Alta mar

Contacto

¿Día de la Biblioteca 2010?

fabian | 25 Octubre, 2010 17:33

Sé que hay un día dedicado a algo así como las bibliotecas o la Biblioteca, considerada esta palabra como el concepto de un espacio que guarda, protege, cuida los libros y, también, los presta y los acerca a los ciudadanos. Quizás ya no quepa hablar exclusivamente de libros, sino también otros tipos de objetos físicos: periódicos, revistas, fotografías, películas. Y ya no sólo de objetos físicos sino también digitales. Así yo me voy liando, confundo algunos límites y el vocabulario disponible me resulta insuficiente e impreciso. Quizás debiera hablar de documentos en lugar de libros y de documentoteca en lugar de biblioteca. Pero la confusión - mi confusión - se agranda al considerar la biblioteca o documentoteca como un lugar cuando hoy Internet ha roto también esa concepción de espacio físico, limitado. Si las paredes físicas de los edificios han dejado de ser límites, han aparecido otros nuevos, sin consistencia física, aunque sí legal: los derechos de autor (y quizás otros que no me resultan fáciles de comprender).

Por una parte, estas frases que estoy escribiendo quisiera que fueran expresión de la confusión. Que donde aparece la palabra "libro" podrían leerse otras palabras y que al decir la palabra biblioteca podrían aparecer otras como museos o archivos y, posiblemente otras más insospechadas. Si este escrito lo hubiera realizado hace 50 años, podría poner la palabra barbería y si fuera de hace cien años, la palabra botica, entendiendo que eran lugares de encuentro de la gente y de intercambio de noticias y conversaciones. Posiblemente, todavía hoy, en muchos pueblos de la isla podría confundir la biblioteca con la Plaza Mayor, allí donde hay personas que conocen la historia del pueblo y se discute sobre su presente y su futuro. Y aquí ya he convertido el documento escrito - ya en cualquier soporte, papel, digital - en otro tipo de documento, el hablado, pero que contiene la memoria de lo sucedido, y llega a los oyentes. ¿Voy muy errado al confundir todos esos espacios?

Biblioteca de Cort
Biblioteca de Cort

¿Es la biblioteca un lugar urbano? ¿Qué relación hay entre la ciudad y la biblioteca y qué funciones cumple la biblioteca en la ciudad?

Al escribir la frase anterior de este disparatado discurso mi mente se ha ido a un desierto donde hay un antiquísimo monasterio. Su nombre original es el del Monasterio de la Transfiguración, puesto que está construído donde la tradición supone que Moisés vio la zarza que ardía sin consumirse, pero también se le conoce como el "Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí". En medio de una región desértica de Egipto, lugar de difícil acceso, el monasterio guarda una valiosísima biblioteca.

El monasterio tiene gran importancia debido a su antigua y valiosa biblioteca que guarda la segunda colección más extensa de códices y manuscritos del mundo, sólo superada en número de ejemplares por la Biblioteca Vaticana. En ella se pueden encontrar unos 3.500 volúmenes escritos en griego, copto, árabe, armenio, hebreo, georgiano, siríaco y otras lenguas.

En el complejo se encuentran obras de arte únicas, entre las que se encuentran mosaicos, iconos rusos y griegos, pinturas encáusticas, ornamentos religiosos, cálices y relicarios. Entre los iconos que guarda el monasterio se encuentran algunos de los más antiguos del mundo, datados de los siglos V y VI. Cabe destacar el Pantocrátor del Sinaí, del siglo VII, el libro de la escalera del divino ascenso, un icono del siglo XII del libro de San Juan Clímaco, o el icono más antiguo sobre un tema del Antiguo Testamento. Se ha ideado un proyecto para catalogar las obras de la biblioteca del monasterio.

Wikipedia: Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí

Diocesana
Biblioteca Diocesana

Bueno, yo imagino que cuando un monje eremita entra en esa valiosísima biblioteca, al igual que cuando cualquiera de nosotros entramos en alguna biblioteca, por humilde que ésta sea, las paredes desaparecen, la línea del tiempo real - ése que es marcado por el reloj - baila y se descompone y aparece otro entorno: la ciudad, el mundo de los humanos. No importa que por las ventanas se vean las arenas del desierto o el cielo espléndido de Italia o una estrecha calle de Palma. Las barreras físicas se han roto y se ha entrado en otra dimensión. ¿Es la del silencio? Me lo pregunto al leer el titular de Lourdes Durán Territorios de silencio en el que cuenta que en Palma hay unas 30 bibliotecas. Y, en principio, pienso que no, que una biblioteca es más territorio de la palabra, de la conversación - como una Plaza Mayor, como el ágora de la ciudad, como también debiera serlo el museo o el archivo; como esa biblioteca en medio del desierto que lo es todo a la vez.

Las bibliotecas hoy se difuminan. Unas se encuentran en antiguos edificios, ricos de historia; otras, en edificios recién diseñados. En sus ficheros ha entrado la tecnología actual, incluso la aún no existente. Hay una fase de expansión en que las grandes bibliotecas del mundo comienzan a entrar en nuestras casas. Han desaparecido paredes, pero aparecen nuevas barreras antes insospechadas. A las tradicionales labores de los bibliotecarios se han añadido nuevas tareas. Fases dubitativas en todos los rincones de la biblioteca: catálogos digitalizados, boletín de novedades, la biblioteca como un nuevo lugar ciudadano, difícil de definir: lugar de encuentro, de comunicación cultural, de difusión, ágora ciudadana, lugar para conocerse y hablar .., porque ¿dónde puedo conocer a alguien que sepa sobre una materia sino en la biblioteca?. Comienzos dubitativos de una nueva concepción de la biblioteca que añade nuevas funciones a esos espacios que pueden convertirse en centros culturales básicos. Las bibliotecas, a través de sus webs y blogs nos invitan.. En Can Sales esta semana: "Hora del cuento", recital poético y un concurso. En el blog de la Biblioteca de Cort, otras noticias y actividades.

Municipal
Biblioteca Municipal en los Institutos

Desde casa podemos seguir esos blogs y, también, acercarnos a los catálogos on line (Biblioteca Pública de Palma, CABIB, Biblioteca March). Ya no sólo es posible ir a la biblioteca a ver qué hay: la tecnología nos posibilita nuevas formas y rutinas que aún no hemos adquirido.

No sé si es el Día de las bibliotecas o de la Biblioteca. Y si lo es, no parece interesar mucho. Pero yo siento que sí debo celebrarlo, pues entreveo a través de ellas y su nuevo y aún dubitativo entorno un mundo nuevo de posibilidades, nuevas ágoras donde la palabra y el silencio se conjugan en ese espacio por cuyas ventanas aparecen desiertos, mares, navíos, planetas, calles y, sobre todo, la ciudad.

biblioteca
Biblioteca Lluis Alemany en La Misericordia (2º piso)

Mi recuerdo agradecido a cuantas personas hacen posible la existencia de las bibliotecas.

Comentaris

Día de la Biblioteca

Biblioteca MMB | 26/10/2010, 08:32

Excelente artículo.
Yo conservaría la palabra biblioteca. Internet afecta a la imagen y la gestión de la biblioteca tradicional pero no la destruye, al contrario, permite un acceso más directo a sus fondos y servicios. Dejaremos de ir a la biblioteca a buscar la información porque la biblioteca traerá la información a los usuarios. El espacio inmaterial de la biblioteca crecerá. El espacio material será un lugar lúdico, de socialización. El faro que nos guiará entre tanta información.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar