Alta mar

Contacto

Lluvia

fabian | 14 Setembre, 2009 15:44

Ha llovido. Sólo eso, nada más.

Fue después de comer y un chaparrón cayó alrededor de la casa. ¿No te levantas a ver la lluvia? La primera del año y es espectáculo para ojos infantiles ... Recuerdo el aula y las caras de los niños vueltas hacia las ventanas. Uno de ellos, se levanta y va hacia la papelera para hacer punta a un lápiz. No, no es el lápiz, es la lluvia lo que miran sus ojos. Gruesas gotas y la calle se ha convertido en torrente. Esperamos a que amaine un poco y, en derredor a Sa Pobla, los campos están anegados. Ha llovido mucho. Poco después, ya en la carretera, nos cruzamos con las sirenas de bomberos que van en ayuda de algunas viviendas inundadas. Llegamos a Palma donde no ha llovido; lo hará poco después.

Lluvia en la casa

La lluvia, otra vez la lluvia sobre los olivos.
No se por qué volvió esta tarde
si mi madre ya se fue,
ya no viene a la terraza para verla caer,
ya no levanta los ojos de su costura
para preguntar: Oyes?
Oigo, mamá, es otra vez la lluvia,
la lluvia sobre tu rostro.

Eugenio de Andrade en verbigracia

lluvia

Primeras lluvias: las que limpian.

El agua de lluvia alimentaba la cisterna. Los canalones recogían el agua de los tejados y terrazas y la conducían al aljibe. Creo que ya no se construye así -, pero esta primera agua no se recogía pues era la que limpiaba tejados y canales. Era agua que se dejaba correr. No sólo limpiaba tejados y canalones, sino también la atmósfera de todo ese polvo invisible a la vista pero palpable al tacto que se deposita sobre toda superficie, lisa o rugosa. Agua que limpia, primeras aguas, agua bautismal que inicia un nuevo año agrario. Ritos de cisternas cerradas para que no entre. Ritos ya inexistentes de años nuevos que se iniciaban con la limpieza del aire y de los tejados como los "Yo confieso" inician las misas sacramentales cristianas; o como se limpian las casas antes de habitarlas.

La bendición de la lluvia

Fantástico labrador,
pienso en los campos.¡Señor
qué bien haces! Llueve, llueve
tu agua constante y menuda
sobre alcaceles y habares,
tu agua muda,
en viñedos y olivares.

Te bendecirán conmigo
los sembradores del trigo;
los que viven de coger
la aceituna;
los que esperan la fortuna
de comer;
los que hogaño,
como antaño,
tienen toda su moneda
en la rueda,
traidora rueda del año.

¡Llueve, llueve; tu neblina
que se torne en aguanieve,
y otra vez en agua fina!

¡Llueve, Señor, llueve, llueve!

Antonio Machado: Poema de un día. Meditaciones rurales

La lluvia siempre me trae al recuerdo las palabras de Antonio Machado: "Te bendecirán conmigo / los sembradores del trigo; / los que viven de coger / la aceituna; / los que esperan la fortuna / de comer; [...]" y mi reflexión se centra en ese "conmigo": "Te bendecirán conmigo" ... Yo también bendigo el que esa agua caiga del cielo.

La Trapa

¡No lo sé! ¿O sí? (Ana): Los monjes trapenses en La Trapa (Mallorca)

La caprichosidad de la lluvia

Por la mañana caen unas gotas sobre la ciudad. Me siento frente al balcón a ver la lluvia. Ya hay personas que han sacado el paraguas ... Hay algo que se me escapa de la lluvia. Por una parte me admira su gratuidad - don gratuíto que nos ofrece la naturaleza -, de por sí, magnífico. Maná caído del cielo... Pero hay algo más: hoy por hoy el saber humano sólo es capaz de predecir la lluvia; los meteórologos la pronostican: riesgo (como si no fuera una bendición) de lluvias. Y ahí está la idea: la lluvia aún no depende del capricho humano; no utiliza permisos ni necesita que los políticos o los mandatarios den su conformidad. No. Todavía no está sometida.

Las obligaciones cotidianas dejan mi reflexión sin acabar. Ahora, al recoger unas palabras sobre la lluvia, regresa a mí la idea de ese no sometimiento a lo humano. Machado, siempre, recoge la idea con palabras acertadas:

En otro tiempo ... Llovía
también cuando Dios quería.

Lluvia. Sólo eso: ha llovido y se ha limpiado el aire y se ha llevado en su correr el polvo acumulado en los tejados, canalones, terrazas y calles. Bendita y caprichosa lluvia que dará vida.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar