Alta mar

Contacto

'Arco viejo, arco viejo', de Tomas Aguiló

fabian | 07 Novembre, 2011 17:10

"Arco viejo, arco viejo, andrajo de un edificio" ... canta ansioso el poeta, cual socio de ARCA fuera de tiempo, ante el Arco de la Almudaina, temiendo que cualquier día la picota se lo lleve. "Reliquia de la Almudayna , ¿Nada mas dices al hombre? Conservas su estéril nombre Por escarnio ó compasion? ¿O callas porque embutidas Tus solitarias minas Entre fábricas mezquinas Te avergüenza tu baldon? Pronto cesará tu oprobio, Que no está lejos tu muerte; Porque no ha de ser tu suerte Distinta de lo demas. Recuerdos no necesita Este siglo indiferente, [...]" y la palabra se hace música recitando el romance, actual hoy, pues la pérdida del patrimonio persiste.

Tomas Aguiló: El arco de la Almudayna

Arco viejo, arco viejo,
Andrajo de un edificio,
¿Qué se hizo tu frontispicio?
¿Tu palacio donde está?
Página suelta, arrancada
Del libro de nuestra historia,
Un siglo escribió tu gloria,
El nuestro te borrará.

Agora alménos que vives,
Y te ostentas todavía
Para recuerdo del dia
En que un imperio cayó;
Dime, á mí que te contemplo,
Padron elocuente y mudo,
Si tan de galas desnudo
El moro te construyó.

O si el tiempo, que ha roído
Tus entreabiertos sillares,
Tus arabescos pilares
Ha devorado tambien.
O si con grosero ultraje
El hombre osó despojarte
De los primores del arte
Que en una Alhambra se ven.

Reliquia de la Almudayna,
¿Nada mas dices al hombre?
Conservas su estéril nombre
Por escarnio ó compasion?
¿O callas porque embutidas
Tus solitarias minas
Entre fábricas mezquinas
Te avergüenza tu baldon?

Pronto cesará tu oprobio,
Que no está lejos tu muerte;
Porque no ha de ser tu suerte
Distinta de lo demas.
Recuerdos no necesita
Este siglo indiferente,
Que infatuado en su presente
No vuelve la vista atras.

Y caerás, arco viejo,
Cual tus hermanos cayeron ,
Cual tus dueños que te hicieron
Por puerta de su mansion.
Y correrá libre el aire
Por la calle despejada,
Ni ha de quedarte guardada
Una mísera inscripcion.

  • Título Rimas varias
  • Autor Tomas Aguiló
  • Editor Impr. Guasp, 1846
  • Procedencia del original Universidad de Harvard
  • Digitalizado Google Books 31 Oct 2007

No es momento de tratar este libro desde el punto de vista de sus valores literarios, pues me conviene limitarme a indicar su existencia on line, en esta serie de "Biblioteca digital". Pero sí conviene encuadrarlo un poco en la línea del tiempo.

En Un halloween mallorquín, broma del tiempo, ya enlacé con el Capítulo II de "La Literatura en Mallorca" en que Miguel de los Santos Oliver trata la figura y la obra de este escritor, amigo de Quadrado, cofundador de la revista "La Palma" que marca un cambio de rumbo en la literatura de las islas. "su sonora corriente se bifurca en tantos pequeños arroyos como tendencias", dice Oliver sobre él, ya que fue prosista y poeta:

Difícil por todo extremo resulta el poder abarcar en un juicio sintético la diversa y prolija labor literaria de don Tomás Aguiló, ya que su sonora corriente se bifurca en tantos pequeños arroyos como tendencias ingénitas impulsaban su espíritu generoso hacia la religión, hacia la patria mallorquina, hacia la historia, hacia el romanticismo. La tendencia local e histórica es la que más pronto se define y toma cuerpo, la que deja su primer vestigio en la oda a la Conquista de Palma (1832), la que nos ha legado a manera de piadoso breviario de nuestras tradiciones su colección de Mattorca poética. No existe monumento que no le haya arrancado una lamentación, ni despojo venerando de los pasados tiempos donde no se haya erguido como la flor de las ruinas el amarillo jaramago de su inspiración amiga de los viejos muros y los arcos desplomados, triste paríetaría que esconde con sombría frondosidad el desmoronamiento de tantas reliquias seculares. El arco de la Almudaina, los muros del Temple, la puerta de Santa Margarita, el Pino a cuya sombra se reclinaron en el seno de la muerte los dos Moneada después que su sangre corrió como riego lustral y expiatorio sobre el suelo de la isla, los baños árabes, la Lonja, el claustro de San Francisco, oyeron aquel canto funeral y en conjunto monótono, como el de las aves nocturnas y agoreras que se cobijan en los mechinales.

Bien, pues todos esos poemas sobre lugares de Palma están en este libro que hoy enlazo; libro que, en realidad son tres, pues es una encuadernación que recoge los tres volúmenes que publicó con sus poemas.

Tomas Aguiló inicia el Romanticismo en la isla. "Las generaciones que podemos llamar románticas se inician con Tomás Aguiló (1812-1884). Sigue Jerónimo Rosselló (1827 - 1902), Miguel Zavaleta (1827-1917?), Juan O'Neylle (1828 - /), Joaquín Fiol (1831-1895) y Gabriel Rosselló. Otra generación la componen tres de los mejores poetas de su época; dos que utilizan el catalán y el castellano, y son reconocidos como los grandes poetas de la cultura catalana: Miguel Costa y Llobera (1854 - 1922) y Juan Alcover (1854 - 1926): y uno que sólo utiliza el castellano: Juan Luis Estelrich (1856 - 1923).", recojo de un escrito de Bernardo Martí, quien sigue así: "De esta generación, la mejor poesía es la de Tomás Aguiló. Tomás Aguiló cultiva el periodismo literario, la novela histórica y la poesía lírica y satírica. En 1846 publica el primer tomo de sus Rimas Varias; el segundo, en el 49; y en el 50 el tercero. En los dos primeros destacan lo elegíaco en poemas como la "Melodías Hebraicas", "El Llanto del Desterrado" y "La Protesta del Judío", y la indignación en los sonetos burlescos y satíricos. En el tercero, que lleva el subtítulo de Mallorca poética, su poesía histórica y descriptiva de Mallorca de carácter épico, nos revela su admiración por la historia patria, y en la que propone a sus correligionarios hacer: "una grandiosa epopeya, monumento y orgullo de nuestra literatura a base de poemas históricos y los de aquellos de mi ejemplo movidos". Palabras estas llenas de pletórico entusiasmo y de fe en su contenido nacionalista - una epopeya como tienen los grandes países - y de fe en el idioma que utiliza."

Bien, pues el libro que nos ofrece Google Books recoge los tres volúmenes de las Rimas Varias.

Creo que todos los poemas, o su mayoría, habían sido ya publicados en diversas revistas y son una recopilación, tal como indica Tomas Aguiló en el prólogo del primer volumen. Tras echarle una primera ojeada, creo que hay poemas que vale la pena recordar.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar