Alta mar

Contacto

De los vientos de la tierra y de las furias del mar

fabian | 12 Desembre, 2005 17:11

En el Romance del Conde Olinos hay un cantar. Dice el poema que cuando el Conde Olinos madrugaba para dar agua a su caballo a las orillas dell mar, se oía un hermoso cantar. Tan hermoso era que las aves que iban volando se paraban a escuchar y que la reina que lo oye cree que es la sirena de la mar quien canta.

Bebe mi caballo , bebe.
Dios te me libre del mal
de los vientos de la tierra
y de las furias del mar

tormenta
Vientos sobre la isla

Viento. Viento frío del norte, tramuntano, se ha abatido sobre la isla este fin de semana.
Hace unos tres años el viento, más que abatirse, nos azotó. Al día siguiente del temporal se dijo que unos cien mil árboles posiblemente hubieran caído. La isla es pequeña y cien mil árboles son muchos para un territorio en que una distancia de algo más de cincuenta kilómetros te lleva de un extremo a otro. La verdad es que en los caminos que cruzábamos Margarita y yo veíamos muchos troncos abatidos. Hoy, pasados tres años, calculan que fueron más de un millón de árboles tumbados por el viento. Esta semana no, la tormenta no ha tirado ningún árbol, que yo sepa. Pero así mismo, no era agradable exponerse al viento.

La palabra "viento", así como "ola" y otras palabras relacionadas con la mar, las empleaba con frecuencia Pablo Neruda en su Isla Negra, donde vivió algunos años. Sus poemas son mayoritariamente de amor y nos gustaban principalmente cuando relacionaba el cuerpo femenino con elementos simples y cercanos como el pan, la leche, la uva ...

En los poemas de Neruda a veces el viento es azote:

De pronto el viento aúlla y golpea mi ventana cerrada.
El cielo es una red cuajada de peces sombríos.
Aquí vienen a dar todos los vientos, todos.
Se desviste la lluvia.

Pasan huyendo los pájaros.
El viento. El viento.
Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los hombres.
El temporal arremolina hojas oscuras
y suelta todas las barcas que anoche amarraron al cielo.

En "Juegas todos los días con la luz del universo"

tus pies arqueados / por un antiguo golpe / de viento describe en "Oda a la bella desnuda". Alguna vez el viento es como una purificación: Que mi inquietud se azote con los vientos atlánticos (en "Eres toda de espumas"). Muchas veces el viento es suave, brisa y se convierte en mensajero que transporta las palabras: Te llegó mi reclamo, dímelo, te llegaba, / en las abiertas noches de estrellas frías / ahora, en el otoño, en el baile amarillo / de los vientos hambrientos y las hojas caídas! (en "Siento tu ternura").

Como pañuelos blancos de adiós viajan las nubes, / el viento las sacude con sus viajeras manos. / Innumerable corazón del viento / latiendo sobre nuestro silencio enamorado. nos dice en "Es la mañana llena de tempestad". En la famosísima "Puedo escribir los versos más tristes esta noche", la utiliza dos veces: El viento de la noche gira en el cielo y canta -y- Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. Y me gusta la metáfora: Me recibes / como al viento la vela de "Canción del macho y de la hembra".

Neruda posiblemente tuviera muchos amores, pero también un gran amor, fue el de Matilde Urrutia. En un poema dedicado a ella, en su "Testamento de otoño", quizás aparezca la más bella expresión del viento cuando le dice: Eres para mí la más bella, / la más tatuada por el viento. ¡Qué hermosura!, ser tatuado por el viento, dedicado en este caso,a su matrimonio, su segundo matrimonio, el que le duró hasta la muerte.

Los vientos provenientes de todas las direcciones a veces acarician y a veces azotan, aunque pueden causar muchos efectos terribles ¿Habéis leído "Lo que los vientos arrastran"? Un escrito magnífico sobre los vientos.

Para este artículo he recogido fragmentos de poemas de Neruda publicados en A media voz

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar