Alta mar

Contacto

Declaración BC diferentes viviendas de Cala d'Or, Santayí (Mallorca)

fabian | 17 Novembre, 2010 07:56

Declaración de Bien Catalogado a favor de diferentes viviendas de Cala d’Or, término municipal de Santanyí

Fuente: BOIB núm. 166 (pdf)
Fecha publicación: 16/11/2010

1. Memoria histórica

El complejo residencial de Cala d’Or fue una iniciativa del galerista, anticuario y dibujante ibicenco Josep Costa Ferrer, ‘Picarol’ (1876-1971), que el año 1933 adquirió unos terrenos en la marina de Santanyí que comprenden Cala Llonga, el Caló de Ses Dones y la Cala Gran. Su intención era construir una nueva urbanización para artistas, después de un intento similar en la costa de Pollença que no había fructificado.

Con sus conocimientos de dibujo y de arquitectura, pudo realizar un primer borrador de diseño, en el que se señalaba el trazado de las calles y la ubicación de las plazas. Sobre este primer borrador, Felipe Bellini haría más adelante el diseño definitivo, que se articulaba a partir de dos calles paralelas que atravesaban la zona en dirección nordeste-sureste, con una trayectoria recta que se encontraba interrumpida por árboles, que se mantenían intactos, en un intento de preservar el entorno natural

Entre los primeros compradores de solares se encontraban Olegari Junyent, escenógrafo del Liceo de Barcelona; Ramon Baldet, productor de cine; Felipe Bellini, urbanista y pintor; Natacha Rambowa, actriz y los pintores Hermen Anglada Camarasa, Lene Sneider, Médard Verburgh, Domingo Carles y Sebastià Junyer.

A finales de 1933 se empiezan a construir las primeras casas en un lenguaje arquitectónico unitario (el denominado ‘estilo ibicenco’).

En cuanto a la autoría de los inmuebles, a pesar de que la mayoría de proyectos iban firmados por un técnico local, muchos de ellos serían diseño de Arthur E. Middlehurst, del pintor Médard Verburgh o de J. A. Coderch. En 1934 se aprueba la construcción del hotel, proyectado en estilo ibicenco por parte del arquitecto Guillem Muntaner.

En 1967 se aprueba el Plan General de extensión de Cala d’Or, el cual engloba tanto el llamado ‘casco urbano (primitivo Cala d’Or)’, como el resto de las urbanizaciones dispersas que conforman el núcleo costero y las áreas de crecimiento previsto.

En 1985 se aprueban las Normas Subsidiarias actualmente vigentes del término municipal de Santanyí en las cuales se clasifica la parte de Cala d’Or en diferentes zonificaciones de cariz residencial extensivo, cada una de ellas con sus parámetros urbanísticos de aplicación, y sin hacer ninguna distinción entre el núcleo originario y el resto del núcleo costero.

Los últimos años han visto cómo algunas de las primeras construcciones desaparecían o eran transformadas radicalmente, al mismo tiempo que se iban construyendo otras nuevas que no siguen las características tipológicas o formales que definían este núcleo costero.

2. Memoria descriptiva

El núcleo inicial de Cala d’Or se extiende entre las calas denominadas d’Or y Gran, y las casas que confrontan con la avenida Marqués de Comillas y las calles Murada y Cala d’Hort. Un segundo conjunto se extiende entre la denominada Cala d’Or y el tramo de la avenida Bélgica comprendido entre el número 3 y la plaça Rodona.

Las viviendas presentan generalmente un mismo modelo de implantación, que responde al planteamiento general de la urbanización: respeto por la vegetación existente, y tratamiento ajardinado de la parcela basado en el uso de especies autóctonas.

Las construcciones, hechas con la técnica de hiladas de sillares de piedra de Santanyí, son normalmente de dos alturas, conformándose como un juego de volúmenes que presentan, en la mayoría de los casos, cubierta plana de terrado, y volumetría cúbica. Las aberturas se presentan de forma cuadrada o rectangular, muchas de ellas con un pequeño voladizo de tejado y cierre de persianas de madera.

Todas las construcciones presentan las fachadas pintadas de blanco y en algunos casos, con detalles escultóricos y decorativos procedentes de la antigua Quartera de Felanitx.

3. Edificaciones catalogadas

Se incluyen como edificaciones catalogadas una selección de las casas que configuraron el primer núcleo de Cala d’Or, las cuales presentan el valor de haber sido construidas por los socios fundadores y/o presentan inalteradas sus características arquitectónicas iniciales, considerando como parte a proteger el conjunto de las edificaciones con su espacio ajardinado, por lo tanto, se incluye todo el ámbito de las parcelas que se relacionan a continuación:

  1. Casa Ferrer Vidal. Marqués de Comillas, 11 (proyecto de J.A. Coderch)
  2. Casa Torres. Calle d’en Costa, 5
  3. Casa Costa. Cala d’Hort, 20
  4. Parc de Mare Nostrum, 2
  5. Casa Verburgh. Parc de Mare Nostrum, 3
  6. Casa Batle. Avda. Bélgica, 51
  7. Pintor Verburgh, 7
  8. Casa Maria Elena. Pintor Verburgh/plaça Figuera
  9. Casa Barceló (Construida por Miquel Barceló, socio fundador: 1933 -1935). C. Cala d’Hort, 16
  10. Casa Guardia (Construida por Lene Schneider, socia fundadora: 1933 -1935). Avda. Bélgica, 53
  11. Casa Berthelot (Construida por Lene Schneider, socia fundadora: 1933 -1935). Avda. Bélgica, 55
  12. Casa África. Pça. Rodona, 4.

4. Estado de conservación

En los últimos años han desparecido algunas de las edificaciones realizadas entre 1933 y 1967 y que presentaban las características tipológicas del conjunto original de Cala d’Or. Junto con éstas, otras construcciones originales se han visto alteradas en sus características más definitorias.

A pesar de ello, todavía se conserva un buen conjunto de las casas iniciales, que ahora se incluyen en esta declaración, que no se han visto transformadas sustancialmente y que mantienen en general un buen estado de conservación, tanto con respecto a la tipología como a los aspectos constructivos. Apesar de ello, en algunas se aprecia un deficiente estado de conservación física.

5. Principales directrices de intervención y medidas de protección

Como norma general, deben protegerse aquellas características y valores expuestos en la memoria que figura en este informe y que son los que motivan su declaración.

Se deberán conservar las características tipológicas del bien, tanto en los aspectos urbanísticos y ambientales como en los arquitectónicos. Con el fin de conseguir este objetivo, entendemos que se tiene que conservar la volumetría de la agrupación de construcciones en aquellos rasgos que resulten definitorios, pudiendo alterarse en aquellas partes secundarias o en aquellos añadidos que resulten claramente distorsionadores y así quede demostrado, todo ello siempre pensando en cada una de las edificaciones en sí mismas. Se permitirá la eliminación de los elementos añadidos que puedan interferir en la lectura del diseño original.

Se debe conservar el tipo estructural de cada una de las edificaciones. Se atenderá con especial atención al tratamiento de los espacios libres exteriores inmediatos a las edificaciones y no se intervendrá de manera que se pierdan sus características esenciales. La conservación tipológica tendría que extenderse también a las técnicas y materiales de construcción. Se permitirán sólo aquellos usos, la implantación y desarrollo de los cuales resulten respetuosos con las edificaciones existentes y el lugar.

6. Conclusión

El conjunto inicial de Cala d’Or, a pesar de los añadidos de casas posteriores y las modificaciones sufridas por algunas de las casas emblemáticas, conserva numerosos valores patrimoniales, que podemos resumir en dos puntos: Ser una de las primeras urbanizaciones con vocación turística y de nueva planta, donde además se conjuga una tipología muy concreta de arquitectura, con el máximo respeto por el entorno natural, generando un modelo de ocupación del territorio de muy bajo impacto; y en segundo lugar, por el hecho de reunir viviendas proyectadas por personajes relevantes que destacan por su singularidad y calidad arquitectónica, y que les hace merecedores de protección.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar