Alta mar

Contacto

Viviendas antiguas del Puig de Sant Pere

fabian | 31 Maig, 2010 17:50

El Puig de Sant Pere es un barrio de la ciudad de Palma. Es un barrio muy antiguo que ocupa la falda de este montículo situado en la orilla opuesta de la antigua Riera al que está la zona noble o más lujosa de Palma. Era el barrio de los marineros y en él se situaron la Lonja y el Consulado del Mar, así como nuevos caserones de navegantes o de comerciantes acaudalados. El hecho está en que es un barrio que conserva la trama urbana de la Medina Mayurqa musulmana. También están en él las antiguas atarazanas medieavales.

Mallorca atravesó entre los siglos XV y XVIII una larguísima época de penuria. La ciudad de estos siglos no era la ciudad pujante y comercial de la Edad Media. Ya en el siglo XVIII, el comercio con América dio nuevos bríos a la economía insular. Es a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX cuando Palma vive un incremento enorme de población. Se refugian en la isla ya franceses que huyen de la Revolución, ya españoles que huyen de la guerra contra el francés. El aumento poblacional es desmesurado y la ciudad no puede dar abasto, incluso distribuyendo la población refugiada en diversas localidades de la isla. Alguna vez ya he hablado de las huellas que dejaron en Palma estas poblaciones, ya los "cafés" al gusto francés, anteriormente tabernas, ya un impulso hacia la imprenta y la primera prensa que hubo en Palma, ya las "casas de pisos" nacidas como un intento de acoger esta población o la enorme influencia que ejercieron algunos artistas y técnicos sobre el urbanismo de Palma (ver: Huellas de Isidro González Velázquez en Palma o Adrià Ferran en San Jaime). El hecho está en que la ciudad de unos 35000 habitantes acoge a más de 40000 refugiados.

Hoy, a través de un nuevo portal llamado Hispana, he encontrado varios textos del arquitecto Carlos García.Delgado Segués publicados a finales de los años 70, hoy digitalizados y puestos en Red por la Universidad Politécnica de Cataluña. Uno de estos artículos está dedicado al Puig de Sant Pere.

Si este barrio conserva la tipología antigua de las casas y del trazado urbano, el Plan Alomar, en los años 50 del siglo XX, propuso el saneamiento de este barrio debido a su degradación. En 1961 el Ministerio del Ejército subasta el baluarte y se inicia un largo proceso de reurbanización del Puig de Sant Pere. El Colegio de Arquitectos realiza en 1973 una exposición del estudio realizado por varios arquitectos: Manuel Cabellos, Gabriel Ferrer, Tomás Fortuny, Carlos García Delgado, Miguel Mas, Fernando Navarro, José Palau y Juana Roca con el título "Habitat del barrio históricoartístico del Puig de Sant Pere", de la que debe quedar algún catálogo perdido en alguna parte y que se digitalizará - tal como funcionan las cosas en esta isla -, quizás en el siglo XXV.

Bueno, pues García Delgado en este artículo digitalizado allende los mares, habla del barrio y, en él, de las viviendas y sus tipos. Entre ellas, de las "casas de pisos" que aún hoy podemos ver e incluso subir algunos peldaños de sus empinadas escaleras.

planos
Evolución de la vivienda familiar

Tiene su origen en la vivienda popular de los siglos XllI y XIV, de tipo unifamiliar, lugar de vivienda y de trabajo, Consta de planta baja y un altillo, a los que posteriormente, y en muchos casos se añadieron un primer piso para vivienda y un desván a los que se accede por una escalera interior. Sus dimensiones son de 4 a 6 metros de fachada por 10 a 15 metros de profundidad.

Su esctructura portante básica es de paredes medianeras portantes, casi siempre de "tapial", aunque en algunas construcciones posteriores se emplea la piedra de marés. La particular ordenación de las parcelas hace que la componente en sentido horizontal de las cargas de los forjados sea soportada por todas las casas como un solo bloque, ya que la estabilidad de cada una depende de las que tiene a sus costados.

En el momento en que la familia deja de ser una unidad de producción, el tipo estudiado pasa de ser unifamiliar a plurifamiliar, albergando dos viviendas, una de ellas formada por la planta baja y el altillo y la otra formada por la planta piso (o noble) y el desván, surgiendo una escalera lateral que llega hasta la calle.

Posteriormente, la prolongación del altillo hasta la fachada, convirtiéndolo en un "entresuelo" y tapiando parte del portal de entrada, y su conversión en vivienda, al igual que el desván, motiva la aparición de cuatro viviendas en la misma casa. Para muchas de ellas la evolución termina aquí, si bien en otros casos sufren la adición de un tercer piso (y hasta de un cuarto y un quinto, en otros sectores de la ciudad).

Carlos García-Delgado Segués: Puig de Sant Pere (1979)

Cuando uno se acerca al portal lateral, se ven unas larguísimas escaleras de un solo tramo. Quedan aún casas así y no sólo en el Puig de Sant Pere sino también en otros barrios antiguos de Palma.

El artículo ocupa 4 páginas y es interesante. Yo no sé si se ha realizado alguna valoración o evaluación de todos los cambios realizados en esta zona de Palma. Si se hubiera hecho o se hiciera, sería interesante conocerla. También sería importante que se realizara una especie de "guía de observación del barrio" y se ofreciera a la ciudadanía palmesana.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar