Alta mar

Contacto

MS Oliver y Cervantes

fabian | 23 Abril, 2013 18:55

En este Día del Libro en que recordamos a Cervantes y a Shakespeare, anoto el aprecio que Miguel de los Santos Oliver tenía por el Quijote y su admiración por Cervantes. Escribo estas palabras a vuela pluma sin haber realizado una incursión seria por sus escritos, entre los cuales aparece la Revolución Francesa como un punto fundamental de su interés, con especial atención a Rousseau; y una atención preferente por varios escritores españoles, Cervantes, Zorrilla, Moratín.

Me convendría realizar un listado de los artículos publicados en La Vanguardia por Oliver. Es una lástima que "La Almudaina" no esté digitalizado y en Internet, la isla va muy atrás en estas cuestiones de la digitalización. A ver si me animo y realizo esos listados.

Una de las obras de Miguel de los Santos Oliver fue Vida y semblanza de Cervantes (1916), publicada por Montaner y Simón.

libro

En Octubre de 1909 publica dos artículos "Notas traspapeladas: Sobre el gran libro" (parte I y Parte II) en los que habla sobre las mujeres que aparecen en El Quijote.

Mas al lado de estas imágenes ó convencionales, ¡cómo se destaca esa otra población femenina de las criaturas de carne y hueso, ora nobles, ora truhanescas, que pertenecen á la zona cervantina bañada por el sol de la verdad y del humorismo! No busquemos una descripción minuciosa, preconcebida y formal de ninguna de ellas. Van surgiendo al desgaire, como cosa interior y de fluido, con simples rasguños de la pluma, con aparentes incoherencias, con simples trazos de evocación impresionista. [...]

¡Qué relieve no alcanza Maritornes creada en dos líneas como «moza asturiana, ancha de cara, llana de cogote, de nariz roma, del un ojo tuerta y del otro no muy sana!» ¡Cómo flotan y viven en la memoria de la humanidad las mismas figuras secundarías y de último término, correspondientes á tal estirpe, las Pelonas y Molineras de la venta de Juan Palomeque el Zurdo, la Aldonza Lorenzo vista por Sancho cribando candeal ó cabalgando en las pollinas y transformada por Don Quijote en excelsa Dulcinea del Toboso, cuyos dientes son perlas, cuyas mejillas rosas y cuya frente campos elíseos! Y del mismo modo las dueñas regañonas y entrometidas, las doñas Rodríguez, las campesinas forzadas, las simples viñetas y perfiles de un momento como Clara Perlerina ó la hija de Diego la Llana.

Del grupo que pudiéramos llamar serio y comedido, si bien nunca resulta ñoño ó santurrón, descuella en primer término Dorotea. Gentil y desenfadada, con sus cabellos rubios que descienden desatados hasta el tobillo, con su franca risa y su discreción, con los ardores de su mocedad, con la natural y llana explicación de su caída, resulta un tipo encantador de rica hembra, de salud vigorosa y entendimiento pulido, que lo mismo sabe manejar la rueca que tañer el arpa, tan rica de sangre como de simpatía y vitalidad. La misma Camila y, sobre todo, Leonela, su criada, en la novela del Curioso impertinente, pudieran haber sido adoptadas por el propio Shakespeare, así en virtud del germen italiano que tantas veces fecundó la mente del trágico inglés, como por la astucia y sagacidad que hacen relampaguear en ellas la mancomunidad del secreto y de la culpa.

Un año más la fiesta del libro que deja en mí un tono alegre ya que es una fiesta bonita. Pese a ello, me pregunto si celebramos otras fiestas sobre elementos necesarios, como pudieran ser la fiesta del agua o del alimento, y me inquieta pensar que aún no consideremos necesario el libro o la prensa o la información. O quizás sí, y quede esta diada al libro o a su comercialización como una reverencia a este objeto tan útil, necesario y conveniente.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar