Alta mar

Contacto

Diez años de instituto

fabian | 21 Juny, 2005 19:28

El instituto en el que trabajo cumple diez años. Probablemente sea el instituto más reciente de Palma. Hoy, acabo de regresar, hemos celebrado una fiesta y a los profesores que estábamos nos han regalado una bonita estatuilla. Ha habido discursos, luego un poco de merienda. Iba a empezar la fiesta con alumnos y exalumnos cuando me he venido a casa. A pie, en una hermosa tarde que declinaba, he recorrido el camino de vuelta de cada día. Diez años...

El edificio en que está el instituto era un Colegio Público de E.G.B., pero todos los discursos que lo han citado se han equivocado y han dicho que era un centro de Primaria. No. Era un Colegio Público de E.G.B., es decir, con escolares de 6 a 14 años. Las memorias fallan y el lenguaje lo delata. No es lo mismo un centro de EGB que uno de Primaria. La EGB empezó en 1971, es decir, cuando yo empecé a ejercer de maestro (por cierto, mi título es de Profesor de EGB). La EGB fue (?) una gran revolución en el mundo educativo... La LOGSE no estoy muy seguro que haya sido una revolución, quizás más bien un revolcón.

Ambas, EGB y LOGSE produjeron un gran trastorno: Con la primera desaparecíeron los exámenes de Ingreso a los 10 años, los bachilleratos (había dos: elemental - hasta 4º con una reválida- y el superior - hasta 6º y también con reválida- ) quedaron reducidos a una etapa posterior. Los alumnos, que hasta entonces se dividían a los 10 años en bachilleres y Primaria, seguían juntos hasta los catorce años. No describo el cambio de la LOGSE pues supongo que es de todos conocido.
Si sólo fuera esto, es lo que yo denominaría "un revolcón". Pero la EGB fue mucho más. La LOGSE quizás también aunque aún es pronto para analizar y valorar los cambios.

La EGB fue un cambio en los planteamientos teóricos muy grande, gigante. Quizás en la cotidianidad práctica de muchos Maestros (con mayúscula) la teoría era algo que, con muchísimas palabrejas, se acercaba a su buen hacer: convivencia con el niño, atender de manera natural a su desarrollo en todos los aspectos de su personalidad sin dar un valor extremado a los "saberes escolares"...

La EGB planteó por vez primera el tema de la evaluación, especialmente la continua y la inicial. En cuanto a la calificación del alumno (sólo una pequeña parte de la evaluación) la consideró como una "información a las familias" con carácter no numérico, ni puntual; elaborada como una información que recalcara los aspectos positivos y que se tradujera a efectos administrativos en una expresión verbal de carácter global (no basada en exámenes sino en el desarrollo (hacer) del alumno a lo largo de un período teniendo en cuenta su situación inicial.

La EGB rompió con los programas cerrados por curso y se planteó programas en lo que lo importante no eran los saberes a adquirir por todos los alumnos, sino los desarrollos a realizar por cada uno de los alumnos. Para ello planteó el difícil tema de que era cada profesor quien tenía que adaptar la acción al grupo concreto y a cada alumno, teniendo en cuenta la situación de partida y las condiciones de vida de cada escolar. Para adaptar la acción escolar cada profesor tenía que "programar" los objetivos y los contenidos.

La EGB también presentaba una profunda modificación en la metodología. Lo importante no era lo que el profesor dijera en el aula (la explicación), sino lo que cada alumno hacía.


Estatuilla commemorativa de los 10 años del instituto

Confío que huelgue decir que en gran parte las ideas o conceptos básicos de la EGB no llegaron sino muy (pero muy mucho) distorsionados al profesorado. Con todo, creo que bastantes maestros captaron la base de la EGB y la llevaron a la práctica. Así, por ejemplo, hoy, pasados diez años del comienzo de la LOGSE, veo muchos profesores que con sus calculadoras sacan medias de los exámenes de los alumnos. Creo que confunden una valoración global con cálculo medio. Temo que en general estos profesores no comprendieron la EGB y temo que tampoco la LOGSE.

En el instituto, tanto en el comienzo de curso como en el final, se rellenan toneladas de papelotes. Programar no es rellenar papelotes, sino pensar qué hacer. Si yo en 1º de ESO tengo un alumno que apenas sabe leer, tengo que plantearme qué hacer con él para que mejore un poco: que si no exigirle que lea un libro, sino un tebeo, que no lea públicamente, pero sí entre dos o tres; seleccionarles textos cortos y sencillos; analizar sus posibles dificultades: vista, ausencia de escolaridad, problemas de atención, etc. Buscar las ayudas necesarias (DO).

Hace diez años, de acuerdo con la nueva ley (LOGSE), dos colegios de EGB próximos se reconvirtieron, uno en centro de Primaria y otro en Instituto de Secundaria. Yo me vi obligado a asistir a un concurso y pasé al edificio vecino que sería instituto. Con ello empezó para mí la LOGSE.

EGB y LOGSE, aparte de "la movida" tienen elementos comunes. De la EGB a la LOGSE hay un gran cambio social que se traduce en muchos menos alumnos por profesor y muchas más posibilidades económicas y materiales, aparte de otras también importantes. Con todo aún ahora, ¿se evalúa o se examina?, ¿hacemos programas diferenciados dentro de un mismo aula o utilizamos un programa único?, ¿realizamos análisis evaluatorios que nos permitan actuar individualmente o simplemente calificamos poniendo una prueba a todos por igual?, ¿utilizan todos los alumnos el mismo libro? ...

No sé, pero aún hoy temo que estamos muy atrás en el tiempo. No sé si hemos superado la EGB.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar