Alta mar

Contacto

De topónimos mozárabes mallorquines

fabian | 23 Octubre, 2012 16:24

Quizás convenga indicar cómo encuentro los documentos, ya que el camino es un indicativo de la accesibilidad. Sin saber qué buscar en la Europeana escribo "Baleares" y, ya no entre las primeras páginas de los resultados, me encuentro con el título que me conducirá a la ficha La toponimia mozárabe balear. Se trata de un artículo de un importante investigador, autoridad mundial de filología románica y arábiga, Álvaro Galmés de Fuentes (1924 - 2003) y el artículo fue publicado en la Revista de Filología Románica, en el volumen correspondiente al año 2004. El artículo está en un pdf, el cual se puede leer on line o se puede bajar.

Empieza el artículo indicando los mapas de Mascaró Pasarius y un trabajo de J. Corominas, realizado en 1965, "Estudios de toponimia catalana" en el que indica algunos topónimos mozárabes de las islas Baleares y otro trabajo de Corominas, ahora junto a Mascaró Pasarius, realizado en 1982, "Aproximació a la toponimia mossaràb balear" en el que indican 27 topónimos.

Da una explicación sobre el significado de la palabra "mozárabe", que es importante: "Son presumiblemente topónimos anteriores a la invasión musulmana de las islas, y que pervivieron, por tanto, durante todo el período árabe y mozárabe de su historia".

Indica que los topónimos mozárabes pueden tener distinto origen. Románicos, existentes en la época del dominio romano. Germánico, tras las invasiones bárbaras; y cita un par como el puig Tomir, procedente del nombre Todomiro; o el nombre Gaumés o Galmés, nombre de persona en este caso, que procede del "nombre germánico Walahmar, del cual está documentada la variante Walameris > Galmers > Galmés > Gaumés". La mayoría son de origen latino documentados en el "Libro del Repartimiento" y cuya "estructura fonética o morfológica se aparta de las normas del catalán, y concuerda, en cambio, con las características que conocemos del dialecto mozárabe" y con este origen están "Campos, Porto Petro, Xorrigo, Capocorb, Llorito, Llanaire, Moncaira, Cotaina, Cutella, Rotana, Fornalutx, Campanitx, Felanitx, Pastorita, Llucatx, etc.". Como cuarto origen indica topónimos híbridos compuestos de un elemento árabe y otro romance, tales como "los topónimos romances con artículo árabe (Albadellet, Albranca, Alcanella, etc.), con la anteposición de Beni o Bini (Beniformiga, Binicaubell, Binicomparat, Biniferri, Binillobet, etc.), los compuestos con lluc y un nombre árabe (Llucalcari, Llucamet, Llucaquelba, etc.) o los compuestos con vall ‘valle’ (Valldemossa, etc.)".

Antes de pasar al estudio detallado de unos doscientos topónimos mozárabes de las islas, centra la definición de la palabra "mozárabe":

Topónimos «mozárabes» no son, pues, más que los que utilizaron los mozárabes (prerrománicos, germánicos o latinos), que transmitieron a los árabes, quienes los arabizaron al adaptarlos a su lengua, y que los árabes a su vez legaron a los conquistadores, castellanos o catalanes, según los casos. Y todos estos topónimos, llamados «mozárabes», ofrecen una peculiaridad característica, que los diferencia notablemente de los topónimos norteños peninsulares del mismo origen (prerrománico, latino o germánico), pero que no pasaron por el tamiz árabe. El concepto de «mozárabe» no es, pues, un concepto viscoso, sino perfectamente claro y nítido para quien sabe entender las cosas, y necesario científicamente para acercarse a esta clase de topónimos, envueltos en idénticas características, para cuyo análisis se requiere, en ocasiones, una metodología científica específica y diferenciada

Como curiosidad añadiré estas líneas: "hemos de desconfiar, en principio, de las etimologías populares de aparente análisis fácil. En ese sentido, ni Manacor viene de man a cor ‘mano en el corazón’, ni Llucmajor de llum major ‘luz mayor’, como sugieren los respectivos escudos heráldicos de dichos municipios. Tampoco Llorito deriva de loro, ni Moscari de mosca, como pretenden los vecinos de localidades próximas, que, basándose en la etimología popular, se burlan de los nacidos en dichas localidades. Creo que tampoco Formiga, como otros topónimos que contienen la misma radical, Formigal o Formigosa del Pirineo catalán, proceden de hormiga. Ni Formentor ni Formentera, como bien ha puesto de relieve J. Corominas, vienen de forment ‘trigo’ < FRUMENTU. Pero esta consideración no nos debe llevar al error contrario, seudocientífico, de intentar establecer una etimología esotérica, cuando las cosas parecen claras".

Un artículo interesante: La toponimia mozárabe balear.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar