Alta mar

Contacto

Con los valses chopinianos

fabian | 28 Gener, 2010 18:58

Creo que me va a costar escribir unas líneas pues el discurso sobre la temática musical no va mucho más allá del "me gusta" - "no me gusta" vacuo e indefinido. ¿Por qué es tan corta y vacía la expresión que algunos tenemos sobre la música? He tardado un rato largo, de un par de horas, en elegir algunos vídeos sobre los valses de Chopin - unos quince valses -, desechando muchas interpretaciones. Unas por estar tocadas por niños o niñas de poca edad - niños llamados "prodigio" por algunas personas y considerados como "monstruos", en el sentido horrible de la palabra, pese a que algunas veces admire sus interpretaciones -. Otro motivo al desechar muchos vídeos es considerar que utilizan tempos excesivamente rápidos, convirtiéndose la interpretación más en un ejercicio circense que no musical ... Conviene poner el primer vídeo para que acompañe mis palabras.

El Romanticismo rompe, como aspiración, con la tradición musical anterior; es en cierta medida un movimiento revolucionario y busca formas musicales que no estén sometidas a unas reglas fijas. Por ello nacen tipos como los Preludios, Nocturnos, Baladas, etc; formas inexistentes con anterioridad y que no imponen unas reglas determinadas. Al mismo tiempo, el Romanticismo busca inspiración en los folklores nacionales. Varias obras de Chopin tendrán nombres como Polonesas o Mazurcas que, aunque ya de manera muy depurada, provendrán de temas de su Polonia natal. Mezcla de ambas tendencias serán los valses que se imponen en el siglo XIX como forma musical y como baile o danza en Europa. El primer compositor que los utiliza fue Schubert (1797 - 1828) y los llama "Valses Nobles" en su Op. 77, como diferenciándolos de las danzas populares de algunas zonas europeas.

Mis conocimientos musicales son muy rudimentarios y, además, no he leído nada al respecto, pero supongo que debe haber una evolución del baile en grupo o coral al baile de pareja y del baile de ambiente rural o campesino al baile urbanita. Así, cuando recibe el nombre de vals, el baile ya es de pareja y de salón, aunque probablemente, música y movimiento, comparten con sus antecesores es carácter de giro o vuelta y, la música, el compás ternario, que son sus únicas características, pues la tonalidad es libre, así como su tempo o velocidad, su número de frases musicales y su estructura. El carácter giratorio y el compás ternario no es infrecuente en la música popular, tanto en ambientes urbanos como rurales y adquiere muchos matices diferentes. Pero Chopin es un hombre que vive y comparte ambientes de alta burguesía que se reúne para pasar la velada en salones y su música tendrá este carácter, algo elitista y de pequeño y seleccionado público.

No ocurrirá lo mismo con los valses de la familia Strauss que, aunque hoy música de palacio y concierto, en su tiempo fueron compuestos en el ambiente de sala popular. Johann Strauss (hijo) empezó con músicos de taberna y creando pequeñas orquestas que tocaban en casinos y salas de diversión; de ahí que su música tienda a ser muy bailable, con polkas y valses, para públicos amplios y no seleccionados, música extrovertida de diversión. Todo lo contrario de la música chopiniana, introvertida, meditativa (lenta, dicen algunos), pero bella, bellísima, tanto que ha saltado de los públicos más selectos a más populares, pese a tener un carácter más de audición que bailable.

Chopin no fue hombre de sala de conciertos, dio pocos en su vida. Se decía que su manera de tocar tenía poco volumen, que se oía poco. Fue hombre de pequeño salón donde se reunían quizás una veintena de personas, posiblemente menos. Entonces, al terminar la velada, se sentaba al piano y tocaba frases, fragmentos de las obras en las que estaba trabajando. Su voz musical es más un discurso reflexivo que no un discurso triste, un discurso en voz baja, sin estridencias. Tiene valses alegres, pero suaves, como divertimentos, descansos del discurso reflexivo, pequeños recreos del pensamiento, al que vuelve una y otra vez en la mayoría de sus obras, incluídos también algunos de estos valses cuya audición nos encandila y atrae a muchos.

Enlaces
Juan Bautista Plaza: El vals. Schubert, Weber, Chopin
Wikipedia: Vals
Wikipedia: Chopin
Piano Society: Valses Chopin, archivos sonoros

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar