Alta mar

Contacto

¿Cómo explorar una biblioteca?

fabian | 17 Setembre, 2007 19:33

Hoy he entrado un rato en la Biblioteca Digital Científica de les Illes Balears que realiza la UIB.

Cuando uno entra en una biblioteca o se acerca por vez primera a los tomos de una enciclopedia o, sencillamente, adquiere uno de esos densos libros de estudio, hay que tomar determinadas precauciones pues la presencia de mucha información induce a quedar abrumado y a tomar las de villadiego. Recuerdo que me aconsejaban unos pasos primeros: observar las tapas; leer - si lo tenían - las solapas o la introducción; echar una ojeada rápida al índice y, sobre todo, no tener prisa ni abrumarse.

La verdad es que no es fácil. Entrar en una gran biblioteca por vez primera requeriría unos pasos prudentes y entrar en una biblioteca digital también lo requiere. No he buscado si hay información sobre los primeros pasos que conviene dar en una biblioteca tanto física como digital, pero bueno sería que hubiese unos consejos y que éstos fueran aprendidos por los escolares y también por nosotros pues estamos en peligro que la cantidad informativa nos abrume y, no sabiendo por dónde ir, salgamos rendidos por la puerta.

También quizá esos consejos orientaran a quienes hacen los grandes sites o las grandes bibliotecas digitales.

vidriera
Gran vidriera del Salón de Sesiones del Consell de Mallorca con dibujos sobre la Conquista de Palma por Jaime I, diseñados por Fausto Morell y Bellet (1851 - 1928)

En una biblioteca física supongo que conviene darse un paseo por entre los anaqueles, observar las diversas partes: hemeroteca, biblioteca general, biblioteca infantil, salas especializadas, audiovisuales ... ¿Ir de lo general a lo particular? No sé si es un procedimiento válido. Observar cómo se saca o presta un libro; saber rellenar una ficha ... ¿Se enseña todo esto en los centros escolares? Posiblemente conviene ir de lo conocido a lo desconocido, como si fuera una exploración geográfica.

Y en las bibliotecas digitales, ¿cómo actuar? La forma de información es diferente. La biblioteca digital actúa mediante menús: oferta de posibilidades y elección. Es importante en este tipo de bibliotecas la información que se ofrezca para cada elemento del menú, para cada una de las posibilidades.

Desde el comienzo hay que saber que ni una biblioteca física ni una digital se llega a conocer en unos pocos días. Hay que ir recorriendo las salas y los anaqueles y cuando se elige un libro o una revista hay que poner en marcha estrategias exploratorias aplicadas a los libros.

Tener alguna información previa sobre algunos libros o revistas en particular es valioso, pues ayuda y facilita la exploración al tiempo que impulsa una decisión: "¡Ah, este libro lo tenía mi padre!" o bien "¡Ah, de este libro nos habló ayer el maestro!" y la mano recoge ese libro del que algo se ha oído.

Una opción de un menú es como la puerta de una sala. Mayurqa, rotula la puerta. Muchas veces, al abrir una puerta, aparece un buscador. Yo, ante ellos me siento perdido. Preferiría encontrar una explicación sobre la sala. ¿Qué es "Mayurqa"? Gracias que en algún lugar de la página, a veces medio visibles en un margen, hay otro menú: Autores, Títulos, Temas, etc.Estos menús son fundamentales puesto que el buscador sólo puede servir para personas que conocen bastante bien el tema o la sala en la que estamos. Elijo la opción "Títulos" y me aparecen listas de artículos de revista ordenados alfabéticamente. Ahora es como si estuviera ante los anaqueles con las revistas abiertas por sus índices. Los recorro poco a poco. ¡Ah, pero mi exploración no es muy válida! Yo ya conozco algunos de los nombres de los autores y los títulos de los artículos no me suenan a chino. Elijo un par de artículos y, en pdf y con formato de texto, me aparecen los artículos. Aquí uno sobre don Bartolomé Ferrá, allá otro sobre Quadrado; y otro sobre Buaneventura Serra. ¡Muy bien, muchísima información en artículos extensos de algunas decenas de páginas!

vidriera
Una de las tres vidrieras pequeñas del Salón de Sesiones del Consell de Mallorca

Bueno, esta biblioteca es más para eruditos que para un jubilado como yo. Muchas de esas informaciones doctas requerirían informaciones más sencillas y diría que coloquiales. Y - ahora me refiero al site que no a los documentos - en varias lenguas, más de cara a los ciudadanos, tipo banco o comercio (canvi, cambio, change, etc...).

Yo creo que este acercamiento a la información, a las grandes bibliotecas on line, requiere de muchas voces, muchos ecos que funcionen como introductores, como invitadores a su acercamiento. La información está pero requiere muchos registros muy variados para que los ciudadanos hagamos uso de ella o nos interesemos por ella. Sería labor de mucha gente, de muchas bitácoras.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar