Alta mar

Contacto

Bartomeu Bestard: 'El Salón de la Princesa' (El Borne de Palma)

fabian | 05 Març, 2014 17:20

Los artículos de Bartomeu Bestard reunidos bajo la denominación Crónica de antaño se publican quincenalmente en el Diario de Mallorca desde hace años. Son artículos que tratan sobre la historia de Mallorca, lo cual es casi inusual en la prensa. La información que ofrecen estos artículos no es fácil de encontrar, no se halla al alcance general y, para los que no estamos versados en la historia local, estos artículos son una fuente irremplazable.

Desde hace unos años desde esta bitácora los enlazo. Empecé en el año 2008 y en 'Crónica de Antaño' de Bartomeu Bestard: índices vs buscadores enlacé los publicados en el primer trimestre del 2008, los del año 2007 y alguno que encontré anterior.

Ayer quise enlazar al artículo "El Salón de la Princesa" publicado el 18 de febrero de 2007 y no lo conseguí, el artículo ya no está en la web del periódico. Hoy lo he intentado otra vez y tampoco lo he conseguido. Como tenía la relación de artículos del año 2007 y sus enlaces, he ido probando uno detrás de otro y el primero que he conseguido ver ha sido Gaspar Melchor de Jovellanos, mallorquín de adopción, publicado el 16 de marzo de 2008. Todos los anteriores habían desaparecido de la Hemeroteca del Diario de Mallorca.

Entre los artículos desaparecidos, siendo todos de interés, se encuentran algunos que yo considero muy importantes como "El convento de Santo Domingo y su trágica desaparición" (03/02/2008), "La desaparecida y olvidada iglesia de Sant Antoni de Pàdua" (06/01/2008), "Galería de los reyes de Mallorca en el Ayuntamiento de Palma" (16/09/2007) y otros varios sobre Can Berga, Rusiñol, Can Oleza, etc. La relación está en la página antes enlazada.

Como a mí me interesan estos artículos, tener su relación y poder en cualquier momento consultarlos, suelo copiarlos y pegarlos en un archivo epub, por lo que, afortunadamente, los conservo.

Añado aquí el artículo publicado el 18 de febrero de 2007, titulado "El Salón de la Princesa".

El Salón de la Princesa

Bartomeu Bestard

Con la aparición del Born, tras haber rellenado el cauce de Sa Riera, y a pesar de convertirse en un nuevo espacio público y lúdico, el problema de salubridad no desapareció: en verano la gran explanada era un espacio lleno de polvo y en invierno un gran lodazal. Por tanto las quejas vecinales no cesaron. En 1778 el Ayuntamiento de Palma decidió rellenar el suelo con cascajos. En 1805, encontramos por primera vez la denominación de "plaza del Borne" y en 1822 empieza realmente a construirse lo que luego se conocerá como paseo del Born. Ese año se sembró una alameda configurada mediante dos hileras árboles con bancos de piedra con respaldo de hierro. El paseo tenía cuatro entradas: una en cada extremo, y una en cada lateral. Toda la traza del paseo se hizo a partir del proyecto de Tomás Abrines. La muerte de Fernando VII, en 1833, y la consiguiente y trascendente decisión de reconocer como heredera al trono de España a su hija, la princesa Isabel, marcó un importante episodio de la historia de España, y también significó un punto de inflexión en el trazado y acondicionamiento del paseo del Born. Tanto el Capitán General, como el Ayuntamiento de Palma se vieron en el deber de dedicar un paseo a la princesa de Asturias. Pensaron en el Born e inmediatamente se abrió una suscripción popular para poder costear las obras. Los palmesanos acogieron con ilusión el proyecto del nuevo paseo al que llamaron el "Salón de la Princesa". Tomás Abrines se volvió a hacer cargo de las obras. El Capitán General consiguió que la piedra de sillería de la antigua casa de la inquisición se reutilizase para llevar adelante las reformas. El paseo se alargó por los dos extremos. Por la parte de arriba se construyó la famosa Fuente de las Tortugas, dedicada también a la Princesa y por la parte de abajo se alargó y adecento, colocándose otra fuente formada por una columna truncada, con unos recipientes y una bomba que se accionaba a mano. A lo largo del paseo se pusieron unos pedestales con hidrias de cerámica -substituidas hace unos años por unas de metal de menor prestancia- y también se amplió el paseo con tres calles descritas a partir de cuatro filas de acacias. El proyecto de la época hace constar literalmente que por la calle del centro pasearía la gente de altura, por una lateral los ancianos y por la otra la gente humilde. Es en este momento cuando se colocan en las entradas de los extremos las famosas esfinges, conocidas popularmente como Ses Lleones des Born, sobre grandes pedestales. Estas figuras fueron esculpidas en piedra de Santanyí por Jacinto Mateu -en la actualidad sólo quedan dos de las esfinges originales de Mateu y sus pechos fueron considerablemente reducidos-. En los laterales de los pedestales aún se pueden leer las inscripciones de la época que hacen referencia a Fernando VII, a la princesa de Asturias, al Capitán General, don Juan Antonio Monet, al Ayuntamiento, autoridades y vecinos de Palma en general. Conservamos una imagen fabulosa del paseo de esta época, gracias al grabado que realizó Francisco Muntaner para el libro, "Panorama Balear", que publicó Antonio Furió, en 1840. Al pie del grabado aparece la siguiente inscripción: "Vista del Borne o Salón de la Princesa". En él se aprecian las esfinges, las hileras de árboles y el alumbrado, constituido por unos faroles de aceite suspendidos en el centro del paseo. Paseo que era considerablemente más corto que el actual. Como ya se ha señalado, también se construyó en la actual plaza Juan Carlos I, antes Pío XII, la Fuente de las Tortugas. En un año estuvo realizada. La fuente-monumento consiste en una gran taza circular de cuyo centro se eleva sobre un pedestal un gran obelisco que descansa sobre cuatro tortugas de bronce colocadas bajo sus vértices. Remata el vértice superior del obelisco un murciélago de bronce, símbolo evolucionado de la antigua cimera de los reyes de Aragón, que con el tiempo vino a formar parte del ornato heráldico municipal. En una de las caras del obelisco se puede leer la siguiente leyenda: "A la jura de la Princesa - Isabel Luisa - el - Ayuntamiento - de Palma- en XXIV julio - de MDCCCXXXIII". En esta época, el Born, en la parte de las Tortugas, terminaba con un jardincito. En 1956, en época del alcalde don Juan Massanet y debido a la creación de la avenida de Jaume III, la fuente de las Tortugas fue desplazada unos metros para alinearse con el paseo del Born y la nueva avenida. A pesar de esa importante remodelación de 1833, el Born no tomaría el aspecto que más o menos conocemos hoy en día, hasta el año 1863. En 1861, con motivo de levantar el monumento a Isabel II, se pensó en prolongar el paseo hasta la actual plaza de la Reina, proyecto nada fácil de ejecutar debido al gran desnivel en el terreno así como la necesidad de alinear muchas de las fachadas de las viviendas existentes.

Al conocer las intenciones urbanísticas del Ayuntamiento los vecinos elevaron enérgicamente sus protestas al consistorio palmesano. Así empezó una larga discusión entre los técnicos municipales y los vecinos afectados, sobre dónde debía ir ubicado el monumento de Isabel II y de cómo se debía ejecutar el final del paseo del Born. El alcalde, viendo que el problema no se solucionaba, decidió actuar. El 18 de marzo de 1863, al anochecer los palmesanos pudieron ver como un número considerable de obreros y camiones iban ocupando la zona. En una noche se ejecutó lo más grueso de las obras del paseo, fue cuando los palmesanos se inventaron aquel conocido estribillo dedicado a su alcalde: "S´Alcalde Billón, que ab un vespre ha allargat es Born". Se cerraba así otro episodio: el de la finalización del Salón de la Princesa.

He buscado en Internet el grabado de Muntaner "Vista del Borne o Salón de la Princesa" publicado en el libro de Furió de 1840 sin encontrar ni grabado ni libro. Y es de Dominio Público, pero a las numerosas Culturas oficiales no les interesa que todo esto esté al alcance de la ciudadanía y pueda ser conocido. Es desolador. A ver si mañana voy a la biblioteca y lo consigo.

Entre los artículos de Bartomeu Bestard "Crónica de antaño" hay varios que tocan la Desamortización de 1835, convendría reunirlos.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar