Alta mar

Contacto

Declaración BIC convento Jesús María de Sineu

fabian | 06 Desembre, 2006 10:43

Declaración como Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento, a favor de la Iglesia y convento de Jesús-Maria (antiguo convento de los Mínimos), Sineu.

Fuente: BOIB núm. 187 / 2005
Fecha publicación: 13 / 12 / 2005

Buscador BOIB

 (Segueix)

Tarde de viento

fabian | 05 Desembre, 2006 20:48

A través de la radio oigo que en el mundo animal se están produciendo conductas extrañas. Que unas aves que tendrían que haber partido hacia tierras cálidas del sur no lo han hecho; que si unas mariposas que tendrían que haber pasado el invierno como crisálidas ya han salido de sus capullos; que si todavía se ven abejas pese a que ya deberían estar dentro de sus colmenas.

Está nublado y hace viento. Salimos al atardecer por Palma mientras nos anochece en el camino. Consulto la hora, creyendo que sería la hora de cierre del comercio y eran las seis. Yo también voy despistado sudando bajo un chaquetón.

Dicen que es el cambio climático. Yo culpo a Zapatero.

cavallets
Cavallets de Felanitx y Calvià

No consigo encontrar ningún archivo musical que me contente y elijo uno que me gusta aunque es un tanto extraño.

Lo he llamado "voces" como sonidos extraños, como las conductas animales extrañas para este tiempo de otoño extraño. Lamentos, quejas en un tiempo desencajado. "Porco governo!", decían los italianos. Pues eso. La culpa es de Zapatero.

Me quedan dos o tres fotografías de la exposición de la Lonja sobre las fiestas en Mallorca. Pasamos una vez más pues me faltan un par de datos. Compruebo el cartelito de la figura de San Miguel sin alas y el dragón. Pone "San Miquel". Si en el escudo llevara la cruz de San Jorge aseguraría que es una equivocación, pero la cruz es la de Santiago.

Margarita se ríe de que yo culpe a Zapatero incluso del calor de este diciembre. Han ornamentado las palmeras de Sagrera con unas lucecitas azules que hoy, con el fondo negruzco de los nubarrones parecen más brillantes, aunque los nubarrones atraviesan rápido el espacio de cielo, ya oscuro, que tenemos a la vista. Hace viento.

Margarita se ríe y yo pienso que ya no entiendo este mundo en que las mariposas dejan sus crisálidas en pleno otoño. La música me parece extraña pero bella. Lo extraño sólo es eso: extraño, fuera de lo usual. Pasamos por el Borne con su reciente remodelación. Nuestra vista se dirige hacia las luces navideñas.

Resguardo unas fotos de pastores y del nacimiento para las fiestas. Las luces todavían guardan alguna relación con la Navidad, son estrellas. Bueno, me digo, aún no está cambiando todo.

Mañana es fiesta, el aniversario de la Constitución. Atravesamos tiempos de deconstrucción, lo constituído se deconstituye. Se añaden unas palabras para decir que se está haciendo lo contrario. Tiempos confusos y extraños pese a que la historia nos diga que ya ocurrieron hechos semejantes.

Sudoroso llego a casa. Margarita ya se quitó el chaquetón hace un rato. Frente a casa han puesto unos cochecitos de feria. Apenas hay gente por la calle. Unos jóvenes pasan con manga corta. El viento no es frío. ¿Malos tiempos?

Los reyes Sancho y Jaime III, gigantes del Consell, en el Diari de l'Escola

fabian | 05 Desembre, 2006 08:17

Hoy aparece en el Diario de Mallorca el suplemento Diari de l'Escola en el que podemos hallar la décimo segunda ficha dedicada a los gegants de Mallorca realizada por Pau Tomàs Ramis. En esta ocasión nos presenta a los gigantes del Consell de Mallorca, los reyes Sancho y Jaime III.

gegants del Consell
Els gegants Sanç i Jaume III del Consell de Mallorca

Inundación de la Riera de Palma en 1403 (y II)

fabian | 04 Desembre, 2006 16:39

Continúo con el texto escrito por don Pedro de Alcántara Peña en el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana de Noviembre de 1891 que inicié en Inundación de la Riera de Palma en 1403 (I).

En el artículo anterior se contaba lo ocurrido en la aciaga noche del 14 de Octubre de 1403 en que el torrente de la Riera, que entonces pasaba por el interior de Palma, anegó y arrasó parte de la ciudad baja y murieron 5500 habitantes, además de destruir gran número de casas.

En el fragmento de hoy, don Pedro de Alcántara Peña nos describe el recorrido de la Riera en aquel entonces y las causas de la destrucción de las viviendas. Para facilitarlo de alguna manera, añado fragmentos del Plano de Palma de Pedro Alcántara Peña 1869.

Inundación de la Ciudad de Mallorca (Palma) en el año 1403

por Pedro de Alcántara Peña

La actual calle de la Plaza de Toros, hoy desierta, era entonces de mucho movimiento como la primera que se encontraba al penetrar en la ciudad por dicha puerta Plegadissa, y esta calle atravesando la casa de su frente hasta llegar a la Rambla quedaba unida con la de San Jayme por medio de Un puente sobre la Riera, dejando a su izquierda la calle de los Olmos con una acequia pública en su costado Sur de bastante elevación que formando salto de agua movía un molino harinero que hace pocos años funcionaba aún. Desde el puente indicado seguía la calle junto al cauce del torrente corriendo en dirección un poco diagonal con la Rambla, hacia la pared que cierra el convento de Santa Madalena en su porción situada frente el patio más cercano al Sur del cuartel actual. En esta parte, como en la restante del trascurso del torrente por el interior de la población, su cauce era mâs angosto que en la parte exterior de la ciudad, viniendo a tener solamente la latitud media de 10 a 16 metros. El terreno restante estaba cerrado con tapias que cercaban los huertos o corrales de las vecinas casas, menos en donde la antigua y gótica iglesia del Carmen tenía su puerta de entrada, en cuyo sitio formaba la calle una pequeña plazuela adornada con un grande álamo. Esta iglesia antigua estuvo situada cerca de la actual esquina del cuartel, y en dirección de Poniente a Levante; y era de menores proporciones que la moderna que hemos conocido en la primera mitad del presente siglo y que estaba situada en sentido transversal a la antigua, o sea de Sur a Norte en dirección de la Rambla actual.

plano
Parte superior de la Rambla en 1869 y Plaza de Toros

Al llegar la Riera a la plazuela del Eccehomo formaba su cauce una inflecsión para dirigirse hacia el patio o atrio de la iglesia de las Teresas; no existente aún, y las casas que había en su orilla derecha, anteriores a las de Pisos y sus vecinas, avanzaban más hacia el centro de la Rambla dejando libre la boca calle que tenía entonces en la Rambla la calle de las Capuchinas. Desde las Teresas continuaba el cauce casi por debajo las primeras crugías de las casas llamadas hoy de "Cererols y del Francés", propiedad ahora de los Sres. Coll y Reynés, hasta llegar a la plazoleta nombrada de las Banderas, en cuyo punto hacía otra inflecsión para introducirse por debajo el área que ocupan las casas de la acera del Teatro. Al llegar al corral de lo que fue casa de Comedias desviaba de nuevo su curso, pasaba por la acera del Norte de la Plaza del Teatro, cruzaba la de Truyols, salía al Mercado, se dirigía hacia el centro del mismo y punto en donde existe hoy día un depósito de agua en forma de pedestal, y dejando a su izquierda el antiguo Mercado (Mercat del fil) y formando una curva se dirigía a la casa del boticario Sr. Fiol. Desde este punto seguía formando una curva contraria a la anterior por la misma acera actual de la parte Sur de la calle de la Unión, lamiendo la casa de Brondo, la de la farmacia del Sr. Barceló y la del café de Oriente fronterizo a la fuente de las Tortugas, continuando después recta por la misma acera por delante la entrada de la calle de Jovellanos, edificio antiguo de la Administración de Hacienda y boca calle del Borne, antiguamente "Voltas del Born", hasta la casa del Sr. Sitjar, en cuyo sitio pasaba a la acera de Oeste de la calle de la Marina hasta llegar a la orilla del mar frente la esquina de la casa llamada de Moyá, en cuyo sitio no existía aún la explanada moderna del Muelle ni tan siquiera el mismo muelle que llamamos viejo. Las casas situadas en esta acera, lindantes con el cauce no tenían portal alguno que saliera al mismo; sus puertas principales y fachadas estaban situadas todas en la calle del Mar, y los fondos de estas casas eran los que lindaban con el cauce de la Riera que a partir de la calle de Apuntadores iba ensanchándose paulatinamente en forma de ría en la cual penetraba el mar. La tapia vieja o bancal que sostenía y cerraba el Huerto del Rey era entonces continuación de la alineación de la fachada del cuartel de Caballería, destinado a Atarazana; y limitaba por la parte del levante el indicado cauce.

plano
Zona de la Plaza del Mercado y alrededores

La calle del Mar tenía caserío en ambos costados hasta llegar a una pequeña plazoleta que existía frente al edificio del Estanco principal de Hacienda, formando manzanas correlativas con las hoy existentes. Junto a la plazuela indicada estuvo al parecer situada la cubierta o edificio que llamaron "Carneceria de baix", hacia la calle de las Carassas. Ésta, llamada hoy de San Felio, continuaba a través del Borne o de las voltas del Born y al través de la casa de las Miñonas hasta unir con la de la Birretería. Frente las casas de Zaforteza, Desbrull, hoy Centro Militar, y Sollerich había una manzana de casas de grandes dimensiones que se extendía hasta el mismo cauce de la Riera invadiendo la mayor parte del actual Paseo (f). La casa del Marqués de Dameto avanzaba hacia dicho cauce hasta llegar a reunir en un mismo punto, que era la cabeza de otro puente, las calles de Cifre y de la Concepción que por medio del mencionado puente comunicaban con la calle de Jovellanos. La pequeña manzana que separa las calles de la Concepción y de Zagranada, antes de su cruzamiento, vecino a la entrada de las mismas, era más dilatada que ahora, extendiéndose sobre el solar del Borne, probablemente en dirección a la fuente de la Princesa vulgo de las Tortugas.

En la calle de la Unión, las casas del Norte de la misma juntamente con las del Mercado avanzaban hacia el centro de la vía. Las calles de Yeseros y del Mercado o de la Piedra eran más largas, puesto que su manzana intermedia se extendía sobre porción del actual Mercado hasta alinearse con la calle de la Unión y parte posterior de la iglesia de San Nicolás. Quizás también la calle de Orfila continuó con caserío en ambos costados hasta llegar al arco que da entrada a la calle de Santacilia. Había también caserío edificado en los huertos de las casas de Truyols, ahora de Ribot, y del Marqués de Campo franco vulgo Can Poyo, caserío que se extendía hasta el mismo cauce, cruzado por la continuación de la calle del Huerto del Sol, hoy sin salida, que llegaba hasta empalmar con otro puente, no demostrado pero presumible, para dar acceso a las calles de Arabí y de Cintes. Las casas de la parte oriental del Borne eran los fondos de las situadas en la calle de Pelayres, llamada entonces Calle nueva, teniendo en ella sus entradas y fachadas principales, utilizando los tejedores de lana la parte de su fondo que daba a la Riera para sus lavados y tinturas cuyas aguas sucias iban a parar al torrente. Aún hoy día vense en esta calle las entradas principales de las casas llamadas de Sitjar, del Olivaret y otras que tienen sus vistas hacia el Borne.

plano
Zona del Muelle y calle de la Marina en el plano de 1869

Los destrozos no reparados son la causa de existir en el centro de nuestra población los dilatados espacios del Borne, Mercado y Rambla con su plazuela del Carmen que hemos visto reedificar en parte en nuestros días. Suprimamos las edificaciones importantes de casa del Francés, casa Cererols, casas de la acera del Teatro, el mismo Teatro, la isleta de Moragues, construída según datos probables en forma de cobertizo después de la inundación para sustituir la derruída Carnecería de baix, las casas de los huertos de Ribot y Campo franco y estos mismos huertos, las casas del fondo del Mercado, las de la parte Este del Borne y muchas de la calle del Mar; y este espacio se hace dilatadísimo, ofreciendo una idea más aproximada de lo que fue el suelo de la población de Palma después de la horrorosa inundación que arrancó de cuajo más de 1.500 casas. ¡Cuánto dolor, cuánto infortunio, cuánto lamento, cuánto hecho heroico y cuánta pavorosa escena de desolación y muerte que han quedado borrados por el tiempo! ¡Noche terrible para Palma la del 14 de Octubre, que nadie recuerda ya!

La causa determinante de tanta ruina, de tanta pérdida de bienes, de tanta mortandad de personas durante aquella aciaga noche fue poco más ó menos la misma que motivó durante el presente otoño los horrores y desgracias de la villa de Consuegra. En esta todas o la mayor parte de sus casas tenían construidas sus paredes con adobes. En Palma los muros de sus edificios eran de tapia a partir de sus cimientos, y tan luego como el nivel del agua subió par ellos y penetrando en el interior del grueso de sus muros reblandeció la tierra de las tapias, demolíanse las casas por su propio peso, arrastrando entre sus escombros y fango a todo su contenido en muebles y personas. Los lugares que más sufrieron no fueron solamente los que llevamos mencionados sino que además buscando la corriente atajos para llegar más pronto al mar hizo también grandes destrozos en las calles de las Capuchinas, de Oliva y de Pueyo, de Puigdorfila y Pelaires y en cuantas encontró poco elevadas sobre el nivel del mar.

Hemos podido deducir esta causa, completamente ignorada en la época presente, de la observación que hemos podido hacer en la escasa porción de edificios anteriores al siglo 15 que por encontrarse en terrenos altos se libraron de la catástrofe. Estos edificios tenían sus muros de tapia a partir del suelo natural, mas en los edificios de construcción posterior, particularmente en los del siglo 15, hemos notado que sus muros tapiales arrancan de la altura del piso principal, descansando sobre un duro muro de sillería de unos 70 centímetros de espesor que constituye toda la edificación del piso bajo. Este cambio en el sistema de construcción, del siglo 14 al 15, es bastante elocuente para deducir del mismo con visos de certeza la causa principal de los desastres ocasionados por aquella grande y horrorosa inundación.

Pedro de A. Peña.

Palma 17 de Noviembre de 1891.

Notas:

(a) La Puerta Plegadissa no estuvo situada en el punto que ocupa la actual puerta de Jesús, sino algo más al Este.

(b) El Borne no existía aún, como demostraremos más adelante.

(c) La equivalencia del palmo con el metro es la de que 1 metro es igual a 5 palmos y 115 milésimas.

(d) Las tablas referentes a este suceso son dos, que pueden verse en los pilares que están frente la capilla de la Corona, y entre las dos tablas y pilares espresados están enterrados los restos podidos haber de tantos náufragos.

(e) Se conserva esta clave empotrada en uno de los muros del atrio de la casa Consistorial.

(f) En una relación de los terrenos y casas que comprendía la Jurisdicción del "Pariatje" que disfrutaba el Obispo de Barcelona se lee lo siguiente:
Mas: En la ciudad y parroquial de Santa Cruz tiene en allodio el territorio de la Plaza del Borne que antiguamente estuvo ocupado con edificios y casas que se hallaban desde el puente de la Carnecería hasta la puerta llamada del Alfondez de Berga de una parte, y de otra la calle de la Parayria, la de los Sastres y la de la Mar, que es de la porción y allodio del Señor Obispo y con el diluvio que sucedió en 14 de Octubre de 1403, entre las cuatro o cinco de la noche, fue la ruina de dichas casas; y procurando los Jurados de la ciudad allanar dicho espacio para plaza por los torneos y fiestas públicas, salió el procurador del Señor Obispo de Barcelona para poder establecer y reedificar en dicho espacio con intervención del Síndico de la ciudad y se declaró por el Juez del Pariage con provisión de 25 de Mayo de 1418 que por ser en allodio v porción del Señor Obispo no pudiese ser impedido para que se levantasen dichos edificios y que se cerrase la plaza dejando las calles según consta en el Libro extraordinario de la Curia de 1520, fol. 120.

El texto, para mí, es prolijo y difícil debido a los conocimientos que exige en cuanto a nombres de calles y de propiedades; pero, pese a ello, me ha parecido interesante y lo he reescrito aquí con la creencia de que puede interesar a alguien más. El conocimiento de la propia ciudad y su historia nos ayuda a comprenderla y a estimarla.

 (Segueix)

Declaración BIC órganos de Mallorca

fabian | 04 Desembre, 2006 09:03

Declaración como Bien de Interés Cultural a favor de los órganos más representativos de Mallorca.

Fuente: BOIB núm. 148 / 2005
Fecha publicación: 06 / 10 / 2005

Buscador BOIB

órgano
Órgano de San Nicolás

 (Segueix)

Inundación de la Riera de Palma en 1403 (I)

fabian | 01 Desembre, 2006 20:33

Yo había oído que la Riera una vez se desbordó enormemente al pasar por el interior de Palma y que causó un montón de muertos. Esta noticia la había oído varias veces, pero sin mayor información.

Hoy he encontrado un texto sobre esta noticia, además un texto escrito por Pere d'Alcàntara Penya, o mejor, Pedro de Alcántara Peña pues es así como firmaba y como está nombrado en el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana del año 1891, en el número de noviembre. Es un texto complejo y largo. Complejo por varios motivos, uno es que reúne textos de diferentes autores, como el del Paborde Terrasa y el de Vicente Mut, quienes describen el desastre en que murieron más de 5000 personas y destrozó muchas viviendas. También es complejo porque tras los textos de los autores citados, don Pedro de Alcántara Peña realiza un prolijo estudio sobre el recorrido que la Riera realizaba por el interior de la ciudad y también por los tipos de edificaciones que había en aquella época.

Así que, como el texto es largo, lo divido en dos partes y lo publicaré en dos días. Al leerlo hay que tener en cuenta que cuando fue escrito aún existían las murallas de la ciudad, que la Plaza de Toros estaba tras la calle de los Olmos, en la que ahora llamamos Plaza de Patines o Plaza de Berenguer de Palou que en aquel tiempo era el Baluarte de Jesús. Aparece también la zona de El Tirador, que dio nombre al antiguo velódromo de Palma situado detrás de los institutos. En fin, presenta una cierta complejidad de topónimos, ya que todo el paisaje ha cambiado totalmente.

plano
El convento antiguo de los Capuchinos en el plano de Juan Ballester de 1760

Inundación de la Ciudad de Mallorca (Palma) en el año 1403

por Pedro de Alcántara Peña

Los desastres ocasionados en Consuegra por el pequeño río que atraviesa esa importante villa, no han podido menos de hacerme recordar los que en mayores proporciones y sin compensación de ninguna clase, sufrió nuestra ciudad de Palma durante la noche del 14 al 15 de Octubre del año 1403, por haber salido de madre el exiguo torrente de la Riera, que en aquellos tiempos atravesaba aún la pobiación.

El cronista Paborde Terrasa lo relata en los términos siguientes:

«Domingo, día 14 de Octubre de 1403, a las 6 horas de la noche, por las muchas lluvias de dos días continuos, vino la Riera tan crecida, trayendo muchos ramos, árboles y escombros, que no pudiendo pasar por la puente del muro de la ciudad se subió tan alto el agua que destruyó y rompió el muro, y antes de romperlo ya lo sobrepujaba el agua más de 16 palmos, y saliendo de madre echó a tierra todas las tapias de los jardines que se hallavan sobre el camino que salía a la Puerta Plegadissa (ahora de Jesús), (a) a una y otra parte; y embistió el lugar de los Tintes, y los arcos que conducen allí el agua de la acequia para lavar las ropas. Las aguas que entraron en la ciudad rompieron la puente y destruyeron un molino de agua que se hallava al entrar en la ciudad, demolió todas las paredes de los jardines que afrontaban con la iglesia del Carmen, llenándose la dicha de agua hasta 20 palmos de alto.»

«Arrancó un grande álamo que había delante de su puerta, y tomando su curso hasta el mar demolió cuantas casas confinaban con el Borne (b) y el Mercado, y todos los puentes que se hallavan en la madre de dicha Riera, todas las casas de la calle de los Olmos, de en Villarreal (ahora calle del Señor Marqués de Campo franco) y las de la cuesta llamada de En Bonet, y todas las que confinaban con la plaza del Mercado y otras calles; en tanto que en el Mercado pasó el agua 40 palmos en alto, porque las aguas que bajaban desde las calles de San Nicolás, de Pachs y hasta de la calle de la bodega de Mossen Nicolás Fabrer y de casa de Nicolás Desportell, escedía 16 palmos en alto, siendo cuesta (c). Derribó también muchas casas de la calle del Palmer detrás de San Jayme. y de la calle de los 'Pelaires, y de la calle del Mar hasta el Muelle; y la mayor parte de las que había en la otra parte, y la carnicería de abajo: en tanto que fue opinión que por las ruinas que causó la avenida de la Riera murieron más de 5000 personas; y donde estaban las casas situadas ni aun quedaron vestigios de su fundamento.»

«Quedaron con estas ruinas damnificados en muchos bienes y personas; y sobre estas desgracias havia la más particular de hallarse el reyno con gran desunion de voluntades. Algunos decian que este daño de la Riera era un castigo de Dios.» etc.

plano
El convento antiguo de los Capuchinos en el plano de Bezin de 1715

El sabio crítico D. José Mª Quadrado en su reciente y bien escrita obra Las Baleares refiere que fueron más de 1500 las casas que se hundieron, y recordando la pública opinión de aquella época recuerda el oráculo del Evangelio citado par Salcet que dice "Omne reguum in se divisum desolatitur". El historiador y cronista del Reyno de Mallorca Don Vicente Mut, dice en su detallada Historia de Mallorca «que murieron anegadas unas 5500 personas que se llevó el torrente, apareciendo por la mañana todo el mar de la Bahía cubierto de cadáveres; y como el viento que movió la lluvia fué un recio levante, corrieron muchos cuerpos muertos llevados por las olas hacia las Isletas, donde por entonces se les dió sepultura en aquellas arenas, porque nadie hallaba al padre, al hijo o al deudo que buscaba, tanto los desconoció en los rostros el formidable horror de su naufragio. Escribió el Rey D. Martin al Reyno con grandes muestras de sentimiento; escusándose por sus cuartanas, de no haber venido en persona a la isla para consolarla y remediar la parte que pudiese de aquel daño.»

«A los 28 de Agosto de 1406 se hicieron grandes diligencias para recoger los cuerpos de los difuntos que habían naufragado y de los enterrados en las Isletas. Hízoseles un solemne entierro en la Catedral, donde fueron trasladados los huesos de los que pudieron hallarse. Esta memoria queda consignada en una pequeña y antiquísima pintura de una tabla colgada en una columna de la iglesia junto a la capilla de San Pedro (d).»

Esto es lo que relatan las historias acerca de aquella horrorosa catástrofe, y nosotros para que los lectores puedan apreciar mejor los hechos y formarse una idea más exacta de su enormidad debemos añadir algunas consideraciones y datos que nos han subministrado el estudio de la antigua forma de Palma, el de los sistemas dominantes en aquella época para la construcción de sus edificios y el examen de algunos documentos poco conocidos.

Al finalizar el siglo 14 la topografía de la ciudad de Palma era bastante diferente de la actual, particularmente en los sitios por donde atravesaba el torrente llamado La Riera. Este torrente, en seco la mayor parte del año, tuvo siempre avenidas tan cuantiosas que ocasionaron grandes daños en épocas anteriores y posteriores a la que nos ocupa. El rey de Mallorca D. Jaime II, que tanto se desvelaba por la prosperidad de la isla, ordenó desviar su cauce por fuera de la población, orden que no se llevó a debido cumplimiento hasta la reconstrucción de su fortificación actual durante el siglo 17, en que fue dirigido por el fondo de los fosos de la misma que dan al lado de poniente. Nosotros en el presente siglo hemos podido observar una de esas formidables avenidas; durante la cual, a pesar del nuevo cauce, invadió el torrente el interior de la ciudad recorriendo su antiguo curso desde la Puerta de Jesús a la del Muelle y dejando lleno de agua el foso que se extiende desde el Baluarte de la Plaza de los Toros hasta el del Sitjar, con una elevación de su nivel que cubría más de 7 palmos el puente de la mencionada puerta.

Camino de Jesús
Camino de Jesús hasta el antiguo Convento de Jesús en el plano de Joseph de Font de 1800 y cauce de la Riera. La Plaza de Toros se pondría en el baluarte C, llamado de Jesús

El antiguo y primitivo cauce corría en dirección a la actual puerta, teniendo a su derecha un caserío ó arrabal llamado de "los tinys o tintes", cruzado por algunas calles angostas y no muy aseadas, en un lugar vecino al conocido hoy día con el nombre de "Tirador". Los campos lindantes con este arrabal estaban destinados a huertas y jardines, con altas cercas de tapia. Otros jardines y huertas se veían también a la izquierda del torrente cercados con tapias de iguales condiciones, a los cuales se entraba desde el camino que arrancando desde la Puerta llamada Plegadissa, que estuvo situada al final de la calle llamada de la Plaza de Toros, seguía bastante recto hasta unirse con la actual carretera de Esporlas más allá del abrevadero de Itria, hacia el punto en donde empieza la actual bajada de las cuatro campanas y antes de llegar al edificio llamado "Els caputxins vells", cuyos restos forman ángulo con un camino que desde la carretera bajaba hacia la casa llamada "Ca Dona Ayna", y era el antiguo camino de Puigpuñent.

Para formarse una idea más completa de esta vía, continúese la calle de San Jayme en la misma dirección rectilínea que lleva, atravesándola por dentro la iglesia y convento de Santa Madalena, como tenía lugar en aquella época; y se notará que esta alineación va a parar al arco de dicha calle de la Plaza de Toros, que ha venido modernamente a sustituir la antigua abertura de la Puerta Plegadissa que muchos recordarán haber visto con su extraña clave en forma de cuña llevando una inscripción árabe, indescifrable por lo deteriorada (e).

Después de atravesado el arco continúese esa recta por dentro el actual Baluarte de Jesús, no existente entonces, y a través del campo llamado "Las Parellades" hasta llegar a empalmar con la indicada carretera de Esporlas, vulgo de la Real.

Camino de Jesús
Camino de Jesús en el Plano de Benito Pons de 1920. Ya están señalados los institutos y el Matadero. La Franja Verde estaba planificada desde el año 1902.

La actual puerta de Jesús no existía aún. En su lugar veíase tan solo el cauce del torrente cruzado con un arco que sostenía el flaco y poco fuerte muro de la antigua fortificación de la ciudad árabe, situado algo más adentro del sitio en donde colocóse posteriormente la actual cortina Jesús - Sitjar. Este vetusto muro arrancaba de una fortaleza situada en el lugar que ocupa actualmente la casa de Misericordia, empalmaba con el de la Puerta Plegadissa y seguia bastante recto a unirse con el torreón circular de la Puerta de Behalcofol o Belalcofol, visible aún en la Puerta llamada Arrinconada.

Bien, pues hasta aquí llego hoy; el próximo día seguiré. El original no está en formato texto sino en imagen y me ocupa mucho tiempo escribirlo y corregirlo. A mí me interesan estos textos y pienso que es conveniente que puedan ser buscados con el Google. En formato texto pueden ser localizados, lo que no ocurre si están en formato imagen. Bueno, cuando tenga la continuación la enlazaré desde aquí.

Inundación de la Riera de Palma en 1403 (y II)

 (Segueix)

Sin mapas en Navidad

fabian | 30 Novembre, 2006 19:45

No sé bien el porqué, pero ya huelo a Navidad.

No es porque ya canten villancicos en los anuncios de la radio ni porque nos machaqueen mostrándonos regalos ni porque nos anuncien en los media lo que vamos a gastar. No, no es nada de toda esta parafernalia la que me indica que estamos cercanos a la Navidad.

Yo creo que en gran parte pueden ser la luz de la mañana y la cortedad de la tarde; especialmente la primera.

La Primavera
"La Primavera", de Alba Papini. En L'esplendor de la festa

Ha llegado un frío chiquito (es un poco vergonzoso llamar frío a este frescor) y ya hay gente que se ha puesto un chaquetón, pese a que aún muchos vamos "a cuerpo", sólo con jersey. Se habla de "cambio climático" como si fuera una terrible novedad. No quiero dar explicaciones, pero mi imaginación acude a esas ruinas de ciudades romanas en medio del desierto africano. Eran, sólo hace dos mil años, el "granero de Roma". La canción dice "canta y no llores, corazón, no llores más porque la aurora a la noche triste se llevará". Ahora ya algunas informaciones están cambiando argumentando que, por efectos de las corrientes marinas, especialmente la del Golfo, puede ser que entremos en una glaciación rápida. Tampoco me convence mucho, pero su argumento lo encuentro más completo que el anterior.

No sé bien el porqué ya huelo a Navidad. He salido a media mañana, hacia las diez, a buscar unos libros. Las tiendas abrían y la gente estaba contenta, quizás pensando en el negocio que se les avecina. Pero no, no era por eso. Tal vez era la luz no excesiva, no deslumbrante, matizada.

La canción canta: "Todas las mañanitas vuelve la aurora y se lleva la noche triste y traidora. Canta y no llores, corazón."

El bar estaba repleto, lo que sólo ocurre en esta época. Un grupo de hombres versados en el tema local criticaban la reforma del Borne, un paseo que en tiempos era el centro de Palma, el corazón de la ciudad. Ahora ya no, ahora el corazón se ha trasladado a los grandes almacenes y el Borne aparece casi vacío bajo sus grandes plátanos de sombra de hojas grandes ya marrones. He dejado el libro (cinco gruesos tomos) sobre la mesa y he pedido un café. Quien más criticaba era precisamente un contratista de obras; decía que las baldosas del suelo no eran de buena calidad. A su lado, un anciano guiñaba un ojo y pícaramente hacía un gesto ostensible de dinero. "Le gusta mucho el dinero a éste", ha dicho.

Campanet
Campanet en el Mapa de Mallorca del Cardenal Despuig (1685)

"Volverá la aurora y tu noche triste se llevará", canta la canción del "Canta y no llores, corazón". No me gusta la Navidad del comercio. Me gusta la Navidad de la familia, del belén, del villancico y de la nana. La Navidad de un Niño que nace y que es esperanza.

Pese a la publicidad del regalo y del restaurante y el cava, ya huelo a Navidad. Me lo indica la luz de la mañana y la canción triste que escucho en el largo atardecer. Me lo dice la estufa ya encendida. ¿? Posiblemente me lo indique algo más, una espera larga. Celebraremos el nacimiento en familia, espero, en paz, sin movidas especiales.

Hay que pensar en algún nacimiento, algo nuevo interior, algo no material. No sé qué podría ser; no se me ocurre nada. ¿Qué necesitaría? Me doy cuenta de que en la vida llamémosla espiritual, de acercamiento a la naturaleza y a la sociedad, no tengo caminos trazados; no tengo hitos por los que pasar. Que en ese espacio de vida estoy perdido, no tengo mapas. Posiblemente sea eso lo que necesite: un mapa de vida para el espíritu.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Declaración BIC convento San Buenaventura de Llucmajor

fabian | 30 Novembre, 2006 08:50

Declaración como Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, a favor del convento de San Bonaventura, Llucmajor.

Fuente: BOIB núm. 87 / 2005
Fecha publicación: 07 / 06 / 2005

Buscador BOIB

 (Segueix)

Maestros de obras vs arquitectos

fabian | 29 Novembre, 2006 19:30

Margarita ha querido que saliéramos esta tarde y así lo hemos hecho. Así que me siento ante el teclado sin nada preparado pese a tener un par de ideas que me rondan por la cabeza.

Esta mañana he ido a la biblioteca Can Salas ( catálogo ) y he elegido el libro La arquitectura mallorquina desde la ilustración a la restauración de Catalina Cantarellas que ya utilicé en el artículo Inicios del Cementerio de Palma. Cada día me interesa más la historia del urbanismo de Palma, materia muy desconocida por mí. Pienso que en esta bitácora han de tener cabida los apuntes que voy recogiendo, ya que Alta mar es para mí más un cuaderno de anotaciones que otra cosa.

Iba con la idea de conocer el momento o la época en que se pasó de que los edificios los diseñaran maestros de obras a arquitectos; es decir, de personas que sabían construir por su gran aprendizaje práctico a personas que quizás no sabían construir, pero que habían realizado estudios de arquitectura. Debió de ser una época de un cambio de mentalidad importante. Y efectivamente, fue la época de la Ilustración, hacia el final del siglo XVIII y comienzos del XIX. Y en verdad que es un momento apasionante. Ahí están involucradas la Sociedad de Amigos del País que crean una Academia de Nobles Artes, entre las que se encuentra la Arquitectura. Y aparecen con ellas unas figuras señeras que son las que propician el cambio.

San Sebastián
Talla anónima de San Sebastián del siglo XVII - XVIII. En el Museo de Mallorca

La lectura me ha interesado tanto que he estado tres horas seguidas leyendo y sin tomar apuntes. Y urbanísticamente es muy interesante porque la ciudad tiene graves problemas, principalmente de higiene y salubridad. Se empedran las calles (1777), sólo algunas vías; se construyen aceras (1787). Hay órdenes reales para que se ponga alumbrado (1786), pero el Consistorio encuentra que hay otras necesidades aún más urgentes. El alumbrado no llegará hasta 1812, cuando el Borne aún no era un paseo (1827). La figura importante en esta época fue Antonio Mesquida Thomás (1732 - 1812), último representante en el Consistorio palmesano de todos esos maestros de obras que por su experiencia conducen el urbanismo ciudadano y construyen iglesias barrocas, palacios señoriales y, también, casas humildes.

Tras él comenzará la época de los arquitectos con estudios; el primero será Jacinto Cocchi, quien se ocupó del cementerio. Ya no serán amantes del Barroco sino de un Neoclasicismo. Los estudios de las Matemáticas y del Dibujo serán sus bases. La autora consigna incluso los libros matemáticos cuyo conocimiento se exigía. Muy interesante.

Antonio Mesquida en 1788 hace un presupuesto económico para la instalación del alumbrado público, supongo que debía ser de aceite. Calculó que serían necesarios 170 faroles. La cifra me ha parecido muy baja. El presupuesto fue desestimado por haber necesidades más urgentes.

Me ha recordado lecturas de Dickens.

Otro día tomaré apuntes y trataré de reescribirlos en esta bitácora.

Otra cosa: Hay un blog muy interesante. Lo consigno aquí porque luego me olvido. Primero me llamó la atención por sus fotografías (ver "El Ball de les Àguiles i Sant Joan Pelós", "Tempestes elèctriques"), ahora también por sus informaciones, como el de "Cadernera - Carduelis carduelis". Es el Bloc de Toni Salas.

Que quiero olvido, eterno bebedizo de esperanza

fabian | 28 Novembre, 2006 18:37

De adolescente, de joven ya no tanto, la vida es un libro aún sin abrir. Un libro que promete hermosuras. Luego, con el paso de los años, suelen llegar algunos desengaños.

¿Hay un momento de la vida en que se acumulan las muertes de personas queridas? Posiblemente no sea un momento sino en varios momentos. Ayer un funeral por una persona joven, ligada a momentos de la infancia, a momentos en que el mundo era un universo de promesas. Desfilamos por el funeral los niños de entonces ahora con arrugas y canas. Holas y silencios de años pasados.Un dolor no expresado, por la muerte de quien fue y por los tiempos idos. Otro libro cerrado, uno más.

Ya es vano recordar, que quiero olvido,
eterno bebedizo de esperanza

llanternes
De la exposición L'esplendor de la festa

Ya es vano recordar, que quiero olvido,

Son recuerdos de familias y veranos. Un abuelo que jugaba al ajedrez, un "lledoner" donde cada uno teníamos nuestro asiento. Familias de muchos hermanos. Noches de luna y grillos.

Qué más quisiera.
Es difícil escribir, en estos tiempos,.
de las magnolias blancas, .
de los crepúsculos de otoño, .
de labios de grosella, .
manos de seda .
y cuellos de muchachas de Giorgione.

Yo qué más quisiera .
que hablar de ojos o de estrellas .
o de cabellos al viento, .
de las zarzamoras de la infancia, .
de los huecos vacíos del alma.

Qué más quisiera que escribirte un soneto .
y enviártelo en telegrama .
aunque en ello se me fuera .
el jornal del día.

Estuve haciendo cuentas .
y no me cuadraban los adjetivos .
ni los acentos obligados; .
quedaba antigua la referencia al beso.

Qué más quisiera, amor, .
que regalarte un sueño,
que regalarte un pétalo.

Andratx
Andratx en el Mapa de Mallorca del Cardenal Despuig (1785)

Este espejo del cuarto de baño
me conoce como yo mismo,
casi me habla.
Por las mañanas me saluda
con sus pecas blancas de jabón
y salpicaduras de crema dental.
Por la noche aparta la vista
por no ver la cara mustia y cansada,
la de poros violentos y ojos de pescado.
Este espejo del cuarto de baño
conoce mis secretos íntimos
y mi verdad oculta:
la ansiedad precisa de los fracasos
de los días y las noches,
cotidianos, repetidos,
sin solución aparente.
A este espejo
hace tiempo que se le pudrió
la lámpara,
pero me observa y saluda
desde la sombra sorda,
desde la eterna nada
que florece en el silencio.

Poemas de consuelo y olvido he buscado durante esta tarde de otoño oscuro. Minutos y horas, fragmentos de vida nunca colmados y conducentes al vacío y a la nada. He encontrado la voz del poeta Juan José Vélez Otero que también habla del mar y de azahares. He elegido dos de sus poemas para que me ayude a que llegue el "olvido, eterno bebedizo de esperanza".

En tu recuerdo, Julia

El antiguo Teatro Lírico de Palma

fabian | 28 Novembre, 2006 10:59

Me encuentro en un comentario: "Me gustaría saber fecha de inicio y finalización de la construcción Teatro Lirico, asi como la fecha del derribo". Y como yo conocí de niño ese teatro, también me interesa el tema. Quien pregunta sabe mucho más que yo de Palma, pero como actualmente tengo tiempo, busco información sobre ese teatro en la Gran Enciclopèdia de Mallorca y la resumo aquí.

Por otra parte, me sirve este artículo para poder recomendar dos webs dedicadas a fotografías antiguas de Mallorca que son espléndidas y de las que quería dejar constancia para facilitar mi memoria.
Toni Frau tiene una bitácora titulada De Bon De Veres y en el artículo enlazado se encuentran las dos direcciones en las que podemos hallar imágenes antiguas. De Bon De Veres (fotografías antiguas) y Paraíso Balear. De la primera recojo la imagen del Teatro Lírico que saldrá en este escrito.

El Teatro Lírico de Palma

Estaba situado en el actual S'Hort del Rei. Era un edificio construído entre 1900 - 1902 por los arquitectos Gaspar Bennazar y Jaume Alenyar Guinard. Se inauguró el 1 de febrero de 1902 con la escenificación de la ópera "La Bohème" de Puccini. Su propietario era José Tous Ferrer.

En 1910 se empezó a utilizar como cine. Funcionó hasta 1968, en que fue derribado para construir S'Hort del Rei.

Teatro Lírico
Teatro Lírico

Màrius Verdaguer, el autor de La ciutat esvaïda (1976) cuenta sobre un antiguo teatro anterior al Lírico:

El teatre de fusta

Abans que Don Josep Tous construís l'actual Teatre Líric, hi havia en aquell mateix lloc un teatre de fusta mig esbucat.

Aquell Teatre Circ era encantador.

Vist des de fora semblava una vella fragata encallada en el fons del port, amb la seva filera de finestrons pels quals semblava que havien de guaitar les boques dels canons i la bandera espanyola enarborada damunt un pal.

Era realment un vaixell meravellós i aventurer, dins el qual jo, a la meva infantesa, assegut en aquells bancs de fusta tan rostits, havia realitzat, com ingenu passatger, les primeres expedicions fabuloses per un món desconegut i màgic.

[...]

Aquell teatre ja tenia una llarga història en els annals de la ciutat i alguns episodis extraordinaris, com el de la bella Geraldine, que omplí la crònica escandalosa, que exacerbà el provincialisme illenc i que actualment ha servit de tema per a la novel·la Miss Giacomini de Miquel Villalonga, l'inoblidable amic i admirat escriptor.

El somni constant de Palma per la ciutat futura, les aspiracions de superació que enderrocaren les Murades, que obriren l'Eixample i desfan ara els vells carrerons de la ciutat ancestral per a obrir grans vies modernes deslligades de la tradició i del passat, induïren també a trossejar el vell teatre pintoresc, galió antic que tenia per mascaró de proa la bella Talia i guardava dins les seves bodegues les músiques, els pallassos, els xinesos, els canets savis i les ridiculeses de Don Hilarión; tota aquella tripulació teatral meravillosa i aventurera, dels primers anys feliços de la meva llunyana infantesa.

Màrius Verdaguer: La ciutat esvaïda

En la Gran Enciclopèdia de Mallorca, en la voz Teatre Circ Balear dice que era un edificio destinado a representaciones teatrales y circenses, inaugurado en diciembre de 1875. Lo construyó Tomàs Abrines asesorado por Joaquim Pavia. Parece ser que era como una carpa ("un envelat") de 16 m. de altura y 36 m. de diámetro con colores blancos y rojos. Tenía un templete de formas chinas. Se derribó en junio de 1900 para construir en el mismo lugar el Teatro Lírico.

Teatro Circo Balear
Fotografía del archivo del Ayuntamiento de Palma

He recogido la información de la Gran Enciclopèdia de Mallorca, de sus voces Líric (tomo VII) y Teatre (tomo XVII). La fotografía, una postal, la he recogido en De Bon De Veres.

No sé si he satisfecho el comentario, pero a mí me ha servido para conocer un poco más la historia de ese rincón de la ciudad.

 (Segueix)

Declaración BIC iglesia San Jaime, Palma

fabian | 28 Novembre, 2006 08:56

Declaración de Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, a favor de la iglesia parroquial de San Jaime, Palma.

Fuente: BOIB núm. 43 / 2005
Fecha publicación: 17 / 03 / 2005

Buscador BOIB

San Jaime (Segueix)

Declaración BIC Biblioteca March

fabian | 27 Novembre, 2006 10:06

Declaración como Bien de Interés Cultural a favor de la Biblioteca March (pública), situada en el Palau March, Palma

Fuente: BOIB nº 192 / 2005
Fecha publicación: 24 / 12 / 2005

Buscador BOIB

 (Segueix)

'Això era i no era ...' Fira 2006 a Sa Pobla

fabian | 26 Novembre, 2006 17:02

Ya el programa de Sa Fira de sa Tardor de este año era muy original; iba acompañado de un cd con varias rondalles mallorquines. Y es que sa Fira de Sa Pobla de estos últimos años va recogiendo y mostrando muchos elementos de la tradición. El año pasado fueron las herramientas del campo y este año ha sido hacia aquellos cuentos y leyendas - rondalles - que conforman el imaginario colectivo y popular.

Un imaginario repleto de personajes múltiples que abarcan desde la jovencita inocente, pero que sabe espabilarse al momento, como Blancaflor o n'Estel d'Or, pasando por jóvenes valientes y decididos, brujas, demonios, sabios, necios, gigantes, reyes, etc. etc. Personajes que pertenecían a la literatura oral y cuyas historias se contaban hasta no hace excesivos años en las largas noches otoñales e invernales al abrigo del fuego.

Toda este riquísimo conocimiento y literatura oral fue recogido y pasado a escrito por un sacerdote, Antoni Maria Alcover i Sureda, quien empezó a publicarlas en 1880 con el pseudónimo de Jordi d'es Racó en una obra magnífica que nunca debiera ser olvidada.

Sa Pobla ha querido en la Fira de este año rendir homenaje a estas leyendas y a quienes han hecho posible su pervivencia. Para ello ha montado en la plaza una fantástica exposición basada en tres elementos básicos. Por una parte las ilustraciones que Francesc de Borja Moll realizó a partir de 1923 a las "Rondaies Mallorquines" que publicaba la editorial Moll. Dibujos que se han ampliado enormemente y que son el fondo de las esculturas de'n Pere Pujol (Pere Ferrer Pujol de Artà (1834 - 2001)) , quien merecería una mayor consideración y divulgación de su obra desde instancias oficiales, ya que sus "cabezas", "dimonis" y demás personajes rondallísticos son espléndidos y vistosos.

Sa cova de na Joana
Personajes de la rondaia "Sa Cova de na Joana", de'n Pere Pujol

En este sentido, fue bonito que el sábado se realizara un passacarrer con las figuras de'n Pere Pujol llamando a la población a la exposición.

Había citado dos elementos: los dibujos de Moll y las figuras de Pujol. El tercer elemento importante han sido los paneles, decoración y organización de espacios. De las rondalles seleccionadas - no podían caber muchas -, cada una ha tenido un espacio, ya con una figura o con figura y dibujo, y con unos paneles informativos indicando el título, así con una decoración apropiada. Todo ello iba acompañado de varios espacios escénicos donde se han representado ses rondaies.


Rondalles mallorquines a Sa Pobla

Todo el conjunto me ha parecido magnífico y sumamente original, utilizando los elementos plásticos - los dibujos de Moll y las figuras de Pujol - de forma muy adecuada y, en cierto modo - creo - recuperándolos del desconocimiento popular.

Se rondalles mallorquinas tenían una biblioteca virtual que ya no sé si existe pues el enlace no funciona desde hace ya algún tiempo y debiera recuperarse pues estaban todas las narraciones. Ojalá la UIB recupere esas páginas.

Algunos dibujos de Francesc de Borja Moll, así como grabaciones de ses rondaies emitidas por la COPE pueden encontrarse en la Red y esperemos que puedan recuperarse las narraciones y, también sería necesario, alguna página sobre Pere Pujol y su obra.

Blogs de bibliotecas de Mallorca

fabian | 24 Novembre, 2006 21:06

La noticia me llegó hace unos días a través de una mesa revuelta. Consiste en que la biblioteca balear, ubicada en el Monasterio de Santa María de la Real, estaba digitalizando el catálogo.

claustro

Hoy me llega otra nova: es el blog de la Biblioteca Balear.

A través de él me entero de la existencia de otro blog referido a bibliotecas de Mallorca: es el blog titulado Biblioteca mallorquina (Biblioteca i Mallorca, difícil relació), escrito por Jaume Julià.

Hablaba de una mesa revuelta y nunca había hablado de ella. Se trata de otra biblioteca de Mallorca cuya web se llama studiolum, los libros del humanista y su blog es mesa revuelta.

Enhorabuena a quienes llevan estos blogs y ánimo. Muchas gracias por vuestra labor

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar