Alta mar

Contacto

Y ahora que yo quería ... Llegada al mar de José Hierro

fabian | 23 Febrer, 2005 17:36

José Hierro

Cansancio. Las clases pesan y este invierno, por el frío inusual, y a la vez primavera extraña, ya florecieron hace muchos días los almendros, hace que los alumnos estén muy parlanchines, con la atención poco centrada y que los profesores tengamos que incrementar nuestros esfuerzos. Cansancio.

Y yo que quería...

Tres veces José Hierro repetirá con distintas palabras esta expresión. Y las tres veces quedará el objeto de ese querer, el objeto de ese deseo, velado por unos puntos suspensivos. No llegaré a saber qué quería el poeta en Llegada al mar:

Llegada al mar

Cuando salí de ti, a mí mismo
me prometí que volvería.
Y he vuelto. Quiebro con mis piernas
tu serena cristalería.
Es como ahondar en los principios,
como embriagarse con la vida,
como sentir crecer muy hondo
un árbol de hojas amarillas
y enloquecer con el sabor
de sus frutas más encendidas.
Como sentirse con las manos
en flor, palpando la alegría.
Como escuchar el grave acorde
de la resaca y de la brisa.

Cuando salí de ti, a mí mismo
me prometí que volvería.
Era en otoño, y en otoño
llego, otra vez, a tus orillas.
(De entre tus ondas el otoño
nace más bello cada día.) [...]

Tras la promesa, el regreso, expresado en una multitud de comparaciones agradables, vivas: "como sentir crecer un árbol"; "como palpar la alegría con las manos en flor"; "como embriagarse con la vida" ...

Y ahora, tras este regreso al mar en un otoño tan vital y alegre llegan los "yo quería":

Y ahora que yo pensaba en ti
constantemente, que creía...

(Las montañas que te rodean
tienen hogueras encendidas.)

Y ahora que yo quería hablarte,
saturarme de tu alegría...

(Eres un pájaro de niebla
que picotea mis mejillas.)

Y ahora que yo quería darte
toda mi sangre, que quería...

(Qué bello, mar, morir en ti
cuando no pueda con mi vida.)

José Hierro, aunque madrileño, vivió en Santander bastantes años. Su acercamiento al mar era habitual. Varios de sus poemas tienen en sus títulos la palabra "mar". "Llegada al mar", "Junto al mar", "Despedida del mar" ...

Llega en otoño al mar, llegada alegre, optimista, pero que inmediatamente muestra varias imposibilidades: "Y yo que creía ...", "y yo que que quería hablarte ...", "y yo que quería darte ...". ¿Son imposibilidades o soy yo que me confundo?

Cansancio. Rugiente ante mi imposibilidad de captar la atención de los alumnos, de - tal vez como en este poema - de no conseguir lo que yo quería, sólo me queda la esperanza: ¡Qué bello morir en ti, mar, cuando no pueda ni con mi vida!

Comentaris

El mar

odyseo | 24/02/2005, 10:15

Creo que entiendo ese sentimiento frente al mar, porque aunque soy de secano por nacimiento, mis mejores recuerdos y vivencias están en el mar (incluyendo ese precioso azul que tiene el mar en torno de tu maravillosa isla).
Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar