Alta mar

Contacto

Utilizar el Flickr con las bitácoras

fabian | 31 Març, 2006 15:40

Una fotografía: una hermosísima marioneta china bellamente ataviada. En su faz una actitud meditabunda, reflexiva; en sus manos, una vara. Vestiduras de gala, posiblemente guerreras, con un floreado tocado sobre la cabeza. ¿Qué estará pensando? Su mirada no parece estar pendiente de su derredor sino perdida en un más allá inaccesible para nosotros. A veces pienso que en estas figuras de procedencia lejana podemos vernos nosotros con más efecto y eficacia que si fueran reconstrucciones de nuestra sociedad. Las vestimentas extrañas cautivan nuestra atención al tiempo que descubrimos en los gestos y actitudes elementos muy próximos. Lejano y cercano; arcano y actual; antiguo y moderno son concepciones demasiado simples para concebir lo humano.

marioneta
Marioneta china de la colección Kwol On

Un archivo musical: Telemann, el dios. Íntimo amigo de Juan Sebastián Bach y padrino de alguno de sus hijos, adorado por un público que desdeñaba un poco a Bach. Desconocido hasta hace muy pocos años. Sólo conocemos una pequeña parte de su obra. Si Mendelson resucitaba a finales del siglo XIX a J.S.Bach, Telemann permaneció totalmente ausente de los libros de música hasta hace muy pocas décadas, quizás tres o cuatro. Aún hoy es muy poco lo que conocemos de su obra. Postrimerías del Barroco, el tiempo en que, guardando y cuidando la música vocal - la ópera y las grandes corales nacieron entonces -, la música instrumental se independiza. La supervivencia de los músicos depende de los grandes señores; de los reyes en Francia, Inglaterra, España; de instituciones eclesiásticas, en Italia, en Alemania - Bach, por ejemplo -. Telemann intenta y consigue independizarse un poco para acercarse a una burguesía deseosa de partituras. Crea suscripciones a música impresa. Nuevas formas para un público formado. En su tiempo se inventa el piano forte. Un hijo de Bach será un gran vendedor de este nuevo instrumento que hará olvidar instrumentos anteriores, como el clavecín, y mucha música para pequeños conjuntos, a quienes iba dedicada la obra de Telemann. En su momento la música era para ser tocada y no sólo para ser oída. Sus partituras eran para que se reunieran un grupo de amigos un domingo por la mañana y tocaran un poco. Poco tiempo después aparecieron los "genios", los malabaristas de la música y la actitud cambió, pasó de ser tocada a ser oída.

El Flickr es un magnífico álbum para las fotos. En su opción beta, la gratuita, en la que tengo las mías, ofrece la opción de tener a la vista 200 fotos. En el año 2005 subí a mi álbum 559 fotos, por lo que en estos momentos no puedo verlas todas desde el álbum. La maravilla de Flickr, aparte de sus opciones de "tags" y social, es que las fotos puedes enlazarlas desde una bitácora o desde webs. Así, aunque no pueda ver las primeras fotografías que subí desde el propio álbum, al tenerlas enlazadas desde esta bitácora, puedo verlas aquí.

Estos días pasados me he dedicado a recoger los enlaces a las fotos (nunca hay que perder los enlaces) y agruparlos de 25 en 25. Si guardo el enlace no pierdo la foto, ya que puedo mostrarla. Al hacerlo, he sabido que en el 2005 había subido 559 fotos. En días próximos lo haré también con algunas de las fotos que puse en el álbum del instituto.

A mí me va bien para no ocupar la memoria que me proporciona balearweb. Además, Flickr, de cada fotografía proporciona varios tamaños que se obtienen añadiendo al número de la foto las terminaciones "_t", "_s" o "_m" para "thumb (75 * 100)", "square o cuadrada pequeña (75 * 75)" y "media (180 * 240)". Yo las subo al tamaño de 640 * 480 y puedo recuperar ese tamaño añadiendo la terminación "_o", pero el tamaño con que me las devuelve sin tener que añadir nada, es el de 500 * 375, el cual me va bien para la bitácora.

Comentaris

Dos cositas

Gabriela | 02/04/2006, 06:55

La primera, que una de mis series favoritas es la de los Cuartetos de París de Telemann. Cuando llegué a España (Cristo predicaba entonces entre sus apóstoles), cada mañana me ponía uno. Son tan bonitos. Las portadas eran también preciosas, aquellas con pinturas de la época. Ahora los tengo en cedé. No son tan bellos, como objetos, pero la música sigue siendo maravillosa. Telemann es uno de mis preferidos. Sobre Flickr, acabo de descubrirlo y he puesto (en el blog donde tengo mis pinturas) algunas fotos familiares y lo aprovecho para subir imágenes a la bitácora de arteyliteratura. Hasta ahora, no había descubierto lo del tamaño, por lo que te "ringrazio". En un post sobre México y su color, cada foto me salió de un tamaño distinto y se ve muy feo, muy antiestético. Trataré de arreglarlo conforme a lo que explicas. Un saludo cordial.

Re: Utilizar el Flickr con las bitácoras

Fabián | 03/04/2006, 18:47

Gabriela: me han gustado mucho las imágenes de mujeres leyendo. La música de Telemann, como mucha del Barroco, es casi desconocida. A mí me entusiasma. // El Flickr ofrece muchas posibilidades a quienes nos gusta poner imágenes. Gracias por tus visitas y palabras.
Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar