Alta mar

Contacto

Publicar aunque no sea la persona más adecuada

fabian | 30 Setembre, 2005 18:26

Hoy he publicado en Quaderns un poema largo, de más de cien versos, que no estaba en Internet. Sobre su autor, Pere d'Alcàntara Penya hay algunas biografías publicadas, pero de su obra sólo he encontrado un poema. En el 2006 hará cien años que murió, por lo que supongo que ya no hay viuda que viva de los derechos de autor. Así tengo varios sentimientos encontrados: por una parte un asomo de satisfacción al agregar a Internet contenidos no publicados y que considero que son convenientes puesto que este poema se recita de manera solemne cada 31 de diciembre en Palma en una fiesta oficial. Pero, a la vez, me embarga un sentimiento de extrañeza de que este poema no estuviera publicado en Internet ya que es un poema célebre que tiene incluso una escultura en una plaza de la ciudad con su título y relacionado con él. Esta extrañeza me produce también una cierta inquietud.

Arcángel
San Miguel en la parroquia con mismo nombre

Hace ya algún tiempo que navego por Internet y me he dado cuenta de que a través del Google hay mucha información sobre la isla que no se encuentra; información de todo tipo, tanto textual como de imágenes. Por una parte no me extraña. Internet es aún niño, no tiene muchos años y también me doy cuenta de que somos muy pocas personas quienes publicamos sin interés comercial. Por esto es que en algunos momentos pienso que en las bitácoras que utilizo puedo publicar de todo: desde reflexiones propias, como ésta, a trabajos más objetivos e impersonales que, aunque no sean nada del otro mundo y puedan ser mejorados con facilidad, no están de más en la Red, máxime cuando la ausencia de información es aún muy elevada.

Siento pues una doble tensión: la de publicar contenidos aún no existentes en la Red y, a la vez, saber que no soy la persona más adecuada puesto que mis conocimientos temáticos son mínimos. Es una tensión entre dos polos opuestos, ya que la ausencia de un tema me impele a rellenar de alguna manera ese hueco, y, a la vez, pensar que ese hueco debiera ser rellenado por un experto en el tema. Pero los expertos escriben libros; es lógico que su trabajo sea su medio de vida y que reciban una cantidad económica. Por esto es que, posiblemente de manera osada, me lance a la publicación en Internet. Aunque lo hago con buena intención, posiblemente tenga multitud de errores y de no poner informaciones importantes sobre el tema.

Al escribir estas sensaciones me acuerdo de que este tema ha sido tratado con relación a la wikipedia. Claro que, en este caso, el medio es diferente: una enciclopedia y, en mi caso, una bitácora; sin embargo, la temática es parecida.

La idea es tan sencilla como atractiva: cualquiera puede escribir un artículo. Es suficiente con tener suficientes conocimientos y estar dispuesto a compartirlos con los demás. Precisamente el hecho de que cualquiera pueda editar los contenidos de wikipedia ha tenido una consecuencia curiosa: aparecen artículos defectuosos, parciales e incluso manipuladores de la información.

[...] Se puede interpretar, efectivamente, que Wikipedia abre puertas a la manipulación de la información. Pero precisamente el hecho de que exista un apartado para discutir todos estos artículos "sospechosos" es una muestra de espíritu crítico y neutralidad. ¿Se alcanzará en todos los artículos esa objetividad buscada? Seguro que no, entre otras cosas, por la dificultad intrínseca de los conceptos que aparecen en cualquier enciclopedia. Eso no impide una ventaja clara: si compramos la enciclopedia de cualquier editorial, no podremos en ningún caso discutir lo que allí aparece, ponerlo en duda. La editorial de la enciclopedia, como cualquier otra, tendrá su propia línea, su propio modo de enfocar los términos definidos. Los conceptos de Wikipedia pueden incluso ser discutidos, y algunos de ellos pueden ser denunciados por vandalismo. Lo que en principio podía ser una debilidad (no es una enciclopedia escrita por especialistas, y es susceptible de manipulación), términa siendo una de sus virtudes: el saber de Wikipedia es un saber dialogado, un saber más democrático.

Boulé: La objetividad de Wikipedia

Yo no tengo todo el saber sobre los temas que publico en las bitácoras; ni siquiera soy experto en esos temas, pero siento - siendo consciente de mi poco saber y de mis múltiples limitaciones - la necesidad de aportar, en lo posible, los conocimientos e informaciones que puedo y que me doy cuenta que faltan en la Red, pese a no ser la persona más adecuada.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar