Alta mar

Contacto

Las rosas únicas

fabian | 30 Març, 2007 18:43

Los plátanos de sombra ya muestran en sus ramas un suave verdor en esta primavera de lluvias y soles. Por ahora lluvias plácidas que, según dicen, son magníficas para el campo aunque inundan la ciudad de tráfico y se hace difícil encontrar un taxi.

Acaba también la semana. Los días se visten de hermosos nombres de vírgenes trágicas: Dolores, Soledad ..., nombres casi desaparecidos y que cada año encuentro más hermosos y femeninos; nombres serios de mujeres fuertes.

árboles
Ya verdean los plátanos de sombra

Una rosa me ha traído unos recuerdos:

Sé que en algún lugar del mundo, existe una rosa única, distinta de todas las demás rosas, una cuya delicadeza, candor e inocencia, harán despertar de su letargo a mi alma, mi corazón y mis riñones.

[...] Existe... rodeada de amapolas multicolores, filtrando todo lo bello a través de sus ojos aperlados, cristalinos y absolutamente hermosos...

Antoine de Saint-Exupéry: El Principito

Margarita y yo nos queríamos casar pero no habíamos realizado el curso de preparación para el matrimonio. Acudimos al rector de la parroquia, un hombre viejecito de cuerpo encorvado. Nos invitó a entrar en la rectoría y sus palabras fueron cortas y precisas. Sólo fueron dos peticiones: "Tú, Fabián - me dijo - haz cada día de tu vida un acto dedicado a Margarita". "Y tú, Margarita, - dijo dirigiéndose a ella - haz un acto cada día dedicado a Fabián". Y allí acabó el más hermoso sermón y cursillo al que he asistido en mi vida. Palabras sabias de un anciano que apelaban a la voluntad diaria y con ello centraban todos los discursos sobre el amor y la convivencia en esa voluntad cotidiana de atención al otro.

La rosa, distinta de todas las demás rosas, me ha traído al recuerdo ese simple acto de un mediodía en un caluroso verano de muchos años ha.

Y me he acercado hoy de nuevo al Principito ya que esta semana había puesto varios archivos sonoros relacionados con algo más que bellas narraciones. La del Principito también se encuentra en leerescuchando.com. Pero hoy he elegido unos fragmentos que cierran un capítulo y abren el siguiente:

Cuando me he encontrado con alguien que me parecía un poco lúcido, lo he sometido a la experiencia de mi dibujo número 1 que he conservado siempre. Quería saber si verdaderamente era un ser comprensivo. Pero siempre me respondian:: "Es un sombrero". Entonces no le hablaba ni de serpientes boas, ni de la selva virgen y ni de estrellas. Poniéndome a su altura, les hablaba del bridge, del golf, de política y de corbatas. Y la persona grande se quedaba muy contento de conocer a un hombre tan razonable.

El Principito

2
Viví así, solo, sin nadie con quien poder hablar verdaderamente, hasta cuando hace seis años tuve una avería en el desierto de Sahara ...

"les hablaba del bridge, del golf, de política y de corbatas" y esta manera de hablar no es hablar sino otra cosa; y por eso el aviador vivió así, solo, sin nadie con quien "poder hablar verdaderamente"

Las palabras no siempre dicen lo que es preciso y nos engañamos con ellas frecuentemente.

Bueno, pues aquí acabo esta semana de seres especiales: don Quijote, Alicia y El Principito; tres personajes que hablaban consigo mismos pese a que también decían palabras a los demás. ¡Ah!, y que buscaron sus rosas únicas, distintas de todas las demás rosas.

Comentaris

Re: Las rosas únicas

octavio | 31/03/2007, 09:27

Felicidades por el post. Un abrazo.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar