Alta mar

Contacto

Con un poema de Miguel Veyrat

fabian | 09 Octubre, 2009 17:18

Esta semana la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, en su portal de Poesía Española Contemporánea ha publicado una selección de poemas de Miguel Veyrat, nacido en Valencia en 1938. Fue reportero y columnista político.

Cuando la obra de algún poeta no me llega; es decir, no llego yo a entenderla, prefiero no decir nada sobre ella. El pdf de sus poemas tiene 129 páginas y he leído casi todas. Hoy - quizás mañana fuera distinto - sólo elijo un poema, aunque dudo de que mi lectura coincida con la intención expresiva del poema.

foca monje

Baleópolis

Laura Jurado: La odisea de la especie (foca monje)

Diré que hay poetas que cantan lo inmediato, el momento presente, "los álamos del río" en el paseo de Machado y ese momento trasciende, quizás porque es común y podemos entrever el verde de esos álamos y sentirnos unidos a él. Luego Machado termina sus poemas con la sensación de soledad de quien regresa solo y atraviesa la vacía plaza del pueblo.

Cerca de mi casa hay cuatro arbolitos, preciosos, Brachychiton Populneus. Cuando paso cerca de ellos por la mañana, sin palabras los saludo y me voy a mis trabajos. Es un hola y un adiós aplicable a tantas cosas y actos de nuestra vida. Y es que, aún viviendo en un lugar somos como nómadas que siempre están de paso, que nunca quedan: "Pero la huella del nómada - dice Veyrat - sólo es un aroma, una palabra, acaso una canción [...]" y - pienso yo al recordar seres apreciados que ya se fueron - ¡ojalá quedara en el recuerdo ese aroma o palabra o canción!

La piedra objeto, ser real, está allí; lo sé porque he tropezado a veces con ella. Pero el mundo real, fotografiable, lo convierto en palabras y me queda la palabra "piedra" sustituyendo al objeto. La piedra real está allí; la palabra "piedra" está aquí, conmigo.

Vive en su mente una lengua
que se apoya sobre el viento:
De luciérnagas se nutre
y ya sabe como el fuego,
que posee cuanto nombra.

Pero la huella del nómada
sólo es un aroma, una palabra,
acaso una canción que acude
hasta el lugar donde se inicia
la espiral del gran regreso.

Así es el viajar del hombre,
temeroso de sombras y evidencias:
Para cruzar los desiertos,
loco de amor trastorna
la razón de las palabras.

Y sólo existe cuanto mira,
vive solamente aquello
que en él se ilumina y crea.

Miguel Veyrat: La huella del nómada de "Conocimiento de la llama" (pág. 62)

flores
Florecillas del Brachychiton populneus

El lenguaje poético es una manera de acercamiento al conocimiento y a la experiencia que no puede ser explicada. No huye de las contradicciones ni de las incoherencias pues, probablemente, sean parte de la realidad y su vivencia.

Este poema se inicia con la lengua, la cual, "nutrida de luciérnagas", "posee cuanto nombra". De la lengua pasa a la huella, que quizás tenga algo que ver con el recuerdo que el nómada deja en los demás. La palabra nómada sería equivalente al viajero o al paseante. En la estrofa siguiente ya generaliza al nómada con el hombre y a un trastorno del lenguaje; hay aquí aspectos interesantes: el temor se relaciona con los desiertos donde parecería que las palabras o el lenguaje no sería necesario al no tener otro con el que hablar, pero esta palabra no la utiliza nunca. La lengua, para cada persona es algo más que el hablar.

Los últimos tres versos quizás definan de alguna manera la realidad, la cual no está sólo en el exterior: el mirar es distinto del ver; el mirar lleva una carga muy importante del interior "aquello que en él se ilumina y crea".

telescopio

Año Internacional de la Astronomía

Rafael Bachiller: 1931. El nacimiento de la Radioastronomía

El otro día leí en una revista de la que no recuerdo el nombre que así como el siglo XIX había sido el de la alfabetización y el siglo XX el de la comunicación, el XXI será el de la mirada y, pienso yo, la mirada está estrechamente unida con la lengua.

Cerca de casa hay unos "Brachychiton"; otras personas los llaman "arbolitos". Quizás nuestras miradas sean algo diferentes.

Comentaris

El nómada

Miguel Veyrat | 09/10/2009, 21:50

Gottfried Benn dijo que un sólo poema conseguido ya justificaría toda la vida de un poeta. Gracias por tu lectura; la poesía no existe sin el lector, y ese que has escogido es uno de mis poemas favoritos.
Amb franc cor,

Re: Con un poema de Miguel Veyrat

Fabián | 12/10/2009, 15:14

Bueno, muchas gracias por sus poemas y, también por su comentario. Su poema es precioso.

SAXA LOQUUNTUR

Miguel Veyrat | 23/10/2009, 09:45

Gracias a ti o a usted, lo que hace bueno, precioso en este caso (en su más amplio sentido),un poema es la lectura interiorizada de otro ser. Y si este es un desconocido, el placer del popeta que un dia imaginó el poema, resulta inmenso.

La Voz Arcana

m jesus | 24/12/2010, 17:13

Enhorabuena por el poema, es un regalo para el alma

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar