Alta mar

Contacto

Viñeta de Sóller en el mapa de Despuig

fabian | 18 Octubre, 2006 19:12

Llegaré a publicar algún artículo sin palabras, sólo con una imagen, como la siguiente que subí ayer al álbum de fotos y que luego no enlacé desde esta bitácora.

Sóller en el mapa de Despuig
Sóller en el mapa de Despuig

Otras imágenes:
Lluc
Lluc

Son muy bonitas estas viñetas del mapa de Despuig. Debería buscar un poco de información sobre este mapa. No sólo son bonitas las viñetas, sino que el dibujo del interior del mapa es muy interesante, señalando con sables cruzados los lugares donde hubo batallas o dibujando campanarios en algunos pueblos. Es un mapa precioso del que tengo que buscar fuentes y ver la manera de publicar algunos fragmentos. Yo creo que todos estos grabados antiguos merecen estar en Internet en imágenes asequibles que puedan ser utilizadas por los niños en sus trabajos escolares y también por quien quiera ya como elemento decorativo o como elemento complementario o de comentario.

Estuve buscando un grabado en que se ve la armada inglesa en la bahía de Palma, grabado que existe aunque yo no tenga datos sobre él y que vi en pequeño tamaño y mal reproducido en la Enciclopedia de Mallorca referido a la Guerra de Sucesión. No lo encuentro ni sobre papel. ¡Qué lástima que no esté en Internet! Lo siento, siempre me repito en la misma idea.

Bueno, ha pasado la fiesta de la Pilarica y sigue haciendo calor, seguimos con manga corta. ¿Llegaremos así a noviembre?
El mapa de Mallorca del que saco las imágenes se encuentra en la Biblioteca Nacional de España.

 (Segueix)

Atlas de Oliva (Riczo Oliva, Joan) de 1580

fabian | 18 Octubre, 2006 16:04

El apellido Oliva parece ser que es frecuente dentro del mundo de la cartografía, lo que a mí, no versado en esos saberes, me produce cierta confusión que temo trasladar a estas líneas. Pero sirvan las anteriores palabras como indicación de posibles equívocos y baja fiabilidad.

Atlas de Oliva

En la Declaración de Bien de Interés Cultural a favor de la Colección Cartográfica de la Fundación Bartomeu March Servera (pdf) de 9 de noviembre de 2005, se nombra varias veces a Joan Oliva como autores de las Cartas existentes en la citada biblioteca. No sé si todas las veces corresponde a la misma persona o a distintos miembros de una familia de cartógrafos que aparece ya en Nápoles, ya en Palma e incluso en otras ciudades. Transcribo la declaración de este BIC:

Las cartas náuticas y atlas conservadas en la Fundación Bartolomé March, con sede en el Palau March, calle Palau Real 18 de Palma, constituye una de las mejores colecciones del mundo de cartografía mallorquina.

Si bien no se corresponden con la época de máximo esplendor de la llamada cartografía mallorquina, permiten, con sus características formales y técnicas comprobar la persistencia, los cambios y la evolución de los rasgos característicos de aquella cartografía, que constituye una de las grandes aportaciones de Mallorca a la evolución de la ciencia y la técnica universal.

Esta colección se inició en los años 30 y, aparte de alguna nueva adquisición, queda cerrada hacia el año 1970. De entre sus fondos, hay que destacar como piezas más importantes:

  • la Carta Náutica de Gratiosus Beninchasa (Venecia 1468),
  • Carta Náutica de Jacobus Rossus (Messina 1535),
  • Carta Náutica de Jaume Olives (Nápoles 1564),
  • Carta Náutica de Jaume Olives (Barcelona 1571),
  • Carta Náutica atribuida a Matáis Ciruelas (s.XVI),
  • Atlas de Joan Oliva (Messina 1582),
  • Atlas de Joan Oliva (Messina 1614),
  • Carta Náutica de Joan Oliva (Livorno 1620),
  • Atlas de Juan Battista Cavallini (Livorno 1614).

Atlas de Oliva

Hoy por hoy parece imposible poder encontrar en Internet las Cartas y Mapas que guardan las instituciones públicas o privadas de Barcelona o Palma pues aún no han incorporado sus archivos a la Red. Pero afortunadamente no ocurre lo mismo en otras partes del mundo. Así, la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes nos presenta un atlas que hacen referencia a Joan Oliva.

Se refiere al Atlas de Oliva formado por 20 hojas de pergamino en bifolio que contienen 19 cartas y que procede de la Biblioteca del conde de Gondomar. En una página inicial en la que se encuentran unas figuras religiosas pone: "Joan Riczo alias Oliva figlio de mastro dominico in napole. Año 1580"

Atlas de Oliva

Gabriel Verd en Los judíos y la cartografía mallorquina (Yoescribo.com) nombra a dos Oliva: a Francisco Oliva, con una obra realizada en Marsella (1658) que se conserva en el Museo Marítimo de Barcelona y a Joan Oliva, con un Atlas Náutico diseñado en Mesina (1592) y que también se conserva en el Museo Marítimo de Barcelona. Hace pocos días busqué el portulano de Gabriel Vallseca (1439), quizás el más importante de las 11 cartas náuticas que guarda de la cartografía mallorquina y no encontré ni la más mísera imagen, por lo que menos aún se encuentran las mencionadas por Gabriel Verd.

En Treasures of Columbia University, al nombre de Joan Oliva se indica un atlas portulano de cinco cartas de las costas mediterráneas y atlánticas de Europa y Africa. Se data este atlas alrededor de 1590 de un Joan Oliva (1580 - 1615)

Atlas de Oliva

En la Biblioteca del Congreso de EE.UU aparece también, con las misma indicaciones que el anterior el atlas portulano de 5 cartas.

En Museo Marítimo de Londres, donde dicen que tienen 36 cartas del Mediterráneo Occidental hay 16 mapas de un manuscrito de Joan Oliva de 1592 realizados en Messina. Manuscrito que creo que es diferente, aunque quizás parcialmente, a los anteriores.

Bueno, pues tras los datos de los varios trabajos de un o varios Joan Oliva que he encontrado en la Red, he de decir que todas las imágenes que he puesto corresponden al de la Biblioteca Virtual Cervantes de 1580. Necesitaría ayuda para aclarar los diversos trabajos o los varios Joan Oliva cartógrafos, ya en los comentarios, ya en contacto.



 (Segueix)

Sobre les possessions de Palma

fabian | 17 Octubre, 2006 09:03

Bartomeu Bestard es el Cronista Oficial de la Ciudad de Palma. Algunos domingos el Diario de Mallorca publica algún artículo suyo. Así lo ha hecho este domingo pasado en que bajo el título "Antiguos predios de Palma" toca el tema de las possessions, tema de actualidad ya que el crecimiento y, sobre todo, el afán urbanizador está haciendo desaparecer muchas de estas grandes casonas antiguas con sus tierras y jardines. Reproduzco el artículo publicado el domingo 15 de octubre.

Antiguos predios de Palma

Si nos imaginásemos el paisaje del dilatado término municipal de Palma antes del siglo XX, veríamos que su extensión era de 18.266 hectáreas, de las cuales la ciudad histórica amurallada sólo ocupaba ciento dos. Quiero decir con ello, que el área restante correspondería a una extensa zona rústica -con la excepción del núcleo urbano de Santa Catalina-. Ese paisaje rural, previo a los proyectos urbanizadores que trajo la modernidad, aún lo podemos contemplar en algunas pinturas datadas entre los siglos XV y XIX, convertidas en auténticos documentos gráficos históricos de nuestro entorno más inmediato. Estoy pensando en el retablo de San Jorge, de Pere Nisard (siglo XV), conservado en el museo diocesano; en la vista de Palma, desde la bahía, obra de Miquel Bestard (siglo XVII), conservada en la iglesia-basílica de San Francisco; en un grabado de Mariano Conrado de mediados del siglo XIX... entre otros. En todas estas vistas podemos ver, junto al sky line de la ciudad antigua, el fértil llano palmesano, salpicado por fincas rústicas, que en Mallorca, cuando tienen cierta entidad, llamamos possessions. Estas propiedades no eran muy extensas, sobre todo si las comparamos con las fincas de otras comarcas de Mallorca. En cambio, solían ser fértiles y productivas. Además tenían una ventaja sobre el resto de predios mallorquines: la cercanía a la urbe. Cuando en el siglo XIX se abolieron los fideicomisos (lo que vendrían a ser en la Península los mayorazgos) algunos de los grandes propietarios, necesitados de capital líquido tuvieron vía libre para vender sus fincas. A la hora de comprar este tipo de inmuebles, la burguesía eligió preferentemente las situadas en Palma. Un caso paradigmático es el de una conocida familia de empresarios pertenecientes a la industria textil. Esta familia compró, a lo largo del siglo XIX, las fincas de Son Muntaner, Son Puig de la Vileta, Son Puigdorfila (Son Fila) Vell y Son Fila Nou, Son Gotleu, Son Fornari, Son Sigala, Son Moix, parte de s´Hort des Ca? entre otras propiedades, todas ellas, como se puede observar, pertenecientes al término municipal de Palma. Lo mismo sucedió con otras familias adineradas que compraron fincas cercanas a la ciudad como Son Bibiloni, Son Serra-Perera, Son Espases, Sa Teulera o Son Fuster.

Son Berga Nou
Son Berga Nou (Palma), fotografía tomada de Les possessions de Palma

En cuanto a las casas de possessió, su aspecto y diseño han ido evolucionando con el pasar de los siglos. A pesar de la revolucionaria expansión urbanística de la pasada y presente centuria, quedan ejemplos de predios palmesanos de todas las épocas. Si ordenamos cronológicamente estas fincas conseguiremos visualizar las trasformaciones que se fueron dando en sus construcciones. De los siglos medievales se conservan algunos ejemplos que permiten adivinar el aspecto que tenían. Son viejas arquitecturas que antiguamente solían denominarse alquerías o rafales. Pienso especialmente en Santa Eulalia (en la Base General San Asensio); Son Oms -que conserva la torre de defensa- (cerca del aeropuerto); S´Aranjassa Vella, que en el siglo XIII perteneció a los templarios; Son Flor; Son Santacilia -conocida popularmente como Son Silis- , Son Axeló y Son Gual de Sant Jordi, Son Pardo, Son Santjoan, Son Anglada, Son Berga Vell de Establiments... Son construcciones sin grandes pretensiones, pero que en muchas ocasiones transmiten sensación de fortaleza, por ello a veces se les denominaba cases fortes. Durante los siglos XVII y XVIII aparecen las casas prediales italianizantes, a menudo se construyeron a partir de cuerpos constructivos de origen más antiguo. En el caso de Palma nos sirven los ejemplos de Ca l´Ardíaca, Son Pax, Son Cabrer, Son Nicolau, Son Gallard? y las casas y jardines de Son Berga Nou, construido todo el conjunto de nueva planta en el siglo XVIII, auténtico buque insignia y una de las más representantes de este período. A diferencia de las construcciones de época medieval, ahora las fincas presentan monumentalidad y majestuosidad en sus fachadas. Observándolas, tanto por dentro como por fuera, uno nota que estuvieron hechas para satisfacer la ociosidad y disfrute de sus propietarios.

Se ha dicho muchas veces que para querer algo hay que conocerlo. Desgraciadamente las fincas del término palmesano han despertado muy poco interés entre los ciudadanos. Ello ha provocado que durante décadas asistamos indiferentes a la paulatina desaparición de este patrimonio histórico. Muchas de las fincas destruidas no eran una cualquiera: Son Quint, Son Forteza, Sa Fontsanta, Son Armadans... todas ellas fueron sucumbiendo ante la barbarie de unos y el silencio de todos. Ahora, con las nuevas urbanizaciones que vuelve a haber en el extrarradio de la ciudad, estos edificios pueden desaparecer en cuestión de una mañana. Todos aplaudimos la desaparición inminente de los bloques que coronan el baluarte del Príncipe, y también todos deberíamos convenir en la protección de las possessions de Palma, auténtico legado arquitectónico histórico-artístico, testimonio privilegiado de aquella edad antigua que ya se fue.

Bartomeu Bestar (Cronista oficial de la ciudad): Antiguos predios de Palma en Diario de Mallorca (15 - 10 - 06)

El tema de las possessions tiene hermosas páginas en Internet, ya Les possessions de Palma, fantástica página con muy buena información y magníficas fotografías, o ya una nueva que está en su mayoría en construcción y denominada Possessions de Mallorca.

 (Segueix)

En otoño con Costa i Llobera

fabian | 16 Octubre, 2006 16:23

Miquel Costa i Llobera fue un poeta mallorquín que escribió - como Joan Alcover en las dos lenguas. En la isla es casi popular su poema "El pi de Formentor" o "El pino de Formentor". Extraño fue que, en una comida familiar, los jóvenes desconocían totalmente que hay un poema de Costa i Llobera titulado "El pino de Formentor" en castellano, publicado en su obra Líricas de 1899. La única versión que conocían era la publicada en Catalán en 1907 que guarda sólo algunas diferencias para la versificación y rima. Extraño pues creíamos que en la escolaridad actual había un mayor conocimiento de la literatura realizada en las islas, pero parece ser que sólo dan una parte de ella.


Con el botón derecho del ratón, pulsa en "reproducir"

Hoy he acudido a la biblioteca pública, Can Salas. He pedido las obras completas de Miquel Costa i Llobera y me han sacado un libro, no excesivamente grueso, publicado en 1947 (sorprendente), de la Biblioteca Perenne de la Editorial Selecta de Barcelona. Me ha sorprendido la fecha, 1947, pues era la posguerra. No es la primera vez que encuentro obras en Catalán publicadas en esos años.

Miquel Costa i Llobera fue un magnífico poeta en las dos lenguas. Sus poemas son largos, por lo que se hacen un poco pesados de copiar. Era sacerdote y su espíritu religioso aparece en muchos poemas. Voy buscando los que tratan sobre la naturaleza. En Castellano hay unos cuantos. "Crepúsculo en noviembre", "Crepúsculo de agosto", "¡Luz!" ... Sus versos son muy cantarines: "[...] Me place en este silencio / la voz pausada y lejana / escuchar de la campana / que nos invita a rezar. // Cuántas veces al sonido / de aquesta voz solitaria / mi madre dulce plegaria / a balbucear me enseñó. // También ahora levanto / hacia el cielo el alma mía, / mas no ya en su compañía / que ella el mundo abandonó. // ¡Ay!, el humano en su infancia / entre juegos y sonrisas / respirar puede las brisas / sin cuidado ni temor. // Y reclinar su cabeza / en el regazo materno... / Si está triste un beso tierno / puede acallar su dolor. // ¿Y será que hallar no pueda / ni una madre cariñosa, / ni la paz del alma hermosa / que apetece el corazón? [...]" Preciosa "La noche de verano".

En pocas páginas encuentro una que habla del otoño. Magnífica, pero larga, muy larga para transcribir en una bitácora. Hay una hermosa descripción del otoño, en estrofas de diez versos va hablando de las aves, las nubes, el corto atardecer, la tormenta, el viento, el mar, los torrentes ... Y luego continúa con una reflexión sobre los malos tiempos que viven ("[...]Mas esta vez la invasión / no trae de hordas extrañas. / ¿Bárbaros? ... ¡En sus entrañas / los lleva cada nación! [...]". Bueno, intentaré copiar algunas estrofas.

Miquel Costa i Llobera
Busto de Miquel Costa i Llobera en Lluc

Postrimería de otoño

Su corona ya deshecha
triste el otoño deshoja
y hace que el campo recoja
su más tardía cosecha.
El ansia al fin satisfecha,
la fecundidad ya inerte,
en el aspecto se advierte
de esta avanzada estación,
que sugiere al corazón
los recuerdos de la muerte.

Emigran de sus moradas
las golondrinas leales,
y de tierras boreales
llegan obscuras bandadas.
De lluvias, cierzo y nevadas
son las aves precursoras,
que las tardías auroras
cantando no alegrarán,
pues con las flores se van
también las voces canoras.

Ante la noche creciente
amengua el día, y pesadas
las nubes aglomeradas
oprimen el vago ambiente.
A la luz del sol poniente
fingen tal vez en sus tonos
volcanes de ardientes conos,
incendiadas cordilleras,
monstruos, ángeles, quimeras
y apocalípticos tronos.

Aun pinta formas extrañas,
cuando la noche se extiende,
ese nublado que enciende
mudo el rayo en sus entrañas.
Presienten las alimañas
la tormenta ya segura;
y el mar, que apenas murmura
aguarda con estupor
al genio exterminador
que presa grande le augura.

Tras anuncio prolongado,
al fin, como rey tremendo,
con furia avanza y estruendo
el temporal concitado.
Ruge el piélago encrespado,
y espumas lanzar intenta
a los riscos; se lamenta
el monte; aúlla el pinar,
que ondulante como el mar,
agítase en la tormenta.

Y el viento, que arrecia sobre
la enorme rompiente blanca,
sus luengas crines le arranca,
que esparce el bruma salobre.
A dejar su choza pobre
se aventura el pescador,
que, entre codicia y horror
acecha por dar alcance
a los despojos que lance
el abismo tentador.

Ya la cerrazón profunda
en diluvio se derrama,
y el torrente que rebrama
las hondonadas inunda.
Del mar las iras secunda
esa rojiza corriente
que lleva en su espuma hirviente
troncos, aperos, ganado,
con que del mar no aplacado
los despojos acreciente.

Roto al fin su mimbo aciago,
el aquilón ya se aleja,
que en estas orillas deja
señales de horrendo estrago.
El sol con tímido halago
serena ya el nuevo día;
mas no difunde alegría
sobre la tierra postrada
que si sonríe, es bañada
en grave melancolía.

Volvió la paz: su faena
prosigue el duro labriego,
dando al campestre sosiego
lenta y honda cantilena.
¡Cuán sugestiva resuena
del halago la canción!
Es su nota la expresión
del que sufre en labor ruda,
siembra esperando y saluda
lejano su galardón.

Cantar de rústica gente,
en su vaga melodía
concentra la poesía
del grave tiempo presente
oyendo esa voz doliente
perderse en lejano són,
pienso en la grave estación
que sobre este siglo avanza
y nuestro horizonte alcanza
con su negra cerrazón.

Carácter de otoño imprime
de este siglo a la vejez
esa triste pesadez
que al mundo cansado oprime.
Ni la juventud se exime
de esa íntima congoja
que entre placeres se aloja
en las almas y naciones
cuyas secas ilusiones
tenaz un viento deshoja.

Se van, se van los poetas;
y sin ideal, sin estro,
un arte frío y siniestro
turba las mentes inquietas.
¡Ay! Públicas o secretas
apostasías doquier,
han hecho desfallecer
el gran sostén de la vida,
que, yerma y entristecida,
ya sólo aspira al no ser.

El signo otra vez asoma
de aquel otoño que, adverso,
hizo ver al universo
la gran caída de Roma.
Es el signo de carcoma,
de ruína y disolución ...
Mas esta vez la invasión
no trae de hordas extrañas.
¿Bárbaros? ... ¡En sus entrañas
los lleva cada nación!

En tanto, por más que espante
este otoño, si podemos,
como el rústico llevemos
nuestra labor adelante.
Y nuestro espíritu cante
su canción que dice: - Espera,
trabajando persevera;
confía al surco el buen grano,
que nunca se esparce en vano
de Dios en la sementera. -

Miquel Costa i Llobera: Obres Completes, pág 765 y ss.

Un poco largo. Yo hubiera dejado las últimas estrofas sin copiar, pero las que tratan el otoño me parecen muy interesantes. Además son de buen recitar. Posiblemente este poema sea de 1897 o próximo a él, hace más de un siglo. Sobre los vientos, las nubes, las aves, la tormenta, las cosas no han cambiado; podemos reconocerlos hoy. Pero sí sobre sus efectos. Afortunadamente, creo, ya no es frecuente que una riada mate el ganado. Posiblemente es que hay menos.

Jaume Ferrer, en Drassanes

fabian | 16 Octubre, 2006 11:03

En el Diario de Mallorca del viernes pasado, Joan Riera publica en su columna Sa Torreta un artículo sobre la escultura del navegante Jaume Ferrer de Joan Grauches que se encuentra en la Plaza de Atarazanas de Palma. Me ha parecido de bastante interés y como los artículos periodísticos son de muy difícil o casi imposible localización en Internet pasados pocos días, lo reproduzco aquí.

Jaume Ferrer, en Drassanes

¿Cómo afronta un escultor la representación de un personaje sobre cuya existencia se tienen muy pocos datos? Este problema se le debió plantear a Joan Grauches cuando recibió el encargo de esculpir la figura de Jaume Ferrer. Sabemos tan poco del creador de la escultura como del personaje.

Ese Jaume Ferrer que mira hacia el horizonte por entre los edificios del Consolat de la Mar y ses Minyones fue uno de los grandes navegantes mallorquines. En 1346, más concretamente el 10 de agosto, día de San Lorenzo, llegó al río de Oro, en las costas de lo que hoy es Gambia. Fue el primer europeo conocido en navegar por las costas del África. Lo hizo tres cuartos se siglo antes de que llegaran allí los marineros portugueses.

En ocasiones se afirma que es catalán y en otras se le atribuye un origen mallorquín. Sin embargo, el dato no tiene mayor importancia porque el siglo XIV un mallorquín podía ser llamado catalán sin temor a que se desatara ningún conflicto.

escultura de Jaume Ferrer
La escultura de Joan Grauches sobre Jaume Ferrer

La escultura de Grauches sustituyó a una anterior de Jacint Mateu que había sido inaugurada en 1843. El municipio no se mostró muy generoso a la hora de pagar y el artista llegó a amenazar a un concejal con derribar la escultura si no le abonaban sus emolumentos. En cualquier caso, la estatua de Mateu duró poco más de 70 años. En 1915 estaba tan deteriorada que el consistorio decidió sustituirla por la actual, que costó 2.140 pesetas.

Observo el monumento y concluyo que conocemos más sobre los avatares de estas piedras que sobre el héroe que las ha inspirado. Tal vez esta es la razón por la que el artista tuvo que sobrecargarla con símbolos que reforzaran su carácter marinero. Este palmesano estático viste capa, calzas y camisa corta. En su cinto, un puñal corto. A sus pies, un timón, una cuerda, un ancla rota y un noray. La columna sobre la que se yergue tiene dos deterioradas cabezas de león de los que brota el agua de una fuente. Una única inscripción: "Jaime Ferrer, navegante mallorquín del siglo XIV".

La referencia escrita a su hazaña africana procede del Atlas català de los cartógrafos Abraham y Jafudà Cresques. Frente a las costas de Africa se escribe "Partich luxer dn Jac Ferrer per anar al de l´or al gorn de Sen Lorens quj es a X de agost e fo en lany MCCCXLVI".

Joan Riera: Jaume Ferrer, en Drassanes en Diario de Mallorca del 13 de octubre de 2006

Interesantes artículos los que escribe Joan Riera.

Girar la cámara

fabian | 13 Octubre, 2006 19:59

El tema es simple: coges una cámara fotográfica y te pones a hacer fotografías. ¿Qué fotografiarás?, ¿qué elementos de cuántos nos rodean se convertirán en objetos de atención?, ¿qué partes de la "realidad" seleccionarás? Es un buen planteamiento porque posiblemente muchos no eligiremos como objetivo el rebosante contenedor de basuras por algún motivo y, por otros, no seleccionaremos la ventana cerrada que vemos todos los días o nos disgustará en el verde campo aquel anuncio de un producto conocido ... La mirada selecciona enormemente.

Debiera releer antiguos libros sobre la Historia del Arte y leer otros muchos para poder indicar en qué momento de la historia el paisaje se transformó en sujeto de la pintura, porque hubo un momento en la historia humana en que el pintor giró su cámara que apuntaba hacia la figura humana y convirtió en protagonista de sus pinceles lo que hasta entonces había sido decorado. Su mirada había cambiado y, al decir "su mirada" quiero decir que habían cambiado muchas cosas de su interior. No sé cuándo ocurrió, pero no hace muchos siglos.

mercadillo
Mercadillo en los soportales de Lluc

Un niño dibuja un árbol, ¿cuál árbol? No, no dibuja un árbol concreto, no tiene al alcance de su vista ningún árbol concreto, sólo dibuja un árbol. ¡Qué difícil es dibujar con cierta aproximación el árbol que tienes delante! "no... - les dice la maestra - no os he dicho que dibujéis una flor, sino que dibujéis esta flor" y en la palabra "esta" la pronunciación se hace más altisonante porque en ella está la dificultad y la diferencia entre dibujar una flor o precisamente ésta que se tiene delante y a la que hay que ajustar las líneas de ese pétalo que se dobla y las de unas hojas que nunca son simétricas y que nos rompen los esquemas mentales de la sencilla flor imaginada que tantas veces hemos dibujado en una larga cenefa siempre repetida y siempre igual, a esa flor real con manchas extrañas, con todos sus sépalos y pétalos distintos y como dislocados.

En la cueva primitiva hay dibujado un gran bisonte. Sus carnosidades son perceptibles pues la pintura presenta un degradado de color que da relieve a sus musculosidades. Junto a la perfección del bisonte dibujado aparecen unas líneas negras. Distinguimos que tienen una cabeza circular, unas extremidades de alambre y, en alguno de ellos, un arco en lo que suponemos su mano. Son líneas esquemáticas, no ofrecen rasgos singulares. ¿Por qué hay esta diferncia entre el dibujo del bisonte y los dibujos de los cazadores que lo rodean? Es claro que la cámara enfocaba al bisonte, centro de la atención. Los cazadores tenían que salir también en la imagen, pero no importaban, bastaba su presencia dibujada en unas pocas líneas esquemáticas.

cesta con frutos
Frutos del otoño

Girar la cámara y fotografiar el árbol, la piedra, la nube. En las primeras fotografías de la historia siempre es la figura humana el protagonista. El paisaje no alcanza valor en la mirada de los artistas sino tardiamente. Los paisajes en la pintura, en la literatura, en la fotografía son meros decorados que pueden ser sustituídos por cualquier otro; no alcanzan carácter protagonista hasta que llega una nueva forma de pensar en que se vincula a la persona con su entorno próximo, en que se relaciona al protagonista con lo que se consideraba decorado y que deja su valor decorativo para convertirse en algo más, en entorno. Fue entonces cuando la naturaleza se convierte en centro de atención, la cámara giró y se decubrió un nuevo objeto de enfoque. Ya no era dibujar un árbol o una flor. Ya era dibujar ese árbol concreto o esa flor.

Y como a los niños, la maestra nos tiene que explicar: "No, no os he dicho dibujar un árbol; os he dicho dibujar ese árbol" y la palabra ese resuena con mayor énfasis.

El día que lo comprendamos, los árboles adquirirán nombres y ya no diremos "ese árbol", sino "ese olmo" o "ese ficus".

La cámara fotográfica nos acerca a lo cercano, a lo que nos rodea, a lo concreto. (Yo creo que debiera ser una herramienta para la educación pues nos ayuda a aprender a mirar)

La parthenocissus quinquefolia

fabian | 12 Octubre, 2006 17:27

"Ligero de equipaje" fue la expresión que utilizó Antonio Machado para referirse a sus pertenencias mundanas. Yo también voy ligero de equipaje aunque mi ordenador no tanto. Se va llenando de fotografías, archivos musicales y no sé cuántas cosas más. El hecho está en que antes de tener el reproductor de mp3 yo no tenía ni CD's ni tan siquiera reproductor para música (el del ordenador no lo he empleado para CD musicales). Las músicas que recojo en el aparatito las paso al ordenador donde las guardo en carpetas a las que nombro con cuatro cifras; las dos primeras corresponden al mes y las otras dos al día. Cada semana guardo una carpeta. Pues con octubre ya no son suficientes las cifras correspondientes al mes pues ya han dado una vuelta completa los doce meses. Ahora me convendría eliminar tanto (o un poco más) de lo que añada. No será muy difícil. Es la ventaja que tienen los ordenadores a diferencia de nuestras memorias. En estas últimas es fácil olvidar de manera no volitiva, pero es imposible hacerlo queriendo.

parra virgen
En el Jardín botánico de Lluc

La parra es una trepadora típica del Mediterráneo; hay de varias clases y las cultivadas producen unos racimos de uva blanca muy apreciados. Pues esta planta que ya el sábado pasado ofrecía un color vino en sus hojas se llama "parra virgen". En el instituto hay una y da como fruto unos granos oscuros. Me sorprendió que en Lluc ya tuviera este color y que estuviera tan diseminada. No creía (ni creo) que sea tradicional en la isla. Sus hojas están divididas en cinco lóbulos, por lo que en su nombre latino tiene la palabra "quinquefolia", como los dedos de una mano. El nombre completo es "parthenocissus quinquefolia" (¿qué significado tendrá parthenocissus?). En Internet encuentro multitud de explicaciones sobre ella, pero en ninguna de las que he visto se indican sus orígenes ni el significado de su nombre.

¡Ah, acabo de encontrarlo! En la Guía de parques y árboles del Ayuntamiento de Granada (¿no es sorprendente? Si el de Palma se animara ...). Me dice: "El nombre genérico proviene del griego parthenos (virgen) y kissos (yedra)" y que procede de USA - en otra web me indican que procede de Virginia o México -. En páginas "importantes" como la del Real Jardín Botánico de Madrid, me pone cuatro clases de parthenocissus en la que no está la quinquefolia y el número de ejemplares que tienen de esas clases. ¡Uf, no es fácil encontrar información en Internet y son comunes este tipo de sorpresas en que la información que buscas en lugar de encontrarla en páginas especiales sobre el tema, la encuentres en la web de un ayuntamiento o de cualquier otro sitio.

estatua
Estatuílla del jardín botánico

Las plantas han roto todas las fronteras. Los olmos que tenemos en Palma son siberianos. Durante años en el instituto nos sentábamos a la sombra de uno de estos olmos. Ningún profesor sabíamos qué tipo de árbol era y lo llamábamos "el árbol" puesto que era el más próximo a la sala d profesores y su sombra daba a una escalera exterior al edificio donde nos sentábamos. Yo indagué por su nombre y pregunté a los profesores de Ciencias. "Ah, yo soy físico nuclear y no sé nada de árboles", "Ah, yo soy biólogo celular y no conozco los árboles", "Ah, yo soy químico ectoplásmico y nunca he estudiado los árboles". Gracias a que había una maestra que me explicó el tema de los olmos y su desaparición en España y la presencia actual de estos olmos de jardinería procedentes de Siberia. Pero el desconocimiento sobre árboles y plantas, salvo en algunas maestras, es general y enorme.

Dediqué un tiempo a investigar los nombres de los árboles del instituto: varios olmos, un falso pimentero, un árbol del paraíso, un chopo, varios cipreses (los únicos cuyo nombre era conocido) y ficus. Entre los arbustos también hay una parra virgen, parthenocissus - yedra virgen - quinquefolia.

A mí me da rabia, me da rabia pasear por Palma y desconocer los nombres de los árboles que veo. Y más rabia me da llegar a la convicción de que es casi imposible llegar a saberlos.

El largo camino hacia la Botánica

fabian | 11 Octubre, 2006 18:15

Gabriel García Márquez creó en su obra un pueblo llamado Macondo. Este nombre lo recogió del nombre de una planta llamada cavanillesia macunda que fue descrita por un científico llamado Antonio José de Cavanilles (1745 - 1804).

Hoy, la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes ha abierto la Biblioteca Universitaria. Utiliza esta biblioteca el Sistema Decimal de clasificación de obras que es bastante útil para explorar qué hay en esta biblioteca. He elegido el punto 5 dedicado a Matemáticas y Ciencias Naturales y, ya en él, el punto 58 dedicado a Botánica.

Dos obras hay en él. Una en facsímil en la que no he entrado y otra en texto normal, titulada Dos noticias históricas del inmortal botánico y sacerdote hispano-valentino don Antonio José Cavanilles de Antonio Cavanilles y Centi, nieto del científico y quien leyó en junio de 1841 un largo discurso que me ha resultado más que interesante del que copiaré bastantes párrafos.

He de decir que, antes de llegar al discurso he estado leyendo varias historias de los naturalistas que cita y que fueron a América para estudiar las plantas que encontraran y que regresaron con muchísimas plantas entonces desconocidas y con estudios y dibujos sobre ellas. Toda esta parte del Descubrimiento no nos la cuentan en los centros de enseñanza y es en verdad apasionante.

Jardín botánico
Jardín botánico de Lluc

 (Segueix)

Els gegants de Calvià en el Diario de Mallorca

fabian | 11 Octubre, 2006 08:52

En el suplemento Diari de l'Escola (en pdf) de hoy que edita el Diario de Mallorca aparece la octava ficha sobre los Gigantes de Mallorca, dedicada a los Gigantes de Calvià.

gegants de Calvià

Cada quince días, los miércoles, aparece una nueva ficha del trabajo realizado por Pau Tomàs Ramis y que vale la pena seguir ya en los pdf del Diario de Mallorca o en [l'Arxiu de Cultura Popular], ya que conviene que no se pierdan esos artículos.

Búsquedas en las webs botánicas

fabian | 10 Octubre, 2006 19:45

Se me ha hecho tarde y llego con un tema poco hilvanado. He preparado dos fotos tomadas en el Jardín botánico de Lluc el pasado sábado y un archivo musical. Hasta ahí todo funciona y no es difícil de realizar. Luego viene el dilema de cada día consistente en buscar alguna temática.

El recorrido lo he iniciado con el tema de los jardines botánicos. Me gustó mucho el de Lluc y tengo muchas ganas de visitar el de Sóller. He mirado varias webs de jardines botánicos (en Palma sólo tenemos una calle con el nombre de "Calle del Jardín Botánico", pero el jardín es inexistente. Fue un proyecto frustrado). El de Madrid, buena página web y buen jardín; el de Colombia. Un nombre común aparece, el de José Celestino Mutis. Luego llego al de Valencia.

Leí hace tiempo un artículo periodístico sobre qué había ocurrido con el proyecto del jardín botánico de Palma, pero me resulta imposible acceder al artículo (¿por qué el Diario de Mallorca lo pone tan difícil? Me es imposible recordar el mes y el día en que salió ese artículo. Y, sobre todo, ¿por qué no hay ninguna información en las webs de las instituciones oficiales?). Bien, pues aquí ha empezado el tema de hoy sobre la búsqueda (y recuperación) de la información.

botánico de Lluc
En el jardín botánico de Lluc

¿Cómo llegar a saber el nombre de la planta que muestra esas ¿bayas? rojas? A mí me es imposible. Y me es imposible porque parto desde una imagen y no desde una palabra. Tenemos en Mallorca un Herbario virtual que es fantástico, es una maravilla al uso actual en que la palabra es la base de toda búsqueda, incluso Googliana.

Yo no sé si alguna universidad o algunos sabios habrán realizado algún tipo de investigación sobre cómo buscar información, pero los buscadores actuales, que han sido un gran adelanto, no bastan, no son aún de la época digital puesto que están basados en que usemos la palabra digital, pero no la imagen digital. Yo propondría a las Universidades y a los buscadores de Internet que mostraran esa fotografía a 50 personas que no fueran especialistas en botánica y que les propusieran encontrar el nombre de la planta. Y que los profesores vayan analizando qué hacen esas personas.

Yo la única solución que veo en principio es buscar un libro con muchas imágenes sobre plantas del bosque - se pasan más rápido las páginas de un libro que no las de Internet - e ir buscando. Esta búsqueda podría ser página tras página, foto tras foto. Pero también podría ser que eligiera primero plantas de torrentes (en la imagen hay agua)

¿Hay algún libro que clasifique las plantas por la forma de las hojas? ¿Y alguna página web que lo haga? En la foto veo las hojas, su forma y veo también cómo se disponen sobre el tallo. ¿Hay algún libro o web que lo haga? Creo que a un libro le es imposible seleccionar información por un criterio, pero a una web sí le sería posible que me fuera dando opciones de búsqueda visuales: la forma de las hojas, su disposición en el tallo, el tipo de lugar donde está la planta, etc. Todo sin utilizar palabras, mediante dibujos, mediante iconos.

ángel
En algunos rincones del jardín botánico hay estatuas como este ángel

La web, no, no es la web. Nosotros, nuestras mentalidades, están aún bajo la influencia de la imprenta. Conjugamos la palabra con la imagen, pero ésta aún es únicamente un complemento, un añadido y lo básico es el texto. Sin embargo, en ocasiones, como con las plantas, no partimos desde una palabra. Yo no puedo, ante una planta desconocida, saber cuál es su nombre. Parto desde una imagen y los herbarios debieran ofrecernos un tipo de búsqueda basado en la imagen - sin dejar u olvidar el buscador basado en la palabra -. ¿Cómo lo hicieron los primeros botánicos cuando las plantas aún no tenían nombre? ¿Qué sistemas utilizaron Humbolt y Mutis ante esas plantas desconocidas que les mostraban los nuevos mundos? Seguro que no eran buscadores de palabras sino formas de clasificación. Pues yo necesitaría webs botánicas que no sólo me ofrecieran el abecedario para llegar a saber el nombre de la planta, sino que me ofrecieran fórmulas de clasificación que me condujeran al nombre y propiedades de las plantas. Y esto en Internet es posible.

Colores del otoño

fabian | 09 Octubre, 2006 14:50

Subimos por la tarde a la montaña de la Virgen. Un mercadillo alegraba los soportales de la plaza y ofrecía frutos del tiempo y mieles de distintas flores. Luego fuimos al jardín botánico situado en la montaña. Rústicos puentes atraviesan pequeñas corrientes de agua y un estrecho sendero marca el itinerario desde el que contemplar un considerable número de especies vegetales silvestres, muchas espontáneas del lugar y otras recogidas de distintos lugares de la sierra mallorquina. El conjunto es un espacio bello y armonioso, además de interesante para quienes conocen las plantas. El otoño asomaba ya sus colores.


El otoño asoma: la pentafolia ya muestra el cambio

Esta presencia de un nuevo otoño me ha inducido a repasar la bitácora ya que el año pasado fui publicando una serie de fotografías relacionadas con los colores de esta estación del año. He recogido unas cuantas para unirlas en este montaje que pondré en algún lugar de este artículo.

Pero el otoño no es sólo una estación del año, pues lo relacionamos también con una parte de la vida humana, aquélla que está al final. Es muy propio de la poesía este tipo de comparaciones. Así que también he recogido un ramillete de poemas en los que está presente la palabra otoño y que ya publiqué anteriormente.

"Has entrado al otoño" de Claribel Alegría

¿"Entrar en el otoño" o "entrar al otoño"? Quizás las dos formas sean válidas, la cuestión es que se refiere a una entrada individual debido a la edad, "Has entrado al otoño" le dijeron, y, cual hoja arbórea, se echó a temblar. ¿Temor?, muy posible:

Otoño

Has entrado al otoño
me dijiste
y me sentí temblar
hoja encendida
que se aferra a su tallo
que se obstina
que es párpado amarillo
y luz de vela
danza de vida
y muerte
claridad suspendida
en el eterno instante
del presente.

Claribel Alegría: Poemas

"El eterno instante del presente" (en Claribel Alegría y Juan Ramón Jiménez (mayo 2006)

Se turbará mi otoño entre tus hojas (García Nieto)

La renovación familiar suele producirse en esta época de la vida. Nos lo recuerda José García Nieto, aunque en este caso no se refiere a su nieta sino a su hija Teresa. Soneto hermosísimo en que la niña, aún sin la edad del habla, pregunta con la mirada:

Te han nacido los ojos con preguntas,
y sin cesar me asedias preguntando.
Y yo sin contestar... Hija ¿ hasta cuando
mudos tú y yo: dos ignorancias juntas?

¿Hasta cuándo en silencio irán las yuntas
de tu asombro y mi amor; de mí, temblando,
y de tí, poco a poco, asegurando
música sin palabras...? Sé que apuntas,

en brotes de miradas, rosas rojas
que un día se harán voz contra mi pecho
y tendré con la voz que responderte.

Se turbará mi otoño entre tus hojas,
y las mías serán un vasto lecho
donde al hundir tu pie suene mi muerte.

José García Nieto
(Voz del poeta)

Lo publiqué en septiembre del 2005: Te han nacido los ojos con preguntas.

"Era en otoño, y en otoño / llego, otra vez, a tus orillas" con José Hierro

¿Es la edad del otoño un tiempo de regreso? La pregunta me parece bonita y guarda escondida en su seno otra relacionada con el tiempo de partida. Y aquí es cuando los dos otoños, el del año y el de la vida, se confunden o se prestan a la confusión. El otoño de la vida sí es una edad de regreso, de vuelta. Veamos las palabras de José Hierro:

Llegada al mar

Cuando salí de ti, a mí mismo
me prometí que volvería.
Y he vuelto. Quiebro con mis piernas
tu serena cristalería.
Es como ahondar en los principios,
como embriagarse con la vida,
como sentir crecer muy hondo
un árbol de hojas amarillas
y enloquecer con el sabor
de sus frutas más encendidas.
Como sentirse con las manos
en flor, palpando la alegría.
Como escuchar el grave acorde
de la resaca y de la brisa.

Cuando salí de ti, a mí mismo
me prometí que volvería.
Era en otoño, y en otoño
llego, otra vez, a tus orillas.
(De entre tus ondas el otoño
nace más bello cada día.)
[...]

Y ahora que yo pensaba en ti
constantemente, que creía...

(Las montañas que te rodean
tienen hogueras encendidas.)

Y ahora que yo quería hablarte,
saturarme de tu alegría...

(Eres un pájaro de niebla
que picotea mis mejillas.)

Y ahora que yo quería darte
toda mi sangre, que quería...

(Qué bello, mar, morir en ti
cuando no pueda con mi vida.)

"sentir crecer muy hondo / un árbol de hojas amarillas". Colores del otoño. He dudado en el título de este escrito si poner hojas del otoño o colores."Entre tus ondas el otoño nace más bello cada día", Fue en febrero del 2005 cuando publiqué Y ahora que yo quería ... Llegada al mar de José Hierro. La lectura de hoy es distinta a la que entonces realicé.

El regreso de Ulises

Es necesario acabar con algo clásico. No presenta la palabra otoño, pero sí vejez. En el poema anterior hay unas frases inconclusas que comienzan "Y ahora que yo quería" y las tres acaban con la impotencia no expresada del todo, "que quería ...". Y Ulises regresa de su largo periplo: "No apresures el viaje, mejor que dure muchos años y viejo seas cuando a ella llegues" nos cuenta Kavafis. Y ese "ella" se refiere a la ciudad, la isla que fue partida y debe ser regreso: Itaca.

La ciudad, la isla, permanecen lejanas a lo largo del viaje por mares remotos. ¿Cómo las verá Ulises a su regreso? Un temor siente el poeta. ¿Cuál será la mirada del regreso? Itaca es el paraíso, el hogar soñado cada una de las noches en que se ha estado fuera. "Si pobre la encuentras, Itaca no te engañó", prepara la respuesta el poeta ante la desilusión del nauta y enseguida añade el valor que supone a los otoñales: "Hoy que eres sabio, y en experiencias rico, / comprendes qué significan las Itacas".

Lleva a Itaca siempre en tu pensamiento,
llegar a ella es tu destino.
No apresures el viaje,
mejor que dure muchos años
y viejo seas cuando a ella llegues,
rico con lo que has ganado en el camino
sin esperar que Itaca te recompense.

A Itaca debes el maravilloso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino
y ahora nada tiene para ofrecerte.
Si pobre la encuentras, Itaca no te engañó.
Hoy que eres sabio, y en experiencias rico,
comprendes qué significan las Itacas.

Konstandino Kavafis: Viaje a Itaca

Ahora ya comprendes qué significan las Itacas.
El otoño tiene colores hermosos, tanto el otoño del año como el otoño de la vida. Pero los colores, por muy hermosos que sean, muestran realidades no siempre plácidas. Fue en septiembre del 2005 cuando recogí en Suspiros de ... Itaca este último poema.

Hoy he juntado unas fotografías y unos poemas relacionados con el otoño. Son algunos de sus colores, pero no los únicos. Ojalá llegue a reunir varios colores más.

Convalecencia

fabian | 06 Octubre, 2006 14:41

Me levanto, aún sin fuerzas, de una gastroenteritis que nos ha afectado a dos de los tres miembros familiares. Margarita es quien no ha caído, pero primero yo y horas después nuestro hijo, hemos pasado unas horas de fiebre y sueño seguidas de malestares varios. Fijar la atención durante un cierto tiempo aún me es algo costoso, pero ya parece que el proceso va remitiendo y puedo llegar a escribir unas líneas.

capitel
En la c/ San Felio (¿can Matas?)

Noticia: Posiblemente sea un rumor, pero acabo de leer en Barrapunto que una mallorquina, Carmen Rosselló, de la Universidad de las Islas Baleares, en equipo con Antonio Mulet, José Javier Benedito y José Bon, de la Universidad de Valencia, han ganado el Premio Ig Nobel de Química "por su estudio sobre el efecto de la temperatura en la velocidad de los ultrasonidos en el queso cheddar".

Posiblemente sea un rumor puesto que en otras páginas no aparecen nombres españoles.

Bueno, pues a ver si llego a recuperarme del todo y el lunes recomienzo con la bitácora y salgo de este marasmo. (No me atrevía a utilizar esta expresión ya que creía que la palabra marasmo se aplicaba a una situación grave - "Suspensión, paralización, inmovilidad, en lo moral o en lo físico", dice la RAE -). Los buzones en la banda derecha me son muy útiles.

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

A las 20:50 horas logro entrar en la página que informa sobre los Premios Ig Nobel 2006 y parece ser cierto que conceden este premio a la investigación Ultrasonic Velocity in Cheddar Cheese as Affected by Temperature, trabajo realizado en 1999.

Al margen de este premio, que no quiero juzgar, parece que Carmen Rosselló es una buena investigadora sobre nutrición y que tiene muchos trabajos publicados en revistas científicas. Los premios Ig Nobel son una broma y hay que aceptarlos como son, una forma de sonreír ante las investigaciones científicas.

La cambiante biblioteca de Internet

fabian | 02 Octubre, 2006 19:01

Danza barroca la de hoy: Hace ya muchos años leí un libro del siglo XVI sobre las danzas y sus pasos. Me gustó pero ya lo he olvidado.

fragata
Fragata, cerámica de la Capilla de San Telmo de Palma

Es la tercera y última imagen de las cerámicas de la capilla de San Telmo. Es una fragata y las anteriores fueron un jabeque y una bergantina. Yo creía que una bergantina era una forma de denominar a un bergantín, pero resulta que no, que una bergantina es un jabeque con alguna de sus velas cuadras o cuadradas en lugar de la latina. Además, me parece, fue una construcción típica de las islas para navegar por el Atlántico y que se construyeron ya hacia el final del siglo XVIII.

El viernes hubo problemas. Al ir a guardar el escrito me encontré con que no podía hacerlo. Ni siquiera podía cargar la página. Gracias que había copiado el escrito y lo pude guardar. Yo tenía el antivirus caducado por pocos días y me temí lo peor. Ya pasada medianoche pude entrar un momento y publicarlo, pero a continuación ya no pude entrar para retocar un fallo que había hecho. Al día siguiente, el sábado, me encontré con un montón de spam, del que tardé bastante en poder eliminar. Como tenía prisa, eliminé la posibilidad de poner comentarios ante el temor de que se repitiera el ataque cuando, sábado y domingo, no estoy. Ayer noche restablecí la situación. Siento si alguien ha querido escribir algún comentario y no ha podido. De todas maneras siempre está el contacto abierto.

Hoy he dedicado unas horas al CSS. Apenas sé sobre ello y soy muy torpe. He restablecido la línea alrededor de las imágenes, los blockquotes y, sobre todo, los buzones del Google y de la RAE, que me resultan muy útiles. No acaba de gustarme del todo, pero quedará así una temporada hasta que pueda tomármlo con un poco de tiempo.

Lluc
Lluc en un mapa de Mallorca

Hay un mapa de Mallorca que alrededor del mapa de la isla presenta unos dibujos y textos sobre algunas localidades de la isla. Tengo entendido que ese mapa es conocido como el del Cardenal Despuig. En la Biblioteca Nacional de España hay uno, pero no hay una imagen del mapa completo, sino que éste se encuentra dividido en cuatro partes. Se me ocurrió cortar algunos recuadros de las localidades e ir publicándolas poco a poco. Ésta es la primera que pongo: Lluc - como la llaman ahora - o Lluch - como está en el mapa -. No es una población sino un monasterio donde se encuentra una virgen morena. El significado de su nombre es "lugar sagrado del bosque". Un día dedicaré unas horas para saber algo sobre las vírgenes negras o morenas y las blancas. También dedicaré unas horas para buscar información sobre este mapa que es bastante conocido en Mallorca.

He estado buscando información sobre Joan Oliva, un cartógrafo del siglo XV. Buscar información me ocupa mucho tiempo y me he quedado preocupado porque no estoy muy seguro de saber utilizar el Google con eficacia. Quizás deba matizar esta última frase pues es muy fácil utilizar el Google, pero yo me encuentro con muchas sorpresas, pues según ponga una palabra u otra, ambas convenientes, encuentro páginas básicas que con alguna variación u omisión de alguna de las palabras utilizadas en la búsqueda no se encuentran.

La búsqueda y selección de contenidos ocupa muchas, pero muchas horas y me deja cierta incertidumbre sobre si he recurrido a las palabras más convenientes y si no habrá en Internet otros enlaces también básicos.

Y es que yo no me he hecho aún a la idea de que Internet es una biblioteca cambiante y que lo hace a gran velocidad. Quizás me pase una gran cantidad de horas buscando un mapa que no encuentro. Puede ocurrir que ese mapa lo estén poniendo ahora o que lo hayan hecho unas pocas horas antes y que mañana ya se encuentre. Si en lugar de buscar hoy y dar por hecho que no está ese mapa buscase mañana, lo encontraría. Así que en Internet nunca puedes dar por seguro el ahora. Estoy encontrando estudios sobre cartografía que hace pocas semanas no encontré, y estudios buenos que merecen ser enlazados. Pondré estos dos:

Julio Rey Pastor: La ciencia y la técnica en el descubrimiento de América
Excmo. Sr. D. Martín Fernández Navarrete: Disertación sobre la historia de la naútica y de las ciencias matemáticas que han contribuido a sus progresos entre los españoles

Supongo que estos trabajos ya llevan un tiempo en Internet; sin embargo yo no los había visto pese a buscar información con relativa frecuencia sobre temas cartográficos. Por eso dudo sobre mi eficacia en el uso del Google.

Gaspar Bennazar Moner (1869 - 1933) Urbanista de Palma

fabian | 29 Setembre, 2006 22:29

Acudo a la biblioteca en busca de información sobre un arquitecto y urbanista que según la Gran Enciclopedia de Mallorca (vol. 2), "se puede considerar el autor de la Palma moderna, por su labor como arquitecto municipal cuando se aplicó el Plano del Ensanche de Bernardo Calvet (1901), que tuvo que dirigir". Lo primero que me encuentro es una pequeña dificultad con las letras de su apellido (ver rótulos). En los libros más especializados que he consultado se halla "Bennazar", mientras que en la enciclopedia está "Bennàssar". Con esta última grafía la bibliotecaria no encuentra ningún libro, pero sí con la primera. Son dos pequeños libros. Uno escrito por una nieta del arquitecto, Maribel Bennazar y publicado en 1980. Presenta en su portada una caricatura realizada por B. Mas. Estos libritos de Panorama Balear son hoy joyas. Es una lástima que las instituciones públicas que tenemos apenas se preocupen por el conocimiento de los ciudadanos hacia su ciudad y su historia.

libros
Libros sobre Gaspar Bennazar Moner

Gaspar Bennazar Moner nació en Palma en 1869, en una familia numerosa, lo que era frecuente en aquella época, pues fue el quinto de ocho hermanos. Su padre, Antonio, era marino mercante y su madre se llamaba Catalina. Estudió el Bachillerato en el Instituto Balear de la calle Montesión. En 1899 obtiene el título de arquitecto en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid.

En Mallorca obtiene varios cargos importantes tras haber sido nombrado arquitecto diocesano de Menorca. En 1901 obtiene por oposición el cargo de arquitecto municipal de Palma. Es un momento importante en la vida de la ciudad ya que precisamente su antecesor, Dámaso Calvet, había presentado unos planos para la reforma de Palma consistente en derribar las murallas y ampliar la ciudad fuera del recinto en que durante siglos había estado. Era el Plano del Ensanche de Calvet. Y fue precisamente Gaspar Bennazar quien debía llevar a cabo el plan proyectado.

Así, en 1902, comienza el derribo de la muralla, empezando por los lienzos cercanos al mar: la parte de la Lonja. Es fiel al plan de Calvet, donde estaban las murallas proyecta las avenidas actuales y dirige las obras de urbanización y apertura de las calles del ensanche. Se dice de él que siempre iba cubierto de polvo sobre su traje negro y su sombrero:

Es un hombre corpulento, de una tremenda humanidad, sencillo y cordial, responsable en su trabajo. Su figura es familiar en la ciudad; su aspecto, inconfundible: el puro, el sombrero, el traje negro, los bolsillos repletos de gomas y puntas de lápiz y polvo, mucho polvo de las obras que vigila constantemente.

Maribel Bennazar: Gaspar Bennazar, "S'Arquitecte"

Gaspar Bennazar

En 1903 se casa con Amelia Munar y tienen tres hijos.
En 1906, la Exposición Nacional de Bellas Artes premia su proyecto de Matadero municipal (S'Escorxador), que se inaugura en 1909.

En 1910 se propone dar una sorpresa a los mallorquines. En la noche del 23 de junio reúne 200 hombres que se ponen a trabajar sobre unos desmontes que había frente a la Lonja. Trabajaron a marchas forzadas toda la noche y al amanecer el día, los obreros dejaron sus picos y prorrumpieron en un estruendoso aplauso. Lo que unas pocas horas antes eran unos desmontes ahora aparecía como un precioso paseo junto al mar con sus farolas y sus bancos. Habían construído el Paseo de Sagrera. El aplauso y la sorpresa se extendió por toda la ciudad. Fue un gran acontecimiento.

Junto a la Catedral proyecta y construye el Mirador. En principio piensa en una gran escalinata de tres tramos; luego decide hacer un solo tramo. Es en el que está la cruz de madera de los caídos y que baja hasta la muralla. Era 1918.

En la realización de las obras era rápido: Paseo de Sagrera en una noche; el Coliseo Balear (1929) en diez meses, pero no así en la proyección de grandes obras. Se lo pensaba mucho y lo hablaba con la gente para saber qué les parecía. Tardó cuatro años en realizar el Plan de reforma de Palma que presentó en 1917. Luego no se llevó a cabo, pero en él estaba un nuevo mercado que llamó "del Olivar" y un "Paseo marítimo" que iba desde el Portixol hasta S'Aigo dolça.

Sa nostra
Edificio "Caixa d'Estalvis" cercano a l Plaza de San Francisco (1904)

Su labor como arquitecto fue también notable. Hay que tener en cuenta que en los primeros años de su profesión estaba en boga el Modernismo. Posiblemente me deje alguno de los edificios que proyectó y que aún existen. Veamos:

  • El "Cine Born" en el Borne (1931)
  • Edificio "Caixa d'Estalvis" en la calle Ramon Llull (1904)
  • Almacenes "El Aguila" (1908)
  • "Es Triquet" (1909)
  • Hotel Príncipe Alfonso (Cala Mayor) (1906)
  • Edificio del "Bar Cristal" (Plaza España) (1916)
  • Escalera del Ayuntamiento (1909)
  • "S'Escorxador" (1906)
  • Columna barométrica de la Plaza de España (y sus bancos) (1910)
  • "Casa Tous" (1922)
  • Cas Nét (1929)
  • Coliseo Balear (1929)
  • Casa Bibiloni (1928)
  • Can Mulet (Av. Antonio Maura) (1903)
  • Can Salas (Av. Antonio Maura esquina Sagrera)
  • Can Coll (P. Sagrera) (1906 - 1907) (Junto con Jaume Aleñar)
plano de Bennazar

Y hay en Palma otros edificios ya desaparecidos o a punto de desaparecer (Teatro Lírico, Cine Rialto), y otros ya fuera de Palma.

En 1933 acude a un congreso de arquitectos en Barcelona donde muere en enero de 1933. Su cadáver fue trasladado a Palma en el barco "Ciudad de Barcelona".

Parte de sus proyectos para la ciudad, como la comunicación entre la ciudad alta y la baja, la urbanización y creación del mercado del Olivar, la transformación de "S'Hort del Rei" serán posteriormente replanteados por Guillem Fortesa y más tarde por Gabriel Alomar, quien redactó en 1940 el Plan de Reforma Interior de Palma.

Yo creo que sería conveniente que los ciudadanos de Palma tuviéramos un mayor conocimiento de la ciudad. Creo que el Ayuntamiento debería cuidar de que, cuanto menos, hubiera una información al alcance de quienes se interesan por saber cómo se ha urbanizado antes y ahora y, también, conocer los arquitectos que la van construyecdo y sus obras más significativas.

Fuentes:

Maribel Bennazar: Gaspar Bennazar S'Arquitecte Panorama Balear 1980
Gran Enciclopedia de Mallorca (vol. 2, págs 62 - 64)
L'altra Mallorca: Ruta del Modernismo Itinerario2 Palma y el ensanche
L'altra Mallorca: Ruta del Modernismo Itinerario1 El centro de Palma
Jesús M. González Pérez: Planificación y construcción de ciudades medias en el sistema urbano industrial: Los casos de Palma de Mallorca y Vigo (pdf) (ver pág 9)

 (Segueix)

Desconocimiento sobre la ciudad

fabian | 28 Setembre, 2006 19:06

Hoy he ido a la biblioteca en busca de información sobre un arquitecto mallorquín de comienzos del siglo XX que realizó una obra notable en Palma. Se trata de Gaspar Bennazar, quien fue arquitecto municipal. Tiene una populosa calle a su nombre. Pese a todo, aunque su nombre "suena" a la gente, en general se desconoce quién fue y qué hizo. Este hecho de desconocimiento de los personajes que de alguna manera dejaron una huella importante en el entorno próximo no es exclusivo de Palma. Quizás el que tengamos un mejor conocimiento de la ciudad lleve consigo un mayor aprecio.

decoraciónEn una esquina del edificio del Consell de Mallorca

El hecho está en que la bibliotecaria ha buscado su nombre con diversas grafías. Ella creía que era "Bennasar" o "Bennassar", pese a que yo al pedírselo se lo he deletreado con la zeta, hasta que, por los resultados que le daba el ordenador, ha aceptado la zeta como letra del nombre. Pese a haber sido un hombre importante en el urbanismo de la ciudad, no ha encontrado mucha información; sólo dos libritos de hace ya bastantes años. ¿No sería necesario que el Ayuntamiento y el Colegio de Arquitectos de la ciudad cuidaran más el tema del conocimiento ciudadano sobre el urbanismo y sobre los edificios históricos y singulares de Palma? Y muy bien que lo hiciera en esos bellos libros que realiza, pero también en Internet.

En estos días hay unos interesantes conciertos en Alicante sobre música contemporánea que son radiados en directo por Radio Clásica. Poco a poco voy entrando en este tipo de música y ya hay obras que me interesan e incluso me llegan a gustar.

rosetón
Bajo el gran rosetón central del ábside hay dos rosetones laterales correspondientes a las naves laterales de la Catedral

La biblioteca en Red cervantes virtual tiene un RSS en su apartado de noticias. Yo lo agregué al bloglines y así me entero de las novedades que va publicando. Ayer anunció la inclusión de la obra de un poeta llamado Jorge Riechmann., nacido en 1962, profesor de la Universidad de Barcelona. Su obra es muy extensa y está ampliamente representada en las páginas realizadas por la Universidad de Alicante. He leído durante un par de horas varias páginas, pocas en relación a las que hay. He elegido unos poemas cortos:

Desaparecen las eras
y se construyen chalés adosados
desaparecen los ríos
y se construyen autopistas
desaparecen los hombres y mujeres
y da miedo mirar oler decir
lo que están construyendo.

Desear
que siga existiendo el mundo para que siga existiendo
toda la belleza del mundo
es una ingenuidad

a la que no renunciamos.

No construyáis estatuas
sembrad jardines

Jorge Riechmann (en Cervantes virtual)

Me parece un autor interesante al que sólo he podido acercarme levemente y al que me convendrá dedicar más tiempo para conocer su obra. Por cierto, uno de sus poemarios se titula "El día que dejé de leer EL PAÍS" (1997). Me parece inteligente.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar