Alta mar

Contacto

Indecisa pluma, indecisas palabras

fabian | 18 Desembre, 2007 19:29

Días fríos, de hielo. La gata se acerca a la estufa y se estira sobre las calientes baldosas cercanas.

Me pasan las horas y pienso "¿de qué hablaré hoy en la bitácora?" y horas después realizo la misma pregunta sin haber buscado nada, sin haberme planteado cuestión alguna. Mente sin ideas.

belén
"Cossiers" en el belén de la Misericordia

En la pecera en la que estoy sumergido no hay ángulos ni ejes ni diagonales ni siquiera un punto desde el que trazar un diámetro. Todos los puntos sirven y, por igual razón, ninguno es válido. Su cristal es perfecto, sin muescas, sin dibujos, transparencia perfecta que la convierte en inexistente a la vista si no fuera por el líquido elemento que contiene y, sobre todo, por los seres que en ella deambulamos sin rumbo, sin lugar donde ir ya que su esfericidad es siempre retorno pese a que por ausencia de un punto de referencia nunca sabemos si hemos retornado o estamos en una sempiterna ida sin objetivo alguno.

En la redonda pecera en la que habito el tiempo pierde todo su sentido. Un instante es siempre igual a otro instante, un recuerdo exactamente igual al no recuerdo. No hay hitos temporales de soles y lunas, ni de luz y oscuridad. Si en el asteroide del Principito había un amanecer cada pocos minutos, en la pecera el amanecer se confunde con el anochecer y todo es uno y el uno continuado es igual al cero, a la inexistencia; pues el uno no existe sin el dos. Así que el cero y el infinito son la misma cosa, la misma cuestión.

belén
"Ministrils" en el belén de la Misericordia

Con indecisa pluma voy poniendo
indecisas palabras. (Quiero darte
un poco de mi espíritu). Es difícil
llenar tanto papel con unas líneas
capaces de emoción. A cada paso
se bifurca el camino y aparecen
otros nunca pensados; sólo uno,
que no sabré encontrar, es el preciso.
Escribo, pues, errando las ideas
y sus vanas palabras. (Se parece
bastante este oficio a esa otra busca
más rica, que es la vida. La ventaja
de la ficción consiste en que, si quiero,
rompo la hoja. Puedo repetirme).

Víctor Botas: [Con indecisa pluma voy poniendo]

La gata se ha alejado de la estufa y se ha echado sobre la camilla. A trancas y barrancas, sin tener una idea que guíe mi teclear, he emborronado varias líneas. "Escribo, pues, errando las ideas y sus vanas palabras. La ventaja de la ficción [sobre la vida] consiste en que, si quiero, rompo la hoja".

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar