Alta mar

Contacto

Dos monasterios jerónimos de Extremadura

fabian | 15 Octubre, 2012 14:01

Durante unos pocos días hemos recorrido la comunidad de Extremadura. Hemos visitado las principales ciudades, atravesado sus cuidados campos y conocido algo - lo poco que es posible en pocas horas - de su geografía, historia y cultura. De todo ello selecciono dos visitas que tienen cierta relación, las que realizamos a los monasterios de Yuste y de Guadalupe. Ambos pertenecían a la Orden de San Jerónimo, de vida contemplativa, dedicada a la oración y al trabajo, en la clausura de los monasterios. El trabajo tanto era físico como intelectual.

Yuste
Yuste: entrada a la iglesia

En el monasterio de Yuste vivió durante dos años el rey Carlos I de España, lugar adonde se retiró y murió. Esos dos años (1556 - 1558) actúan como polo de atención que ensombrecen y ocultan sus cuatrocientos años de existencia. Hacia 1800 sufrió un incendio que destruyó sus instalaciones dejándolo en ruinas. Pese a ello, parte de su biblioteca fue salvada. Con la desamortización de Mendizábal, en 1820 los monjes jerónimos fueron expulsados y el monasterio subastado. En 1949 se reconstruyó y durante unos años volvieron a residir en él los monjes jerónimos, pero esta Orden, tras el Concilio Vaticano II, perdió su régimen contemplativo y sufrió una fuerte mengua de monjes, por lo que fueron dejando la mayoría de sus monasterios y Yuste pasó a ser del Ministerio de Cultura. Los libros quedaron empaquetados y sin catalogar. En el año 2004 se inició un proyecto de digitalización que exigía primero desempaquetar los libros y digitalizarlos (ver: elpaís.com: El Monasterio de Yuste se digitaliza septiembre 2004). Hoy la página web de la biblioteca no está visible por falta de pago; aunque hace quince días estaba operativa. En el año 2007 fue declarado el monasterio de Yuste parte del Patrimonio Europeo.

Penosamente no tuvimos ningún guía que nos explicara este monasterio, pero sí varios guardas de seguridad que nos indicaban que no podíamos sacar fotos.

Guadalupe
Monasterio de Guadalupe

En la sierra de Altamira, cercano al río llamado Guadalupe, en el siglo VIII un pastor halló una talla de una virgen morena. En ese lugar se levantó primero una ermita que fue convirtiéndose en un gran monaasterio. Una placa me llamó la atención al entrar en sus dependencias: "La comunidad franciscana y Guadalupe al Excmo. Sr. Marqués de la Romana". He aquí una posible relación con Mallorca, me dije.

Aunque también estuvo este lugar relacionado con reyes, su historia no está tan absorbida por ellos. Alfonso XI, en 1340 ayudó a reformar la ermita existente y construir un monasterio, el cual, en 1389 pasó a ser de la Orden Jerónima hasta 1835. Tras unos decenios en que fue parroquia secular, en 1908 (por gestiones del entonces Marqués de la Romana) quedó bajo el cuidado de la Orden Franciscana.

Aquí sí tuvimos una guía que nos explicó algo sobre el monasterio y el santuario, y no nos prohibían hacer fotos, sino sólo nos pedían que no utilizáramos el flash, lo cual me parece más razonable que la prohibición absoluta que practica el Patrimonio Nacional.

Tiene este enclave una historia de Fe y Cultura de más de siete siglos, manifestadas en su majestuosa biblioteca y librería y capillas musicales, en su Scriptorium o Escribanía de libros miniados o “iluminados”, en sus talleres de bordados, de orfebrería, en sus reales hospitales, farmacia y en todo sus obras artísticas.

El Monasterio de Guadalupe es y fue un monumento de notable importancia: Fue el principal Monasterio de la Orden Jerónima, es un exponente excepcional de la arquitectura por su diversidad y variedad de estilos (destacan el Templo, Claustro Mudéjar y templete, este último único en el mundo), vinculado a la historia media y moderna de España por su relación con los reyes Católicos, protagonismo de excepción con la evangelización y conquista de América, centro de cultural de primer nivel, centro de investigación y enseñanza (escuela de medicina, botica, scriptorium…), talleres de diversa índole (bordados, orfebrería, miniados), biblioteca con un fondo extenso y rico, centro de peregrinación y hospedería.

Monasterio de Guadalupe: Historia del Monasterio

Aunque la biblioteca fue expoliada en 1835 para formar la Biblioteca Provincial de Cáceres, la Orden Franciscana ha creado una nueva y buena biblioteca que no visitamos.

Yuste
Yuste: terraza

¿Por qué de cuanto bueno tiene Extremadura he elegido la visita a estos dos monasterios? Un impulso me lo dio el nombre de "Marqués de la Romana", pensando que podría ser el mallorquín enterrado en la Catedral de Palma, don Pedro Caro y Sureda, tercer marqués. Fue un descendiente, el VI marqués, don Pedro Caro Széchényi, quien consiguió de don Antonio Maura el que este entonces (1908) derruido monasterio fuese regido por los franciscanos (ver: ABC: El Marqués de la Romana y el Monasterio de Guadalupe 03/03/2008).

Otra fuerza para escribir estas líneas me la ofrece la importancia que tuvo la Orden de San Jerónimo durante los siglos XIV al XIX, importancia cultural. Fueron de las bibliotecas monacales de donde surgieron los primeros libros de las bibliotecas públicas tras la desamortización y, si todas las órdenes monacales tuvieron importancia, la Orden de San Jerónimo fue, en España y Portugal, la preferida por los reyes. En 1836 se expropiaron sus 48 monasterios y sus monjes, al no existir esta Orden fuera de España y Portugal, donde fueron exclaustrados en 1833, se disolvieron. Quedan sus huellas en algunas bibliotecas públicas y en las nacionales de ambos países y se conserva alguna como la del Escorial.

Y, sin embargo, esta historia apenas se cuenta.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar