Alta mar

Contacto

Un paseo por los jardines de Sa Quarentena

fabian | 21 Febrer, 2008 18:13

A veces los he oído nombrar como jardines y otras como parque. Sa Quarentena hace referencia a los cuarenta días de prevención ante la posibilidad de una enfermedad contagiosa y era más o menos en este lugar cercano al puerto de Portopí y, en su tiempo, alejado de la ciudad, donde parece que había un pequeño hospital en el que quedaban confinados los marinos sospechosos de padecer alguna.

Mañana soleada tras varios días de nubes y lluvias. Tomo el autobús de la línea 1 en dirección al puerto y me bajo en la parada de Can Barbará; en las cercanías dos tipos de jardines muy diferentes: los de Nazaret y los de Sa Quarentena que muestran al Paseo Marítimo una caída de plantas verdes, enredaderas, hiedra principalmente, y una entrada numerada 35a con una hermosa puerta tras la que se ven escaleras de piedra y árboles.

Jardines de Sa Quarentena, Palma
Mapa de situación

Espacio reducido y en gran declive, imposible para sillas de ruedas. Aquí toman importancia no sólo los árboles sino también la vegetación del suelo, ya que éste, aún de rocas se muestra cubierto de numerosa vegetación variada. Si miro hacia lo alto, la luz cegadora se escurre entre las ramas arbóreas y hay todo un juego de luces y de sombras. Pero empezaré este relato con la imagen de la puerta superior pues junto a las manchas de sol y de sombra muestra ya los escalones que de manera casi continua se esparcen a lo largo de todo el jardín.

Jardines de Sa Quarentena
Puerta superior

Junto a esta puerta, una pequeña explanada guarda el parque infantil y un pequeño bar. ¡Ah!, y también muy importante, una fuente en cuyo interior hay una escultura de Rolf Schaffner, hecha de piedras mojadas que debieran estar llenas de mohos y de plantas de agua, ya que la fuente está por encima de la escultura y el agua debiera caer en cascada sobre la escultura - medio piedra, medio vegetal -, aposentarse en los pequeños estanques laterales y, parte de ella, correr como si fuera un riachuelo hacia el estanque inferior donde - posiblemente sea el único lugar de Palma, aunque me parece que también hay en algún lugar de Mallorca - crece el papiro.

Jardines de Sa Quarentena, Palma
Estanque inferior, junto al que crece el papiro

Pero no quiero aún bajar como el agua sino observar junto a la fuente dos hermosísimos árboles. Uno es un gigantesco pino de amplísima copa, pino habitable pues sus ramas permiten trepar por ellas y quedarse un buen rato observando el paisaje, posiblemente el mayor pino de Palma y no sé si de Mallorca.

Jardines de Sa Quartera, Palma
¿Veis el árbol que se curva hacia la izquierda?

El otro árbol os lo pongo en la fotografía. ¿Veis ese tronco que se curva hacia la izquierda? Bien, pues vale la pena reparar en la textura de su tronco pues es muy difícil encontrar algún alcornoque, Alzina surera, el árbol del corcho (Quercus suber L.) en Palma e incluso en Mallorca.

Jardines de Sa Quarentena
Juegos de agua

El agua, ya en los jardines romanos, siempre ha sido un elemento del jardín. Ofrece un juego agradable a la vista y aquí, encauzada, un pequeño caudal cae entre las rocas y la vegetación y puede ser seguida a través de uno de los caminos, siempre escalonados del parque.

Pero hoy, en esta página, no puedo elegir más que unas pocas fotos de este jardín realizado en 1992 y que ocupa una superficie de 12.800 metros cuadrados. Tomo el otro camino que baja por la parte opuesta a la del agua y que muestra una exuberante vegetación en la que predominan diversos tipos de cactus.

Jardines de Sa Quarentena
Bolitas rojas del "Cotoneaster o cornera" y el llamativo "Chorisia speciosa"

Es verdad que un jardín hay que visitarlo varias veces al año, ya que su aspecto en primavera es diferente al que tiene en otoño. También pienso que los parques y jardines, como obras de arte que son, requirirían una "guías para la observación" que nos ayudaran a educar la mirada y aprendiéramos a distinguir unas plantas de otras y, con ello, a ponerles nombre. También es verdad que los jardines y parques de Palma están muy bien cuidados y limpios, todo lo cual debiera ser complementado con una labor informativa sobre ellos.

En un recodo, recojo esta imagen en que aparecen las bolitas rojas que hoy me muestran los Cotoneaster integerrimus (¿son ellos?) que me sorprenden. A su derecha, con forma de botella, sorprendente, con sus púas en el tallo, aparece uno de los dos Chorisia speciosa, árbol que tenemos en algunos parques de Palma, pero que no son muy comunes.

Sí, "guías para la observación" y muchísima más información requieren los parques y jardines de Palma.

Ver: ARCA demana la retirada de l'enfiladissa d'una de les portes del parc de sa Quarantena, antic llatzaret

Comentaris

agradecimiento eterno, Fabián

joan | 11/10/2016, 08:29

Gracias por todo Fabián, por tu dedicación a Palma, tus ganas de saber, de conocer, tu pasión por las plantas...fuiste mi profesor de música en Marià Aguiló y nunca te olvidaré.
Joan González Buades

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar