Alta mar

Contacto

Informe verimeso: simulación climática en Mallorca

fabian | 02 Novembre, 2006 15:16

La Capa Límite Atmosférica es la más cercana al suelo, a la superficie terrestre. En esta capa las medidas o parámetros climáticos son muy variables y no las suelen recoger los centros meteorológicos. Además, las medidas varían a corta distancia por diferentes motivos. Y, sin embargo, puede ser importante conocerla pues en ella se pueden producir nieblas que si coinciden con una transitada carretera puede originar accidentes, o, en caso de cultivos, puede una helada, llegar a matar o dificultar el crecimiento de una plantación.

En las islas, los valores de esta Capa Límite pueden verse modificados por la presencia marina (que producen fenómenos como las brisas) o de montañas, produciéndose los llamados vientos catabáticos, fenómeno que yo desconocía hasta que me he encontrado con un pdf en el que se trata de una simulación informática de alta resolución (un Km. horizontalmente y pocos metros de altura) hecho por un equipo de científicos investigadores de la Universidad de las islas y dirigido por el doctor Juan Cuxart del Departamento de Física, grupo Meteorología, realizado entre el 2003 y el 2006.

Es verdad que el tema es complejo - aunque el informe lo explique de manera muy clara -. Para realizar una simulación hay que conocer muy bien las variables que actúan. Y es éste el aspecto que, en principio, más me ha interesado; en especial, las térmicas, la inversión que se produce por la noche y lo de los vientos catabáticos, todos ellos variables básicas que yo debiera haber estudiado en el Bachillerato, pero que probablemente no eran parte del currículo tal vez porque entonces se desconocía.

Bien, así que recojo aquí fragmentos sobre esas variables que me interesan y, como hay muchísima información interesante, animo a leerse todo el informe llamado verimeso (pdf).

Clima de día, clima de noche

En ausencia de fenómenos meteorológicos significativos, como el paso de un frente, tormentas o vientos de gran intensidad, la meteorología de una zona determinada es gobernada por el llamado ciclo diurno. Al salir el Sol, la tierra empieza a calentarse y, ésta a su vez, calienta el aire situado inmediatamente encima de ella. Paulatinamente desaparece la capa de aire frío que se forma durante la noche y se establece un régimen de convección. Los ascensos de aire caliente superficial (térmicas), dependiendo de la intensidad del calentamiento, suelen alcanzar una altura de entre 1 (invierno) y 3 kilómetros (verano). Este sistema de térmicas se mantiene durante todo el día, mientras persiste la insolación. Por encima de las térmicas, y si hay suficiente humedad, pueden formarse nubes de tipo "Cúmulus" que son frecuentes en el centro de las islas en los días de verano.

verimeso
Mapa que aparece en el informe

Cuando se pone el Sol, el calentamiento de la capa de aire situada sobre el suelo cesa y las térmicas desaparecen. La tierra y el aire con el que está en contacto se enfrían y emiten radiación hacia el espacio. Sin embargo, la tierra lo hace más rápidamente y el aire más frío - por conducción desde el suelo - se acumula sobre la superficie, creándose una zona de inversión de un espesor de entre 30 y 90 metros en la que aumenta la temperatura con la altura. La temperatura puede descender más de diez grados en el transcurso de la noche, dando lugar, entre otoño y primavera, a heladas y nieblas en los puntos donde ese descenso de temperatura es más acusado. Resulta evidente, entonces, el impacto social y económico de estos fenómenos nocturnos, que afectan a la agricultura (heladas), a la seguridad en el transporte (niebla) y al consumo energético (frío intenso).

Este ciclo diurno descrito tiene lugar en cualquier lugar del mundo, pero resulta modificado por las circunstancias locales, especialmente el relieve orográfico, los usos del terreno o la proximidad del mar. Si existen variaciones espaciales en los usos del terreno, como por ejemplo zonas irrigadas cerca de zonas sin irrigación, el enfriamiento o el calentamiento de cada zona será diferente y se crearán circulaciones de aire entre ambas áreas. Lo dicho se hace especialmente evidente en áreas próximas al mar, o a grandes lagos. El agua casi mantiene inalterable su temperatura durante un ciclo diurno, mientras que la temperatura de la tierra presenta grandes oscilaciones. Estas diferencias provocan que de día se establezcan brisas de mar hacia tierra y de noche de tierra hacia el mar.

Si, además, la zona de estudio tiene un relieve significativo, de día las vertientes de las cordilleras pueden calentarse más que las valles y forzar la convección sobre las montañas; mientras que de noche, el aire se enfría más rápidamente en las pendientes y cae hasta los valles (vientos catabáticos) donde se acumula junto con el aire que se enfría localmente. Obviamente las circulaciones que se establezcan en una zona determinada en condiciones de buen tiempo -tiempo dominado por la presencia de un anticiclón, con vientos débiles y sin nubosidad quedarán determinadas por las características locales de la zona, muy especialmente por su configuración orográfica y por la presencia o ausencia del mar o lagos.

verimeso: El clima nocturno en Mallorca, o como comprender la complejidad a través de una simulación (pdf)

Sa Pobla
Sa Pobla en el Mapa de Mallorca del Cardenal Despuig (1785)


Primera serie

El informe, de 12 páginas, presenta los siguientes apartados:

  1. Introducción
  2. Clima de día, clima de noche
  3. ¿Por qué un modelo de simulación?
  4. El clima nocturno en Mallorca
  5. Los resultados de la simulación
  6. El problema de la verificación

Un trabajo muy interesante con una explicación muy buena puesta a disposición de los ciudadanos, lo cual es de agradecer.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar