Alta mar

Contacto

Plaza del Mercado - des Mercat

fabian | 13 Abril, 2010 18:17

Palma con textos

Hace años esta plaza se llamaba de Santa Catalina Tomás. El hecho es que hay una piedra con una lápida debajo que indica que en esa piedra estaba sentada la santa cuando le avisaron de su admisión en el convento de Santa Magdalena. La placa lleva fecha de 1826.

Varios elementos distinguen esta pequeña plaza: por una parte la iglesia de San Nicolás con su elegante campanario; por otra, arquitecturas modernistas y, no en último lugar, los callejones cercanos, algunas veces formados por empinadas escaleras que conducen a la ciudad alta. El hecho está en que este espacio muestra una singularidad especial, como situado entre dos fronteras: por una parte las callejas empinadas con escaleras que aparecen como una muralla y, por otro, la calle que fue cauce de las aguas que, aquí y allá se adentraban en pequeñas entradas que son hoy pequeñas plazuelas con nombres, ya la plaza Weyler, ya, en la Rambla la plaza de las calles Santa Catalina y Ecce Homo. Si en el Borne había alguna falta de alineación, aquí se multiplican y de alguna manera uno siente que éste fue espacio de aguas, o mejor dicho, de orillas. Y quizá ésta sea la sensación predominante: una sensación más geográfica que urbana. La plaza aparece como una linde de la ciudad, lugar desde el que parten estrechos callejones que se introducen en la ciudad antigua.

campanario
El campanario de San Nicolás domina la plaza

Junto a la plaza, un gran caserón de llamativos balcones. Cuenta Joan Riera en Opulencia en Can Berga (DM, 01/07/2009) que esos balcones estuvieron durante un tiempo tapiados y que circulan dos leyendas sobre ello, una es que "los moradores de la casa no querían ver las ejecuciones públicas que periódicamente se celebraban en la plaza". Joan Riera nos cuenta diversas historias sobre este caserón, acabado en 1760, y que aún hoy nos muestra en su puerta de madera las aldabas del caballero pues en su portalón hay doble juego de aldabas: unas para quien va a pie y otras para quien va a caballo.

También Bartomeu Bestard cuenta la historia de este caserón en Can Berga, sede del Tribunal Superior de Justicia (DM, 21/01/2007)

can Berga
Can Berga, junto a la plaza

Es también Joan Riera quien a través de sus palabras me ayoda a mirar el entorno ciudadano. En su artículo El misterio de los balcones nos invita a fijarnos no sólo en estos elementos sino también en los miradores de amplias cristaleras. "Siempre vacíos", dice el periodista, argumentando con ello el carácter introspectivo del ciudadano; balcones y miradores que no cumplen la función de mirar y ser visto, sino que sólo son adorno del edificio. De esta plaza y de sus cercanías, podrían elegirse varios ejemplos. Recogeré el invernadero de Casa Escarrer, obra neoplateresca de Gaspar Bennazar que nos describe Carlos Garrido, Casas de Palma suplemento La Almudaina, pág. 8.

Varios edificios modernistas: Por una parte, los edificios de "Can Casasayas" y "Pensión Menorquina" de Francisco Roca Simó (1874 - 1939), de los que Carlos Garrido trató en el suplemento La Almudaina del 16/12/2007, pero que no se encuentra en la hemeroteca del Diario de Mallorca. El que sí se encuentra es el Gran Hotel (pág 10 del suplemento La Almudaina) de Doménec i Muntaner, construido en 1903 y del que también nos habla Josep Maria Osma.

Modernismo
Can Casasayas y Pensión Menorquina, modernistas

Pero también hay en esta plaza edificios de otros estilos, como la Casa Ques (La Almudaina, pág. 8) que albergó el cine Actualidades, de estilo racionalista, diseñado por Enric Juncosa y construído en 1932.

En las cercanías, otra obra modernista en la calle San Nicolás, 20 (suplemento La Almudaina, pág 8), obra también de Roca Simó, de 1907, anterior a las simétricas de la plaza. En la otra parte de la plaza, en una calle paralela, c/ Campaner, "Las Reparadoras", neogótico, con un bello salón donde se realizan conferencias, templo levantado en 1920 en la casa de D. Álvaro Campaner y Fuertes, autor del "Cronicón Mayoricensis". La historia la podemos leer en el escrito de Bartomeu Bestard, Las Reparadoras, salón de solemnidades (DM, 20/04/2008)

invernero
Can Escarrer de Gaspar Bennazar, hermoso invernero

¿Y qué más de la plaza?. Bajo un enorme ficus, la escultura Monument a Antoni Maura de Mariano Benlliure, levantado en 1928. "¿Y qué más?" Pues los dulces de Can Frasquet donde podemos encontrar los famosos "quarts embetumats" de la anécdota que nos cuenta Josep Maria Osma en Alfonso XIII, un rey muy goloso y, mientras lo paladeas, puedes contemplar el reloj solar de San Nicolás.

Posiblemente sea este enclave el lugar del que pueda poner mayor número de enlaces de Palma.

Can Frasquet
Can Frasquet, pastelería

Enlaces


Ver Palma con textos en un mapa más grande

Comentaris

Re: Plaza del Mercado - des Mercat

Alberto.H.A. | 14/04/2010, 11:40

Hola Fabian estas haciendo un trabajo estupendo con estas ultimas entradas,la verdad que cada lugar tiene su historia y si es posible los transeuntes que pasamos casi cada dia ni nos damos cuenta de ello.
Bueno amigo un saludo y espero ver la proxima entrada tuya.

Can Escarrer.

Mateu Escarrer i Pujol | 01/07/2010, 09:53

M´Agradaria sobre l´historia de la casa,tenir més informació.També voldria saber si va ser construida sobre un edifici molt més antic,y si sota la casa hi passava la Riera.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar