Alta mar

Contacto

Incoación archivo de las Jerónimas de Palma

fabian | 22 Setembre, 2014 11:14

Dos monjitas quedaban en el antiguo y enorme convento de las jerónimas de Palma. Su edad avanzada motivó que se trasladaran a otro convento de Inca, así que recogieron lo que creyeron más importante y se fueron al nuevo convento. Entre lo que recogieron había unos papeles antiguos sobre las propiedades y la historia del antiquísimo convento palmesano. Seguro que ellas seguirían guardando esos papeles de su orden religiosa.

¡Ah, pero allí está la Administración que había declarado BIC el convento palmesano y que ahora les reclama que esos papeles antiguos vuelvan a un convento abandonado! ¿Quién guardará ese archivo si allí ya no hay nadie?

Incoación de la modificación del expediente de declaración como Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, a favor del Monasterio de Santa Isabel de Hungría. Inclusión del archivo

BOIB Núm. 126
Fecha publicación: 18 / Septiembre / 2014

jeronimas

 (Segueix)

De librerías 2013

fabian | 18 Setembre, 2014 19:22

El 90 % de los municipios españoles carece de librerías, éstas se concentran en las grandes ciudades. Parece clara esta frase anterior, mas no lo es puesto que la dificultad radica en definir qué es una librería. En muchos pueblos de Mallorca (y en Palma también) las papelerías también venden libros y se autodefinen como Papelería - Librería, El Mapa de Librerías 2013 dedica varias páginas a definir qué es una librería y llega a la conclusión que en España había en 2012, 5556 librerías, habiéndose producido un descenso del 21,5 % en relación al 2008 en que se contaban 7074.

Este estudio no tiene en cuenta la comercialización del libro electrónico ni las ventas de libros en papel realizadas por correo por empresas que no tienen una venta directa al público en un local destinado a ello. Así por tanto, la incidencia que en Francia y otros países se ha denominado "el problema Amazon" no se tiene en cuenta.

En el 2012, el número de librerías por cada 100000 habitantes es de 11,8 y en el 2008 era de 13,3.

Este estudio realizado por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros, sólo considera el conjunto de las islas, siendo las islas Baleares un único elemento de anotación sin indicar los datos de cada isla.

En Baleares hubo en el año 2012, 84 librerías, un 7,3 librerías por cada 100000 habitantes (1119439), siendo la media española del 9,2 librerías por cada 100000 habitantes. Por debajo de Baleares están Andalucía (7,1), Castilla - La Mancha (6,6) y Melilla (6,2). Las regiones con más librerías por habitantes son La Rioja (16,1), Galicia (15,1) y Asturias (15,9). En el Mediterráneo, Cataluña tiene 7,9; el Reino de Valencia (7,4) y Murcia (9,0).

Este extenso estudio (83 páginas) va acompañado del Directorio de Librerías 2013 en que se nombran las librerías y se dan datos sobre ellas, pero está en orden alfabético y me resultaría difícil localizar las de Baleares.

librerias

Hay muchas cuestiones que me planteo en relación a estos informes:

  • ¿Hay algún informe más detallado sobre las islas? El Gremi de llibreters de Mallorca ¿tiene los datos más detallados?. En su web no encuentro nada.
  • ¿Cómo circula la información sobre el libro en Mallorca? ¿Qué webs mallorquinas se hacen eco de estos informes enlazándolos? ¿Qué canales informativos hay en la isla sobre la temática libro? Hoy he visto una especie de catálogo anual del libro editado en Mallorca. Lo publica el Consell de Mallorca, pero, me han dicho, sólo en papel. ¿Por qué no está en digital y al alcance de los ciudadanos? Todo es como muy secreto, muy de capillita.

Exploración del Observatorio de la Lectura y el Libro

fabian | 17 Setembre, 2014 12:36

El escribir unas líneas cada día posible hace que se tenga que buscar información que, en un medio tan libre como una bitácora, permite incluso descripciones elementales o iniciáticas a otras más enriquecidas cuando ya se ha explorado y conocido el objeto informativo buscado.

Como estoy tratando en estos días el tema "libro" en una acepción amplia que abarca editoriales, librerías, bibliotecas, etc, me conviene explorar y llegar a conocer webs o portales dedicado a esta temática., y un portal que puede ser interesante es el llamado Observatorio de la Lectura y el Libro que presenta el Ministerio de Cultura de España.

En su página de Presentación dice:

El Observatorio de la Lectura y el Libro es un organismo adscrito al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través de la Dirección General del Política e Industrias Culturales y del Libro, que nace con el propósito de analizar permanentemente la situación del libro, la lectura y las bibliotecas en su conjunto.

[...] Ofrecemos de manera destacada una selección de las informaciones más interesante sobre el libro, la lectura, las bibliotecas y las letras que van apareciendo, ya sea en forma de jornadas, informes, premios o noticias en general.

Y siguen en esta página de Presentación bastantes noticias relacionadas con el libro como premios a encuadernaciones artísticas, a librería, una exposición de "Tebeos" o que mañana, día 18 de septiembre, una plataforma llamada OverDrive organiza el primer Día de lectura digital y así otras noticias entre las que me llama la atención un congreso del libro electrónico.

Hay bastantes páginas reunidas en torno a Panorámica de la Edición Española que muestra datos definitivos del año 2012 y provisionales del 2013. En "Distribución geográfica de la edición" observo que las Baleares editó en el 2013 862 publicaciones y que la edición en los cinco años del 2009 al 2013 ha sido: 808 - 749 - 645 - 842 - 862, lo cual indica que el momento más bajo en esta crisis fue en el 2011.

El apartado "Estudios e Informes" recoge temas como la traducción, el cómic, el libro electrónico, campañas de animación a la lectura, el libro de bolsillo, bibliotecas de instituciones penitenciarias, libros infantiles y juveniles o, el informe más reciente, de abril de 2014: "El sector del libro en España 2012 - 2014"

Otros apartados son "Congresos y jornadas", "Recursos Web" donde hay un largo listado de blogs y revistas de distintas procedencias, pero ninguna desde Mallorca. El apartado "Centro de documentación del Libro, la Lectura y las Letras" da lugar a un portal completo que requiere tiempo recorrerlo.

Mención especial requiere el Boletín del Observatorio de la lectura y el libro, una publicación en pdf "de periodicidad bimestral destinada a ofrecer información de interés sobre el libro, la lectura, las letras, las bibliotecas y materias afines". El Boletín publicado en febrero del 2014 tiene 77 páginas con muchísimas informaciones.

He realizado una exploración muy rápida de un portal muy amplio. He visto muchas actividades organizadas en torno al libro en muchas regiones españolas, mas no he visto ninguna realizada desde estas islas. Hay revistas sobre libros de Cataliña, Valencia, Castillas, País Vasco, Asturias, Galicia, Las Canarias, etc., pero ninguna sobre los libros de estas islas. Resulta un poco triste.

De información sobre las bibliotecas de Palma

fabian | 15 Setembre, 2014 17:57

Había pensado hablar un poco sobre las bibliotecas en Palma, el mundillo de los libros, etc., pensaba también recoger artículos sobre todas estas temáticas sospechando que no hay ningún libro que trate sobre las bibliotecas de la ciudad y que apenas se trata salvo por acontecimientos algo ajenos al mismo.

Si busco en Internet qué bibliotecas hay en Palma me encuentro que la respuesta me la ofrecen webs como los callejeros. No hay una web destinada a proporcionar información sobre bibliotecas, librerías, libros, lectura, hemerotecas, etc. de Palma. Las bibliotecas dependen de diversos organismos y el Consell de Mallorca ofrece información sobre "sus" bibliotecas, el Ayuntamiento sobre las "suyas" y así otras organizaciones.

Esta división se traduce en anécdotas simples: en mi bolsillo llevo tres carnets de bibliotecas ya que cada biblioteca utiliza carnets diferentes.

biblioteca
Biblioteca Municipal de Cort

Dos hechos son, en mi parecer, importantes. El primero es el préstamo de algunos objetos. En los años cincuenta - sesenta no se daba este préstamo que posibilita que puedas llevarte un libro a casa. El segundo es la posibilidad de acceder al catálogo. Un tercer hecho aún no siempre posible sería conocer las Novedades recientes que la biblioteca ha adquirido. El siguiente paso sería la Biblioteca Virtual sin restricciones en cuanto al Dominio Público. Pero todo esto parece aún lejano.

Hay otro tema muy importante pero que ya no depende sólo de las bibliotecas. Es la orientación lectora, tema complejo y hoy día prácticamente ausente.

En Callejero.net encuentro una larga lista de las bibliotecas de la ciudad. Cuento 55 bibliotecas. Las presenta en un listado pelado sin ninguna información adicional más que su dirección. Así, de la primera indica: "Biblbioteca del Centre Balear d'Informació i documentació per a la Joventut Biblbioteca del Centre Balear d'Informació i documentació per a la Joventut / Calle Joan Lluís Estelrich, 7-9, 07003 Palma España" Temo que este listado no esté actualizado pues, por ejemplo, aparece la biblioteca del Casal Solleric ("Biblioteca Casal Solleric Biblioteca Casal Solleric / Paseo de Born, 27, 07012 Palma, España"). No indica que estaba especializada en arte. Se cerró hace meses y sus libros pasaron a otras bibliotecas.

Dos deducciones: que no hay nadie que oficialmente dé una información global o conjunta y que conviene añadir información sobre el tipo de biblioteca, si es general o especializada, ya por la materia o por el tipo de usuarios (infantiles, escolares, biblioteca para médicos, de arte, etc.). En algunos casos, además de la dirección, proporciona una dirección de correo electrónico, pero no enlace a la web de la biblioteca.

He indicado que un paso importante en la relación biblioteca - usuarios es que podamos acceder a los catálogos, y esto se ha logrado. Por una parte está el Catálogo de la Biblioteca Pública y, por otra parte, el Catálogo de otras bibliotecas (CABIB). Son dos grandes catálogos que permiten saber en qué biblioteca puede hallarse un libro determinado. Son muy útiles.

biblioteca
Jesús García Marín trabajando en el fondo antiguo de la Casa de Cultura (Foto: Juan Luis Coll)

La otra línea de información, importante en mi parecer, entre biblioteca y usuario son las Novedades, es decir, sobre las adquisiciones recientes que la biblioteca ha hecho. Y aquí sí hay un cierto naufragio. Es verdad que las bibliotecas suelen mostrar estas novedades en un lugar a propósito, igual que desde la propia biblioteca puede consultarse el catálogo, pero de lo que se trata es poder acudir a la biblioteca (que no a todos nos coge de paso) sabiendo qué queremos y no sólo "a ver qué hay".
Sobre el temas de información de las Novedades, la Biblioteca Pública tenía en su web un pdf mensual o trimestral en que las indicaba. La crisis acabó con ese boletín y actualmente no ofrece esos listados, y sólo muestra el acceso a una casilla que por falta de información no se sabe qué poner pues no hay información sobre qué elegir.
Un apartado interesante de esta web es Dossier en que recoge las noticias de prensa relacionadas con la biblioteca.

web Biblioteca Pública de Palma.

La web del Consell de Mallorca siempre me resulta algo extraña, extravagante. Para acceder a la lista de sus bibliotecas hay que realizar un pequeño rodeo ya que se encuentra en el apartado "Biblioteca Virtual": es decir, hay que realizar el siguiente recorrido: Cultura > Bibliotecas > Biblioteca Virtual > Directorio de bibliotecas.

La biblioteca del Consell de Mallorca que tiene web propia es la de Cultura Artesana que sólo está en una lengua y que utiliza el traductor de Google para mostrarse en Castellano. Tiene en su amplio menú la opción de Últimas adquisiciones con una buena información sobre cada libro, o sea, con orientación lectora válida. Otros apartados interesantes son La BCA recomienda y las Guías de Lectura "sobre los autores y obras que leemos en nuestro club de lectura". Sos formas de ayudar al usuario a que elija la lectura que más le interese. Y son formas más factibles en la web que no en otros medios.

Otras bibliotecas del Consell de Mallorca en Palma, como la Lluis Alemany, la del Archivo del Sonido y de la Imagen o la del Monasterio de La Real no tienen webs sino sólo una breve página informativa estándard.

Biblioteca de Cultura Artesana (La Misericordia)

biblioteca
Biblioteca Lluis Alemany en La Misericordia (2º piso)

En la web del Ayuntamiento de Palma, buscando en Cultura, se puede encontrar el enlace a Bibliopalma, la red de 20 bibliotecas municipales de la ciudad. Cada una de estas bibliotecas tiene una ficha informativa , que no web, que es la general de BiblioPalma.

En el apartado Novedades se abren enlaces a las de cada una de estas 20 bibliotecas, que se muestran en un pdf con lista de autores y títulos.

55 bibliotecas indicaba el callejero de Palma. Aquí sólo puedo hablar de unas pocas pues la mayoría no las conozco. Pero sería interesante que fueran ellas mismas las que se presentaran e indicaran sus características, a qué tipos de usuarios van dedicadas, qué contenidos especiales tienen.... Yo echo en falta una web isleña dedicada a todo el tema del libro en Mallorca : autores, editoriales, librerías, bibliotecas, etc. Hay quizá una gran desinformación o quizá una atomización informativa o, tal vez, un puzle informativo, puzle que en castellano se llama "rompecabezas" informativo.

Un aplauso merecen los Catálogos on line. Han sido un gran acierto. Aplausos merecen también las actividades normales de las bibliotecas: siempre me he sentido bien en ellas, están bastante cuidadas - fallo del aire acondicionado en la Biblioteca Pública -; el personal es muy bueno, atienden con prontitud y profesionalidad. Además de su labor cotidiana realizan exposiciones, actividades lectoras, etc.

La información es un tema básico en cualquier organización. La web ha modificado las posibilidades de información a los usuarios de una biblioteca y a los ciudadanos en general; ha modificado esas posibilidades ampliándolas notoriamente. De muchos libros recientes, a través de la Red, se puede acceder no sólo al esquema de la fichas bibliográfica, sino también a la síntesis y a opiniones sobre él. La orientación lectora se hace posible. Algunas bibliotecas realizan exposiciones de los fondos que tienen sobre un tema determinado. La Biblioteca Pública presenta las obras de que dispone de o sobre Julio Cortázar en conmemoración del centenario de su nacimiento. La Biblioteca de Cort expone los libros y materiales que tratan sobre la Catedral de Palma. No es infrecuente que la Biblioteca Lluis Alemany realice alguna exposición sobre los materiales que guarda, pero en ocasiones, de ello sólo queda un anuncio y no una información.

Las webs invitan y favorecen la información. ¿Por qué las bibliotecas no tienen un vídeo sobre sus instalaciones? ¿Por qué no muestran sus novedades con alguna orientación lectora? ¿Por qué teniendo tantas Culturas oficiales no hay una web general sobre el libro en Mallorca? La información sobre bibliotecas, editoriales, librerías, autores, presentaciones de libros, etc. está atomizada - en caso de haberla -. Se presenta un libro y no se graba un vídeo, una pequeña noticia en un periódico que queda aislado, sin enlaces.

Es buena idea la del Dossier de laa web de la Biblioteca Pública, como pueden ser muy positivas las presentaciones temáticas de los fondos de las bibliotecas, de las poderosas como la Biblioteca March, como de las aún no citadas, la Diocesana, la Militar, la del Parlament ...

Se me ha ocurrido intentar recoger algunos artículos de prensa y estudios que traten sobre las bibliotecas.

biblioteca
Interior de la Biblioteca Provincial (ahora municipal Ramon Llull - institutos -)

Bartomeu Bestard, Cronista de la Ciudad de Palma publica un artículo quincenal en el Diario de Mallorca. Algunas veces ha hablado de los bibliotecas:

  • J. L. Estelrich: La Real y Episcopal Biblioteca (Biblioteca Diocesana) en Páginas Mallorquinas, (págs. 26 y ss) (1912)

También hay algunos estudios sobre las bibliotecas:

Con todo, creo que hay una gran falta de información y de estudios sobre las bibliotecas mallorquinas y sobre todo el mundo del libro, editoriales, librerías, autores, libros principales, etc.

Juan Llabrés Bernal: Viejos libros

fabian | 10 Setembre, 2014 17:23

Quizás sea una manía este interés por recoger textos temáticos; en estas entradas sobre libros y bibliotecas. Es una temática que, en mi opinión, no está suficientemente perfilado, analizado. Las palabras sobre ellos se pierden en vacuedades, lugares comunes. Desde antiguo la humanidad guardó los textos escritos como una forma de guardar la memoria de sí misma. Bibliotecas antiguas del mundo. La quema de textos o la destrucción de bibliotecas se consideraron actos de barbarie y se lamentan la pérdida de documentos. El libro tiene algo de sagrado, los guardamos indefinidamente y muchas veces no sabemos qué hacer con ellos.

Hace décadas, en Palma, se montaban algunos tenderetes callejeros donde se intercambiaban novelitas del oeste o de amor. El cliente llevaba una novela y, por poco dinero, podía cambiarla por otra. Eran tiempos de pobreza y había que aprovechar lo poco que había. Hubo también unos libros llamados "pulga" de pequeño tamaño. Llegaron después los llamados "libros de bolsillo", de precios asequibles de Austral o de Alianza editorial, usuales hoy, de tapa blanda.

El tema ha cambiado hoy. Tengo una biblioteca digital de más de ocho mil títulos en un ordenador. En papel no cabrían en casa y no sé si hundirían el edificio. Estamos viviendo una forma naciente y dubitativa sobre el libro y las bibliotecas y, también, sobre la lectura.

Recoger artículos. Concluyo hoy esta corta serie de cuatro artículos que Juan Llabrés Bernal (1900 - 1975) publicó en la prensa y recogió en 1929 en el librito "Libros nuevos y libros viejos : impresiones publicadas en la prensa".

Viejos libros

Se ha celebrado el «Día del Libro». Esa fiesta que, con mejores auspicios, con mayor idealidad, que resultados prácticos, tiene lugar anualmente en favor del libro, del libro moderno, al parecer, del volumen que encierra la sabiduría y la belleza de nuestros contemporáneos. Esa fiesta que pasa quizá con menos esplendor que el que ofrecen al transeúnte los grandes escaparates de las librerías, llenos de la alegría multicolor que irradia de las cubiertas de los volúmenes recién salidos de las prensas.

Y si eso lo ocurre al libro moderno, al libro de hoy ¿quién se acordará de los viejos tomos de pergamino amarillento con que imprimían en otros tiempos los agustinos y los Jerónimos? ¿Aquellos libros con dedicatorias desvanecidas, con fechas borradas, con rúbrica de gente ignorada en la vida y en la muerte?

En la marcha rauda del tiempo se van relegando cada vez más a las afirmaciones de unos pocos, no ya los viejos códices manuscritos, sino los opúsculos de vítela transparente, los ricos elzevires, los diminutos florilegios en que los troveros religiosos de España exaltaron en tiernos villancicos la gloria de la Virgen y del Niño. Nadie hojea ya los gruesos tomos de iniciales historiadas, de símbolos que exornan los frontispicios de pálidas tintas.

[Nota: Los Elzevir o Elzeviro son una famila holandesa de editores que duró 132 años y gozó de gran prestigio durante el siglo XVII. Sus libros fueron famosos por su pequeño formato, su precio económico y su objetivo de entretener. Fueron en la época el génesis de lo que hoy conocemos por libro de bolsillo. Wikipedia ]

Esos bellos libros de suntuosas láminas, de cubiertas que han adquirido ya la patina triste del tiempo, entre cuyas hojas alguien olvidó una carta o una flor, saben hacer sentir, resucitar lo que hay en nosotros de nostálgico.

Los viejos libros que no se leen, que la generalidad creen enigmáticos han dejado de serlo. Mas todo es claro en ellos. Los que los han escrito han escondido en sus relatos la parte honda e inaccesible en que disimulaban lo que hay de clandestino en cada alma y que es invariablemente lo que le comunica la aptitud del ensueño y la fuerza de la poesía. La muerte, al borrarlos, les ha quitado el velo del misterio, y lo que no dicen es lo que han querido decir, no a nosotros, sino a esa persona única, a ese único motivo que fué para ellos la imagen dei infinito y la imagen de su soledad. Las almas son extrañas a las demás almas como si se manifestaran en un idioma desconocido. Sus angustias, sus alegrías, sus esperanzas, se han transformado en mitos, en emblemas, en episodios fantásticos, cuyo secreto dominaba algún alma contemporánea. ¿Sabemos quién era la mujer de «Corazón simple» de Flaubert? ¿No habrá sido esa heroína de idealidad y de gracia ingenua un homenaje de silenciosa devoción? ¿No son tal vez, los libros cartas públicas con un destinatario ignoto?

Acostumbramos a buscar la intimidad del novelista y del poeta en sus cartas. Mas, los novelistas, los poetas, en muy raras oportunidades confiesan lo que pasa por su espíritu y generalmente se muestran en esos documentos en su inferioridad humana y hasta nos producen desconsuelo cuando los leemos. Deseamos encontrar en esas agendas privadas de la timidez, la turbación dolorosa. la sinceridad, y sólo encontramos lo cotidiano, lo efímero, lo que no debió sobrepasar el olvido. Es allí donde han disimulado algo; es allí donde se han confesado ante la posteridad, en la cual no pensaban.

¿Quién no ha intentado, como yo intenté, con el corazón dispuesto al enternecido ablandamiento, averiguar el enigma de Doña Dulcinea y seguir a través de la imaginaria ensoñada del Caballero de la Triste Figura, sus amores quiméricos en que renace posiblemente el fresco recuerdo de aquella mujer que amó al poeta? Y si don Miguel de Cervantes Saavedra hubiese consagrado la historia incomparable en un tortuoso acróstico, leeriamos en lugar del nombre injustamente inmortal del duque de Béjar, el breve y armonioso de Ana Franca, que le compensó con su piedad amorosa, con su gentileza insigne en su mazmorra de Argel, su itinerario trágico de mendigo, el desdén opaco de los que se complacían en ignorarlo en las tertulias de los graves académicos de capelo y de título. Los maestros de literatura afirman que las mujeres se interesan, más que en los libros, en la vida de los autores. Con ello nos revelan su inteligencia sensible y límpida. La vida es lo grande que puede haber en el autor y sus libros llegan, de edad en edad, si se ha reflejado en sus capítulos.

¿A quién, en tal caso, fueron destinados los episodios dolientes y heroicos de los «Trabajos de Persiles y Sigismunda», que se suceden, en su monotonía infatigable, como cartas de enamorados? ¿Quién no ha intentado penetrar en las vidas que fueron?

No busquemos las cartas en las cartas. Busquémoslas en las páginas en que se desenvuelve la fantasía libre de los poetas y de los escritores, y en ellos estamos seguros de dar con el recinto cerrado cuyo acceso se nos oculta. Esas son las únicas cartas que llegan a su destino.

Lo que hay en nosotros de nostálgico resucita y se aviva en presencia de las nostalgias adormidas en los libros viejos. ¿Os acordáis de aquellos versos en que Alonso de Aragón define el ideal humilde de la felicidad?

Vieja leña que quemar,
Vino viejo que beber
Viejo amigo a quien hablar.
Viejo libro que leer.

(De «La Almudaina»)

Juan Llabrés Bernal: La invasió del paper imprés

fabian | 09 Setembre, 2014 17:28

El libro de papel tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En principio es un objeto comercial, lo cual deja una marca no del todo positiva ya que yo compro tal ejemplar y otra persona también. Una vez leídos, los dos ejemplares quedan en las estanterías domésticas por tiempo indefinido ocupando espacio, llenándose de polvo cual objetos inútiles. Si al menos el ejemplar que hemos comprado no fuera el mismo, podríamos intercambiarlo y que al menos sirvieran dos veces y no sólo una. El libro comprado es un dispendio no de dinero sino de papel, celulosa, tinta, espacio ocupado y peso. El libro no está hecho para que lo lea una sola persona; un ejemplar puede ser leído por varias personas y pasar por distintas manos. Al menos eso es lo que ocurría en los monasterios: los libros eran comunales y podían acceder a ellos toda la comunidad religiosa. El comercio burgués dio al libro una dimensión individualista que malgasta el papel y, especialmente, el espacio ocupado.

Las bibliotecas, afortunadamente, tienen un enfoque comunitario-social y, en el mundo papel, son concebibles bibliotecas de comunidades más reducidas, como colegios, personas agrupadas por una afición común, vecinos, etc. Yo no sé si esto sería posible en el mundo digital donde hay muchas probabilidades de quedar etiquetado como "pirata".

Pero mejor dejar estas elucubraciones y acceder al tercero de los cuatro artículos que Juan Llabrés Bernal agrupó en el librito "Libros nuevos y libros viejos : impresiones publicadas en la prensa" de 1929.

LlabresLibros

La invasió del paper imprés

Els llibres, les revistes, els periòdics, els impresos tots en el maremàgnum desordenat dc llur multiplicació actual, menacen d'apoderar-se de gran part de l'espai dc la crosta terrestre destinada a la mansió i delectança de l'home.

El llibre, temptativa humana que cerca la immortalitat, ho va omplint tot, envaïnt-ho tot. Algú l'ha comparat als morts que omplen cementeris i més cementeris, insuficients ja per rebre el gran nombre de gents que, abandonant la superfície de la terra, van a podrir-se en el seu interior.

I mentre el paper imprès ens inunda en totes les seves formes, la tinta d'impremta corre caudalosament sobre les planes blanques, per anar a ressecar-se en els depòsits curulls de les Biblioteques públiques, en els munts confusos i sòrdids dels magatzems de llibres vells o en les estanteries particulars on omplen espais en benefici del bon efecte de la sala.

Tres milions de volums, descontant els manuscrits, diuen que estogen h's immenses sales subterrànies de la Biblioteca del Museu Britànic. La mitat d'aquost nombre conté la de New-York, que porta el nom de «Pública» i es coneixen per desenes les que a les grans ciutats dels Estats Units posseeixen més de dos cents mil volums. Entra diàriament una quantitat tal de publicacions dc tota mena al Museu Britànic que fa difícil pensar com poden els Directors trobar lloc per col·locar a l'abast del lector tanta prova del pensament humà. La col·lecció d'un sol diari, com es la de «The Times», ocupa el lloc que seria necessari a moltes cases, i cada jorn d' aquella venerabre dels diaris que, amb paciència benedictina, va col·leccionant sistemàticament l'exèrcit de bibliotecaris i ajudants d'aquella venerable institució. Ja s'ha hagut de treure fora de Londres - diu B. Lanin Caw- totes les col·leccions de diaris de data anterior al 1860. Sans dubte, dins pocs temps cercaràn refugí en el camp els clàssics grecs i llatins, lloc el més apropiat per meditar amb Plató, per llegir les Geòrgiques o per delectar-nos de nou en les belleses de les Metamorfosis.

I arribarà el dia en què ja no hi haurà lloc ni a les ciutats ni al camp per guardar tot l'imprès que les generacions futures s'afanyaràn a posar en circulació.

Els boscs americans, els de Suècia i Noruega, aquells pins un dels quals Heine prengué una nit per fer-ne a l'Etna un tió i escriure després sobre la volta constel·lada el nom de la seva amada, donen el tresor de llurs fibres amb paciència i longanimitat perquè els homes gravin en negre sobre blanc les seves angoixes, els seus anhels, les seves alegries, les seves esperances, l'amor de què han estat víctimes, l'odi que els consumeix, algunes veritats trobades en la seva peregrinació per la terra, i moltes nicieses i ineptituds millors per ésser callades que per donar-les a la publicitat. Quants de llibres hi haurà a les Biblioteques arreu del món als que encara no ha separat les fulles el talla-papers? Quants n'hi haurà llegits solament pel seu autor abans d'ésser portats a aquells estatges de la sabiduria, que han permanescut intactes anys i més anys, tal volta més d'uu segle, sense que un lector curiós els hagi dirigit una mirada compassiva?

La saviesa i la bellesa de la paraula de tots temps s'aglomeren a les Biblioteques vessants, i ja no són avui els vells llibres, les Bíblies antigues d'Hol·landa, ni els pomposos missals de Roma, ni els devocionaris de fosca pell, entre els quals una violeta deixa el seu rastre de rovell, ni són tampoc els opuscles de vitel·la transparent, ni els vetusts volums sortits de les prempses clàssiques quo foren el joiell dc les biblioteques seculars i són avui la il·lusió dels bibliòfils que els acaricien avars i trèmols. No són aquests els llibres de què volem parlar: són els llibres moderns, dc llampants portades, de tipus esmerats, llençats al mercat per les grans empreses editorials, els follets, les novel·les, les revistes, setmanaris i publicacions diàries.

Ens marejaria de fullejar les estadístiques del moviment bibliogràfic mundial, si fos possible que es redactassin completes, i causa horror pensar solament en el nombre de novel·les que es publiquen al present, en aquesta invasora febre descriptiva i narrativa, anàlisi del viure quotidià, de les que solament una o dues cada lustre i per cada nació, s'aixequen sobre la mitjania de la producció corrent. Sabut és que d'aquestes en surten centenars de milers d'exemplars que arriben a totes les mans, que en petit nombre es queden a les biblioteques públiques, mentre la majoria desapareix sense saber-se on va... Els Estats Units quant a producció de la novel·la han batut el record.

Sabut és també que els diaris, llegits i no llegits, tornen a les fàbriques de paper i serveixen per fer-ne un nou producte de distinta qualitat. Ningú sent escrúpol de llençar o destruir un diari; però creim amb B. Lanin que ningú a sang freda s'atreviria a destruir un llibre.

No hi ha llibre, per dolent que sigui, que no porti entre les seves planes quelcom digne de guardar-se. I quan el llibre no conté cap substància immortal, la crítica moderna el troba interessant, com a testimoni de la vida mental d'un individuo, com el símptoma de l'estat general de l'esperit, com a feble dada per la reconstrucció del moment històric. ¡Com deploren avui els erudits la pèrdua d'obres que sols es coneixen per les al·lusions que n'han fet alguns contemporanis de llurs autors!

El segle present té la superstició del llibre. Qui destrueix un exemplar d'una obra qualsevol, és tengut per salvatge si ho fa impremeditadament, i per fanàtic o neci si ha pretengut eliminar amb la destrucció les idees contengudes en el llibre. Però la veritat és que hi ha molts de llibres que no mereixen ocupar espai ni en la pernsa de la posteritat, ni a l'estatge de les biblioteques. Se'n publiquen molts que en la seva insignificància ni tan sols son dolents. No es sap les raons ocultes que fan precisa la seva conservació. Una de les raons per les que no desapareixen alguns llibres insignificants és, per ventura, la de que ningú els ha llegits.

L'horror que ens causa la desaparició d'un llibre té sens dubte el seu origen en la valoració mística que feim del seu objecte i dels seus fins.

(De «La Nostra Terra»)

Juan Llabrés Bernal: Bibliotecas públicas

fabian | 08 Setembre, 2014 18:03

¿Qué bibliotecas había en Palma hacia 1920? Un ligero repaso: la biblioteca municipal de Cort fue creada en 1935 (Biblioteca Cort). La Biblioteca Pública es mucho más antigua ya que surgió de la Desamortización (1835) para recoger los libros de los conventos que el Estado cerraba. Dependió de la Diputación hasta 1858 (cerca de la entrada del edificio hay una estancia señalada sobre el dintel que le da entrada como "Biblioteca"). Estuvo en el convento de Montesión hasta 1955 cuando pasó a ocupar las dependencias de la Casa de Cultura cerca de San Francisco. En el 2004 pasó al edificio actual Can Sales (Biblioteca Pública de Palma).

Cuando Miguel de los Santos Oliver buscaba información en Palma no citaba la biblioteca pública sino algunas bibliotecas privadas, tal como ayer Carlos Llop citaba las bibliotecas de Vivot y Campofranco como las mejores privadas de Palma (Bustos). Hace pocos días era Bartomeu Bestard quien hablaba de la biblioteca de Can Pueyo en El busto de Augusto y la biblioteca de Can Pueyo (DM, 31/08/2014). Pero en estos artículos el protagonista no es ninguna biblioteca sino un busto romano que se subasta.

También estos días la Biblioteca Pública ha salido en los periódicos debido a que la crisis se ha cernido fuertemente sobre ella y hay menos personal y algunas salas han tenido que disminuir notoriamente sus horarios de atención al público.

Cuando se derribaron la murallas de Palma y se construyó la zona de los Institutos, uno de los edificios portaba en el frontis las letras de "Biblioteca Provincial". Creo que se utilizó como trastero hasta que, no hace muchos años, en 2005, el Ayuntamiento instaló en él una biblioteca municipal, la llamada Ramon Llull que rewcogió los libros de la biblioteca La Caixa que estaba en las avenidas cerca de la plaza de España.

No se habla apenas de las bibliotecas salvo por motivos ajenos, ya la crisis, ya algún busto romano que va a desaparecer. No reciben publicidad alguna, ni reconocimiento pese al buen servicio que prestan. En las televisiones no se habla de ellas ni los bibliotecarios son invitados a alguna tertulia (que suelen tratar generalmente temas políticos o deportivos, que no culturales).

Hacia 1923, año del artículo de hoy, el escritor valenciano Vicente Clavel Andrés, propuso a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona la celebración de un día dedicado al libro. De ahí nació la celebración del Día del Libro que se celebra en España oficialmente desde 1926 el 7 de octubre y a partir de 1930 el 23 de abril.

Juan Llabrés Bernal publicó en "La Almudaina" de Palma el siguiente artículo donde enlaza la incipiente celegración del Día del Libro con la existencia de bibliotecas públicas.

El Día del Libro y la creación de Bibliotecas Populares

La Real orden del Ministerio de la Gobernación concediendo a la fiesta «Día del Libro Español» la máxima importancia, instituye, entre otras plausibles iniciativas conducentes a inculcar y a mantener la afición a la lectura y el amor al libro en las generaciones que se preparan, la creación con carácter obligatorio por parte de las Diputaciones Provinciales de una Biblioteca Popular en el territorio de su provincia y dispone igualmente que los Ayuntamientos dediquen también a la creación de Bibliotecas Populares una cantidad proporcional a sus presupuestos.

Realmente en nuestro país apenas han tenido estos centros el desarrollo que requiere su alta finalidad. A entidades particulares corresponde la gloria de su iniciativa que ha seguido después el Estado con la implantación de Bibliotecas Populares que en Madrid y otras provincias han obtenido un éxito definitivo. Las bibliotecas establecidas en Figueras, Vich, Olot, Valls y otras ciudades de Cataluña hasta completar el númoro de diez, creadas años atrás aprovechando horas extremadamente favorables a las fundaciones de cultura, es decir las primeras jornadas de trabajo de la Mancomunidad catalana bajo la presidencia de Prat de la Riba, pueden servir de modelo de sistema y organización de esta clase de establecimientos. Y no hemos de olvidar tampoco la «Biblioteca del Pueblo», abierta hace algún tiempo en Barcelona por la «Asociación de la Prensa Diaria», que goza francamente del favor del público y es la primera de una serie que la Federación de la Prensa Española tiene el acuerdo de instaurar en diferentes poblaciones.

La difusión de la cultura es reclamada por un sentimiento de justicia social: el deseo de proporcionar instrumentos de conocimiento a quienes, por la fatalidad de su situación propia, se encuentran apartados de la fruición fácil de los mismos. Y esta difusión de la cultura encuentra, más que en ningún otro, adecuado centro en la Biblioteca y dentro de ella en las Bibliotecas Populares.

Hoy, fuera de las grandes poblaciones, en las capitales de provincia, y Palma en este caso, existen en general dos clases de Bibliotecas: las de los Casinos y Sociedades y la Provincial o del Estado.

Aparte de que las primeras no son públicas en el amplio sentido de la palabra, ya que su acceso está condicionado solamente a los socios, estas bibliotecas, por lo común, son casi siempre reducidas y pobres; el Casino, además de punto de reunión, sirve para otros fines escasamente moralizadores en la mayor parte de los casos; mientras que la biblioteca, por otra parte descuidada, inútil y generalmente desierta, o bien se convierte en una sala más que mostrar al visitante o se contamina del perezoso ambiente de la casa.

Otro grupo de bibliotecas podemos señalar dentro de esta clase y es el de las bibliotecas de las Sociedades obreras de cualquier matiz que sean: cuando en alguna ocasión hemos entrado en una de estas bibliotecas, destartaladas generalmente, y hemos visto aquellos grandes armarios con cartelones que dicen «Filosofía». «Historia», «Ciencias» etc., nos hemos explicado una vez más porque allí no suele encontrarse más que algún viejo, calados sus anteojos, leyendo un folletón y algunos chicos viendo grabados de una revista ilustrada y mugrienta.

¿A qué había de entrar allí el obrero? ¿Qué aliciente habían de tener para él aquellos armarios sin libros atrayentes, aquellos cartelones, aquel cuarto sin confort...?

Y pasemos a las bibliotecas públicas sostenidas por el Estado. Muy cierto es que a la Biblioteca Provincial casi no acuden lectores. Las bibliotecas oficiales están abiertas precisamente en aquellas horas más incompatibles con las obligaciones generales. Cuando el estudiante está en clase, el empleado en su oficina, el comerciante en su tienda y el obrero en el taller, las Bibliotecas Provinciales esperan lectores... y en estas horas ¿quién ha de llegar? Pero aún suponiendo que dichos centros lleguen a abrirse a horas racionales y compatibles con las ocupaciones de todos, o sea en las primeras horas de la noche y (en los días festivos), como se hace en las bibliotecas públicas de fundación particular, ¿acudiría a ellas el público?

Seguramente no y de ello no es él culpable sino la constitución misma de esas bibliotecas y el poco cuidado que se pone en la instrucción de aquél.

Todos sabemos como se han formado las Bibliotecas Provinciales, arrancando sin cuidado ni orden del sitio en que podían prestar buenos servicios, colecciones de libros para conglomerarlos donde apenas pueden ser utilizados. De aquí han resultado algunas interesantes colecciones de bibliófilo que hubieran podido ser más numerosas de haberse hecho la desamortización de una manera menos brutal. Casi ninguna biblioteca del Estado es apta para hacer estudios científicos, y, desde luego, ningún consultorio útil para el artista moderno ni para el obrero manual, por ser sumamente pobres en obras modernas por la irrisoria consignación que a compras se destina y porque aun en Espaüa son rarísimos los donativos de libros y más aún de metálico para adquisiciones, con destino a esta clase de bibliotecas.

Las bibliotecas de Palma entran de lleno en lo expuesto y por eso se deja pues sentir cada vez más hondamente la necesidad de una Biblioteca Popular. Fundar un centro de esta clase es un acto altamente pedagógico. Es una biblioteca para el público medio de la ciudad, para el núcleo de gentes que saben leer, que tienen amor a la cultura y poseen los más indispensables conocimientos, pero que por falta de libros no pueden desarrollar esos conocimientos desde la salida de la escuela y se queda huérfano en la propia vida de aquel consuelo y de los goces de la espiritualidad proporcionados por la lectura.

Para este público están pues destinadas las Bibliotecas Populares cuyo establecimiento por la« Diputaciones y Ayuntamientos se fomenta con tanto ahínco.

(De «La Almudaina»)

Hoy día pedimos a las bibliotecas que lleguen a nuestras casas y el Ministerio de Cultura, hoy mismo, ha subido un vídeo:

No he encontrado información en la web de la Biblioteca Pública de Palma, supongo que ya llegará. Echo a faltar desde que ha comenzado la crisis el pdf mensual en que comunicaban las Novedades que añadían al catálogo.

Juan Llabrés Bernal: La fé en el libro

fabian | 04 Setembre, 2014 15:34

Juan Llabrés Bernal (1900 - 1975) era hijo de Gabriel Llabrés Quintana, bibliotecario, gran erudito, de amplia labor en Mallorca y en los lugares donde estuvo ya que fundaba en cada lugar una revista - que han sobrevivido hasta la actualidad- , revolvía las bibliotecas del lugar, formaba parte de las organizaciones que se preocupaban por los monumentos, investigaba y escribía sobre ellos. A los 29 años, Juan Llabrés, en 1929, reúne en un libro algunos artículos que había publicado en la prensa mallorquina. En concreto cuatro artículos publicados tres en "La Almudaina" y uno en "La Nostra Terra". La temática de estos artículos es el libro y las bibliotecas por lo que titula el libro "Libros nuevos y libros viejos: impresiones publicadas en la prensa".

En el primer artículo "La fé en el libro" se plantea el tema de la valoración social del libro, desde una supuesta gran valoración del hombre renacentista que cuida los libros y su biblioteca a la gran producción industrial en la que el libro es un objeto abundante que pierde su carácter mítico y donde es preciso seleccionar entre la gran cantidad de obras aquellas que se consideren valiosas.

biblioteca
Biblioteca del Casal de Barri "Joan Alcover" (Palma)

La fé en el libro

El sentido de la masa culta de todas las épocas ha entrevisto en el libro algo así como un monumento, un relicario, en el cual supone, y no sin razón, que debe hallarse depositado algo del alma y del pensamiento de un ser superior. Y si bien el progreso de las artes gràhcas y de la industria del libro, facilitando la producción, ha vulgarizado el artículo, alejàndolo de aquel concepto solemne, en virtud del cual se evoca siempre con simpatía admirativa la tradición de aquellos hombres del Renacimiento que guardaban sus bibliotecas como santuarios donde se penetraba con honda emoción, no por eso hemos de conformarnos con que la fácil realización del libro a que hemos llegado, se aparte demasiado de aquel concepto clásico. Ello vendría a ser en desmedro del libro propiamente dicho, del libro bien concebido y bien realizado; de la obra que responde a una concepción armónica, a una definida catalogación de ideas regidas por leyes de unidad y consonancia; de la obra meditada, reposada, que descubre un alma o un ingenio en una lucubración sòlida e inèdita que quedará luciendo como un faro más o menos radiante, pero con luz propia, en el concierto de las esforzadas culminaciones del pensamiento.

Las prensas lanzan obras a porrillo; todos los días se enriquece el caudal bibliográfico, y el cielo de los genios consagrados por la gracia radiante de Minerva se engalana con el rostro de algún nuevo astro. La producción bibliográfica se multiplica con una intensidad que permitiría confiar en un sorprendente índice de cultura, si no aconteciera que las pilas de libros que guardan incólume su virginidad en la reserva de los anaqueles obligan a meditar en la ineficacia y en el dudoso alcance de esa parte de producción que no logra salir de las sombras ni vencer la indiferencia del medio.

Y es que la concepción, la realización mental del libro, no es tan facultativa como suele suponerlo el prurito vanidoso que busca en la mención bibliográfica una consagración que no será más que aparente cuando es superficial y efímera.

Muchos son los hombres de actividad intelectual que no brillaron más que por el libro, cuando no por un libro solo. Abundan, en cambio, los escritores activos y difundidos que no han hecho lo que puede llamarse el «libro», es decir, la obra de unidad de pensamiento, de acción y de estilo, entendiendo que no realizan ese ideal ni el libro mosaico, de conglomerado incongruente o híbrido, ni aquel que, siendo recopilación de trabajos divulgados, ha perdido el prístino encanto de su novedad. Sólo a las obras maestras les está reservado el privilegio de las reediciones, y esto en razón de que su interés permanente supera la capacidad difusiva de las sucesivas ediciones.

El «libro» que aspira a la categoría de tal sin las mencionadas virtudes, defraudará al bibliófilo en perjuicio del libro inédito, hondo, trascendental, con el cual se codeará en esa moderna confusión libresca influida por el espíritu democrático de la época.

Nada puede oponerse al designio del escritor incipiente, que aspira a recrear su vanidad llevando a la realización material del volumen impreso el conglomerado de sus primeros puntillos literarios. Tampoco puede motejarse en los hombres de letras su empeño por recopilar en el seno cálido y acogedor del libro impreso su obra dispersa. La consagración por el libro tiene, como hemos dicho, perspectivas envanecedoras que justifican aspiraciones tan discretas y respetables. Pero tales consideraciones, en lugar de destruir, confirman nuestro pensamiento.

biblioteca
Can Salas, Biblioteca Pública de Palma

Existe una diferencia efectiva, fundamental, entre el libro inédito y el de recopilación; entre el libro incoherente, muestrario de modos, y el libro calificado por la unidad y la armonía del concepto; entre el libro que sorprende honestamente por su novedad y su trascendencia y el que sorprende audazmente por lo anodino, frívolo y vulgar, y así en otros muchos aspectos, lo cual no obsta para que en el sistema de la rotación editorial, se valore el libro nuevo por la calidad y el volumen de sus materiales, y siga prevaleciendo, para disfrazar muchas veces la mercadería de la ley dudosa o falsa, el recurso de las deslumbrantes portadas decorativas de tan excelente eficacia comercial.

El amor por el libro y la fé en su influencia educadora son una consecuencia de la devoción casi fanática que el vulgo, ávido de cultura, suele sentir por todo lo consignado en letras de molde. El libro comparte con el maestro y con el sacerdote la autoridad espiritual orientadora de las masas; y el vulgo llevado todavía por tradición, en algo, del sentido del apotegma clásico: «magister dixit», suele reservar también al libro cierto concepto de infalibilidad: «lo dice tal libro», «lo asegura tal obra». ¡Que hermoso sería que el libro, dentro de la salvedad de principios impuesta por el progreso de las ideas, pudiese conservar tal prestigio y autoridad contra los que conspiran, sin embargo, las equivocaciones y los fracasos editoriales!

La producción del libro debería regirse por singulares normas reflexivas. El lector ilustrado busca sus autores y sus obras, tiene el hábito de la selección y el concepto de los valores bibliográficos, y sabe orientarse sin riesgo y a medida de su interés. No sucederá lo mismo con el bibliófilo inexperto, que busca el libro por el libro, por la atracción y la simpatía que a su espíritu ávido de impresiones o simple delectación artística, inspira siempre la obra impresa, por el respeto que guarda siempre para la pieza libresca que encierra en el seno inmortal de sus páginas una determinada concesión ideológica.

La decepción, el fraude, el descontento que lleva al ánimo del lector corriente, inexperto, el libro insustancial, sin trascendencia o francamente torpe, al sorprender la imprevisión del bibliófilo de buena fé, serán de un efecto deplorable. Irán desterrando de su ánimo ese sentimiento de confianza en la autoridad del libro, que era un tradicional legado de la cultura secular. Decaerá en tal virtud la fé en el libro, sufrirá mengua el prestigio de su eficacia educadora con seguro daño para el libro bueno, que no falta, pero que se vé y se verá irremediablemente confundido en la ola de desconfianza originada por el desconcepto de las obras del montón.

(De «La Almudaina»)

Patrimonio bibliográfico Mallorca 1930

fabian | 03 Setembre, 2014 12:20

Los hermanos Alcover Sureda, Antoni Maria y Miguel, son autores principales en la producción impresa de 1930. Una obra hay que señalar como cima: el "Diccionari català-valencià-balear : inventari lexical y etimològich de la llengua que parlen Catalunya Espanyola y Catalunya Francesa, el Regne de València, les Illes Balears y la ciutat d'Alguer de Sardenya, en totes ses formes literàries y dialectals, antigues y modernes / obra iniciada de Antoni Maria Alcover", obra de que la Editorial Moll tiene una edición electrónica consultable.

Siendo esta obra del Diccionari monumental, no acaba aquí la edición en 1930 de las obras de Mossèn Alcover pues, además de aparecer una reedición de un tomo de las rondaies, publica también "Vida abreviada de Santa Catalina Tomassa / escrita de Antoni Mª Alcover ; ab dibuixos d'En Pere Càfaro y d'En Francesch de B. Moll" y es que la Beateta de Valldemossa será objeto este año de varias publicaciones como "Vida de la Beata Catalina Tomas religiosa profesa en el Monasterio de Santa María Magdalena de la ciudad de Palma / la escribió Antonio Despuig y Dameto y la publicó José Barberi" y "La santa pagesa : comedieta lírica en un acte, tres quadros i apoteossis final / lletra de Josep Mª Tous i Maroto ; i música del mestre Baratta". Catalina Tomás fue canonizada este año de 1930. La obra del Cardenal Despuig es de 1816 y se encuentra en Google Books.

vidaBeata
Antonio Despuig: Vida de la beata Catalina Tomás

Miguel Alcover Sureda (1864 - 1945), hermano de Antoni Maria (1862 - 1932), jesuíta, historiador y arqueólogo, levantó los planos de la iglesia bizantina de Capdepera y estudió las cuevas prehistóricas de Mallorca. Fue un buen conferenciante y publicó El Conquistador y la isla de Mallorca (1929); El Islam en Mallorca y la cruzada Pisano - Catalana (1930) y El bon Jesuset, obra teatral escrita en 1925.
En este año de 1930, además de la obra citada, publica también "Falsos fundamentos de la moral independiente / por Miguel Alcover".

Otro tema que alcanza varias publicaciones este año de 1930 son las guías turísticas que en este año resaltan como especial la parte gráfica: "Deutscher Führer durch die Insel Mallorca Mit sechs Karten und 9 Abbildungen von Rul-lán / Zusammengestellt von Fritz Berkenhoff ", que traducido es "Guía alemana de la isla de Mallorca con seis tarjetas y nueve fotografías de Rul-lán"; "Guide and maps of Mallorca : guía gráfica / por José Costa-Ferrer ; con la colaboración de D. Vicente Furió y de Antonio Mulet ; translated by Mary Lake" y "Las Islas Pithiusas Ibiza y Formentera : Guía gráfica / por José Costa y Ferrer". "Guía gráfica" indican en el título, o fotografías, mapas. Las imágenes se convierten en elemento básico de las guías turísticas.

Reaparecen publicaciones decarácter científico, temática ausente en años anteriores. El médico Emili Darder, años después alcalde de Palma , presenta "Epidemiología de la difteria : las antiguas dificultades para su profilaxis y el valor actual de la vacunación / por Emilio Darder " y "La propaganda de la higiene social : discurs llegit a l'associació per la cultura de Mallorca el 5 d'agost de 1930 amb motiu de l'obertura de l'exposició d'higiene social / Emili Darder i Cànaves". Y Bartomeu Darder Pericás: "La qüestió dels saurís davant la ciència" en La nostra terra.

Entre las 29 publicaciones de este año hay memorias anuales institucionales, discursos, alguna obra didáctica, algún reglamento, la lista oficial de abogados, una ley de bases y algunas obras de autor como "Laureles hispanos : el libro de la raza / Sinesio Darnell e Iturmendi ; prólogo y colaboración de Antonio López Revuelta"; "Salus Infirmorum ora pro nobis (salud de los enfermos, ruega por nosotros) / Martín Riumbau Lazcano"; "Cynegeticon : poema de caça / text llatí traduit per Antoni Pons" y "Lo que España espera de vosotros : ensayo del libro de lecturas para los niños de las secciones mayores y clases de adultos / Juan Capó Valls de Padrinas".

Para terminar, hay una publicación editada por la Imprenta y Librería de Guasp, de la que no se indica el autor, titulada "El crimen de Sant Jordi : 1929-1930". cuyo asunto desconozco totalmente.

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Lugar Producción: Mallorca........Fecha: 1930

Patrimonio bibliográfico Mallorca 1929

fabian | 01 Setembre, 2014 18:17

Difícil me resulta catalogar o sintetizar la producción de las impresiones realizadas en Mallorca en 1929. Treintidos obras y pocas son literarias. Antoni Maria Alcover publica el tomo X de las rondaies: "Aplech de Rondayes mallorquines : tom X / L'en Jordi des Recó (Mn. Antoni M.a Alcover) ; ab dibuixos de Jusep Moll Casasnovas y Francesch de B. Moll" y Bartolomé Ferrà presenta una "Guía de Mallorca" editada por la Libreria Escolar.

Enumeraré las obras que clasificaría en biografías o hagiografías: "Folleto sobre Ramón Lull, eminente pedagogo / por D. Miguel Canals Mir; "El conquistador y la isla de Mallorca : dedicado al serenisimo infante Don Jaime de Borbón y de Battemberg en el séptimo centenario de la gloriosa reconquista / por Miguel Alcover"; "Un gran misionero : biografía del M. Rdo. P. Joaquín Rosselló y Ferrà : fundador de la Congregación Interdiocesana de Misioneros de los SS.CC. de Jesús y de María / escrita por Antonio Thomás"; "De paso por la tierra. [biografía de Margarita de Mesa]"; "¡Siempre tuya : biografía de Catalina Valens Nicolau (a) Palau : primicia de las jóvenes de Acción Católica y de la Asociación de Cruzadas Trinitarias en Felanitx (Mallorca), 1913-1935 / Francisco Payeras Mulet ; [prólogo, Bartolomé Nigorra]"; "Angel C. Carratalá : su cogida y muerte en la Plaza de Toros de Inca / relato de un Revistero jubilado" y "Joanot Colom i Cifre : instador del poble / P. Oliver i Domenge". Me resulta sorprendente tanta biografía y tan variadas.

Pero las sorpresas no cesan pues las obras sobre historia son varias: "El avance de la provincia de Baleares en un quinquenio : 13 de septiembre 1923 a 13 de septiembre 1928"; "La nobleza mallorquina en la orden de Malta : conferencia leida en el Museo Arqueológico Diocesano de Palma de Mallorca: lista de caballeros mallorquines que han pertenecido a la orden de San Juan: genealogía de los grandes maestres de S. Juan, Rafael y Nicolás Cotoner de Oleza / Miguel Ribas de Pina"; "Breve reseña de la Historia de Mallorca tomada de los escritos de D. Juan Dameto, D. Vicente Mut, D. Jerónimo Alemañy, P. Juan Binimelis, etc / por un almogávar"; "Els mesos i la història : comentaris sobre la vida i actes de Jaume I / Elvir Sans" y tres escritos de Fajarnés Tur: "El derecho de asilo en Ibiza en los siglos XVII y XVIII"; "El comercio entre ibicencos y sarracenos en la Edad Media" y "La Iglesia de San Vicente Ferrer : fundada en Ibiza en el siglo XVI!.

Más sorprendente es la aparición de obras de carácter político o de reflexión sobre ello, posiblemente sean la preparación ante la república que se instauraría dos años después: "La reforma constitucional : lo que se intenta y lo que debiera hacerse / por Jerónimo Massanet y Beltrán"; "Reflexiones sobre el catolicismo y socialismo / por José Oliver" y, tal vez, "¡Viva España! : diálogo patriótico interesante / por Jorge Marti Rosselló".

Dos obras curiosas: "Les determinants gòtiques de la Catedral de Mallorca : estat de l'arquitectura catalana en temps de Jaume I / Guillem Forteza" y "Rotarismo y rotarios / trabajo del presbítero Gonzalo Arteche". El Club Rotary de Mallorca había sido creado en 1926 (ver Rotary Club de Mallorca).

No es obra para las escuelas - "¡La lotería! : importante estudio lógico-matemático para ganar dinero a la Lotería Nacional / por Martín Riumbau Lazcano" -. aunque para ellas hay unas pocas: "Estudio del castellano por la lectura explicada / Bartolomé Bosch y Sansó, Pbro. ; dibujos de A. P. Pujol y N. Puget"; "Gramática castellana sencilla y completa : ortografía : métrica / Bartolomé Bosch y Sansó" y "Problemas : grado superior : libro del maestro : curso completo de enseñanza primaria escrito con arreglo al método cíclico / por M. Porcel y Riera".

Dos obras de carácter literario "Naixament de Jesús i adoració dels pastors i reis a Betlhem : obra en quatre actes i dos quadres en prosa i vers / per Gabriel Perelló i Franch" y "Pas comic emb un acte en prosa anomenat cosas novas original / de'n Leonart Reus Martínez ".

Y para acabar, la obra que más me interesa de este 1929. Juan Llabrés Bernal (1908 - 1975) publicó numerosos artículos en el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana (BSAL), no sólo relacionados con la náutica en las islas - era profesor en la Escuela Náutica de Palma - sino también con libros, archivos y otros temas. Recogí la lista de sus artículos en Artículos de Juan Llabrés Bernal en los BSAL, enlazándolos. Tiempo después la Biblioteca Digital cambió todas las URL de todos sus archivos, por lo que los enlaces que puse no son válidos, una lástima; pero aunque los enlaces no sean válidos, se podrá ver que durante muchos años escribía la sección "Bibliografía mallorquina" con los libros que se publicaban. Bien pues en 1929 publica "Libros nuevos y libros viejos : impresiones publicadas en la prensa", de pocas páginas que hoy que me intereso por los libros publicados, me gustaría conocer.

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Lugar Producción: Mallorca........Fecha: 1929

Patrimonio bibliográfico Mallorca 1928

fabian | 28 Agost, 2014 21:08

Veintinueve libros escolares de Porcel Riera y otras quince publicaciones conforman la labor de las imprentas mallorquinas en 1928.

Sólo hay una publicación literaria: "Records de nostra terra / p'en Miquel Puigserver Llabrés ; dibuixos d'en Bonastre".

Miquel Puigserver Llabrés (1881-1947) exemplifica la gran proximitat existent entre el costumisme més vulgar i xaró i el regionalisme, que sobretot trobam en el gènere teatral. Records de nostra terra (1928) és el seu únic llibre de narrativa. L'autor conrearà més tard el teatre regional amb un notable èxit de públic. El 1933 publica també un quadre de costums, La pentinadora. [Qui l'ha vista i la veu! Tanmateix en els seus relats es troba la llavor de part de la seva obra teatral i, sobretot, hi ha un costumisme ruralista amarat d'un humorisme fàcil. Records de nostra terra consta de quatre relats, força distints entre si, de poca qualitat literària: «En Tomeu de la Draçana», «El metge nou», «Un viatge a Inca» i «El sent Jeroni el curandero». Els dos primers li serviren per a l'elaboració de les versions teatrals que porten el mateix títol: El metge nou i En Tomeu de la Draçana. De fet, «El metge nou» és un relat essencialment dialogat. Al pròleg ens indica quin serà el tema principal de l'obra: la lluita contra la superstició i el curanderisme. Aquest centra dues de les narracions, «El metge nou» i «El sent Jeroni el curandero». [...]

Pere Rosselló Bover: La narrativa i la prosa a Mallorca a l'inici del segle XX (2006).

Hay varias publicaciones relacionadas con las islas. Por resaltar alguna elegiría la de Edouard Alfred Martel (1859 - 1932): "Las cuevas del Drach en Porto-Cristo término de Manacor, isla de Mallorca (Baleares)" editada por los Talleres Gráficos Cultura Balear. La obra de Martel es ya, incluso en España, de Dominio Público, lo cual carece de significado salvo en el mundo digital donde ya se encuentra Exploraciones subterráneas en Baleares y Cataluña por E.A. Martel ; traducción y notas de Gabriel Puig y Larraz (1898, Separata de: Boletín de la Comisión del Mapa Geologico de España). Yo desearía que una obra cuando ya llega a ser de Dominio Público, estuviera digitalizada y al alcance.
De Martel hice varias entradas: De geologías de Mallorca en el XIX; Algunas fotografías de Mallorca realizadas por Edouard- Alfred Martel en 1896 o Plano de la cueva del Drach (Mallorca) 1880.

Otra obra de 1928 y que hoy día debido a las circunstancias tiene interés es la de Bartomeu Darder Pericàs "Els petrolis a Mallorca : algunes consideracions sobre la seva possible existència" publicada por La Nostra Terra en la imprenta de Francisco Soler. Este texto de Darder está on line (ver: Petróleo en Mallorca).

Hay otras publicaciones sobre las islas. Enrique Fajarnés Tur presenta tres sobre Ibiza: "Antiguos lazaretos de la isla de Ibiza"; "La asistencia médica en Ibiza en el siglo XVII" y "Desarrollo de la población ebusitana en los tres últimos siglos" realizados por la Imprenta de la Hija de Juan Colomar.

Porcel

Aparece una biografía sobre Antoni Maria Alcover (1862 - 1932), quien aún vivía. No sé si me equivoco pues la obra de J. Rotger lleva el título de "Don Antonio María" sin indicar el apellido, pero en las webs de libros antiguos encuentro: "Imp. Católica. Palma de Mallorca, 1928. 20 cm. 4 h., 169 pág., 1 h. Nuestro ejemplar incluye una tarjeta postal escrita por Antonio María Alcover dirigida a Pau Sanroma, fechada en 1913. Cerco de humedad en la cubierta posterior. Estudio biobibliográfico de Antonio María Alcover" o "Ilustrado con retrato de Antoni Mª Alcover reproduciendo en tricromía un óleo de P. Cáffaro". (uniliber). El ejemplar de la tarjeta postal alcanza el precio de los 90 €.
Sobre J. Rotger, no he buscado su nombre completo, pero publicó, según Google Books varias obras sobre Sineu.

Más publicaciones sobre el tema Mallorca en 1928: "La Reyal Casa General d'Expòsits de Mallorca : monografia històrica 1798-1842 / per Bartomeu Cortès" y "Regim politic de Mallorca al segle XIVe segons un document coeatani / per Antoni Pons".

Varias Memorias anuales de instituciones y un discurso del que no se indica el título. Dos publicaciones de carácter religioso para acabar: Francisco Sureda Blanes (ver Patrimonio bibliográfico Mallorca 1920) profundiza en "El milagro : su vindicación criteriológica contra el criticismo desarrollado por el Dr. G.R. Lafora en su conferencia de 21 de marzo de 1927 y en el El Sol de Madrid" y aparece un "Programa de doctrina cristiana : per facilitar a'ls catequistes de la parroquia de la Santissima Trinidat l'exercici del seu ministeri".

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Lugar Producción: Mallorca........Fecha: 1928

Patrimonio bibliográfico Mallorca 1927

fabian | 27 Agost, 2014 12:27

Avalancha de libros escolares de Porcel y Riera en la producción bibliográfica mallorquina de 1927. De un total de 38 publicaciones, 22 son libros de enseñanza de la tipografía Porcel. Sólo hay otro libro didáctico - escolar de la imprenta La Esperanza: "Estudio del castellano por la lectura explicada de textos escogidos : primer curso / Bartolomé Bosch y Sansó".

Del resto de publicaciones sobresale una: "Historia de la muy noble, leal, ilustre, etc. ciudad fidelísima de Alcudia desde los tiempos prehistóricos hasta nuestros dias" de Pedro Ventayol Suau que aparece relacionada con el periódico en la Biblioteca de la Ultima Hora.

Una obra narrativo - descriptiva: "Peregrinación a Tierra Santa y Roma / dietario escrito y publicado por Juan Parera que formó parte de la peregrinación española realizada de día 13 de abril a 5 de junio de 1925", impresa por la Tipografía Católica de Sa Pobla.

Varias obras de distinto género de tipo religioso: "Vida y virtudes de la sierva de Dios Sor Catalina de Sto Tomás de Villanueva : religiosa Agustina del convento de la Purísima Concepcion de Palma de Mallorca / P. Vicente Menendez Arbesu, Agustino"; "Vida y mort de Santa Margalida : comedia mallorquina amb tres actes y un apoteosis / amb vers original de Bartomeu Monserrat"; "Pastorells : composts per representarse en les festes de Nadal : en dos cuadros i en vers : dedicats als mallorquins, sien grans, nines o nins / p'el... Andréu Roig Prohens" y "Santa misión de Palma de Mallorca : cuaresma de 1927 : cánticos espirituales".

El mundo literario se cierra este año con dos textos dramáticos: "Las covas de Galdent : drama amb cuatre actes / amb vers, original de Bartomeu Monserrat" y "Clásicos castellanos : (teatro)" que publica J. Tous.

Y apenas nada más: un par de Memorias anuales institucionales y un discurso: "Un discurso sobre música : leído en el "Teatro Principal" de Manacor en la noche del 16 de junio de 1926 / P. Domenge2". También una traducción: "Nueva historia de la isla de Mallorca y de otras islas adyacentes / compuesta por el Dr. Juan Binimelis; [traducida de...mallorquin a castellano por D. Guillermo Tarrasa]".

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Lugar Producción: Mallorca........Fecha: 1927

Patrimonio Bibliográfico Mallorca 1926

fabian | 26 Agost, 2014 17:11

La producción impresa en Mallorca en 1926 sorprende por su número. De unas 15 publicaciones en los años anteriores, pasa a ser de 32, duplicando lo usual. Luego, al ver los titulos de las publicaciones, resulta que 19 de esas 32 publicaciones son libros escolares de Miguel Porcel y Riera.. Libros de aritmética, geometría, geografía, historia de España, historia sagrada, agricultura, higiene, urbanidad, de los grados elemental y medio.

Por otra parte, ya en el resto de la producción, hay discursos, memorias, reglamentos y algunas traducciones: "Catálogo del Museo Provincial de Bellas Artes de Palma de Mallorca"; "Alrededor del drama venéreo / por Henri Mathias ; versión española de Antonio Alorda"; "Un discurso sobre música : leído en el "Teatro Principal" de Manacor en la noche del 16 de junio de 1926 / P. Domenge"; "Separatismo y descentralización : conferencia dada en la Sociedad Fomento del Civismo / por su fundador y presidente Jerónimo Massanet y Beltrán"; "Discurso leído por Francisco Socías Ferragut jefe de oficinas de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de las Baleares : en la fiesta del dia del ahorro celebrada en el Teatro Lírico el 31 de octubre 1926 bajo la presidencia del Excmo. Sr. Gobernador Civil"; "Homenaje al Rdo. D. Pedro Llull Poquet (capellà Pere) : en el primer centenario de su santa muerte / por Pedro Domenge Morey" o "Reglamento del Instituto Provincial de Higiene de Baleares".

Resultado, no hay libros de poesía ni dramáticos y el número de obras reseñables es muy bajo.

Antoni Maria Alcover presenta el "Aplech de Rondayes Mallorquines : Tom. IX / d'en Jordi des Recó (Mn. Antoni Mº Alcover) ; ab dibuixos d'en Jusep Moll i Casasnovas", tomo que no he encontrado digitalizado.

Dos libros digamos que "extraños": La "Lliga d'Amics de l'Art" publica "Por el decoro artístico de Palma" impreso en Sóller : Imprenta de Juan Marqués Arbona y otra imprenta también de Sóller, la de Salvador Calatayud, imprime "La Cartuja : formerly Carthusian Monastery of Valldemosa" en el que aparece el nombre J. Webb no sé si como autor o editor.

El nombre Cosme Bauzá Adrover es frecuente en estos años. Comienza a aparecer en 1910 con "Album trinitario : obsequio a las Hermanas Trinitarias de Felanitx con motivo del primer aniversario secular de su fundación / por Cosme Bauzá Adrover" y hay un salto hasta 1917 que publica "Florescencia del clero de mi tierra / su autor Cosme Bauzá Adrover" y "Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul : su origen-sus progresos / por Cosme Bauzá Adrover", luego hay publicaciones en 1919, 1922, 1923, 1924 y en este 1926 con "Noticias históricas de Son Mesquida / por Cosme Bauzá Adrover" y, sin embargo, su obra más conocida, su "Historia de Felanitx", publicada en Felanitx por los Talleres Tipográficos de Bartomeu Reus, no me apareció en los catálogos de las bibliotecas.

Cosme Bauzá Adrover (Felanitx 1871 - 1959), llamado "Es capellà Bó" fue sacerdote e historiador. Tras ser ordenado sacerdote en 1899 marchó a América donde estuvo hasta 1913. Tras su regreso se dedicó a la investigación. Su "Historia de Felanitx" fue publicada en tomos desde 1921 a 1948. En Argentina en 1911 publicó unos poemas "Flors semprevives". Fue académico de la Real Academia Hispano Americana de Ciencias y Artes de Cádiz y de la Academia Mallorquina de Estudios Genealógicos. Tras su muerte se creó la Fundació Museu Cosme Bauçà cuya biblioteca es rica en obras mallorquinas. Fue declarado en 1972 Fill Il·lustre de Felanitx.

Sin embargo, no tiene ninguna biografía en Internet y la Fundación no tiene web y no sé si los libros de su biblioteca están en los catálogos informatizados.

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Lugar Producción: Mallorca........Fecha: 1926

Patrimonio Bibliográfico Mallorca 1925

fabian | 25 Agost, 2014 18:54

De las 24 publicaciones hechas en Mallorca en 1925, 10 son obras didácticas de Porcel Riera; libros para la enseñanza de aritmética, geometría, historia de España, historia sagrada... Dentro del grupo didáctico aparece "Apuntes de teoría e historia de la música / redactados por Bartolomé Simó Escanaverino", quien recogió canciones tradicionales mallorquinas.

Tres obras cubren el apartado considerado literario. Una obra poética importante: "L'amor de les tres taronges i altres poemes" de Guillem Colom i Ferra; una narrativa: "El contrabandista y las cuevas de Mallorca ; Duda cruel / Jaime Aleñá" y una dramática: "El bon Jesuset : Nazaret-Betlem-Egipte : drama en cinch actes / Ignotus".

L 'amor de les tres taronges i altres poemes recull tretze poemes basats en rondalles, relats, tradicions populars, etc. El poema principal és el que dóna títol al volum, L 'amor de les tres taronges, basat en una coneguda rondalla. Les tres taronges magiques que, en ésser obertes es transformen en donzelles, li serveixen per plantejar metaforicament el tema de l'amor i de la mort, del desig impossible de satisfer i de la renúncia a la vida per tal de conservar l'autentic amor.

Pere Rosselló: Aproximació a Guillem Colom (pdf)

José Singala también aparece este año con dos obras, pero con la originalidad de ser traducciones aunque no sé a qué lengua. Los títulos son: "Mi estas angêlo_ monologo / originala de Josefo Singala ; kaj tradukita de Narciso Bofill" y "La unika vesto : unuakta proza kaprico scena / originala de Josefo Singala ; kaj tradukita de Narciso Bofill", ambas editadas por Presejo de la "Empresa Soler", es decir por la Imprenta de Francisco Soler Prats.

Entran en el apartado "Mallorca", aunque sus estilos supongo que son muy distintos. Una es la obra de Jordi Martí Rosselló "De Sa Roqueta o Coses de Canostra : es que a veurerlé aniréu de riure vos inflaréu" y otra es "Guía sentimental de Mallorca paisajes de la isla dorada" del valenciano Daniel Martínez Ferrando con prólogo de Gabriel Alomar.

Y ya dentro de este apartado de temas sobre la isla, acabo este año de 1925 con "El Museo de Raxa : gestiones realizadas para lograr su conservación en Mallorca / B. Pons Fábregues"; "Enterraments i obits del Real Convent de Sant Francesch de la ciutat de Mallorca / copia de un manuscrito del donado Ramón Calafat año 1786 [y] continuado con un apéndice que contiene copia de las partidas originales desde el año 1805 hasta 1830 por Jaime de Oleza y de España" y "Conquista de Mallorca por el serenísimo señor rey D. Jaime I de Aragón / original inédito del poeta mallorquín Francisco Seguí Solivellas", aunque este último debería estar en el apartado Literatura.

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Lugar Producción: Mallorca........Fecha: 1925

Patrimonio Bibliográfico Mallorca 1924

fabian | 21 Agost, 2014 12:25

Catorce publicaciones en 1924 en Mallorca.

Antoni Mª Alcover presenta el tomo VIII de las Rondaies "Aplech de rondayes mallorquines : Tom. VIII / d'en Jordi des Recó (Ma. Antoni: Ma Alcover ; ab dibuixos d'en Francesch de Borja Moll", impresas este año por Ca-N'Antoni Rotger.

Es la Universidad de Oxford que las ha digitalizado y las ofrece junto al tomo VII.

aplech

Antonio Mulet Gomila (1867 - 1966), que utilizaba en La Almudaina el pseudónimo Turixant, escritor y folklorista que creó en Génova /Palma) en 1916 el Museo Mulet, actualmente en Lluc y que fue presidente del Fomento de Turismo, colaborador en el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana, publica en 1924 "Por sierras y llanos : (Mallorca)"

Antoni Maria Peña i Gelabert (1863 - 1948), hijo de Pere de Alcàntara Peña, colaborador en varias publicaciones mallorquinas como L'Ignorància, Museo Balear, Diario de Mallorca, El Felanigense - con el pseudónimo "Harley", recogió para el Archiduque cantos y tradiciones populares que fueron publicados en Märchen aus Mallorca (1895). Publicó en 1896 "Gloses" y "Cançons populars mallorquines". Escribió algunos poemarios, siendo uno de ellos "Marina : idili mallorquí", publicado en este año de 1924 por la Tipografía de Bartolomé Reus de Felanitx.

José Singala no podía faltar también este año en que publica "Soy un ángel : monólogo". Y, en el apartado de obras dramáticas, aparece también "Hermanas del alma : drama en tres actos : dividido el tercero en dos cuadros : original y en prosa / de Pablo Llinás García".

Joan Capó i Valls de Padrines (Felanitx 1888 - Palma 1952), maestro e inspector en Mallorca entre 1915 a 1924, yerno de Miguel Porcel Riera, continuador y renovador de su obra en el Museo pedagógico provincial de Baleares, fundador en 1918 con Miquel Duran Saurina de Inca de "Mallorca editorial" dedicada a libros escolares, publicó bastantes libros como “El libro de los ejemplos” (1918); “Història de Mallorca” (1919); "Libro de las claras y virtuosas mujeres : sacado en su primera, segunda y tercera parte, del que con este título escribió Álvaro de Luna y completado en su cuarta parte" (1921), publica en 1924 "Educación de nobles : breve librito de notas y de reflexiones hecho para orientar a los que tengan a su cuidado la formación de hijos de familias de caballeros". Su escritura continuaría en años siguientes con obras como “Lo que España espera de vosotros” (1930), “Cueva del Drach” (1930) o “El libro de la raza” (1931), cuando ya estaba destinado en Almería (1928 - 1944).

Hay otra obra relacionada con la educación, es "Necesidad de implantar una escuela de reforma para la infancia abandonada y delincuente de nuestra isla", cuya ficha bibliográfica no indica el autor.

Una obra deportiva: "Reglas especiales pará la buena práctica del juego de foot-ball que para aprovechamiento de los equipiers del Marià Sportiu de Sóller / redactó Francisco Jofre de Villegas seguidas de un apéndice con el Reglamento Internacional del Football Asociación".

Dos obras relacionadas con la religión: "IV Centenario de la fundación de la Orden Regular Teatina : 1524 (14 septiembre) 1924 / (homenaje popular en Felanitx) coleccionado por Cosme Bauzá Adrover" y "Panegirico de Santa Eulalia Virgen y Martir : con motivo de bendecirse la estatua de la Santa en la puerta ... / por José Auba Bujosa " y una científica "Importáncia práctica dels coneixements geologics : conférencia donada a Sóller el 28 desembre 1923 / per Bartomeu Darder Pericás", cieran la relación de 1924.

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español

Lugar Producción: Mallorca........Fecha: 1924

1 2 3 ... 202 203 204  Següent»
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar