Alta mar

Contacto

Las vírgenes yacentes y artículo de Gabriel Llompart

fabian | 16 Agost, 2010 10:58

En las catedrales antiguas o en los grandes palacios, así como en iglesias y caserones antiguos, quedaron almacenados documentos y objetos a lo largo de los siglos. Ya a finales del siglo XIX, pero principalmente en el XX, historiadores, documentalistas y otros humanistas se dieron cuenta de que esos elementos almacenados podían tener algún valor. De las diversas investigaciones y búsquedas en ellos fueron surgiendo partituras musicales que consideramos importantes, como las de Bach o las de las danzas barrocas del Rey Sol. También libros olvidados y esculturas, joyas artísticas, perseguidas por amantes del arte y, en muchas ocasiones, botín de anticuarios.

De muchos de esos elementos se había perdido memoria y se desconocía su utilización e importancia. Yo no sé si es posible imaginar en esta sociedad del "usar y tirar" el hecho de que hasta más de la mitad del siglo XX los utensilios antiguos se guardaban y en las grandes cocinas había habitáculos donde se almacenaban cacharros en desuso y en las antiguas cocheras permanecieron herramientas y elementos que, con el paso de los años resultaban desconocidos.

virgen
Imagen de la Virgen yacente que se expone en Sa Pobla (Mallorca) [tag: Virgen]

En algunas iglesias, no sólo de Mallorca, se encontraron, guardadas en arcas o cofres, unas imágenes yacentes de la virgen María. Fue entonces labor de historiadores y de investigadores descifrar la significación de esas preciosas esculturas. La mirada de hoy es principalmente artística - con toda la subjetividad que ello encierra - e histórica. Un sacerdote, el Padre Gaspar Munar Oliver (1899 - 1987), investigó estas estatuas yacentes y, en 1950, publicó "Devoción de Mallorca a la Asunción" y, a lo largo de su vida, muchas otras obras de investigación histórica religiosa. Hoy, en la festividad de la Asunción, se exponen en las iglesias las imágenes de la Virgen yacente y quienes procuran el conocimiento del patrimonio artístico y cultural nos animan a conocerlas.

Ayer, sin yo saberlo pues esta Virgen de Sa Pobla no está en la lista publicada, conseguí algunas fotografías sobre ella. Se han publicado en la prensa algunos artículos sobre estas vírgenes. Algunos los podemos encontrar en el blog de ARCA Premsa i Patrimoni; otros, como el de Josep Maria Osma Bosch: La Mare de Déu morta (ciutat.es, 12/08/2010), no está recogido y alguno, como el de Gabriel Llompart ni siquiera está en Internet, por lo que me dedico a teclearlo.

La fiesta de la Asunción entre Elche y Mallorca

La fiesta de la Asunción es una de las más importantes conmemoraciones de la Virgen de la Europa medieval, de tal forma que muchas catedrales al modo de Mallorca la tienen por titular. Por titular se entiende algo así como el nombre de pila - o sea el santo y seña - de la catedral en cuestión.

Sin embargo la devoción tradicional que la diócesis de Mallorca ha tenido por esta fiesta mariana no tiene que ver directamente con el título de la Catedral, sino con circunstancias históricas que moldearon de una forma especial esta fecha en nuestro calendario religioso. Las manifestaciones de carácter artístico que promueven este año con tesorera tozudez los asociados de «Arca», sacándolas del acervo de la historia del pueblo mallorquín, tienen sus orígenes en el siglo XV y tienen su explicación plausible en un espectáculo teatral singular en Europa como es la fiesta de Elche.

Quiero decir en resumen que quien haya contemplado el llamado «Misterio de Elche» comprende enseguida de qué va y qué alcance tienen estas obras de arte llamadas en el ámbito castellano «La Virgen de la Cama» y en el catalán «La Mare de Déu morta». En Elche tenemos vivo en el tablado un espectáculo derivado de la liturgia o del culto protagonizado por los clérigos. En Mallorca tenemos convertido en un repertorio de imágenes seriadas de gran calidad artística la devoción que inspiró en su día la aparición de este misterio en el teatro de fines de la Edad Media.

La sustancia de esta obra de teatro religioso cantada - como lo eran en la Edad Media también las nuestras - y que se repressenta antes de una procesión pública y de la celebración de la misa, consiste en la reunión de los apóstoles, venidos de la cristiandad para asistir al deceso de la Virgen María y a la subida de su cuerpo y alma al cielo. Luego el cuerpo de la Virgen - nuestra «Mare de Déu morta» es paseado en procesión, sacándola del lecho mortuorio - «La Virgen de la Cama».

¿Qué tenemos hoy en Mallorca de este complejo litúrgico - popular? ¿Qué nos queda?

Pues las imágenes de la Virgen y las cajas en que se guardaban protegidas todo el año hasta el 15 de agosto, en que se repetía la devota procesión. La portaban clérigos, cofrades o seglares ataviados con albas y adornados con diademas en torno a su cabeza para advertir a los espectadores de su papel de representantes de los apóstoles.

Luego, para redondear el concepto, se pintaron las figuras de los apóstoles en las cajas o cofres antes citados.

Quien asista a la fiesta del 15 de agosto en Valldemossa podrá todavía ver los últimos cofrades portando la estatua, tocados con aureolas. Son «las crestas», como las llama el pueblo entre ígnaro y socarrón.

Precisamente de Valldemossa tenemos noticias de la celebración en sus comienzos insulares. En efecto el año 1527 Valldemossa estrenó imagen, esculpida por el famoso Juan de Salas. En 1531 nacía Santa Catalina Tomàs, y en 1536 entre el bullicio de la fiesta de la Asunción el gentío rompía un brazo a dicha Catalineta Tomàs. Así lo cuentan los biógrafos.

Pasaron los siglos, otras fiestas - como la de la Inmaculada Concepción - entraron en liza en la conciencia cristiana y otros avatares - como la suspensión de los conventos y los gremios - dejaron en la sombra estos aspectos espectaculares del calendario. Ahora se apunta a su valor artístico, que es muy notable. Y contamos con la suerte de que no hayan atraído la atención de los anticuarios , salvo una que hoy está expuesta a la veneración en un monasterio benedictino inglés.

Nuestra «Arca» de Noé cívica tiene la suerte de que el resto de países catalanes [?] estas piezas hayan pasado de puntillas ante los historiadores. Simplemente se han olvidado. Nosotros tuvimos el ojo perspicaz del P. Gaspar Munar, que investigó y puso en lista las piezas que «Arca» años después nos saca de los desvanes de la desmemoria.

Gabriel Llompart (de la Real Academia de la Historia): "La fiesta de la Asunción entre Elche y Mallorca" (Última Hora, 14/08/2010)

virgen
Imagen de la Virgen yacente que se expone en Sa Pobla (Mallorca)

Algún día alguna institución publicará en Internet las biografías de personajes importantes y, en caso de estar en varias lenguas, se podrán enlazar y, con ello, conocer, la vida y obra de los investigadores y estudiosos de las islas. Interesantes muchos artículos que ofrecen puntos de vista distintos, como éste de Gabriel Llompart.

Otras páginas sobre este tema

Divagaciones agosteñas en el día de la Virgen Dormida (15/08/2006)
La festividad de la Mare de Déu d'Agost por Bartomeu Bestard (07/08/2007)
Rafel Guitard, la Asunción y organizar la información (18/08/2008) (con enlace al artículo de Jordi Llabrés Sans: L´Assumpció DM, 17/08/2008)
En el tímpano de la fachada de la Catedral de Palma

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar