Alta mar

Contacto

De músicas y piedras

fabian | 27 Maig, 2005 17:59

Hace pocos días, José Cuerva, en Cuaderno de Profesor, me invitaba a participar en un meme (creo que se denomina así) que recorre la blogosfera. Es sobre música y pregunta qué disco es el último que has comprado, y qué cinco canciones escuchas ...

José, te agradezco la invitación, pero soy incapaz de completar ese meme. No tengo discos, salvo 4 o 5 ya muy antiguos; ni siquiera tengo reproductor musical (sólo la disquetera del ordenador). Además no sigo la actualidad musical. Sólo escucho algunos programas de radio, como el de Ramón Trecet en Radio 3, o, en la misma emisora los domingos a mediodía, uno sobre música folklórica, y alguno más en Radio 1 sobre música clásica. Son programas que sigo con cierta asiduidad según la temporada. Así que, en la música "pop" o del momento, estoy "out", ignorante en gran manera.

Pero no es que no me guste la música, aunque haya una gran cantidad de obras musicales que no me llegan o que yo no sé disfrutar, pero también hay otra gran cantidad de obras con las que vibro, que producen ecos en mi interior y que, pese a no oírlas más que de vez en cuando, las disfruto como me ocurre ahora con La Comparsita que añado a este artículo.

Lo célebre es que hoy es el segundo archivo musical que subo a Internet ya que esta mañana una profesora de música me ha pedido que añadiera un archivo sonoro al artículo El bolero mallorquín que ella había publicado. Y te aseguro que con el disco que me ha dejado de folklore mallorquín, con boleros, fandangos y, en especial, las jotas, me he sentido vibrar y mi imaginación se ha lanzado hacia esas danzas y bailes populares que se realizan en corro, enlazando la pareja con la comunidad y que están llenas de sutileza y de fuerza.

Y es que me entusiasman algunas obras musicales de tipo folklórico de muchos países. Me dejo seducir por muchas músicas mediterráneas: árabes, andaluzas, aragonesas, francesas, ¡cómo olvidar las tarantelas italianas o las danzas griegas, las flautas turcas! Son muchos los estilos que me gustan de muchas partes de Europa y de América. Los fados con sus laúdes, las gaitas gallegas y asturianas, los sones de sudamérica, o, por añadir uno más, los coros rusos. E igual me ocurre con algunas obras antiguas que denominamos clásicas, como muchas de la época del Barroco y, en menor medida, los extraños acordes de la música contemporánea. Me sería imposible seleccionar cinco.

Piedras

piedras

Hoy boulé publica esta fotografía bajo la pregunta ¿Orden o caos?. Piedras ordenadas. Supongo que en todos los lugares del mundo hay obras de este tipo. Muros realizados con piedras amontonadas y engarzadas de alguna manera. Junto a los caminos se marcan las lindes con pequeños muros realizados con las piedras extraídas del entorno cercano. Es el aprovechamiento de los recursos propios. En ellos están la artesanía y el saber sobre la piedra, en una labor de siglos. Las grandes se colocan unas sobre otras acomodando su estabilidad con otras más pequeñas. Sobre estos muretes que separan las propiedades crecen zarzas de cuyos frutos se alimentan los ruiseñores.

En Mallorca hubo una época en que se pusieron vallas con otro tipo de piedras extrañas con formas geométricas regulares. Gracias que gente sensible se dio cuenta del valor de estos muros y recuperaron los saberes olvidados de juntar la piedra y decidieron continuar con estas ancestrales tradiciones.

Hay una fotografía que no quisiera olvidar. Desde el mar la piedra se adhiere a la montaña creando pequeños bancales cultivables. La verticalidad de la montaña, gracias a la piedra, se convierte en horizontalidades donde crece algún árbol. Dos montañas paralelas: la natural y la realizada por manos humanas que han juntado esas piedras que, quizás desdeñadas por algunas personas, me parecen hermosas e insertas en el hermoso paisaje.

piedras
Fotografía de midgeymoo en Flickr.

De música y piedras

No sé con qué extraño argumento han quedado relacionados en este artículo elementos tan distantes y diferentes como la música y las piedras. Pero voy a acabar con la cita de unas palabras de un matemático muy conocido en la blogosfera que hablan sobre el reciente Festival de Eurovisión:

Comprendo perfectamente que este festival haya perdido todo su interés. Canciones enlatadas, países prostituyendo sus raíces músicales tradicionales en beneficio de una banalidad absoluta, renunciando a sus propias lenguas para cantar casi invariablemente en inglés... en resumen: varianza nula.

No sólo era imposible saber qué país era el que interpretaba en cada momento, sino que era igualmente imposible saber si se trataba de una canción actual o de hace años.

La variabilidad es lo que da interés a las cosas. La uniformidad es la muerte de la cultura, del arte y de la vida. Hasta los cuerpos de las cantantes exhibían una varianza cero.

Tío Petros: Eurovisión, o el triunfo de la varianza nula.

Comentaris

Danzas populares gallegas

MARTA GALVAN | 26/09/2005, 02:06

Te escribo desde la Pcia. de Bs As (Republica Argentina). Soy profesora de danzas españolas (en sus cuatro estilos) y me resulta muy dificil encontrar música para enseñar las coreografías en mi país. Un familiar mío viajará a España en noviembre, y quisiera pedirle que me trajera CD con la música que tanto amo y preciso. Jotas aragonesas, gallegas, asturianas, en fin ... ¿Tendrías la posibilidad de orientarme con títulos y/o autores, para que pueda conseguirlos en casas de música, o lo que sería mejor aún, en El corte inglés? Te voy a gradecer infinitamente tu colaboración. Un abrazo argentino. Marta Galván.
Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar