Alta mar

Contacto

Incoación BIC techo mudéjar de Sa Bassa Blanca, Alcudia

fabian | 29 Desembre, 2006 09:32

Incoación de expediente de declaración de bien de Interés Cultural a favor del techo mudéjar situado en la finca de Sa Bassa Blanca, Alcudia

Fuente: BOIB núm. 101 / 2006
Fecha publicación: 20 / 07 / 2006

El techo mudéjar de la finca Sa Bassa Blanca de Alcudia fue declarado Bien de Interés Cultural en el BOIB núm. 090 del 19/06/2007

Buscador BOIB

Informe històrico-artístico

  1. Denominación del bien: Techo mudéjar.
  2. Autor: Anónimo.
  3. Datación: El techo cuenta con una inscripción que incluye su fecha de realización, el año 1498.
  4. Materia/técnica: Madera cortada, dorada y policromada.
  5. Medidas: 445 x 445 x 210 cm.
  6. Estado de conservación: Bueno.
  7. Procedencia: Adquirido el año 1978 al anticuario Abelardo Linares de Madrid. Originariamente procede de una iglesia de Tarazona, tal como indica la inscripción.
  8. Ubicación actual: Habitación del segundo piso del edificio central de la finca Sa Bassa Blanca (Alcúdia).

Contexto histórico

El techo mudéjar propiedad de la Fundación Jakober cuenta con una inscripción que permite situar la pieza en un contexto cronológico y geográfico concreto, esto es en el año 1498 y en la ciudad aragonesa de Tarazona, a la provincia de Zaragoza.

Tarazona está situada en una posición estratégica, en un lugar que pone en comunicación el valle del Ebro con la Meseta, hecho que le confirió gran importancia desde la época romana. Después de la reconquista cristiana, el año 1118, quedó en una ubicación fronteriza entre los reinos de Aragón, Castilla y Navarra y la ciudad conoció un periodo de inestabilidad. Sin embargo, la época a la cual pertenece el techo mudéjar que nos ocupa se caracteriza por una cierta recuperación, después de una etapa marcada por las guerras y epidemias. Así, en el siglo XV y sobre todo en el XVI, Tarazona vivió un notable desarrollo demográfico y económico. Se fundaron numerosos conventos y se produjo un importante desarrollo artístico. De hecho, gran parte de la Tarazona monumental se debe a esta época de esplendor.

Entre el rico patrimonio artístico de Tarazona, destaca especialmente la arquitectura mudéjar. Se tiene que tener en cuenta que en el conjunto del mudéjar hispánico, el foco de Aragón presenta gran interés, tanto por sus peculiares características como por el número de monumentos. De hecho, el año 1986 la arquitectura mudéjar de Teruel fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y el año 2001 esta declaración se hizo extensiva a un conjunto de edificios del mudéjar aragonés.

Entre los elementos más relevantes de la arquitectura mudéjar se encuentran los techos trabajados en madera, esto es las cubiertas interiores que cierran y ornamentan un espacio. Las cubiertas ligneas constituyen uno de los rasgos más peculiares de las construcciones mudéjares, ya que acondicionan la definición visual, ambiental y espacial de los interiores. Se caracterizan por la utilización de complejos diseños y estructuras, con motivos de tradición islámica como los lazos o las estrellas.

Con el fin de valorar de una manera adecuada el techo mudéjar de la Fundación Jakober en este marco histórico y artístico, nos hemos puesto en contacto con el Centro de Estudios Turiasonenses. Según los especialistas de esta institución, con mucha probabilidad este techo procede de una de las capillas del convento de San Francisco de Tarazona. Construido fundamentalmente al final del siglo XV y al siglo XVI, este convento fue objeto de importantes pérdidas tanto en su documentación como respecto a sus bienes patrimoniales desde los procesos de desamortización hasta mediados de siglo XX. En este proceso de dispersión de los bienes del convento de San Francisco se debió producir la salida del techo que en la actualidad se ubica en Sa Bassa Blanca.

Descripción

El techo mudéjar de la Fundación Jakober está situado en el segundo piso del edificio principal de la finca de Sa Bassa Blanca. Después de su adquisición el año 1978 al anticuario Linares, fue trasladado a Sa Bassa Blanca y montado en una estancia diseñada a medida en este edificio, el cual se estaba construyendo de acuerdo con un proyecto del arquitecto egipcio Hassan Fathy. El hecho de que el edificio se inspire en la arquitectura hispano-árabe lo convierte en un entorno adecuado para el techo mudéjar.

Hasta ahora el espacio donde se localiza el techo mudéjar era una habitación de uso privado. En la actualidad, los responsables de la Fundación Jakober prevén integrar la estancia en el recorrido público de esta institución.

El techo objeto del presente expediente es del tipo nombrado "armadura de limas o de artesa", que toma este nombre de su forma de amasadera (artesa) invertida y que está configurado por la intersección de paneles oblicuos laterales o "limas". En este caso, el número de "limas" es de ocho, dando lugar a una cubierta de bóveda octogonal. Las "limas" presentan una decoración de raíz islámica en la cual destacan las estrellas, de cinco y nueve puntas. Las líneas que definen el complejo entramado decorativo están policromades en dorado, mientras que el interior de las formas que definen presentan un centro en azul oscuro con una pequeña flor dorada, rematado por una línea blanca con pequeños puntos y otra roja. La pieza horizontal que se sitúa en el centro, en el punto de intersección de las "limas", se llama "harneruelo" y, en este caso, adopta forma de florón dorado inscrito en una estrella de ocho puntas.

La estructura descrita descansa sobre un friso con la siguiente inscripción:

"Esta capilla iso en su costa Juan Fernandes Castellano canonigo capellan perpetúo en esta iglesia de Taraçona la cual capilla se edifico principalmente para culto de Dios e reverencia de la Concepción de Nuestra Señora Virgen Maris e acabose año del nacimiento de Nuestro Salvador Jesucristo del M CCCC XC VIII".

La base de la pieza está constituida por cuatro paneles rectangulares y cuatro conchas. Los paneles rectangulares presentan una decoración pintada consistente en una representación de cada uno de los tetramorfos, flanqueados por motivos vegetales que ya denotan la influencia del repertorio decorativo propio del renacimiento. El fondo de los paneles rectangulares está formado por franjas alternas rojas y azules. Con respecto a las conchas, están ornamentadas de la misma manera que las "limas" de la parte superior del techo.

Principales medidas de protección

Se tendrá que comunicar a la administración competente en materia de patrimonio histórico cualquier movimiento o traslado del techo mudéjar, ya sea en el mismo edificio de Sa Bassa Blanca o a otra ubicación.

Asimismo, se tendrá que comunicar cualquier intervención que pueda afectar a la pieza objeto de este expediente.

En cualquier caso, tendrá que atenerse a lo que señala la ley 12/98, del patrimonio histórico de las Islas Baleares, especialmente en sus artículos 3 (colaboración de los particulares), 22 (protección general de los bienes del patrimonio histórico), 26 (deber de conservación), 27 (incumplimiento del deber de conservación), 28 (reparación de daños), 44 (régimen general de bienes muebles), 47 (conservación).

Ben Jakober

Nacido en Viena en 1930, reside en Mallorca desde 1968. Autodidacta, comienza sus trabajos en escultura en la década de los años 80. Comienza con obras de tono surrealista y carácter lúdico y pasa a obras realizadas con circuitos informáticos. En 1989 realiza una gran exposición en Nueva York con obras realizadas con circuitos de ordenador y grabados en granito. En 1986 empieza su colaboración con Yannik Vu. En 1993 constituyeron la Fundación Yannick y Ben Jakober en Alcudia. Actualmente viven en Malta.

En Palma hay varias obras suyas:

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar