Alta mar

Contacto

De MS Oliver a 'La Palma'

fabian | 22 Maig, 2012 15:08

Miguel de los Santos Oliver publicó en "La Almudaina" algunos artículos sobre la literatura en Mallorca a lo largo del siglo XIX. Posteriormente, en 1903, reunió esos artículos en un libro bajo el título "La literatura en Mallorca: 1840 - 1903", que creo que ha tenido dos ediciones, la segunda en 1988, con el título sin indicar fechas "La literatura en Mallorca" con un prólogo de Joan Lluis Marfany y que es el que actualmente se puede encontrar en las bibliotecas de Palma. Del primero queda algún ejemplar, uno en la Biblioteca de Cultura Artesana de la Misericordia, otro en la B. Lluis Alemany, también en La Misericordia, y en la Biblioteca March, y un cuarto en alguna biblioteca universitaria;b no prestables, de "consulta en sala".

No es una "historia de la literatura" al uso sino unos artículos periodísticos con comentarios y un discurso no académico de quien ha trasteado y leído y valorado mucha obra literaria y habla sobre ella de manera amena e interesante. Yo no sé si hoy día, toda esa literatura del XIX la leeríamos con otros ojos, ni si la valoraríamos con los mismos criterios que Oliver. No es infrecuente que las obras que más interés despiertan, midiendo este interés por sus ventas, no coincidan con las más valoradas por los críticos. Además los gustos cambian con los tiempos, así como los intereses.

La fecha de 1840 la toma Oliver porque en ella se inicia una publicación literaria e histórica que se considera importante en las letras mallorquinas. Es la revista semanal La Palma (1840 - 1841), que tuvo corta vida - unos treinta números - y que hoy tenemos la posibilidad de hojearla y, si place, leerla.

Me pregunto si la lectura de la obra que hoy día es Dominio Público puede ser algo distinta a la que no lo es. Y al leer algún párrafo de Oliver sobre los textos de Tomás Aguiló me digo que en ese momento yo tendría que poder acceder a la obra citada. Intentaré definir algo de la situación. El texto de Oliver sobre los escritores de "La Palma" es una "estela". Oliver habla sobre textos publicados cincuenta años antes. En una lectura tradicional yo sólo puedo tener delante el escrito de Oliver; posiblemente sin conocer los textos de "La Palma" y el poema o cuento que Oliver alabe me seguirá siendo desconocido. La situación cambia cuando puedo acceder de inmediato al cuento o poema citado, pues así puedo completar mi conocimiento.

No sé si llamar "textos, discursos o elementos fantasmas" a aquellos de los que se habla, sean o no conocidos. Si cito el Quijote, es un texto fantasma pues no está delante. Su grado fantasmal disminuye si se ha leído, comprendido y si el recuerdo o memoria sobre él actúa convenientemente. En tal caso puede llegar a hacerse presente (en la mente, no como objeto físico) y dejar de ser fantasmal. Pero ello acontece pocas veces y con un número muy reducido de elementos. Los discursos sobre historia de la literatura suelen ser muy fantasmales, como en general, los de historia.

Así que el discurso de Oliver sobre la literatura en Mallorca en el siglo XIX es para mí, desconocedor de ella, un "discurso fantasmal" y requeriría acceder a los textos que cita, lo cual siendo todos ellos de Dominio Público, deberían estar a "un solo clic de distancia". Pero, no lo están.

Ahora bien, la revista "La Palma" de la que habla Oliver está digitalizada y on line y, sin embargo, no está a un clic. Son necesarias algunas operaciones. El último número de la revista, del año 1841, tras la ¿famosa? A Jorge Sand. Vindicación de Quadrado (pág. 10) presenta el ïndice de la publicación, pero es un índice por temas sin indicar los autores. Si yo quiero conocer, enlazar o copiar los escritos de Antonio Montis, por ejemplo, necesito otro tipo de índice que me tendré que hacer. Sería parte de esa "infraestructura" necesaria para conocer, directa o indirectamente, la obra del autor, la cual se halla diseminada en varias publicaciones periódicas y, en algún caso, también en algún libro.

Bueno, pues es un camino a hacer. Organizar o reordenar los materiales; digitalizar los necesarios; encontrarlos, saber dónde están, enlazarlos, seleccionar fragmentos que interesen, buscar "estelas". Para quien tiene tiempo libre y le gusta todo esto del conocimiento literario, y tiene buena vista - dificultad que ahora tengo, ayer me diagnosticaron unas cataratas incipientes -, hay una amplísima e interesante labor.

Comentaris

Más bibliotecas

Jesús GM | 22/05/2012, 16:09

La biblioteca de Quadrado está en la Bibl. Menéndez Pelayo de Santander. Quadrado era muy colega de don Marcelino y le dejó sus papeles. Si alguna vez vas a Santander llévate la cámara bien cargada porque hay material pa´aburrir.

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar