Alta mar

Contacto

La decisión del momento

fabian | 10 Abril, 2006 18:44

Desde hace pocos días estoy raro en cuanto a lo que hago por la tarde y lo que luego sale aquí en esta bitácora. Así, el jueves pasado estuve buscando información y poemas de Bertolt Brecht y luego, al ponerme a escribir aquí me salió un artículo sobre los hombres del bosque. Yo no sé si la persecución a la que se vio sometido tanto en Europa como en Norteamérica me indujo a hablar del bosque como lugar donde protegerse, ya a la persona o a algún objeto considerado como valioso. Y el viernes, en que había buscado información sobre Juana de Ibarbourou, autora de bellos poemas llenos de sensualidad y, al decidirme a escribir, hablo de las canciones de cuna.

escultura
Santa Catalina de Siena

Hace una semana que no hago ninguna foto y como empieza la Semana Santa y no tengo ninguna foto de la imaginería procesional, hemos salido con la intención de acercarnos al lugar de donde hoy sale una de las procesiones. Pero a medio camino la cámara me ha dado señal de que no tenía batería, por lo que hemos regresado sin poder hacer fotografías. Otro día será. Pero durante un rato he buscado información sobre la IIª República Española. Me interesaba su inicio, lo que muchas webs no tratan.

Fue llamado a formar Gobierno el almirante Aznar, bienintencionado, pero desorientado y débil, que no haría más que certificar el entierro de la monarquía. Para ir preparando a las fuerzas políticas, pero sin ningún compromiso formal, convocó unas elecciones municipales, que nada podrían decidir sobre la naturaleza del régimen, pero permitirían auscultar la opinión. Las elecciones se celebraron el 12 de abril de 1931, y, conforme a lo previsto, los monárquicos consiguieron 22.150 puestos frente a los 5.875 republicanos; éstos triunfaron en ocho provincias y los monárquicos en 42. Los resultados fueron muy similares (o incluso algo más favorables a los monárquicos) que los de otras elecciones precedentes. Pero los republicanos, que conocían la debilidad del régimen, se lanzaron inmediatamente a la calle para celebrar su triunfo sobre la base de que habían vencido en las capitales importantes, donde el censo electoral era más fuerte.

José Luis Comellas: Historia de España Moderna y Contemporánea Ed. Rialp, pág 172

Me resulta curioso este tipo de decisiones que marcan una manera de ser de unos partidos. Veo que no sólo me pasa a mí que preparo un tema y, en el momento decisivo, escribo sobre otro diferente. A mí me ocurre de manera espontánea, lo que no creo que ocurra en esos golpes políticos.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar