como una propuesta para visitar el edificio con cita previa.

Está muy bien, textos interesantes y cortos, fotografías, buena presentación.

Estos folletos realizados por las instituciones tienen el problema de que se acaban y ya no puedes disponer de la información que proporcionan. Es una lástima que no conciban que su web puede tener un espacio de biblioteca donde guardarlos y exponerlos, máxime hoy día en que ya se confeccionan digitalmente.

Bueno, yo lo he fotografiado y como he podido lo he puesto en un pdf y lo he subido a la Red. Está en Scribd donde voy guardando distintos tipos de documentos como el Tríptico de Quatre Campanes que editó el Ayuntamiento, o el de Sa Petrolera en es Portixol (El Molinar - Palma) o el del Consulado del Mar y Lonja de Palma; el del Corredor Verde del Parque de Ses Vies y otros varios. Los que guardo en papel se me pierden.

1 2 3 ... 204 205 206  Següent»
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar