Alta mar

Contacto

Autodiscursos musicales: la soledad sonora

fabian | 21 Febrer, 2005 17:18

Juan Sebastián Bach

Tanto la música como la personalidad de Johann Sebastian Bach me subyugan. En él culmina y acaba la música de un siglo y medio, la música del Barroco. Supo recoger y sintetizar toda la música que desde 1600 a 1750 se compuso. El Barroco acaba con la muerte de Johann Sebastian Bach (1685 - 1750), de tal modo que el final de esa época lo hacemos coincidir con el año de su muerte.

No en balde, muchos de sus contemporáneos le consideraron arcaico, antiguo. Digo muchos y no todos porque los más grandes músicos que convivieron con él lo admiraron y veneraron. De todos aquellos que se burlaban de él porque su música les parecía antigua no nos ha quedado memoria alguna, mientras que Johann Sebastian es considerado por muchos como el más grande músico que ha existido. Su obra, abundante y variada, es hoy día interpretada en múltiples lugares y en las casas de discos podemos encontrar bastantes de sus composiciones, tanto la de órgano correspondiente a su época juvenil en Weimar (1708 - 1717), como de sus pocos años en Köthen (1717-1723) donde compuso su obra instrumental; como las corales, cantatas y pasiones compuestas en Leipzig (1723-1750).

Bach, como todo lo relacionado con el Barroco, fue olvidado durante más de un siglo. No existía en aquella época una "memoria histórica" que guardara las partituras o los instrumentos de los compositores anteriores. Sólo se tenía en cuenta la música del momento y todo lo anterior quedaba olvidado y perdido. Fue a partir del Romanticismo y Nacionalismo cuando se empezó a tener un interés por lo ocurrido anteriormente, cuando se empezó a valorar lo antiguo, lo pasado. Y fue otro músico, Mendelsson, quien inició el rescate de Johann Sebastián Bach.

Pero no era mi intención hoy hablar de este compositor. El archivo musical que he puesto corresponde a la Chacona de su Partita nº 2 para violín solo. Sólo es un pequeño fragmento ya que esta chacona tiene una duración de casi 16 minutos en los que se alternan momentos dulces, tiernos con otros, tal como este comienzo en que la fuerza (¿la rabia, la desesperación?) es tal que son varias las cuerdas flotadas y parece que son varios violines que tocan a la vez. Me admira este saber transformar en obra los sentimientos, esta templanza por la que un estado de ánimo se plasma ya en unos sonidos o en unos colores o en unas palabras.

La música de Bach no son palabras sueltas, sino un discurso hecho de frases. Las notas se enlazan en frases y éstas en un discurso que parece una argumentación o reflexión larga. Es una obra que exige una atención hacia la que cada vez estamos más incapacitados en nuestra actualidad de mensajes o discursos cortos y rápidos.

Pero mi intención primera quería ir hacia el hecho de que hubiera en esa época del Barroco composiciones para un instrumento solo; composiciones íntimas, sin público; composiciones dedicadas al propio yo que toca: autodiscursos que no tienden hacia el diálogo. Discursos que sólo buscan la autoexplanación, la expresión íntima hacia uno mismo sin ningún auditorio ajeno, externo. Discursos de la soledad, entendida ésta positivamente, como momento de reflexión, momento de aclararse uno mismo, momento de autoencararse.

La "soledad sonora", ¡qué bonita expresión! La soledad es un momento de riqueza, es un momento en que suena la propia voz, en que hay un diálogo con uno mismo. Yo necesito enormemente esos momentos de soledad dialogante conmigo mismo. Es en esos momentos cuando intento comprender cuanto me rodea y, sobre todo, intento conocerme. Esos momentos de soledad en los que me encaro con mi yo son los que me dan luz para esas horas en que todo es bullicio, ruido, voces, urgencias.

Soledades sonoras del Barroco. Unos pocos compositores crearon estas obras íntimas, subyugantes, en las que un solo violín, una sola flauta crea un discurso en que sentimientos y reflexiones afloran. Son pocas, muy pocas, estas obras en que emisor y receptor se confunden en una misma persona que intenta extraer del instrumento el discurso más íntimo y apreciado.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar