Alta mar

Contacto

El primer coche que hubo en Mallorca

fabian | 23 Gener, 2009 11:03

Tengo en mis manos el libro 100 años del automóvil en las Baleares publicado en 1997. En la solapa de la portada hay una frase y una fotografía:

"Esta mañana se ha desembarcado del vapor Isleño un carruaje automóvil que trajo de Marsella para los Herederos de Vicente Juan. De manera que pronto veremos circular por nuestras calles esta nueva clase de vehículos"

Esta simple nota, publicada en el diario "Última Hora", el día 8 de abril del año 1897, informaba de la llegada a las Baleares del primer automóvil.

Primer coche que llegó a las Baleares

libro

El libro, editado en Abril de 1997, justo cien años después de llegado el primer automóvil a Mallorca, es una maravilla. De él se editaron 1.500 ejemplares. Su autoría es colectiva, es decir, cada capítulo está escrito por un autor distinto y se cuentan en sus páginas muchas informaciones curiosas sobre el mundo automovilístico, desde el estado de los caminos, las asociaciones o clubs de automovilistas, los accidentes y seguros, las matriculaciones, etc.

En dos capítulos se relata la historia de este primer coche que hubo en Mallorca. Lo cuenta Fernando Pujalte Vilanova en el capítulo titulado "Dinámica de matriculación de automóviles en las islas Baleares" y también Javier Coromina Doisy, Jefe de Tráfico de Baleares, en "Automóviles y normas". Vayamos poco a poco:

En 1896, don Vicente Juan Ribas era un potentado de la industria textil en Mallorca. Eran los años en que sus negocios funcionaban de maravilla pues, además de la producción normal, había logrado un contrato para aprovisionar al ejército español. Así que estaba contento cuando en 1896 visitó la Exposición Internacional de París donde el francés Emile Roger exponía cinco automóviles, de los cuales Vicente Juan Ribas adquirió uno. Cuenta Fernando Pujalte que "contaba con un motor de petróleo de la marca De Dion Bouton, modelo Petit - Duc, con una potencia de dos caballos y medio que desarrollaba una velocidad de 20 kilómetros por hora, por el que pagó la suma total de 4.420 francos".

Cuenta Javier Coromina que "además del coche, don Vicente Juan Ribas adquirió en París un bisabuelo de los ciclomotores, una especie de triciclo a pedales con motor De Dion - Bouton".

Así que el triciclo y el automóvil llegan a Palma en el vapor "Isleño", procedentes de Marsella, el día 8 de abril de 1897. En la aduana no supieron bien qué hacer ante esa gran caja de madera en la que iba embalado el automóvil y finalmente le aplicaron el arancel de carruajes de lujo.

Una vez desembarcado fue trasladado a una de las posesiones que el industrial poseía en La Vileta, Son Puig, en donde uno de los mecánicos de su industria realizó una meticulosa puesta a punto del motor y logró ponerlo en marcha. El vehículo comenzó su andanza por los caminos del inmueble, pero se paró a los pocos minutos, resultando en vano todos los esfuerzos del mecánico para volverlo a arrancar. D. Vicente Juan buscó mecánicos que fueran capaces de arreglarlo, y no halló ninguno en toda la isla, lo que no resultaba extraño siendo el primer artefacto de esas características que llegaba a la isla y ser completamente desconocida su mecánica entre los técnicos isleños. El frustrado propietario no se resignó a su fracaso. Se hizo traer dos mecánicos franceses, costeando a cargo propio el viaje y la estancia como así consta en el legajo de documentos aún conservados por los herederos del flamante vehículo. Los técnicos franceses tampoco pudieron hacer gran cosa para repararlo. Después de conseguir ponerlo otra vez en marcha, el automóvil se paró definitivamente a los pocos metros recorridos. Este segundo fracaso acabó con la paciencia de su propietario, que lo metió en una de las cocheras de Son Puig y desde entonces no ha vuelto a ponerse en marcha nunca más.

Fernando Pujalte Vilanova: "Dinámica de matriculación de automóviles en las islas Baleares"

triciclo

El propietario de las dos maravillas prehistóricas intentó hacer pruebas públicas de ambas por las calles palmesanas. Tales demostraciones no acabaron demasiado bien, ya que el triciclo volcó a causa de la introducción de una rueda en la vía del tren, y el automóvil, puesto a punto en la finca de Son Puig, no logró salir de ella, a pesar de haber iniciado con ruidoso éxito el itinerario previsto. Tras los fallidos paseos, triciclo y carruaje automóviles fueron encerrados en una cochera de Son Puig y allí se conservan todavía, si bien el Clément - Bayard escapó de su reclusión, por un día, para ser colocado y expuesto a la puerta del antiguo edificio del Gran Hotel, de Palma, cuando, una vez restaurado éste, fue inaugurado como centro cultural de "La Caixa" por SS.MM. los Reyes de España, en julio de 1993.

Javier Coromina Doisy: "Automóviles y normas"

Pues es interesante la historia del primer coche que hubo en Mallorca.

En Internet - la cenicienta de las islas - he encontrado:

De la matriculación en Palma ¿primera matriculación del mundo? hablaré otro día.

Noticia de Ferran Pujalte, historiador de la industrialización en Mallorca
Libro: "Els pioners de la industrialització a les illes Balears i altres escrits" (2008)

De un libro sobre transportes y caminos del XIX
Libro: "Transports i comunicacions a les Balears durant el segle XIX" (1999)

El primer automóvil que hubo en Mallorca
Del camino de herradura al del neumático
La refinería de petróleo de Manuel Salas
La matrícula de automóviles PM
Libro: 100 años del automóvil en las Baleares

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar