Alta mar

Contacto

El 'Miguel Caldentey', goleta

fabian | 28 Novembre, 2008 17:38

Con la Gran Guerra europea (1914 - 1919), la navegación a motor incrementó tanto sus costes que las navieras volvieron a encargar a los astilleros la construcción de veleros, los cuales habían sido desbancados por los vapores a lo largo del último tercio del siglo XIX.

En Palma, entre los años 1916 y 1920, se cuentan una veintena de veleros construídos. Entre ellos estaban el Sant Mus, el Capitán Planas y varios otros.

Algunos de ellos, considerados ya inservibles, fueron quemados hacia los años 60. Así, "Los Amigos", construído en los astilleros Gelabert y botado en abril de 1918, propiedad de los Enseñat de Andratx, se transformó en el "Cala Castell" al ser adquirido por la Naviera Mallorquina. En octubre de 1965, desmantelado, fue incendiado su casco frente a Ses Penyes Rotjes.
En mayo de 1968 ardió el "Cala Portals", ya retirado del servicio y desmantelado su casco. Había sido el "P. y C. 1", construído por Pieras y Cabrer en sus astilleros de Palma y botado en julio de 1918.
Junto con el "Cala Portals" también ardió el "Cala Marsal", que había sido construído por Bartolomé Enseñat con el nombre de "Miramar" en abril de 1919.

Viene todo este preámbulo a cuento porque hoy día, para la sociedad de Mallorca, el "Miguel Caldentey" no sólo fue y es un barco sino también, por la labor desarrollada por Jaume Rosselló, una inquietud y una pregunta.

La goleta Miguel Caldentey

La goleta Miguel Caldentey
Imagen de la goleta Miguel Caldentey en Sóller

No es mucha la información que proporciona Juan Pou Muntaner sobre estos veleros. Indica su botadura en agosto de 1916, construído por los astilleros Llompart de Palma por encargo del comenrciante de Capdepera que le dio su nombre. Indica que perteneció a distintos armadores hasta que en 1973 lo adquirió la naviera francesa "Compagnie Mediterranée des Goelettes" para dedicarlo a fines turísticos. Aquí acaba la información del libro publicado en 1977.

Sin embargo, el "Miguel Caldentey" es uno de los pocos barcos de los que aparece información en varias páginas de Internet. De ellas - con información similar en todas -, selecciono La goleta mallorquina Miquel Caldentey porque es la que presenta mayor y mejor información y porque está escrita por el periodista que ha investigado su historia y que ha planteado el tema a la sociedad de la isla.

En Una mica d'història (I), jrc añade a la información anterior que el "Miguel Caldentey" era un pailebote de 30 m. de eslora y de 100 toneladas de capacidad en sus bodegas. Dedicado a navegación de cabotaje entre puertos del levante, las islas y sur de Francia, en 1936 fue equipado con motores Kelvin de 66 cv, consiguiendo una velocidad media de 12 nudos. Su último viaje comercial fue en 1973 transportando almendras entre Ibiza y Barcelona.

Comprado por Robert Bataille en 1973, ya en el Puerto Vendres, es llamado "La Levantina" y es dedicado al turismo. En 1976 lo compra el Ayuntamiento de Canet y le cambia el nombre llamándolo "Principat de Catalunya" y lo destina al servicio del Club Náutico de esa localidad francesa. En 1988, es declarado por el Estado Francés como Monumento Histórico.

En 1994, un temporal daña su estructura, la cual es reparada. En el 2001, una avería lo hunde; reflotado, es abandonado y olvidado junto al puerto.

dibujo
Dibujo de la goleta Miguel Caldentey

En el año 2001, los miembros de la asociación "Sauvons l'Ideal" - cuenta Jaume Rosselló (jrc) en Una mica d'història (II) - descubren la goleta abandonada e inician una campaña para salvarla. Es en el 2005 cuando el periodista autor de la bitácora de la que extraigo la información lanza en Mallorca la voz de alarma y pide que también desde Mallorca se colabore en la posible restauración del "Miguel Caldentey". En enero del 2006, técnicos y políticos del Consell de Mallorca acuden a Canet para inspeccionar la goleta y su conclusión fue de que era imposible su recuperación.

Pero a comienzos del 2007, el gobierno francés establece un proyecto de recuperación y el casco de la goleta es trasladado a Narbona a un taller de carpinteros de ribera (mestres d'aixa) donde actualmente se está restaurando el velero.

El Miguel Caldentey: una inquietud y una pregunta de la sociedad de Mallorca

El tema es más amplio que el de la historia de un velero. Hay restos - no sé qué hay - de un museo naval en las cuevas de Bellver. Antiguos veleros construídos en las islas aún navegan en empresas turísticas por diversas aguas. Las islas tienen un pasado (y también un presente) marítimo encardinado en embarcaciones varias, ya de pesca, comerciales, deportivas, etc.; en mapas, cartas de navegar ... Posiblemente se necesite un museo y mucho más: investigación, difusión, cuidado de materiales ...

En los años 60 ardieron cerca de la costa varios veleros construídos en las primeras décadas del siglo XX. No se supo qué hacer con ellos y se les prendió fuego. El "Miguel Caldentey" lo restauran los franceses. En el verano pasado se hundió el Thopaga, anteriormente "Cala Tuent". Hay varios pecios, ya en Ciudadela, Cala San Vicente y probablemente en otros lugares.

¿Qué hacemos en Mallorca con el patrimonio marino? ¿Habrá que quemarlo, dejarlo abandonado?

Yo creo que los ciudadanos de las islas necesitamos mucha información y, con ella, tomar conciencia del valor patrimonial y de la importancia que ha tenido, tiene y tendrá la navegación marítima en las islas. Y, con ello, pedir no sólo a los gobernantes mayor cuidado del patrimonio y mayor información. También debemos pedirlo a historiadores, periodistas, arqueólogos, etc. que informen y difundan los conocimientos. Y todos debiéramos pedirnos o exigirnos mayor conocimiento y participación.

Nota: las fotografías y la mayor parte de la información están tomadas de la bitácora La goleta mallorquina Miquel Caldentey del periodista Jaume Rosselló en las dos entradas anteriormente mencionadas y en Una mica d'història (i III).

Comentaris

Gracias Fabián

Jaume Rosselló | 16/04/2009, 09:41

No recuerdo si en algún momento he llegado a contactar contigo. Por ello lo hago ahora para agradecerte la difusión en tu blog de la historia del Miquel Caldentey y del problema que supone hoy en día la falta de sensibilidad hacia la conservación del patrimonio marítimo que aún nos queda en Balears y resto del Mediterráneo.
Enhorabuena por tu blog, tan activo e interesante. El mio sobre el Miquel Caldentey lo tengo un poco parado debido a que no me llegan noticias nuevas desde Narbonne, donde se está restaurando el barco. Espero hacerle una visita pronto para poder enterarme sobre el terreno de cómo va el proceso de restauración.
Gracias de nuevo y hasta la próxima.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar