Alta mar

Contacto

Hacer penitencia con caña y red, y esperar

fabian | 04 Abril, 2005 18:15

Esperar, esperar...

Quizás sea Antonio Machado quien ha conseguido dar un valor a ese tiempo en que no ocurre nada, tiempo de espera, tiempo en que las ideas no llegan, tiempo - lento, tiempo sin final - de estudio, de aprendizaje, de tocar una y otra vez la misma melodía - monotonía - que no llega a salir bien.

Tiempo ..., tiempo, tiempo.

Tiempo de espera - agonía del que no muere -. Tiempo muerto en que nada ocurre sino la espera de que el día acabe.

Es de noche. Se platica
al fondo de una botica.
- Yo no sé,
don José,
cómo son los liberales
tan perros, tan inmorales.
- ¡Oh, tranquilícese usté!
Pasados los carnavales,
vendrán los conservadores,
buenos administradores
de su casa.
Todo llega y todo pasa.
Nada eterno:
ni gobierno
que perdure,
ni mal que cien años dure.
- Tras estos tiempos vendrán
otros tiempos y otros y otros,
y lo mismo que nosotros
otros se jorobarán.
Así es la vida, don Juan.
- Es verdad, así es la vida.
- La cebada está crecida.
- Con estas lluvias ...


Imagen de mathface

Hay dos modos de conciencia:
una es luz, y otra paciencia.
Una estriba en alumbrar
un poquito el hondo mar;
otra, en hacer penitencia
con caña y red, y esperar
el pez, como pescador.
Dime tú: ¿Cuál es mejor?
¿Conciencia de visionario
que mira en el hondo acuario
peces vivos,
fugitivos,
que no se pueden pescar,
o esa maldita faena
de ir arrojando a la arena,
muertos, los peces del mar?

A veces me ha ocurrido. La espera - obligación familiar - de un funeral, larga tarde que desespera por llegar al final. Paciencia de pescador. Y estos días, agonía, de una muerte que no llega. ¿Monotonía? ¿Llegará a un nuevo día? Dejar a la muerte su ritmo, no hacer nada, esperar que todo siga su proceso, externo a las voluntades, ajeno, de ese no poder hacer nada. Esperar y desesperar esa muerte esperada, impasible, que no llega, dejar pasar los minutos de que haga su faena, muerte ajena.

Gota a gota (parece inútil), fuente a fuente (extrañeza), río a río (grandeza), que va a dar a la mar (inmensidad)... ¿La mar? ¿Inmensidad? ¿Inmensidad inútil quizá? ¿Por qué inútil? ¿No es la fuente de la vida?

¡Oh, tú, que vas gota a gota,
fuente a fuente y río a río,
como este tiempo de hastío
corriendo a la mar remota,
en cuanto quiere nacer,
cuanto espera
florecer
al sol de la primavera,
sé piadosa,
que mañana
serás espiga temprana,
prado verde, carne rosa,
y más: razón y locura
y amargura
de querer y no poder
creer, creer y creer!

¿Llega la poesía donde la razón no llega?

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar