Alta mar

Contacto

Declaración BC fuente de can Pere Mosson, Sant Joan de Labritja, Ibiza

fabian | 24 Març, 2010 09:55

Declaración como Bien Catalogado la fuente de can Pere Mosson y sus elementos conexos, Sant Llorenç de Balàfia, TM Sant Joan de Labritja

Fuente: BOIB núm. 047 (pdf)
Fecha publicación: 23/03/2010

1. Situación y topografía

Esta fuente se encuentra en la vénda de Balàfia de Dalt, a poco más de 360 m al N-NW del poblado fortificado del mismo nombre (ses torres de Balàfia) y en la parroquia de Sant Llorenç.

Actualmente, su acceso más directo es desde el pueblo de Sant Llorenç, pasando por el camino de can Pere Mosson. Está separada del centro de la iglesia 320 m y 500 m de la fuente de Balàfia.

Las coordenadas UTM al centro de la capilla de la fuente son:
X 368522.2
Y 4321799.39

Todos los elementos que se describirán a continuación están entre 119 y 121 m snm, en un terreno relativamente inclinado, que desciende en dirección SE, ya que se trata del vertiente de un monte de considerable altura.

La fuente está en el mismo camino, justo al lado de la casa de can Pere Mosson, mientras que la conducción de agua lo atraviesa perpendicularmente, y en el otro lado quedan la alberca y una serie de huertos y canales de riego que están vinculados.

2. Descripción de la fuente y otros elementos conexos

La fuente, como ha llegado hasta ahora, tiene una capilla artificial integrada completamente en un gran muro de piedra, con la parta baja enlucida y blanqueada y que le hace de fachada.

En el punto en que está la fuente los muros que bordean el camino por el lado NW dibujan una acentuada inflexión para dirigirse hasta el frontal de este elemento. Son muros altos, de piedra seca y técnica acentuadamente rústica.

La puerta que da acceso a la fuente propiamente dicha ha de considerarse relativamente peculiar. Sus montantes no son verticales, sino oblicuos, de manera que es más estrecha en su parte superior y, además, esta rematada con un arco marcadamente ojival. Actualmente, tiene una hoja de plancha metálica pintada de verde como sistema de cierre.

El interior es una balsa irregular que acumula agua y que, de manera subterránea, conecta con una alberca situada a pocos metros de distancia. Con seguridad, ya que se conserva todavía la base del miliarium, la pica de abreviamiento, tallada en calcárea conglomerada, había pertenecido a un molino de aceitunas –concretamente, era el mortarium de un trapetum– de época tardo púnica o altoimperial romana.

Otro detalle interesante de la fuente radica en el canal de obra arrimada al muro de mediodía, referida y blanqueada, que desemboca en un vacío circular que, con plena seguridad, incorporaba algún recipiente cerámico acumulador de agua.

La balsa es una alberca rectangular, de dimensiones moderadas, pero con muros relativamente altos y enlucidos para impermeabilizarla. A parte de la alimentación de agua desde la fuente, otras vetas cercanas llevan también agua a la balsa, desde el cual un canal principal riega algunos bancales situados en un nivel inferior, por el lado de levante.

3. Datos históricos

No se debe olvidar que la zona de Balàfia era un territorio con abundante agua y, por tanto, de una cierta riqueza y densidad de población. Prueba de esta realidad fue, por ejemplo, la intención del pavorde de Santa Maria de hacerle la segunda iglesia de cuartón de Santa Eulària, al cual pertenecía antiguamente este territorio.

También se debe recordar como, a pesar de ser un lugar relativamente alejado de la costa, diferentes incursiones de piratas en el siglo XVI llegaron hasta este lugar.

De la misma manera que sucede con la mayor parte de fuentes ibicencas, no es fácil de decir cuando la surgencia de agua natural de can Pere Mosson fue dotada de elementos constructivos artificiales, de la misma manera que tampoco no se conoce su –más que probable– evolución en el tiempo.

En el sentido mencionado, las fuentes orales tampoco no ayudan. Es más que posible que en época medieval musulmana esta fuente fuera utilizada para la organización de uno de los típicos sistemas irrigable andalusíes, de la misma manera que la vecina fuente de Balàfia –al lado de la cual, dos lugares, concretamente can Rei (núm. CVIII-4 en la carta arqueológica de las Pitiusas), a 40 m al NW, y can Toni Mosson (núm. CVIII-5), también a poca distancia al NW de la fuente, proporcionaron un número suficiente de cerámica islámica para poder afirmar la presencia de establecimientos rurales de esta época y cultura.

Sí que hay en cambio, noticias claras desde el siglo XVIII, en aparecer en el famoso plano de José García Martínez, fechado el año 1765, bajo el nombre de Fuente de Mozon, que es una castellanización evidente de ‘font d’en Mosson’.

4. El estado actual de conservación de la fuente y los elementos conexos

El estado de conservación de todos los elementos propuestos ha de calificarse, con justicia, de excelente, ya que la propiedad la cuida y los mantiene en uso.

Se debe añadir también que la fuente de can Pere Mosson no ha sufrido transformaciones aparentes que desvirtúen lo más mínimo su carácter y su estampa tradicional de enorme belleza.

5. Justificación de la declaración

La declaración de los elementos que a continuación se detallan esta del todo justificada. En primer lugar, la protección de unas estructuras, que a día de hoy pueden considerarse perfectamente conservadas y que constituyen un buen ejemplo de los sistemas de conducción, almacenamiento y redistribución de agua a partir de una fuente natural, es igualmente necesaria y lógica.

Por otro lado, se debe recordar que los bienes que se proponen se enmarcan en un contexto cultural amplio, como la torre de can Pere Mosson y la misma casa, con diferentes elementos de interes y no menos su proximidad con el conjunto histórico de Sant Llorenç, las torres de Balàfia y la fuente del mismo nombre.

6. Figura y alcance de la declaración

Se propone declarar la fuente de can Pere Mosson, con su capilla completa, todos los muros que la configuran y la enmarcan, la galería subterranea de comunicación entre la fuente y la alberca principal, además de la pica grande de abeurada.

Todos estos elementos están ubicados en planimetría adjunta en la cual, además se señala la zona BC.

7. Bibliografía

  • García Martínez, J. (1765), ‘Mapa de la isla de Ibiza, dividido en cinco partes llamadas quartones’, Cartoteca Histórica Ministerio del Ejército núm. 166.
  • Marí Cardona, J. (1981), Illes Pitiüses II, Els llibres d’Entreveniments, Institut d’Estudis Eivissencs, Eivissa: 59.
  • Serra Rodríguez, Joan J. (2005): Inventari del patrimoni hidràulic de les Pitiüses. Inventari de ponts i fonts d’Eivissa. Municipis de Sant Joan de Labritja i Santa Eulària des Riu. ‘Col·lecció Patrimoni’, Eivissa: 116-117.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar