Alta mar

Contacto

Ambiente frío

fabian | 11 Gener, 2005 16:58

invierno

Hoy he hecho esta foto. El tema eran las ramas desnudas de los árboles, pero al disparar me he dado cuenta de que tenía el sol de frente y que éste era tan tibio y tan escondido que no me cegaba. Y es que hoy siento frío, hace frío y, aún dentro del instituto, traspasamos los pasillos con los hombros encogidos. Las listas de bajas ya se hacen notar y los pañuelos, aunque sean de papel, son utilizados con frecuencia.

Dicen que en Mallorca el frío se siente más debido a la humedad, que aquí el frío cala, penetra en el cuerpo y llega hasta sentirse en los huesos. Y algo de esto me está pasando. Lo malo es que en ese camino que hay desde la piel hasta los huesos hay otros elementos cuyos nombres señalan estancias poco claras. ¿En qué lugar del cuerpo se encuentra el ánimo y a qué profundidad está? ¿Y el espíritu, está encerrado en el interior de algún hueso? ¿Y el alma? Con esto hemos llegado a esas palabras prohibidas de las que no puede ni debe hablarse actualmente porque no pertenecen al léxico cientifista que se basa en lo medible, en lo mensurable. Y ni el ánimo, ni el espíritu, ni el alma tienen aún una dimensión que pueda ser medida ni siquiera en grados de calor o frío como el que hoy siento no sólo en la piel o en el cuerpo sino también allá donde se encuentren esos humores que no puedo nombrar más que con esas palabras prohibidas por la ciencia.

¿A dónde fuiste, amor; a dónde fuiste?
Se extinguió del poniente el manso fuego,
y tú, que me decías: "Hasta luego;
volveré por la noche..." ¡no volviste!

La música, algunas músicas; la palabra (algunas palabras) pueden ser como llamas que alivien el frío del ánimo, el frío del espíritu. Pero no cualquier música ni cualquier palabra. No llego a acertar con las características de los sonidos que puedan llegar a penetrar tras la piel o la membrana de esas entidades tan desconocidas por el "saber cientifista", pero tan cotidianas y sentidas por todas las personas. No puedo encontrar el secreto de esos sones o palabras que enardecen el ánimo (palabra que viene de "alma") y llegan a tal punto que el frío exterior, el frío de esta tarde, el frío de hoy, llega a no ser frío sino a ser una nada que nos pasa desapercibida, una nada inexistente, una nacida (1) no existente.

¿En qué zarza tu pie divino heriste?
¿Qué muro cruel te ensordeció a mi ruego?
¿Qué nieve supo congelar tu apego,
y a tu memoria hurtar mi imagen triste?

Esas palabras o esos sones que enardecen el ánimo me han producido a veces un calor interior, un calor interno, que incluso ha llegado a transpirar a través de la piel del pecho y sonrosar la piel de mis mejillas.

Amor, ¡ya no vendrás! En vano, ansioso,
de mi balcón atalayado vivo
el campo verde y el confín brumoso;

Pero hoy hace frío. Un frío que cala, que llega hasta el tuétano. Y yo no sé en qué farmacia, en qué establecimiento, puedo encontrar un puñado de esas palabras que puedan aliviar este frío ambiente.

y me finge un celaje fugitivo
nave de luz en que, al final reposo,
va tu dulce fantasma pensativo.

El "amor" (¡qué hueca ha quedado esta palabra!)... No, no la llamaré "amor", sino "nave de luz". Sí, mejor así. Amado Nervo, en este soneto, desde su balcón atalayado vive el campo verde y, en los días fríos como el de hoy, el confín brumoso. Afortunadamente a mí no me pasa lo mismo. Mis "naves de luces" no se me han ido. Creo que los conservo todos aunque en distintas profundidades. A veces algunos, el amor a la palabra, el amor a la música, el amor al pensamiento, ... se acercan más a la superficie y se hacen nítidos y vívidos. A veces, y no sé si porque el tiempo está frío, son dulces fantasmas a los que espero, ansioso, espero. ¡Ojalá no sea en vano!

(1) La palabra "nada" ¿proviene de la palabra "nacida"? Creo que sí y en ello encuentro la paradoja de que "nada" es algo nacido, pero sin consistencia suficiente para tener importancia.

Comentaris

ecosistema

mario | 29/11/2010, 19:53

Valores

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar