Alta mar

Contacto

Baleópolis V (año 2010, primer cuatrimestre)

fabian | 19 Agost, 2010 16:00

Ya empieza a notarse que el verano camina hacia su fin y que el curso escolar está próximo. Y yo no he recogido los artículos de esta temporada pasada de Baleópolis, estupendos artículos sobre Ciencia y tecnología en Baleares, no sólo estupendos, sino que, en muchos casos, artículos que rompen el silencio, el mutismo en que gran parte de la historia y del acontecer cultural de las islas está sumido en cuanto a su divulgación en Internet y en su acercamiento a los ciudadanos. Por ello, no quiero dejar de relacionarlos y enlazarlos.

En Baleópolis IV recogía los artículos hasta diciembre del 2009. Así que comienzo con enero del 2010.

[Francesc Cardona i Orfila] Comenzó por compatibilizar su actividad sacerdotal con sus inquietudes científicas y acabó por hacer de éstas últimas una industria pionera con seda made in Alaior. [...] Sus tres volúmenes sobre entomología –entre ellos el Catálogo de los coleópteros de Menorca (1872)– recogían los nombres en latín de las especies, el que recibían en catalán y su hábitat. Por otro lado, su colección de moluscos fue durante mucho tiempo la segunda más importante de España en número de ejemplares sólo superada por la del Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

En 1881 Cardona i Orfila se convirtió en el representante menorquín de un proyecto que se extendió por todo el sur de Europa. Tras una epidemia que diezmó el cultivo del gusano de seda común en el continente, se implantaron numerosas granjas para la producción de seda salvaje a partir de una nueva especie: el Antheraea pernyi, por entonces denominado Attacus pernyi. [...] Pero las granjas menorquinas contaban con un problema añadido: la ausencia casi absoluta de robles, fuente de alimento del gusano. Ahí fue donde intervino el religioso. Su idea era que el Attacus pernyi cambiara su alimentación por las hojas de encina, un árbol abundante en Menorca. [...]

Laura Jurado: La ruta menorquina de la seda

En los últimos 50 años, el desarrollo urbanístico desordenado ha dejado tras de sí enormes heridas en la tierra, alterando el paisaje de forma irreversible. El auge del cemento y el declive de las montañas han estado, por desgracia, estrechamente relacionados. El método era tan sencillo como escoger un lugar idóneo para la extracción, arrasar la cobertura vegetal, demoler en poco tiempo muchos metros cúbicos de roca y cuando la explotación dejaba de ser rentable, abandonarla.

Este sistema depredador no sólo ha supuesto un impacto visual, ha afectado también a la flora y a la fauna y, en muchos casos, ha alterado los acuíferos y los cursos de agua, inutilizando pozos y cambiando el curso de torrentes. La falta de precauciones durante el proceso extractivo y tras el cese de la actividad genera problemas que persisten durante largos periodos de tiempo.

[...] Pero todavía quedan muchas cicatrices en el paisaje, canteras abandonadas que son, en el mejor de los casos, terrenos baldíos, algunas en zonas de interés ecológico y que urge rehabilitar para que puedan llegar a parecerse a lo que algún día fueron. Y restaurar las canteras inactivas es una de las actividades que está llevando a cabo Bioteam –una empresa que nació como una spin-off de Construcciones y Contratas Vijacal S.L.–, que ha sido creada para desarrollar toda una nueva área de negocio enfocada a los servicios medioambientales. [...]

Elena Soto: Esta montaña la pinto de verde

Francesc Andreu Femenías dio el pistoletazo de salida a la carrera eléctrica en Baleares. [...] participó en la implantación del teléfono en la isla y fue promotor y director de la S.A. de Automóviles de Menorca que introdujo el automóvil de vapor. En 1892 llegó el que sería su mayor logro: la creación de Eléctrica Mahonesa, la primera fábrica de electricidad de Baleares. [Nota: el relato es muy interesante pues a los pocos días de la inauguración de la electricidad, comenzó también la creación del gas de alumbrado, creándose una fuerte competencia entre ambos tipos de iluminación.]

Laura Jurado: La 'pole position' eléctrica

Para predecir el clima espacial hay varios satélites, como el SOHO (Solar and Heliospheric Observador) orbitando en los puntos de Lagrange –posiciones orbitales ideales para instalar estaciones espaciales–, que informan sobre la energía e intensidad del viento solar o si se dirige a la tierra una eyección de masa coronal.

La investigación de la actividad solar, sin embargo, no sólo responde a la necesidad de predecir, sino también a la de saber cómo funciona una estrella. En este sentido el grupo de Física Solar de la UIB comenzó ya en los 80 a estudiar las fulguraciones. «En estos años un satélite detectó que este fenómeno presentaba periodos de unos cinco meses –explica Ballester– y que inmerso en el ciclo solar de 11 años se producía un subciclo de entre 150 y 158 días de fulguraciones asociadas a manchas solares».

Este trabajo, publicado en 1998 en la revista Nature, fue el primer artículo científico de la UIB. En él se describía la interrelación entre el flujo magnético, las manchas solares y las fulguraciones, proponiendo una hipótesis para explicar estos fenómenos de la actividad solar

Elena Soto: El astro rey 'ruge' de nuevo

Baleópolis es un suplemento del diario El Mundo/Baleares extraordinario. Elena Soto nos va explicando las investigaciones científicas y tecnológicas que desde la islas se van realizando en la actualidad mediante artículos y entrevistas. Laura Jurado recoge la historia. Todo ello, interesantísimo y algo más: totalmente novedoso. Las instituciones oficiales no han conseguido hacer llegar a la población información científica o tecnológica de forma divulgativa, es decir, que los ciudadanos podamos entender y, también, que esté al alcance (vía Internet) y estas periodistas a través del suplemento peridístico, en papel y digital, lo están consiguiendo.

Páginas relacionadas

Baleópolis I(febrero - abril 2009)
Baleópolis II (mayo - julio 2009)
Baleópolis III (julio - octubre 2009)
Baleópolis IV (octubre - diciembre 2009)

Baleópolis V (enero - abril 2010)
Baleópolis VI (mayo - agosto 2010)
Baleópolis VII (septiembre - diciembre 2010)
Baleópolis VIII (enero - abril 2011)
Baleópolis IX (segundo cuatrimestre 2011)
Baleópolis: tercer cuatrimestre 2011
Baleópolis, primer cuatrimestre 2012
Baleópolis, últimos cuatrimestres 2012

Comentaris

B@leopolis

Elena Soto | 18/09/2010, 10:30

Gracias Fabian por divulgarlo, seguimos en la brecha.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar