Alta mar

Contacto

Primeros botánicos de las islas Baleares (y 2)

fabian | 25 Abril, 2007 17:59

Prosigo el escrito iniciado en Primeros botánicos de las islas Baleares (1) donde comencé la copia del texto Historia de la Botánica en las Baleares realizado por don Francisco Barceló y Combis (Peratallada, Gerona 1820 - Palma 1889) y que aparece en el libro Flora de las islas Baleares que podemos encontrar digitalizado en la biblioteca digital del Real Jardín Botánico.

Ya indiqué que es un texto algo largo, pero que me ha resultado muy ameno pues me ha dado a conocer tanto a botánicos de las islas como a otros que vinieron de lejanas tierras a estudiar las plantas. Algunos luego publicaron escritos e incluso dibujos sobre las aquí halladas.

dibujo
Dibujo del libro Enumeratio plantarum quas in insulis Balearibus (1827) de Cambessèdes, Jacques

El herbario del abate francés Pedro Andrés Pourret, natural de Tolosa (1754 - 1818), que se conserva en la Facultad de Farmacia de Madrid, contiene un centenar de especies procedentes de las Baleares. Con este motivo han supuesto algunos escritores que aquel hábil botánico herborizó en estas islas, sin alegar dato alguno que confirme su opinión, ni indicar la época en que tuvo lugar el supuesto viaje. En mi concepto, el verdadero origen o procedencia de dichas plantas tiene su explicación en las siguientes frases: «En 1793, añadió el ábate Pourret al pie de las papeletas escritas por Juan Salvador los nombres genérico y específico de la nomenclatura Lineana, mereciendo censura, primero de Lagasca en 1851 y después de Colmeiro, sobre la manera poco respetuosa de invadir las papeletas originales de Salvador. Pero más sensible es y de mayor trascendencia el haber arrancado de esa preciosa colección (herbario - Salvador) multitud de ejemplares, descosiéndolos, y llevando la profanación al extremo de apoderarse a veces del mejor ejemplar de ellos cuando no había más que dos de una especie, y aún en algún caso del único existente. ¡Qué sería de las ciencias de observación si no se respetasen con cierta religiosidad esos monumentos levantados a costa de tantos afanes y prolijas meditaciones!» (Antonio Cipriano Costa. Introducción a la Flora de Cataluña, p. VIII)

En esta misma época, D.Vicente Trías, natural de Esporlas, se dedicaba a la recolección de las plantas espontáneas en aquel delicioso valle y en los montes que lo ciñen, formando un herbario, que dividido en 4 volúmenes contenía únicamente 200 especies de plantas. En los alrededores de su casa formó un reducido cercado, en el cual cultivaba algunas plantas exóticas, tales como Rhus radicans, Lin.; Rh. thyphina, Lin.; Flaveria contra-yerba, Pers.; varias especies de Cactáceas y del género Aloe, etc. Su hijo José conservó con esmero el herbario y el jardín, que franqueaba con singular complacencia a los curiosos que le visitaban; pero desde su fallecimiento (1866), con negligente descuido han dado lugar sus herederos a que se haya extraviado dicho herbario.

El médico Mahonés Don Rafael Hernández y Mercadal (1779 - 1857), discípulo de Gouau, se dedicó al estudio de la vegetación de Menorca, formando un herbario que, según declaración propia, contenía ya en 1816 más de 500 especies espontáneas en dicha isla; cuyo herbario fue detenidamente estudiado por Cambessedes en 1825. «Sensible es decir, segun escribía en 1868 mi amigo D. J. Rodríguez, que ni restos hoy día existen de aquel numeroso herbario, fundado por Andrés Hernández, y aumentado con tantos desvelos por su hijo Rafael

dibujo
Dibujo del libro Enumeratio plantarum quas in insulis Balearibus (1827) de Cambessèdes, Jacques

Con motivo de cierta frase expresada por el célebre Alejandro Humbolt, Jacobo Cambessedes, distinguido botánico natural de Montpeller (1799 - 1863), con objeto de ilustrar algunas cuestiones de Geografía botánica, vino a estas islas en Marzo de 825 para estudiar su Flora, herborizando sucesivamente en Mallorca, en Ibiza y en Menorca hasta fines de Junio de dicho año; aprovechando al mismo tiempo los datos que le ofrec´´ian los herbarios respectivos de Trías y de Hernández. Después de su regreso a Francia, publicó Cambessedes en los Annales des voyages, vol. XXX, año 1826, una memoria titulada Excursions dans les iles Baleares; y en 1827, en el tomo XIV de Memoires du Muséum, la Enumeratio plantarum quas in insulis Balearibus collegit J. Cambessedes. Esta obra, recibida con general aplauso por los botánicos contemporáneos y acompañada de 9 láminas, va precedida de una interesante Introducción, en la que traza el autor detenidamente y con profusión de datos los límites de la región mediterránea, los caracteres de su vegetación y la fisonomía especial que ofrece la de estas islas. Sigue a continuación la enumeración de 691 especies (entre las espontáneas y las cultivadas), describiendo únicamente las especies nuevas en aquel entonces.

D. Fernando Weyler y Laviña, Inspector que fue del cuerpo de Sanidad militar, publicó en 1854 una obra interesante bajo diversos conceptos, titulada Topografía físico - médica de las islas Baleares, (un vol., Palma. 1854); cuya sección 3ª, destinada a la fitología, contiene una lista de plantas espontáneas y cultivadas, seguidas de su nombre castellano, pero sin especificar con la debida distinción a cual de estas islas pertenecen dichas plantas.

dibujo
Dibujo del libro Illustrationes florae Hispaniae insularumque Balearium (1880 - 1892) de Willkomm, Heinrich Moritz

D. Rafael Oleo y Cuadrado, Farmacéutico que fue de Ciudadela (1806 - 1879), después de haber formado un rico herbario local, publicó en 1859, en el Droguero Farmacéutico, periódico de Valladolid, un Catálogo por familias de las plantas recogidas en la isla de Menorca, seguido de una interesante Reseña topográfica y climatológica de dicha isla. Esta obrita, lo mismo que las mencionadas de Cleghorn, de Cursach, de Ramis y de Weyler, ofrecen el grave defecto de no indicar la habitación de las especies espontáneas, ni la época de su florescencia.

Con el propósito de completar la obra de Cambressedes, el ilustrado Dr. Pablo Marés, natural de Montpeller, herborizó en estas islas en Junio de 1850; en Abril, Mayo y Junio de 1852; y en Marzo, Abril y Mayo de 1855. En Abril de 1865, publicó en el Bulletin de la Societé botanique de France un interesante artículo titulado Aperçu géneral sur le groupe de les iles Baléares et leur vegetation, en el cual hizo la descripción física de este archipiélago, indicando algunos de los principales resultados botánicos obtenidos en las tres excursiones referidas, anunciando al mismo tiempo la próxima publicación, en colaboración con Mr. Vigineix, de un Catálogo razonado de las plantas vasculares de las islas Baleares, que contendría una cuarta parte de especies más (unas 200) que las mencionadas en la citada Enumeratio de Cambessedes. A últimos del año pasado se ha dado a luz este interesante trabajo, precedido de una extensa Introducción, que consiste en una reproducción, ampliamente refundida y aumentada por su mismo autor, del mencionado Aperçu sur les iles Baleares, en la que después de una reseña histórico - bibliográfica, trata de la constitución física de estas islas. - Meteorología. - Aspecto general de su vegetación, etc. etc.; describiendo en el texto del catálogo algunas especies nuevas en la ciencia.

En Junio de 1852, mi particular amigo y antiguo condiscípulo D. Antonio Costa [y Cuxart], catedrático a la sazón de la Universidad de Barcelona, vino a Mallorca encargado de una comisión oficial; y aprovechando el corto tiempo que le quedaba libre, herborizó en los alrededores de Palma, de Valldemosa y de Esporlas. En su Flora de Cataluña menciona muchas plantas de las Baleares, entre las cuales figuran algunas de las balearicas contenidas en el herbario de los Salvador.

A mediados de 1867 publiqué en la Revista de las Ciencias exactas, físicas y naturales (t. 17, núms. 5 y 6, Madrd), unos Apuntes para una Flora de las islas Baleares, o Catálogo metódico de las plantas observadas en esta región, que no se hallan mencionadas en la Enumeratio plantarum quas in insulis Balearibus collegit J. Cambessedes, que comprende 470 especies. En 1877 publiqué unos Nuevos Apuntes, que contienen 308 especies. Indícanse en ambos opúsculos el nombre vulgar, la habitación y época de la florescencia de cada especie.

Mi amigo D. Juan Joaquín Rodríguez y Femenías, que desde hace muchos años estudia con laudable perseverancia la vegetación de Menorca, publicó en 1865 - 68 un Catálogo razonado de las plantas vasculares de Menorca, en cuya Introducción contiene una Reseña histórica sobre la botánica en Menorca. - Constitución física y climatológica de la isla. - Aspecto de su vegetación, etc. En 1874 publicó en los Anales de la Sociedad Española de historia natural (t. III. 1874), un Suplemento al Catálogo razonado etc. Comprenden estas dos recomendables obritas unas 860 especies (algunas nuevas), con la indicación de su nombre vulgar, su habitación y época de la florescencia. Con el título de Additions a la Flore de Minorque, publicó este autor en el Bulletin de la Societé Botanique de France (t. XXV, 1878), una lista de siete especies o variedades nuevas en la ciencia.
[Nota: De este botánico, Rodríguez y Femenías, Juan Joaquín, puede encontrarse la obra Flórula de Menorca, impreso en Mahón entre los años 1901 y 1904.]

El Dr. en Farmacia D. Carlos Casallachs, natural de Caldas de Mombuy, donde se halla establecido hoy día, residió dos o tres años en Menorca. (1868 y 70?), regentando una botica en Alayor. Dedicándose al estudio de la vegetación menorquina logró formar un abultado herbario, que hace pocos años tuve la ocasión de estudiar en diversas temporadas que pasé en Caldas, para tomar los baños de sus reputadas aguas termales.

El difunto botánico viajero Eugenio Bourgeau (1813 - 1877), vino a Mallorca a principios de Mayo de 1869. Hicimos juntos algunas herborizaciones en los alrededores de Palma y en los montes de Sóller. Estacionándose en el delicioso valle de este nombre hasta primeros de Julio, hizo gran cosecha de plantas; cuyas especies (unas 400), determinadas por Mr. Ernesto Cosson, pudo más tarde distribuir Bourgeau por centurias a sus numerosos clientes.

En la notable y extensa obra que sigue publicando S. A. Imperial el Archiduque Luis Salvador (Die Balearen. Lepsig 1869 - 1880), tan rica en datos sobre la historia natural de estas islas, se hallan indicadas las plantas más notables que caracterizan la vegetación de los montes, valles, colinas, lagunas y playas de Mallorca. (vol. II y IV)

dibujo
Dibujo del libro Illustrationes florae Hispaniae insularumque Balearium (1880 - 1892) de Willkomm, Heinrich Moritz

En 1873, permaneció en estas islas (Mallorca y Menorca), desde últimos de Marzo hasta últimos de Mayo, el Dr. D. Mauricio Wilkoom, sabio Director del jardín botánico de Praga. El resultado de esta provechosa excursión se halla expresado en un Index plantarum vascularium quas in itinere vere 1873 suscepto in insulis Balearion, legit et observavit Maur. Wilkoom, publicado en el periódico Linnea etc. de Berlín, (fasc. I, II, III, 1876). Esta interesante monografía contiene 815 especies, entre ellas algunas nuevas y además, diversas formas o variedades también nuevas.
[Nota: Pueden hallarse de Mauricio Wilkoom varias publicaciones, entre ellas: Prodromus florae hispanicae (1861 - 1890), Illustrationes florae Hispaniae insularumque Balearium (1880 - 1892), Sertum florae Hispanicae (1852) o Supplementum Prodromi Florae Hispanicae (1893). ]

Acompañaba al Sr. Wilkoom el Dr. Hegelmaier, profesor de la Universidad de Tubingen, quien permaneció en estas islas solo hasta mediados de Abril, dedicándose especialmente a la recolección de los Musgos; debiéndose a este ilustrado profesor el hallazgo y determinación de la mayor parte de las especies comprendidas en el Catálogo de los Musgos de las Baleares, publicado por D. J. J. Rodríguez y Femenías en los Anal. de la Soc. Esp. de Hist. Nat. t. IV, 1875.

El joven Farmacéutico Don Antonio Crespí, natural de Palma, habiendo permanecido en Sóller desde 1870 a 1879, se dedicó por mi consejo al estudio de la vegetación de aquel ameno valle y de los elevados montes que lo circuyen, logrando, además de formar un buen herbario, descubrir algunas especies que se habían ocultado a las pesquisas de todos los que anteriormente habíamos explorado aquella pintoresca región.

En fin, a principios de Junio último, el célebre autor de la Flora Orientalis y del Voyage botanique dans le midi de l'Espagne pendant l'année 1837, Mr. Edmundo Boissier vino a Mallorca, acompañado de los distinguidos botánicos Mr. Luis Leresche, venerable pastor de Rolle (canton de Vaud); Mr. Emilio Burnat, de Vevey, y Mr. Guillermo Barbey, hijo político de Mr. Boissier. Durante su breve permanencia en esta isla, herborizaron en los alrededores de Palma y de Valldemosa, en el Puig mayor de Torrella y en los montes de Artá; dirigiéndose después a Valencia y a Alcoy, con el objeto de herborizar en la famosa sierra de Mariola.
[Nota: Ver Burnat, Émile & Barbey, William: Notes sur un voyage botanique dans les Iles Baléares (1882).]

Comentaris

Very nicce!

PreemaBribe | 30/11/2010, 22:59

Very nicce!

bourgeau

toni font | 19/01/2011, 16:56

podemos cruzar emails?

me gustaria saber más de Bourgeau.
tienes informacion de donde fueron a parar sus muestras?

he encontrado hasta fotos de uno de sus pliegos de herbario de soller, en el jardin botanico de ginebra, que resulta ser el 'tipo' de Laurentia minuta, descrito a partir de este pliego de herbario en 1940, 70 años despues de su recoleccion...

medalla o premi

Sebastià Vidal-Joan | 04/03/2012, 17:05

que podríeu sol·licitar de la RAE o fundació semblant, finançada per tots nosaltres catalans també, per la vostra tasca d'espanyolització dels botànics tant catalans com de la resta d'Europa.

Botanicos baleares

L. Medina | 17/10/2012, 07:49

Hola!
Magnífico resumen!
Me falta Antonio Marcos, que publica en 1934 "Flórula de Cabrera i dels illots pròxims"
Un saludo!
L.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar