Alta mar

Contacto

Santa Margarita

fabian | 20 Juliol, 2006 19:51

El nombre de Margarita era tradicional en la isla. Cuando al final de los años 60 me acerqué por vez primera a la casa de Margarita en Sa Pobla, como yo no sabía exactamente donde vivía, grité su nombre en la calle y se abrieron, entre ventanas y puertas, cinco o seis. Ninguna era la suya, la cual tardó unos pocos minutos en abrirse. Luego, tiempo después, fui conociendo a las Margaritas que abrieron esa tarde sus ventanas o puertas.

Hoy en Palma es un nombre poco frecuente. En este último curso sólo había una Margarita entre todos los grupos de Primero de ESO.

santa Margarita
Imagen de Santa Margarita en la iglesia castrense del mismo nombre

Hoy, festividad de la santa, nos hemos acercado a esta antigua iglesia de Santa Margarita, otrora iglesia de un convento de monjas y, desde ya hace mucho tiempo, iglesia castrense. Extraña y magnífica iglesia que dio nombre a un baluarte y a una puerta de las murallas de la ciudad. Iglesia sin fachada ya que sólo muestra a la calle su esquinoso ábside que, con sus contrafuertes, ofrece un bonito juego de entradas y rincones. En el único lateral visible de la iglesia muestra una pequeña entrada, que, cual orificio, se abre a una hermosa, alta e iluminada iglesia de paredes lisas y vacías que muestran un hermoso color. Donde debiera estar la fachada principal hay un amplio coro con fondo ciego. En un lateral se muestra una preciosa lápida de un guerrero yacente, de luengas barbas que, entre sus brazos cruzados sobre su cuerpo, aprisiona una gran espada. Bajo él, una lápida nos recuerda que se trata de Guillelmus de Torricella, 1265.

rosetón rosetón
Rosetón de San Jaime

Un ábside con altos ventanales sólo muestra una pequeñísima hornacina cuya imagen es tan pequeña que no se distingue. Paredes desnudas sólo cubiertas por dos telas verdes que centran un dolorido cristo y un sagrario. Frente a él un altar y, lateralmente, junto a la bandera de España, la imagen de Santa Margarita colocada sobre una mesa. La santa tiene a sus pies un dragón y sostiene en su mano una cruz.

No sé de qué tiempo es esta talla ni quién es su autor. Son demasiadas las cosas que no sé. Pero vivo con la sensación de hallarme rodeado de piedras llenas de historias y de siglos, historias que alguna vez debieran ser contadas, publicadas en la Red y estar al alcance de quienes se interesen por ellas.

Comentaris

Castrense

Antonia | 15/04/2007, 14:13

Suelo ir siempre a la iglesia de Santa Margarita,hablo de35 años,son muchos,me gustan los actos religiosos que hacen y el actual sacerdote al ser mas joven le da un aire de renovacion y alegria.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar