Alta mar

Contacto

La adopción del meridiano de Greenwich

fabian | 09 Setembre, 2009 16:17

Francisco José González y Luisa Martín-Meras, bajo el epígrafe "La adopción del meridiano de Greenwich" explican en el libro La Dirección de Trabajos Hidrográficos (1797 - 1908), Tomo 1: "Historia de la Cartografía Náutica en la España del siglo XIX" los meridianos usados a lo largo de la historia y la adopción internacional del meridiano de Greenwich como meridiano 0.

libro

La determinación de la longitud, que durante siglos había dado muchos problemas a astrónomos, geógrafos y navegantes, fue solucionada, como es sabido, gracias a la puesta en práctica a finales del siglo XVIII de los métodos basados en la observación de las distancias lunares y en la utilización de los cronómetros marinos. No obstante, a lo largo del siglo XIX la determinación de la longitud continuaría siendo origen de problemas para la comunidad científica internacional como consecuencia de la necesidad de unificar los valores de partida en el cómputo de la mencionada coordenada geográfica. Dado que no existía una razón científica para preferir un meridiano concreto como meridiano cero a partir del cual establecer el valor de la longitud, tanto astrónomos como geógrafos habían utilizado hasta entonces diferentes meridianos de origen.

Ptolomeo utilizó un meridiano situado en el océano Atlántico, al oeste de las islas Canarias. Siglos después, los árabes hicieron pasar el primer meridiano por el estrecho de Gibraltar. Durante el sihlo XIII, bajo la influencia de Alfonso X el Sabio y de las conocidas Tablas Alfonsinas, se tomó como meridiano de origen el de Toledo, entonces capital del reino de Castilla. En el siglo XVI, el célebre geógrafo Mercator introdujo el uso del meridiano de las Azores. Por otro lado, españoles y portugueses emplearon en la práctica la línea de demarcación estipulada en el Tratado de Tordesillas como verdadero meridiano cero. Un siglo más tarde, los franceses comenzaron a elaborar sus cartas respecto al meridiano que pasa por la parte más occidental de la isla de Hierro, situado justamente 20º al oeste de París. Mientras tanto, los británicos tomaron como primer meridiano el que pasaba por el Real Observatorio de Greenwich. De forma análoga, España, en la segunda mitad del siglo XVIII, comenzó a establecer su primer meridiano en Cádiz, donde en 1753 se había establecido el Observatorio Real de la Marina.

Durante el siglo XIX cada nación continuó utilizando su propio meridiano para cuestiones geográficas y para los mapas terrestres, pero en lo que se refiere a la navegación no ocurrió lo mismo: el meridiano de Greenwich fue pronto el más utilizado en las cartas náuticas de todo el mundo, siendo el preferido por los principales países del mundo, a excepción de Francia, Portugal y España, que continuaron usando los meridianos de París, Lisboa y Cádiz (durante el siglo XIX San Fernando).

mapa
Meridianos en el Atlas Marítimo de Tofiño (1786)

El meridiano de Cádiz, es decir, aquel que pasaba precisamente por el Real Observatorio fundado por la Marina en aquella ciudad, fue el usado por los navegantes españoles hasta bien entrado el siglo XIX, a pesar de que el Observatorio había sido trasladado a su nuevo edificio en la Isla de León en 1798. Las cartas publicadas por la Dirección de Hidrografía llevaron como meridiano de referencia el de Cádiz hasta 1850, año en que una Real Orden de 4 de agosto estableció la obligación de utilizar como meridiano de origen para la cartografía náutica el de San Fernando. Como consecuencia de esta disposición oficial, unos meses más tarde, a principios de 1851, el Director de Hidrografía solicitaba oficialmente al director del Observatorio el valor de la diferencia de longitud entre el antiguo observatorio de Cádiz y el de San Fernando [...]

Como ya hemos dicho, la elección de un meridiano cero universal debía ser útil tanto para el cómputo uniforme de la longitud como para convertirse en el punto de partida de los cálculos de tiempo en todo el mundo, temas de mucho interés para astrónomos, geógrafos, navegantes y, cada vez más, para los propios gobiernos, atraídos por la relación de este asunto con cuestiones de interés económico como el comercio, los transportes y las comunicaciones.[...]

La Conferencia de Washington plasmó sus acuerdos en una acta final, integrada por siete resoluciones, que fue firmada por sus participantes el 1 de octubre de 1884. De estos acuerdos nos interesa reseñar aquí aquellos que afectaban directamente a la cartografía. En este sentido habría que destacar la propuesta a los gobiernos allí representados de adoptar aquel «que pasa por el centro del instrumento de tránsito del Observatorio de Greenwich como meridiano inicial para la longitud», a partir del cual la longitud sería determinada en dos direcciones de 0º a 180º, positiva hacia el este y negativa hacia el oeste.

No obstante, las resoluciones aprobadas en Washington no tuvieron la rápida aplicación que sus partidarios hubieran deseado. Las reticencia de algunos países a aceptar el meridiano de Greenwich, las dificultades técnicas derivadas de la necesaria reforma de las efemérides y la existencia de muchas cartas referidas todavía a otros meridianos fueron retrasando el cumplimiento de unas medidas que, sin embargo, habían sido aprobadas mayoritariamente. Diez años más tarde aún no se habían llevado a cabo en España las reformas recomendadas en Washington. En 1901 el gobierno decidió definitivamente establecer la hora oficial española de acuerdo con la del meridiano de Greenwich. Unos años después, en abril de 1907, se adoptó el meridiano de Greenwich como primer meridiano para usos navales. Como consecuencia de ello, el ministro de Marina ordenó a la Dirección de Hidrografía que todas las cartas grabadas a partir de entonces utilizasen el meridiano de Greenwich como origen de longitudes, que se grabase una nota en sitio visible de las planchas ya existentes con la diferencia entre dicho meridiano y el de San Fernando y, por último, que en las cartas ya estampadas se hiciese constar esta diferencia de la mejor manera posible. Esta misma disposición oficial ordenó que el Almanaque Náutico para 1910 fuese calculado utilizando Greenwich, y no San Fernando, como meridiano de referencia y que los cronómetros de la Armada fueran arreglados a la hora del meridiano de Greenwich.

Francisco José González y Luisa Martín-Meras: La Dirección de Trabajos Hidrográficos (1797 - 1908), Tomo 1: "Historia de la Cartografía Náutica en la España del siglo XIX", págs 152 - 155

Muy interesante me ha parecido este texto. En uno de los párrafos no copiados, los autores recuerdan que fue en 1875 cuando se acuerda la decisión de adoptar internacionalmente el Sistema Métrico Decimal. Son hitos de acuerdos internacionales.

astronomía

Año Internacional Astronomía

Rafael Bachiller: 1882. La astronomía fotográfica, una revolución

Lamentablemente la Biblioteca Digital Hispánica no funciona y no consigo imágenes para completar este artículo con mapas de distintas décadas.

Comentaris

meridianos

Josep Mª Cardesín | 18/06/2016, 09:20

los meridianos y paralelos se han situado toda la vida segun criterios politicos.
Los meridianos y paralelos no son lineas imaginarias como se cree, se conocen desde la antiguedad en medios cultos y son las denominadas lineas de Hartman son lineas con potenciales electromagneticos definidos y reales y se pueden detectar sus cruces (meridiano-paralelo) con los aparatos o medios adecuados.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar