Alta mar

Contacto

Jornadas de Cultura Judía en Palma

fabian | 27 Agost, 2012 15:21

Leo que existe la costumbre de que quien visita una tumba judía deja sobre ella una piedra.En Mallorca hay, al menos, un cementerio judío en la localidad de Santa Eugenia; este cementerio no es antiguo, hace menos de cuarenta años que existe (ver: Horrach: El cementerio judío de Mallorca). Con todo, la presencia de judíos en los puertos del Mediterráneo es antiquísima; presencia que pese a todos los avatares de la historia, ha sido continua.

Escribo estas líneas sin conocimiento cierto, recordando algunos contenidos de lecturas que algún día realicé, pero de las que he olvidado la fuente. ¿Dónde lo leí? No lo recuerdo. Al encarar el tema, hay que distinguir la raza o grupo social, de la religión judía; entre ellas no hay relación directa. Pertenecer a una raza o grupo social no es un acto voluntario, como sí puede serlo la elección de una religión.

En la "Medina Mayurqa", la ciudad árabe, existía un grupo judío; algunos de ellos pidieron a Jaime I que les respetara antes de la conquista de la ciudad. Creo que en la primera mitad del siglo XIV, sobre una población total de unas treinta mil personas, los judíos de Palma eran una décima parte, unas tres mil personas que vivían en unos barrios a los que se llamó "calls" (el mayor y el menor) o "juderías" y que tenían una organización especial, propia, denominada la "Aljama", aprobada por los reyes. Todo ello son rasgos comunes a todas las ciudades antiguas de gran parte de Europa y donde la religión cristiana fue dominante, también fue común, en distintos momentos, la persecución y expulsión de los judíos.

En los reinos hispánicos del siglo XIV se produjeron numerosas discriminaciones y abusos realizados por las propias autoridades a través de la legislación como obligarles a vestir de manera diferenciada y se llegó a actos criminales como fueron los asaltos a las juderías en 1391 y 1435 en los que murieron muchos y en la expulsión, lo que forzó a la conversión, a la destrucción de las sinagogas sobre las que se levantaron iglesias.

Luego, en 1478, los Reyes Católicos crearon la Inquisición. En la Corona de Aragón existía ya desde 1232 un tribunal para combatir la herejía albigense, aunque ya en el siglo XV, aún vigente, estaba olvidado. El Rey Fernando lo resucitó...

En el próximo mes de septiembre se celebra en Palma la 13ª Jornada Europea de la Cultura Jueva. En estos días he visto en los periódicos algunos artículos que hablan de la historia judía en Mallorca; uno en la Ültima Hora del viernes y la Crónica de Antaño de B. Bestard ayer en el Diario de Mallorca. Ninguno lo he encontrado on line. Recojo unos fragmentos del artículo que Bartomeu Bestard publicó en agosto del 2011, el año pasado, con el deseo de que el artículo de este año también pueda estar disponible en la Red.

Durante los años posteriores a la conquista, la vida de la comunidad judía –la aljama– no sufrió grandes sobresaltos, acaso algunas disputas internas entre los hebreos autóctonos y los recién llegados. Parece ser que los problemas empezaron a surgir con los primeros balbuceos de la nueva diócesis mallorquina, que no hizo grandes esfuerzos por disimular sus recelos hacia los judíos. Por ello, Jaime II, hacia el año 1300 –momento clave en que el monarca dio un impulso definitivo a la organización y estructuración del reino de Mallorca–, asesorado por el obispo Ponç Desjardí, ordenó que los judíos se trasladasen a vivir a una nueva zona de la ciudad, más alejada del epicentro de la urbe. En este traslado también estaban incluidos los vecinos hebreos del "callet" o "call" menor. El nuevo barrio, fruto de la unión de los dos antiguos, fue denominado Call mayor, y se ubicó en la parte levantina de la ciudad, en la partita vocata Templum et Calatrava. Éste se articuló a partir de unos ejes viarios principales identificados actualmente con las calles de: Sol, Montesión, y Posada de Monserrat y Sant Alonso. Al igual que en los anteriores, se levantó un muro –murum grossum– a su alrededor que lo delimitaba. Se accedía a su interior a través de cuatro puertas: la puerta mayor, ubicada en la intersección de las calles Padre Nadal, Sol, Montesión y Santa Clara; la puerta de "L´aberaudor del temple", situada en la confluencia de las calles Sol y Pelleters, frente al castillo del Temple; la puerta de las "torres llevaneres", que se encontraba a la altura de la parte central del actual convento de "ses Jerònimes" – cuya calle, por cierto, se ha conservado fosilizada en el interior del convento–; y finalmente, la Puerta de Santa Clara, frente al portal de dicho monasterio. A partir de la creación del "call" mayor, todos los judíos tuvieron la obligación de vivir y dormir allí, aunque pudieron mantener los locales de sus negocios fuera del recinto.

Los judíos tuvieron una organización política, administrativa y social paralela a la cristiana: la aljama. Ésta regulaba íntegramente las vidas de los hebreos. Organizada jerárquicamente, tenía al consejo de ancianos –constituido normalmente por siete venerables– como institución de máxima autoridad. La sinagoga era un punto crucial en la vida de los judíos. Era el lugar de culto y de enseñanza. Aunque en principio solo estaba permitido el funcionamiento de una única sinagoga, el "call", a lo largo de su complicada historia, dispuso de tres. La primera que se construyó, estaba emplazada en el solar de la actual iglesia de Montesión –la sinagoga mayor–. A pesar de tener unas dimensiones más bien discretas, destacó por su magnífica decoración y empaque. Jaime III la definió como de curiosam et valde formosam. No hay tiempo en tratar las vicisitudes que sufrió este templo a lo largo de su historia, sólo decir que su uso fue intermitente. Finalmente, tras el asalto al "call" de 1391, fue comprada por Jaume Despuig, quien la reconvirtió en un templo cristiano bajo la advocación de Nuestra Señora de Montesión, y así se la encontraron los jesuitas en el siglo XVI. Una segunda sinagoga se construyó en el actual solar del seminario viejo, en la parte que da a la calle Posada de Montserrat, aunque se usó como sinagoga no más de quince años, pues también fue destruida con el asalto de 1391. Finalmente, una tercera sinagoga –"la sinagoga nova"– fue construida gracias a la donación testamentaria de Aaron Mani (1370) quien dejó escrita la voluntad de que se levantase una sinagoga en su casa. No se sabe cuando se erigió, pero sí se sabe que desapareció también tras el asalto. A pesar de la brutalidad de los hechos de 1391, las conversiones no fueron tan masivas como se ha dicho en más de una ocasión. El "call", aguantando grandes calamidades y vejaciones, pudo subsistir cerca de cuarenta años más. Sin duda, ayudó a su supervivencia la llegada de unos ciento cincuenta inmigrantes judíos portugueses. Fue ese colectivo el que compró la sinagoga de Aaron Maní y la volvió a rehabilitar. Su ubicación se encontraba en la actual calle Pelleteria, a la altura del "forn d´en Miquel". Duró pocos años, pues en 1435, todos los judíos mallorquines fueron obligados a convertirse al cristianismo. Algunos pudieron huir, mientras que para otros comenzó otro calvario que se mantendría durante siglos. Sólo los grandes pueblos como el judío son capaces de resistir tanto y tener tanta esperanza… tal como se puede vislumbrar en poemas como el de Marian Aguiló en Albada: "L´estrella més pura/ poruga ja guaita/ tremola agradosa/ dellà la muntanya./ Benhaja l´estrella, l´estrella de l´alba!...".

Bartomeu Bestard: La Palma judía: el Call de la Almudaina, el Callet y el Call Mayor (DM, 26/08/2011)

ARCA Llegat Jueu es una web que intenta recoger artículos, estudios, bibliografía, noticias sobre la historia judía en Mallorca; y en verdad que es larga, compleja y sumamente interesante; al tiempo que triste. Poco narrada, en mi parecer, pues aparecen notas sueltas sobre las bibliotecas que doctos judíos tenían en Palma que invitan a entrever un mundo de relaciones amplio Están las publicaciones y ponencias de Jorge Maíz Chacón a las que convendría acercarse y leer tranquilamente y seguramente haya otras publicaciones on line que sería conveniente enlazar.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar