Alta mar

Contacto

El vesperal silencio

fabian | 12 Juliol, 2005 20:13

Anochece. Tras un caluroso día, el aire refresca. Luces encendidas en las casas, mientras hay gente que es ahora cuando sale de sus casas y, algunas, se sientan en la pequeña plaza a la que da el portal y los balcones de casa. Hablan y, en la noche, sus voces y risas resuenan con fuerza. Conversaciones entre amigos, y, también, susurros de enamorados, trepan por entre paredes y se infiltran en silenciosas estancias. En una de ellas estoy yo, con la mente en blanco y la pantalla encendida. Sin ideas, sin saber qué decir ni qué hacer, atiendo a las voces y, sobre todo, a un cuasi silencio que se extiende por los edificios próximos y lejanos. Posiblemente atraviesa los campos y mares que están al oriente, donde la noche, atravesando los usos horarios, se cierra y, aún más allá, llega hasta los linderos donde la primera luz del alba está a punto de aparecer.

¿Qué hacer? ... ¿Has oído la palabra "vesperal"? Está relacionado con "víspera" que, aunque su significado esté relacionado con un tiempo que antecede a otro, significa "tarde", la tarde. A mí me suena, aunque de momento no recuerdo bien el poema. En el Google escribo "vesperal silencio" y, ya. Me aparece el enlace. Efectivamente, ahí está: Y yo pasé por la calle / y miré... Mis pasos secos / resonaron olvidados / en el vesperal silencio. El poema es hermoso: tres hermanas, las tres de todos los cuentos. Y la menor, tú, que bordabas en silencio y me dijiste un secreto en una larga mirada, larga, larga. Y aquí la primera "a" ha de ser bien abierta y clara como para aumentar el tiempo del secreto y de la mirada.

Las tres hermanas

Estabais las tres hermanas,
las tres de todos los cuentos,
las tres en el mirador
tejiendo encajes y sueños.

Y yo pasé por la calle
y miré... Mis pasos secos
resonaron olvidados
en el vesperal silencio.

La mayor miró curiosa,
y la mediana riendo
me miró y te dijo algo...
Tú bordabas en silencio,

como si no te importase,
como si te diese miedo.
Y después te levantaste
y me dijiste un secreto

en una larga mirada,
larga, larga... Los reflejos
en las vidrieras borrosas
desdibujaban tu esbelto

perfil. Era tu figura
la flor de un nimbo de ensueño.
... Tres erais, tres, las hermanas
como en los libros de cuento.

Gerardo Diego: Las tres hermanas

Era tu figura la flor de un nimbo de ensueño. Son expresiones que quedan en la memoria: el vesperal silencio, las tres hermanas de los cuentos, la larga larga mirada, las vidrieras borrosas, los pasos olvidados... Silencio, ha llegado la noche.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar