Alta mar

Contacto

El 'Rafael Verdera', un barco histórico

fabian | 26 Març, 2009 16:59

El Rafael Verdera es un barco con mucha historia. En la página dedicada a veleros históricos que realiza desde Holanda Peter Lazet en la que hay preciosas imágenes de muchos veleros del mundo se hallan varios ibicencos; uno es el Rafael Verdera, de 1841; otros son el "Isla Mauritia", ex "Isla Blanca", de 1852; el "Isla Ebusitana", de 1856 o el "Fantasy", ex "Isla de Ibiza", de 1925 y que ardió en el 2002.

El "Rafael Verdera", además de una larga historia, tiene en su historial muchas anécdotas; así, trae a los Reyes Magos a Palma, fue portador de la antorcha olímpica en las Olimpiadas de Barcelona de 1992; Josep Pla habló de él en "Contraban i altres contes", en él se han rodado varias películas o se ha casado alguna artista como Nina Hagen ...; anécdotas que podemos leer en la web de este barco, web donde también podemos encontrar su historial.

Para no copiar algo que ya está en Internet, me acerco a las historias que Manolo Rives contó en el suplemento de Náutica del Diario de Mallorca, publicada el 5 de mayo del 2006 y que no está en la Red. Cuánto convendría que quienes tienen conocimiento en esta materia de navegaciones y barcos, tanto antiguos como actuales, siguieran publicando, ya en periódicos, ya en webs, historias que nos acercaran a la mar. Como era costumbre en los artículos de Manolo Rives, va acompañado de una ilustración realizada por Ramon Sampol Isern.

Rafael Verdera
El "Rafael Verdera" en el muelle frente al auditorium de Palma

El "Rafael Verdera", un veterano de 165 años

Aún podemos disfrutar del sabor tradicional del mar gracias a los clásicos de la navegación, entre los cuales podemos destacar el "Rafael Verdera" que, a pesar del paso de más de un siglo y medio, sigue navegando con el mismo porte y arrogancia de siempre.

Los faluchos y jabeques fueron las embarcaciones de aparejo latino más usadas en la mar balear. A estos seguirían las denominadas tartanas y por último, los místicos y velacheros, de los que sólo algunos figuraron en nuestras listas.

Las tartana eran buques no demasiado grandes, pues los mayores no sobrepasaban las cien toneladas de arqueo bruto y los más pequeños no llegaban a los quince metros de eslora. Arbolaban dos palos, mayor y mesana, provistos de velas latinas. Era, por tanto, su aparejo básicamente igual al de los faluchos más clásicos. La principal diferencia con respecto a estos consistía en que los dos palos estaban colocados en candela, es decir, en posición vertical, mientras que los faluchos tenían caída o inclinación, el mayor hacia proa y el mesana hacia popa. Otra diferencia la hallamos en que los faluchos, aún los de mayor porte, al largar generalmente un solo foque, llevaban un botalón bastante sencillo para este fin, mientras que las tartanas, excepción hecha de las más pequeñas, usaban un bauprés compuesto de macho y botalón, de manera análoga a las goletas y a buques con velas cuadras, que largaban varios foques.

Un buen ejemplo de tartana grande sería la "Nuestra Señora de la Soledad" que construyeron los "mestres d'aixa" José y Tomás Mateu en el año 1848, con un arqueo de noventa y cinco toneladas. Como tartana de tonelaje mediano podemos citar a la nombrada "Concepción", de sesenta toneladas y que fue obra de los mismos constructores, para D. Nicolás Company Miralles, armador y piloto mallorquín. Ignoramos la fecha de su botadura, pero consta que un armador del puerto alicantino de Altea la compró al señor Company en 1877.

Las tartanas, lo mismo que los jabeques, dejaron de utilizarse en la época de la Primera Guerra Mundial. Algunas, muy pocas, llegaron hasta la década de los años cuarenta y luego desaparecieron definitivamente.

Rafael Verdera
El "Rafael Verdera" en una ilustración de Ramon Sampol Isern

Sin embargo, en nuestros días, todavía queda un buque aparejado de tartana que navega en aguas de Baleares. Se trata del "Rafael Verdera", y es una tartana considerada de mediano porte, pues mide 22 metros de eslora en cubierta y 29 de eslora total; 5,4 metros de manga, y tiene un arqueo bruto de 53 toneladas. Está provista de un motor diesel de 200 caballos. Como puede suponerse, este barco no se dedica actualmente al transporte de mercancías como en los lejanos tiempos, sino que efectúa viajes de recreo con pasajeros a bordo, así como salidas para el avistamiento de ballenas, permitiendo a los que en él navegan, retrotraerse a la irrepetible época de la marina romántica.

En el historial de la embarcación existen algunas sombras en cuanto a su aparejo original. Está documentado que fue construída en Ibiza, siendo botada el 15 de abril del año 1841. Esto lo convierte en el barco en activo más antiguo de nuestra bandera. En cuanto al aparejo, en distintos documentos de la época existen contradicciones, pues unas veces lo llaman tartana, otras falucho y también balandra. El documento más confuso es un asiento oficial que lo clasifica como un "falucho de madera aparejado de místico", algo imposible ya que de "falucho" o de "místico" son dos maneras distintas de aparejar.

Para clasificar los diferentes tipos de aparejos que han existido en la marina histórica nos hemos basado en las definiciones que establece el Diccionario Marítimo Español de 1864, definiciones que, por otra parte, reproduce al pie de la letra la Enciclopedia General del Mar de 1957 y su segunda edición de 1968. Y volviendo al "Rafael Verdera", todo indica que su primer nombre fue "Veloz". En distintos documentos de principios del siglo XX aparece su propiedad vinculada a la familia Verdera. Consta en algunos documentos que hasta los años 30 realizó navegación de cabotaje entre las Baleares y también entre puertos cercanos como Valencia, Barcelona, Marsella, Nápoles y algunos del norte de África. En dichos documentos se le asigna aparejo de místico. Parece ser que en 1920 se le instaló su primer motor. La carga consistía, generalmente, en sal y productos típicos de nuestras islas, tales como algarroba, almendra, amén de madera, baldosas y un largo etcétera. Ocasionalmente llevaba también algunos pasajeros.

Está documentado que en el año 1926 cambió el nombre de "Veloz" por el de "María", a la vez que su aparejo de místico era substituído por uno de balandra.

En los años treinta estuvo cubriendo una línea casi regular entre los puertos de Ibiza y Palma, incluso durante la Guerra Civil, transportando también entonces, con bastante frecuencia, contingentes de tropas. La frecuencia de los viajes era normalmente semanal. Duraba la travesía aproximadamente 12 horas, con la ayuda de un motor que se le había instalado en 1934. En esta época, al parecer, era conocido como "sa Balandreta". Después de la guerra siguió llevando a cabo los mismos viajes por espacio de unos diez años más.

Más tarde, ya en 1961, sufrió cambios de más envergadura. Le instalaron una maquinilla para mover los puntales de carga y, al poco tiempo, se le desmontó el vetusto motor de 1934, colocándole en su lugar otro más moderno, del tipo semidiesel, conocido también como "de cabeza caliente", obviamente dotado de una mayor potencia.

En el año 1972 lo adquirió la empresa "Marítima de Formentera S.A.", utilizándolo para cubrir la línea entre el puerto de Ibiza y el de la Pitiusa menor [Formentera], con carga general, algunos pasajeros y de vez en cuando con flete de sal. Continuó con este cometido hasta 1985, poco más o menos, en que fue adquirido por los hermanos Arizamendi. Estos procedieron a su restauración, devolviéndole su aspecto original, con sus antenas y el enorme bauprés, equivalente casi a un tercio de la eslora, que le confiere un aspecto inconfundible.

Manolo Rives: "El 'Rafael Verdera', un veterano de 165 años" (en el suplemento de Náutica del Diario de Mallorca del 05/11/2006)

Rafael Verdera
El "Rafael Verdera" con su nuevo velamen

En la actualidad, esta embarcación ha cambiado sus velas latinas por unas cangrejo. Tanto en Ibiza como en Palma podemos verlo y pasar a su lado. Quizás, si lo vemos, le echemos una mirada más atenta y apreciativa y les digamos a nuestros hijos: "Mira, el 'Rafael Verdera'" y, entre tanto yate de lujo, sepamos apreciar las maderas y cuerdas y timón de un barco histórico.

Comentaris

Re: El 'Rafael Verdera', un barco histórico

Fabián | 26/03/2009, 18:30

Añadí al artículo de ayer "Un paseo en golondrina" unas líneas pues encontré información sobre el yate Salem

Re: El 'Rafael Verdera', un barco histórico

balabala | 10/01/2010, 16:41

informacio de verdera idioma catala

ilustracion de Ramon Sampol Isern

Ted Gorton | 09/04/2012, 07:59

Hola-yo soy un escritor ingles. estoy por acabar una biografia de un principe libanes del siglo 17 (libro academico y no comercial). el principe hizo un viaje por tartana y me gustaria mucho poder utilizar la ilustracion tan elegante de Ramon Sampol Isern, un pequeno imagen blanco y negro. Sabria Vd como podria proceder para pedir la permision de publicarla? Gracias T Gorton, Londres email ted@gortongroup.com

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar