Alta mar

Contacto

Grabado 'Panorama de Palma' de P. Pérez de Castro

fabian | 30 Juny, 2014 12:42

He encontrado un grabado sobre Mallorca que desconocía. Se trata de Panorama del puerto y ciudad de Palma de Mallorca, una litografía de Pedro Pérez de Castro (1823-1902) sobre un dibujo de Mariano Conrado, de quien la única indicación que proporciona la Biblioteca Digital Hispánica es que vivió en el siglo XIX.

grabado

En la información que proporciona el artículo enlazado sobre el litógrafo, se indica que esta litografía es de 1854, fecha que la BDH no se atreve a concretar, indicando una horquilla muy amplia entre 1801 y 1900. Posiblemente fuera algo anterior a 1854 pues la fachada de la Catedral se ve completa.

grabado

¿Quién fue Mariano Conrado? El litógrafo Pedro Pérez de Castro procede de una familia de diplomáticos. La litografía lleva una inscripción: "Dedicado a SS MM" y lleva una corona en su parte superior y el nombre "Mariano Conrado" era usual en la familia del Marqués de la Fuensanta, correspondiendo en esas fechas a Mariano Conrado Asprer. No sé si es una posibilidad.

grabado

Desconozco las medidas de esta litografía, pero la BDH la ofrece en un pdf, con una imagen grande, bastante más que las imágenes que pongo aquí. Ello facilita poder ver detalles interesantes como los navíos en el puerto, fachadas eclesiásticas, algunas torres, las murallas, molinos..., todo desde una perspectiva que me resulta algo extraña, casi perpendicular a la fachada de la Catedral, quizás vista desde la zona de Son Dureta, con el Jonquet a los pies. Vale la pena ver este grabado en tamaño grande.

grabado

Me parece un grabado interesante.

 (Segueix)

(Redescubrir) la Almudaina (ocho)

fabian | 26 Juny, 2014 12:44

En 1992, José Francisco Conrado de Villalonga acaba el tercer capítulo de su libro El Real Sitio de la Almudaina con el apartado "Restauraciones pendientes". He buscado en Patrimonio Nacional alguna información que me indicara qué se va haciendo en el recinto palmesano. Ya indiqué que la página que dedica a La Almudaina me pareció muy pobre en información. Tiene esta web de Patrimonio una página titulada Memorias de actividades donde se puede acceder a un único archivo: "Memoria 2012". Busco en él alguna información sobre La Almudaina y encuentro la siguiente:

Palacio Real de La Almudaina

  • Restauración de las tracerías en el peto de terraza del palacio, procediéndose a la limpieza, consolidación y sellado del conjunto para, seguidamente, realizar la aplicación de una pátina e hidrofugación.
  • Instalación de líneas de vida en cubiertas de la Residencia Real y Salón Gótico.
  • Realización de estudios sobre espacios utilizados por la Comandancia Militar en el Palacio de La Almudaina.

Realmente la información es una asignatura a superar por el Patrimonio Nacional. Creo que las salas de Isabel II que indiqué en (Redescubrir) La Almudaina (cero) se han inaugurado no hace muchos meses y sobre ellas, en la web de Patrimonio no he hallado información. Y el Patrimonio ¿no necesita una información amplia y cuidadosa? La desinformación y la prohibición de fotografiar huelen a chamusquina

Conviene conocer qué decía Conrado de Villalonga en 1992:

Restauraciones pendientes

Quedan todavía obras y restauraciones de singular importancia que hoy no pueden acometerse, dado que las zonas de Palacio en las que deberían realizarse son utilizadas por la Comandancia General Militar de las Islas. El Ministerio de Defensa, de acuerdo con el Patrimonio, tiene convenida la construcción de su nueva sede en el castillo de San Carlos. Cuando este proyecto se realice será posible completar la recuperación de la totalidad de La Almudaina. Podrán entonces llevarse a cabo las siguientes obras:

  • Palacio de la Reina. (Se debería restaurar el Salón del Trono, la Biblioteca, y los despachos del Comandante General y de sus ayudantes. Convendría mantener la actual disposición de los salones y su decoración, que corresponde a las obras del General Cotoner, proyectadas por el ingeniero Puig Moltó e inauguradas por la reina Isabel II en 1860. Hechas las investigaciones correspondientes en los solados, paramentos y cubiertas, no ha aparecido nada de interés detrás de la actual decoración, lo que con mayor razón obliga a la conservación de esos salones en su integridad. En la parte superior de esta zona existen unas dependencias espaciosas que pueden servir para ampliar la residencia oficial).
  • Capilla de San Jaime. (Se encuentra en un estado de casi total destrucción. Se mantiene el atrio con su galería y la cripta. La obra podría ser posible a partir de aquí y de las paredes maestras que se conservan, además de la cubierta).
  • El Celler Real. (Actual Gobierno Militar. Se conservan las bóvedas, parte de la Torre del Celler, por lo que se trataría de demoler las obras añadidas y de restaurar los paramentos y solados).
  • «Verger de Madona la Regina» (Convendría conservar las albercas —«safareigs»— tal como están, después de la limpieza de añadiduras que se ha hecho, y convertir en jardines toda la zona de estacionamiento actual. Sería aconsejable, antes de emprender esta obra, hacer una exploración arqueológica completa del lugar, dado que allí no hay construcciones que lo impidan, y posiblemente existan distintos niveles arqueológicos y yacimientos fértiles).

Bien, pues parece que veinte años después el primer punto se ha realizado y desconozco el resto.

Al final me queda una doble impresión. Por una parte que se está realizando una buena labor de restauración, plausible. Pero también, que esa labor queda muy lastrada por la ausencia de información válida a los ciudadanos (no confundir información con noticias). No basta "ver", hay que "mirar" y esto exige información y si ésta no está al alcance de los ciudadanos, quedan sospechas de negocietes de libros, fotos, guías ... Los libros y demás son necesarios, pero no pueden ser la única vía informativa y la información sobre el Patrimonio parece un secreto que se vende a trozos. Es una impresión algo triste y penosa.

«¡Cómo atrae, al que medita en solitario, la augusta majestad de lo caído... solares del recuerdo y de la nada!» dice Costa y Llobera ante la visión de un monumento en ruinas Sensación semejante se pudo sentir ante La Almudaina durante siglos de decadencia En el fondo de esa poética exclamación se encuentra todo el espesor histórico que representan los viejos monumentos El sitio de La Almudaina, sus viejas piedras, puestas, abandonadas y vueltas a utilizar, que ha visto llegar a la vida amores, pasiones, tristezas y muertes, ha asumido los cánones arquitectónicos de Roma, del Islam y del gótico cristiano, que ha oído hablar en latín, árabe y catalán, ha nacido en la noche del tiempo, ha crecido, ha irradiado y ha declinado en diferentes ocasiones de su larga historia, porque La Almudaina, como el fénix, ave fabulosa cuyo plumaje ostenta los colores, infinitamente más hermosa que cualquier otra, muere y renace, y, al sentir que llega el fin de su existencia, se prepara para que, de sus propias cenizas, surja un nuevo y más vigoroso fénix. Hubo de existir Roma, la ciudad de Palma, el «praetorium» y sus templos, el alcázar y su mezquita y la Europa carolmgia. para que hoy se pueda contemplar la Puerta del Mar. el Palacio del Rey o la Capilla de Santa Ana.

José Francisco Conrado de Villalonga: Epílogo en el libro El Real Sitio de La Almudaina. Palacio de los Reyes de Mallorca

Gracias, Conrado de Villalonga.

 (Segueix)

Ana María Matute

fabian | 25 Juny, 2014 16:55

Ana María Matute

La osadía que impulsa a los adolescentes y a los ignorantes y a los fabricantes de inventos y de sueños —¿acaso no son, a veces, una misma cosa?—, todo eso me empujó a llevar mi primera novela —escrita años antes, a los diecisiete— a probar fortuna en una de las más prestigiosas editoriales. Pero mi mayor osadía era no sólo llevar una novela casi adolescente a una importante editorial, sino que, encima, la llevaba escrita a mano, en un cuaderno escolar, cuadriculado, con las tapas de hule negro. (Si alguien de mi edad me está escuchando, sabrá de qué tipo de libreta hablo. Eran las libretas de la posguerra.) Yo iba a Destino cada día, con mi libretita bajo el brazo, diecinueve años y calcetines —que entonces estaban de moda a esa edad— y mi aspecto aún más aniñado del normal. Un empleado que se había fijado en mí (debía de resultar patética) se conmovió con mis pretensiones y mi libreta y me consiguió una entrevista con el director. Se trataba del novelista Ignacio Agustí, que acababa de tener un enorme éxito con su novela Mariona Rebull. Cuando vio mi cuadernito lleno de letras e “inventos”, tuvo la delicadeza de no manifestar ni burla ni extrañeza. Debo agradecérselo, era un verdadero señor. Con infinita paciencia, me explicó que debía pasarlo a máquina y que ellos la leerían, y que ya me dirían algo. Aún hoy me sonrojo recordándolo. Era la criatura más ignorante y despistada de cuanto el mundo editorial se refería. Nadie de mi entorno, ni familiares, ni amistades, conocidos o saludados (como diría Josep Pla) había tenido nada que ver con el mundo editorial. Eran lectores, eso sí, pero de la confección de un libro lo ignoraban todo. Afortunadamente, la lectura y los libros no escasearon en mi casa ni en mi familia. Cosa que he de agradecerles, porque no era muy frecuente en la España de entonces.

Pocos días después, tuve la enorme alegría —y, por qué no decirlo, el vago temor— de que la editorial Destino me contratase el libro. Eso sí, con la sorpresa de mi estupefacto padre, a quien yo no había anticipado nada de aquellos afanes, y que fue requerido para dar validez a mi contrato con su firma, pues yo era menor de edad. Animada por el éxito de aquellos primeros pasos, y enterada de la existencia del Premio Nadal —que había ganado otra mujer joven, Carmen Laforet, aunque ella era algo mayor que yo—, envié mi segunda novela, escrita a los diecinueve, con la esperanza de obtenerlo yo también. No fue así, pero tengo aún la satisfacción y acaso orgullo de constatar que quedó en tercer lugar, cuando se llevó el premio el gran Miguel Delibes.

La novela citada, llamada Los Abel, y escrita, que no publicada, a los diecinueve años, suplantó en el contrato a Pequeño teatro (que, once años más tarde, obtuvo el Premio Planeta). Y ese fue mi verdadero bautizo de entrada en el mundo editorial.

Ana María Matute: Discurso del Premio Miguel de Cervantes (2010)

Luis Alemany: Muere Ana María Matute, testigo mágico de la literatura en España (elmundo.es, 25 junio 2014)

(Redescubrir) la Almudaina (siete) Reconstrucciones 1950

fabian | 25 Juny, 2014 12:54

Se dice que vivimos la "sociedad de la información", pero esta afirmación me resulta harto dudosa al ver la gran desinformación que las instituciones públicas dan sobre el patrimonio histórico. Hoy día existe el gran medio, a través de Internet, que está desaprovechado.

La historia de la recuperación - redescubrimiento - de la Almudaina es muy reciente y, sin embargo, qué poco contada está. No he conseguido encontrar el libro de Francisco Estabén y me pregunto si hay alguien más que José Francisco Conrado que cuente la historia. Sólo tengo sus palabras como fuente informativa, información que debiéramos conocer quienes nos interesamos por la historia de la ciudad.

libro
José Francisco Conrado de Villalonga: El Real Sitio de La Almudaina (1992)

En 1963 se recupera Can Berga, cerca de la plaza del Mercat, y se traslada a ella la Audencia Territorial que desde 1578 ocupaba parte del Palacio del Rey de la Almudaina. Es cuando Patrimonio puede redescubrir esa parte del recinto fortificado.

Restauraciones de 1964 a 1967:
Sala Mayor, Portal Mayor, Procuración Real y Patio de Armas

En 1964, el Patrimonio, siguiendo indicaciones del general Franco, que conocía La Almudaina por haber ocupado el cargo de Comandante General, inició la restauración de la zona de Palacio que había ocupado la Audiencia, para habilitarla como residencia del Jefe del Estado. Esta restauración —en la que tuvo una destacada y decidida actuación Ramón Andrada, arquitecto del Patrimonio— , consistió en recuperar las salas de justicia de la planta baja de la Sala Mayor y parte de la planta superior, la fachada de levante y el Patio de Armas. Los trabajos se iniciaron con la limpieza de revocos y tabiques, se suprimieron entreplantas y se abrieron huecos originales en los muros antiguos. En el transcurso de las obras aparecieron las tres chimeneas de la Sala Mayor, iguales a las que se habían hecho en la Sala de Mallorca del Palacio de Perpignan. Se descubrieron las arquivoltas de los ventanales góticos de la época de Jaime II y surgieron los tapiales almorávides. El «Portal Major» escondido por las obras añadidas, revocos, falsas aberturas, etc., se recuperó casi en su obra original. El Patio de Armas fue limpiado de falsos estucos, lo que facilitó que aparecieran las ventanas geminadas en el mismo sitio donde estaba el balcón correspondiente En los pórticos de la Procuración Real se construyó una nueva arquería igual a la primitiva, cuya función fue solamente el reforzamiento de la planta superior. Estas obras terminaron en diciembre de 1967, fecha en la que se inicio el amueblamiento de las salas recuperadas El Palacio se abrió a la visita pública el 19 de julio de 1968.

1915
La Almudaina en 1915, fotografía recogida en Fotos antiguas de Mallorca

Restauración de 1969: el Huerto del Rey

El Ayuntamiento de Palma, en 1969, animado por los resultados de las obras del Patrimonio en la Sala Mayor y en las fachadas de levante, emprendió la difícil empresa de expropiar los edificios y terrenos del antiguo Huerto del Rey. con el fin de iniciar un proceso de restauración de la zona, Máximo Alomar, en aquellos años alcalde de la ciudad, impulsó de forma decidida aquel proyecto, que realizó con acierto el arquitecto Gabriel Alomar El convertir en jardines el antiguo Huerto del Rey suponía dejar al descubierto las fachadas de poniente de La Almudaina, cuya situación era de tal degradación que. sin duda, iba a obligar a su inmediatarestauración. Terminadas las obras del Huerto del Rey, se comenzó la restauración de la muralla de Palacio que linda con el mismo, y se iniciaron las gestiones para conseguir los recursos necesarios y las autorizaciones correspondientes del Patrimonio, Dirección General de Arquitectura, Bellas Artes y el Ministerio del Ejército, a fin de poder proseguir las obras en el Palacio del Rey y en el Palacio de la Reina.

Restauraciones de 1973 a 1979:
Fachadas de poniente de los Palacios del Rey y de la Reina, Torre del Angel y Baños

En diciembre de 1973 comienzan las obras del nuevo proceso restaurador. La situación en que se encuentra La Almudaina en esta zona es peor aún que la de las fachadas de levante, frente a la Catedral, antes de su restauración Las torres habían sido desmochadas y recrecidas falsamente; se habían abierto huecos desordenadamente y a conveniencia de cualquier necesidad; se habían instalado bajantes de aguas, desagües, chimeneas, una maraña de conducciones eléctricas, teléfonos; todo ello en la fachada. Las obras comenzaron con el derribo del edificio construido en 1542 por el virrey Cardona, entre el antiguo Alcázar [zona azul] y el Palacio de la Reina [zona roja]. Detrás de esta construcción se ocultaba la «loggia» y la alcuba del Palacio del Rey, que fueron restauradas. Se descubrió también el artesonado de la galería, extraordinaria pieza original de la época. Durante la reparación de los paramentos exteriores aparecieron los huecos originales de la muralla del Palacio del Rey, la galería y la alcuba, con suficientes labras originales como para permitir su reconstrucción.

mapa

Dado que esta parte de Palacio había sido desalojada provisionalmente, se pudo entrar en el interior de parte del Palacio del Rey, y se inició la restauración de la «Sala del Consell» y la «Sala del Estudi». Se limpiaron las paredes de falsos estucos se eliminaron cielos rasos, se macizaron huecos en los muros, se derribaron tabiques que interferían la disposición original de las salas, se recuperaron puertas y ventanas y se mantuvo la distribución del Palacio establecida por Ponç Descoll en el reinado de Jaime II. Se restauraron las escaleras de caracol de la Torre del Bany [2] y de la Tesorería; la situación de éstas era tal que en algún momento se pensó que su recuperación iba a ser imposible. En la «Torre del Esperó» [1] donde se suponía debía de haber otra escalera de caracol, apareció la «poterna» o salida secreta del Castillo, descubrimiento muy interesante, dada la importancia histórica de esta torre, cuya antigüedad puede remontarse al siglo XI.

La fachadas del Palacio de la Reina fueron limpiadas y se restauraron los ventanales primitivos, se cegaron huecos modernos, se renovaron canterías, se suprimieron aleros y se recrecieron los lienzos de las murallas y de las torres. Desapareció en esta restauración una de las dos galerías renacentistas, cuyo estado de conservación era muy malo, y, sin embargo, se pudo conservar la segunda, situada en la esquina de la fachada norte, que quedó también restaurada.

La «Torre del Angel» [14] que había sido rebajada por última vez en 1852 y que había permanecido oculta bajo los tejados hasta entonces, en 1977 empieza a resurgir. Se suprimieron añadidos, se reformaron cimientos y muros que habían sido horadados sin orden ni conocimiento del peligro que aquellas obras continuadas en sus lienzos podían suponer. Si se había necesitado un trastero, despensa, baño o puerta, se había realizado la obra sin pensar que se causaba grave daño a las estructuras o que la puerta o ventana original estaban justamente situadas alli cerca. Se comenzó la reconstrucción de la Torre en 1977, que recuperó parte de su primitiva altura —faltan aún dos plantas—. Las obras terminaron en 1979.

Desde entonces, La Almudaina ha recobrado su perfil histórico. El 8 de octubre de ese año, el ángel veleta volvió a su sitio en la Torre, del cual habia sido retirado en 1852. Posiblemente sorprenderá saber que desde hacía años no señalaba la dirección de los vientos, probablemente por rechazo a su equívoca situación, y que, desde que volvió a su posición en la Torre, para la cual había sido labrado, señala con prontitud y alegría la dirección del viento (y seguramente protege con piadoso fervor el antiguo Reino de Mallorca).

José Francisco Conrado de Villalonga: El Real Sitio de La Almudaina (1992)

obras
Comienzo de la excavación del relleno de la muralla. 1988

Continúa la narración con "Restauraciones de 1985: Interior del Palacio del Rey, Sala Mayor", donde está prohibido hacer fotografías (¿no es absurdo?); "Obras del nuevo acceso desde la antigua Puerta del Mar. 1988" y "Restauraciones pendientes", del que recogeré unas notas el próximo día.

Gracias que Conrado de Villalonga escribió este libro. Toda esta transformación de la Almudaina debería estar en un dossier en Internet con fotografías, algún vídeo, planos, etc. para que los ciudadanos conociéramos esta historia no acabada aún. Pero no estamos aún en esa mítica "sociedad de la información" y, al paso que vamos, temo que tardaremos mucho en llegar a ella, si es que llegan nuestros descendientes.

 (Segueix)

(Redescubrir) la Almudaina (seis): Reconstrucciones 1900

fabian | 24 Juny, 2014 17:55

Pregunté a la guía que nos explicaba la Almudaina qué libro me recomendaba y no lo dudó: el de José Francisco Conrado de Villalonga.

Es un libro publicado en 1992 por el Patrimonio Nacional. Su título: El Real Sitio de la Almudaina: palacio de los reyes de Mallorca. Agotado en la actualidad. Gracias que existen las bibliotecas.

El libro se divide en tres grandes capítulos: 1) Historia del Real Sitio; 2) El Castillo Real de la Almudaina y 3) Grandes obras y restauraciones. Las tres partes están muy bien, pero mi curiosidad se centró en la tercera, la cual se subdivide en los siguientes apartados: 1. Grandes obras de Jaime II; 2. Reformas durante el Renacimiento; 3. Reformas durante el siglo XVIII; 4. Obras en el siglo XIX; 5. Restauracioes en la primera mitad del siglo XX; y 6. Restauraciones y obras realizadas desde 1963.

foto
Foto recogida en Facebook: Fotos antiguas de Mallorca: Foto de Charles Clifford del año 1860.

Restauraciones en la primera mitad del siglo XX

En 1904, el administrador del Real Patrimonio, Enrique Sureda, auxiliado por Eusebio Estada emprendió una acertada restauración en la Capilla de Santa Ana La reina María Cristina había autorizado estas obras. Se reabrieron los ventanales, se restauraron los paramentos, las bóvedas y las esculturas, y se hizo desaparecer la capa de cal que cubría las paredes Desde aquella fecha hasta la actualidad no se han efectuado obras en el interior de la Capilla.

En el año 1913 se proyectó la construcción de un nuevo edificio que albergase la Capitanía General en los solares del antiguo Huerto del Rey, edificio que enlazaría con el Cuartel de Caballería construido hacía unos años Este proyecto preocupó enormemente a un grupo de ciudadanos que. constituidos en la Liga de Armigos del Arte, se dirigieron al rey don Alfonso XIII para que parase aquel proyecto La petición de los Amigos del Arte fue atendida, y el proyecto no llegó a realizarse (A continuación se reproduce el escrito de aquellos mallorquines que evitaron el atentado, dada la sensibilidad histórica que supuso en momentos poco propicios para una oposición a un proyecto de este tipo).

[...] [Escrito de los Amigos del Arte]

En 1914 se colocan en el Patio de Armas aleros, siguiendo el modelo del que cubre el Andador de la Capilla de Santa Ana. Las ventanas del Patio son sustituidas por balcones que, aunque tuvieran cierta dignidad, eran obra añadida y que ocultaba aún más las primitivas aberturas geminadas.

El año 1915 el Ayuntamiento de Palma se dirigió al Real Patrimonio y puso de manifiesto el mal estado en que se encontraba la muralla norte de Palacio y la «Torre dels Caps» El 29 de febrero de 1916, el administrador del Real Patrimonio contestó al Ayuntamiento, comunicando que la Intendencia de la Casa Real había autorizado las obras de restauración de aquellas murallas y torres Esta fue una importante obra de restauración que dirigió el arquitecto Guillermo Reynés, y que hoy se conserva intacta. Se reconstruyó la «Torre dels Caps» con unas pretensiones góticas que nunca había tenido y que el propio arquitecto justificó en su Memoria, explicando que la torre se inspiraría en la del «Castellet de Perpignan» También en 1915 el Patrimonio acometió la restauración de la muralla de poniente, lindante con el Huerto del Rey; esta obra fue dirigida por el arquitecto Reynés.

El día 3 de junio de 1931 se publicó un decreto que declaraba al Palacio de La Almudaina Monumento Histórico-Artístico.

foto
Torre del Angel durante su reconstrucción (1978). Del libro de Conrado Villalonga.

José Francisco Conrado de Villalonga (Palma, 1940) fue Delegado del Real Patrimonio hacia 1990 y en el 2007 recibió el Premio Ramon Llull. Publicó dos libros, éste sobre la Almudaina y "La procuración real en el Reino de la Almudaina" (1991).

Gracias que existen bibliotecas, pero sería hora que estos libros importantes, ya agotados o fuera del mercado, llegara la Administración a un acuerdo con los autores y fueran digitalizados. Por otra parte, parece inconcebible el bajo o nulo interés del Patrimonio o de la "Cultura oficial" en ofrecer información algo más que turística sobre el patrimonio en sus webs.

 (Segueix)

(Redescubrir) la Almudaina (cinco) La Torre del Angel

fabian | 23 Juny, 2014 15:57

Dentro del recinto de la Almudaina, un elemento llamativo es la torre del homenaje, llamada Torre del Angel ya que en lo alto hay una veleta en forma de ángel, la cual se ha convertido en el símbolo popular del lugar: el ángel de la Almudaina.

Esta torre fue construída por los almorávides en 1117. En su lugar hubo una torre romana cuya base existió hasta 1985. Se encuentra en medio del flanco norte del Palacio del Rey, entre las torres árabes "del Bany" y "de la Recambra". En el siglo XIX se rebajó su altura y se retiró el ángel para que quedase bajo un tejado que cubría todo el palacio. Con ello se hizo invisible e incluso los conocedores de su existencia no sabían bien dónde se hallaba. En 1977 se inició su reconstrucción.

torre
Vista desde el interior de la Almudaina.

La torre era almenada y en la primera cámara hay saeteras para su defensa. La planta inferior fue puesto de guardia; la primera planta comunica con el interior del alcázar; la segunda planta sirvió de alojamiento al alquimista Lustrach y la tercera planta era la prisión del castillo.

En 1430 un rayo destrozó parte de la torre y causó numerosos desperfectos en el palacio. Fue reparada entre 1456 y 1463. En 1572, celebrando la victoria de D. Juan de Austria sobre los turcos, se incendió la tercera planta de la torre. En 1756, tras el terremoto de Lisboa, se temió que la torre pudiera caer sobre el palacio y se rebajó una parte de la torre. En 1851, en parte por el temor ante un nuevo seísmo, se demolió la torre hasta su segunda planta y la cubrieron con un tejado. Desde 1851 hasta 1977 la torre estuvo oculta.

El ángel representa al arcángel San Gabriel. En su pecho lleva la leyenda "et Verbum caro factum est"; con su mano derecha bendice y sostiene en su mano izquierda una cruz astil. Es de madera revestida de bronce y tiene un eje de hierro en su interior que le permite girar en la dirección del viento.

Fue construido en 1310 por Antoni Camprodón, artista de Perpiñán que fue llamado por el Rey Jaume II para que lo construyera. Desde entonces, pese a las diversas obras realizadas en la torre, estuvo en su cima, hasta 1852 en que se colocó en el cruce de vertientes del tejado del palacio del Rey, donde estuvo hasta que en octubre de 1979 fue repuesto en su torre. Ha sido restaurado en varias ocasiones, siendo las últimas en 1930 y 1979.

torre
Vista desde el Parc de la Mar

Dos artículos en Internet sobre la Torre del Angel de la Almudaina palmesana:

Ambos artículos son anteriores a la última restauración del ángel. El P. Llompart dice:

Consta que se compró leña de chopo (poll) para confeccionar las primeras alas. Todo él tendría seguramente ánima de madera, como la tiene hoy, tras la restauración de 1929-30, en que hizo el nuevo desbastado de la misma el escultor Miguel Alcover, bajo la dirección —parece— del escultor Pedro Vila. El arreglo del metal, aprovechándose buena parte del viejo, lo cuidó la Casa Cabot. Según se nos advierte en este taller, el metal del tronco, con la vestidura caída, sufrió pocos cambios. Era de plancha de cobre. El eje interior era antes de hierro, forrado de plomo en la planta, para evitar la oxidación. Ahora es de latón, pero se dispuso un ventanillo en el cogote de la figura para facilitar su engrase periódico, indispensable para su correcto deslizamiento. Las alas actuales, en cambio, son recientes. El ángel, según Quadrado, lleva sobre el pecho una plancha con la leyenda: «Et Verbum caro factum est». La corona actual es nueva. Antes llevaba un sombrero, parecido al de peregrinación del apóstol Santiago, el cual se perdió en el decurso de la restauración.

La fotografía que acompaña estas páginas, fue seguramente impresionada después de la mencionada restauración.

ángel

Cuando se escribió y publicó este artículo (1971), la Torre del Angel no era visible desde el exterior, por ello escribe:"Quien quiera hoy contemplar la torre del ángel tiene que subir necesariamente a los porches del palacio. Allá se ve el cuello amuñonado de la torre degollada, bajo la rasante del actual tejado. Esto quiere decir que se halla escondida mostrando sus bellas ventanas goticas, como recompensa, sólo al que emprende la subida hasta la altura, entre entramados y vigas, recorridos por la brisa marina que los humedece, como si se tratara del arbolado de una embarcación."

"Redescubrir" la Almudaina, así he titulado estas entradas pues, pese a pasar bajo ella en numerosas ocasiones en mi infancia y juventud, no guardo recuerdo de su presencia al pasar junto al cuartel de caballería o al asistir al teatro Lírico a alguna función o al pasear por la Riba... La Almudaina, parte de ella, ha sido descubierta en las últimas décadas. Ha aparecido casi sin darnos cuenta esta antigua fortaleza - palacio; tampoco recuerdo ninguna información sobre este acontecimiento. Fue apareciendo a los ojos del ciudadano con la construcción de s'Hort del Rei, con el Parque del Mar, como un fondo histórico antiquísimo, aunque poco explicado.

 (Segueix)

Proclamación Felipe VI, Rey de España

fabian | 19 Juny, 2014 12:50

Rey

Que todos tengamos suerte y que ayudemos a ello.

Documental: Bennazar, s'arquitecte de Palma

fabian | 18 Juny, 2014 11:52

Ayer Mosaic Producciones presentó el documental Bennazar, s'arquitecte de Palma. "S'arquitecte", se le llamaba popularmente en una Palma en construcción que derribaba sus murallas y se ampliaba hacia los ensanches. Vivir en Palma es cruzarse con la obra de este arquitecto, ya en los puentes sobre la Riera, la en las avenidas, en la plaza España, en el Ayuntamiento de Palma con esa preciosa escalera, en el Paseo Sagrera, creado en una noche, en el Borne ... "S'arquitecte de Palma", y es verdad.

El documental, entreverado por los comentarios de arquitectos y profesores de Universidad, va mostrando la obra de Bennazar: el Matadero, la Plaza de Toros, Y van apareciendo esos balcones volantes, circulares, abrazados por hierros retorcidos, esas fachadas abiertas con grandes cristalerías y un precioso color de los materiales que resalta en las fachadas restauradas.

cartel
Bennazar, s'arquitecte de Palma

Pero Bennazar no sólo era un arquitecto para especialistas, creo que preferentemente fue un arquitecto popular, admirado y querido por la ciudadanía, sus bancos en los principales enclaves de la ciudad, su barómetro en la plaza España, sus palmeras junto a la Lonja en el paseo que creó, su fuente de agua, su presencia campechana con su puro, su sombrero, con el polvo que le cubría ya la chaqueta, ya la camisa. No era "un arquitecte", era "s'arquitecte", que seguía las obras de las avenidas, que dirigía la construcción de los puentes, presente siempre, conocido y reconocido por la gente.

Y, sin embargo, no hay un estudio sobre la obra de Bennazar, el catálogo de su obra, ya como arquitecto municipal, diocesano, o como arquitecto particular, se desconoce. Hay una desinformación sobre él y sobre la amplia y originalísima obra que realizó. Pese a ello, sigue siendo el arquitecto de Palma pues su obra, al paso de los años, aparece como más bella, más original, más llamativa, más sorprendente.

Muy bien este documental que será transmitido por IB3, ¡Qué cristaleras, qué hierros, qué esculturas de cabezas monstruosas, qué colores, qué formas!

Rebusco entre las entradas de Alta mar aquí y allá aparece su nombre, Cien años del Paseo de Sagrera; (Can Escarrer en) Plaza del Mercado - des Mercat; Gaspar Bennazar Moner (1869 - 1933) Urbanista de Palma; Los puentes del Arquitecto Bennazar sobre la Riera de Palma; La fuente del arquitecto Bennazar ... Y aparecen enlazados artículos de Carlos Garrido, Joan Riera, Bartomeu Bestard, pues al hablar de Palma aparece siempre el nombre de Gaspar Bennazar, incluso al tratar sobre la imagen de La Virgen de la Salud, patrona de Palma.

(Redescubrir) la Almudaina (cuatro)

fabian | 17 Juny, 2014 16:35

Jaume Sastre Moll tiene una amplia obra investigadora.En relación a La Almudaina ha investigado los Libros de Obras o de Fábrica del Palacio Real de los años de su construcción, así como también lo ha hecho sobre los libros del Castillo de Bellver o de la Catedral.

Dos artículos he hallado en Internet:

Recojo primero el "Resumen" de este último artículo:

El palacio de la Almudaina es una de las principales obras urbanísticas proyectadas por Jaime II de Mallorca, que empezaron hacia 1305, y no acabaron hasta 1315-1316. El presente artículo se centra en el estudio de tres libros contables que se encuentran en el Archivo Histórico de Mallorca relativos a dichas obras, en concreto de los años 1309, 1310 y 1313. Dichos registros nos permiten conocer, en detalle, no solo los costes de construcción y remodelación de dicha obra emblemática, sino también la manera de trabajar en la isla a principios del siglo XIV. Se analizan los costes de maestros y profesionales, mano de obra no cualificada, mujeres y esclavos, así como los materiales contabilizados, las fuentes de financiación utilizadas y su relación con los ingresos y gastos de la Procuración Real de Mallorca en dicho periodo. Estos Llibres de la Almudayna son los documentos más antiguos, que han llegado a nuestros días, referidos a unas obras de tales dimensiones en el Reino de Mallorca y son una fuente fiable de datos útiles para la investigación histórica de esa época.

Este artículo, muy interesante, tiene como objetivo "hacer una aportación a la Historia de la Contabilidad, en un periodo, primer tercio del siglo XIV, en que no abundan los libros contables. Debe resaltarse que la historia de la contabilidad ha evolucionado en las últimas décadas hasta llegar a ser, en la actualidad, una vía privilegiada de aproximación a la investigación histórica".

sala
Fachada de la Sala del Consell

El artículo "La remodelación de la Almudaina de Madina Mayurqa en Palau Reial por Jaime II y Sancho I (1305-1314)" hace un recorrido por las obras que se hicieron en esos años. Recojo un fragmento del inicio:

Las obras (1305 - 1314)

El proyecto real de reformar el alcázar para convertirlo en "palau reial" parece que es anterior a 1300, y concebido no como un hecho aislado sino dentro de otro más general y ambicioso, que pretendía reestructurar el Reino y potenciar algunos de sus sectores económicos más importantes.

Pero antes de proceder a la reestructuración, la procuración tuvo que comprar varias casas y patios colindantes con la Almudayna con el fin de aislarla y recobrara, en parte, su antigua fisonomía.

La más significativa fue la compra de un patio a la comunidad de predicadores que fue cedido al caballero Guerau Aderro, para compensarlo de las casas que tenía junto al castillo y que fueron derribadas para abrir una calle, llamada a partir de entonces "Costa d'En Ciprés".

Pero no creemos que las obras de acondicionamiento se iniciaran antes de 1305, año en que un rayo destruyó seriamente la torre del Ángel del castillo, incidente que debió provocar el inicio de las obras.

Tampoco podemos asegurar quien fue el arquitecto que planificó las obras del alcázar, aunque en tales momentos se hallaba en las Baleares el maestro rosellonés Ponç des Coll, quien en 1303 diseñó el trazado de las murallas de Ciutadella y Mahó en Menorca, y quien probablemente proyectó los planos del Castillo de Bellver Su presencia en las islas está documentada hasta 1311 como "maestre de les obres del Senyor Rey", título que le hace autor de todos los proyectos reales emprendidos por Jaime II en la última década de su reinado, y por ello el "arquitecto" más importante de las islas, en el primer cuarto del siglo XIV.

Ahora bien, cuando los libros de fábricas hablan de la reestructuración de la Almudayna, los trabajos estaban ya en su etapa final, por lo que sólo conocemos su última fase.

En la primera, no documentada, se construyeron varias habitaciones reales, consistentes en dependencias privadas para el rey, la reina y las infantas; la gran Sala del Consell, en la zona sur, y la capilla dedicada a Santa Ana, en el centro del gran patio, al que dividió en dos uno "de les dones" y el otro, más grande, ante el portal de Santa Ana.

De la segunda, de la que poseemos los libros de fábrica, se acondicionó el ala Norte y Este, en donde se construyó el pajar, los establos y el halconar, en la planta baja Al estructurarse las torres del NE. permitió levantar la monedería y la tesorería en el segundo piso, así como otras habitaciones para algunos colaboradores del monarca.

Las obras, iniciadas con la remodelación de la Torre del Ángel hacia 1305, duraron nueve años. Pero desafortunadamente desconocemos el proceso constructivo de las principales obras, pues los datos que nos facilitan los tres registros conservados solo refieren datos sobre la decoración de las estancias reales, de la capilla y del acondicionamiento del huerto y prado, con lo que se concluían momentáneamente las obras.

Todo el artículo está muy documentado, indicando información sobre la construcción en los dos pisos de las estancias reales, tanto en el Palau del Senyor Rei como en las femeninas, Palau de la Senyora Regina. También la construcción de las capillas, aunque sólo trata de la de Santa Ana. Bajo el epígrafe de "Otras dependencias", trata de los pajares, establos, tesorería, escribanía, estancias para invitados.

Al tema de la conducción del agua le ofrece un parágrafo debido a que se desconocía el sistema anterior a la conquista y se realizó uno nuevo. Interesante lo que indica sobre El "prat" y el "ort del Rey":

capilla
Entrada al Palau y, tras las palmeras, Capilla de Santa Ana

Paralelo a la nueva calle, que bajaba con fuerte pendiente hacía la Riera, y conocida como "Costa d'En Guerau Aderro o d'En Ciprés" se hallaba el "prat", cuyo solar estaba plantado de viñedos. Mientras, en la zona oeste, entre el palacio y el curso del torrente, se extendía el pequeño "ort del Rey".

Este último, situado en la bocana de la Riera, fue lugar idóneo para depositar los materiales pétreos llegados por mar; pero muv pronto se plantaron cipreses, limoneros, manzanos, y naranjos que cambiaron su fisonomía. Junto a tales árboles se sembraron laurel, espinacas, lechugas, cebollas, perejil y rábanos.

En ambos se construyó un portal. El del prat tenía acceso a la "Carrera Guerau Aderro", mientras que en el lado sur del palacio se construyó una escalera que permitía bajar al huerto y un portal, que seguramente daba al mar.

En fin, un artículo muy completo que trata desde las construcciones, como de los materiales empleados, los artesanos y operarios, entre los que se hallaban mujeres y esclavos, lo que cobraban, etc.

 (Segueix)

(Redescubrir) La Almudaina (tres)

fabian | 16 Juny, 2014 18:27

Me resulta difícil de comprender el texto Del actual descubrir piedras e historia de la Almudaina (1990) de Francisco Estabén Ruiz pues no llego a imaginar claramente los tres niveles del basamiento que reúne los grandes monumentos: la Almudaina, la Catedral y el Palacio episcopal. El nivel inferior lo constituye la muralla abaluartada de la ciudad, la cual, en aquella zona, con "ses Voltes" fue terminada en 1801 y construída a lo largo de los siglos XVII y XVIII. El nivel intermedio son restos de la construcción abaluartada construída en los siglos XV - XVI, supongo que la que realizaron los Fratin, que quedan en el que Estabén llama "Bastión del Castillo Real", en el Baluarte de Berard (creo que en el Colegio de Arquitectos) y en el del Príncipe. El primer nivel, el más alto, de los siglos X- XIV, "es el muro medieval árabe-cristiano de probable procedencia romana del que perduran la plataforma del Castell, el Arco del Espalmador y Andador en La Almudaina, con el mirador de la Seo y el muro del palau; perfecta y totalmente visibles".

terraza
Terraza del «Palau del senyor Rei»

"A todo un curso de Arquitectura Militar y sobre arte de fortificación en amplio estudio, dan margen estos muros, pero sólo a uno de sus elementos va dedicada hoy esta peroración; es el adarve del «Donjon» islamita del Siglo XI, luego terraza del «Palau del senyor Rei» con los reyes de Mallorca (Siglo XIII), para terminar como «Bastión del Castillo Real» (como lo vamos a llamar desde ahora aquí) al advenir la abaluartada (Siglo XVI)", define. "El adarve del Donjon islamita" es una expresión que me conviene aclarar. Un "donjon" es la torre del homenaje o torre principal de un castillo. El "adarve" es el "camino de ronda o paseo de ronda, es un pasillo estrecho situado sobre una muralla, protegido al exterior por un parapeto almenado, que permitía tanto hacer la ronda a los centinelas, como la distribución de defensores". Con esta definición de adarve, la palabra "donjon" creo que tiene una significación más amplia que la torre del homenaje, pues debe referirse al conjunto fortificado árabe, es decir, las cuatro torres árabes y la torre del homenaje.

torretas
Torretas de la Reina y de la Recambra sobre S'Hort del Rei

Estas cuatro torres árabes no han sido siempre conocidas, así, la Torre del Bany, por la que comunicaban los palacios del Rey y de la Reina y por la que se llegaba a los baños, fue descubierta (redescubierta) en 1975. En la muralla que da a S'Hort del Rei (poniente) hay cinco torretas, también llamadas torres: la dels Caps, restaurada en 1915 por el arquitecto Reynés; la d'En Bou, de la que sólo se conserva la primera planta Las otras tres torretas o torres, la de las Infantas, la de la Regina y la de la Recambra fueron restauradas y almenadas en 1976. El arco que sobrevuela el estanque de los cisnes, arco del Espalmador, de 18 metros, construído en el siglo X, en el siglo XVI ya no llegaba al mar y fue cerrado y en su centro se construyó una puerta que permitía el acceso a pie al recinto. En 1969 se restauró el arco y se retiró la puerta añadida, la cual desde 1972 se encuentra en s'Hort del Rei.

Para explicar el Coronel Estabén los hallazgos en la Almudaina hacia 1990, describe la planta y perfiles que tenía en la época islamita, descripción que requeriría un soporte visual Habla de la "muralla - barbacana" del alcázar árabe "o sea, del muro que se alza sobre el actual estanque de los cisnes". "Conserva, dice, su aparejo morisco, el camino de ronda, sus pasos secretos y sus salidas al mar han sido descubiertos. Sólo las almenas que coronaron sus muros faltan, para darle su primitiva silueta". Cuando, posteriormente con Jaume II, se quiso adaptar a palacio, se creó la amplia terraza rellenando el espacio entre el alcázar y su barbacana y se montaron las galerías de las fachadas Sur (al mar) y poniente (a S'Hort del Rei).

cubo
Sobre la "Terraza del Senyor Rei", la claraboya que cubre el "cubo" perforado

Al hacer una perforación, a la que llama "cubo" en una parte de la terraza (para instalar un ascensor), encontraron una parte con "ménsulas asombrosamente conservadas de un matacán" de la época almohade (1075 - 1093), anterior a 1115 cuando se dio el ataque pisano catalán, y correspondiente al primer Emir independiente, Al-mortadha; mientras que otra parte, sin ménsulas, corresponde a la época almorávide, posterior a 1115, de 1185, con el Emir Ishak.

A continuación, Estabén contrasta los datos que se van conociendo sobre la Almudaina con la narración sobre el ataque a este recinto por los pisanos - catalanes en 1115 contenidos en el Liber Maiolichinus.

Hoy al excavar el Bastión para el ascensor, se ha llegado hasta la misma base de las torres con la sorpresa de ver aumentada su ya disforme altura, en otros tantos o más metros, circunstancia que las hace obra arquitectónica de fortificación excepcionalmente original.

PUERTA MARINA: Indudable se trata del gran arco del Espalmador o Puerta de la Atarazana.

  • Porque se abre en la muralla debajo del castillo.
  • Y porque puerta se llama la entrada a las Atarazanas contemporáneas de Argel, Málaga, Ibiza, Sóller... Y «Porta Marina» (sobre el Mar) no porta que dé al mar.
  • Y porque las dos torres que la defendían aparecen en el plano de Garau 1640 y muestran su base hoy día a los lados del arco.

Para no ser prolijo sólo con una breve, esquemática exposición del episodio que Maiolichinus relata, daré fin a la digresión que nos ocupa.

[...]

plano

Las dos torres de la puerta Marina no son del castillo dicho (alcazaba islamita) sino que forman parte de las murallas debajo del castillo.

En resumen: los actuales descubrimientos han permitido reconstruir (parte in mente) la primitiva planta y elevación del sector de la Almudaina descrito y situado por el códice Pisano, y con ello llegar a un mayor conocimiento de las estructuras musulmanas de la Almudaina, hasta hoy las más desconocidas de cuantas forman su enorme masa, puesto que completamente musulmana era, cuanta obra el inteligente autor del libro pudo contemplar y que como profundo conocedor del tema, no[s] dejó reseñada con claridad meridiana.

Cabe reseñar que en tales supuestos la parte de poniente del «cubo» sería erigida tras la retirada de los Pisano-Catalanes, por Ishak el Emir almorávide, en un normal intento de reforzar los sectores de la fortificación que habían sido más afectados por el ataque Pisano.

A su época también pertenece el muro soporte del actual adarve que desde el Bastión corre hasta la cuesta de la Seo.

Es decir el incremento del «Bastión» dotaba de una solidad «Barbacana» a la totalidad del Alcázar a la vez que al levantar el muro soporte del aderve quedaba todo el frente de poniente de la Alcazaba notablemente reforzado definitivamente.

surtidor
Surtidor en el centro del patio de armas

Termina Francisco Estabén su discurso de 1990 indicando dos nuevos descubrimientos; el del algibe o gran cisterna del castillo y "Y la reposición en su prigenio destino como surtidor, de un «Brollador» del Castillo, del «León de la Almudaina» la bella talla marmórea, joya musulmana hasta hoy depositada en un rincón".

león
El león árabe del surtidor

La lectura de estos documentos me invita a pensar que el redescubrimiento de la Almudaina requiere una narración propia, la cual no sé si ha sido ya escrita y publicada.

 (Segueix)

(Redescubrir) La Almudaina (dos)

fabian | 12 Juny, 2014 17:54

Francisco Estabén Ruiz (Mahón 1910 - Palma 1989) fue militar e historiador. Desde 1920 estuvo en Mallorca y como militar tuvo diferentes destinos, uno de ellos la Capitanía militar de Mallorca establecida en la Almudaina. Como historiador estudió historia y arqueología de las islas, especializándose en la Almudaina. Fue académico numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Sebastián. Escribió De lo bélico mallorquín (1972) y La Almudaina, Castillo Real de la Ciudad de Mallorca (1975).

Así como la Plataforma de Digitalització del Patrimoni Cultural de les Illes Balears es desastrosa en cuanto a imágenes, emborronándolas con marcas de agua, tampoco se salvan los textos pues están en forma de imagen por lo que no es posible copiar nada. Triste. Provenientes de la Acadèmia de Belles Arts de les Illes Balears, hay varios discursos de Francisco Estabén:

Al hacer objeto de investigación histórico-arqueológica el castillo de La Almudaina, lo primero que se ofrece en él, además de su carácter de palacio fortaleza, es su mole arquitectónica.

No escasean ciertamente noticias y datos históricos sobre la fortaleza. Sin embargo, sepultados en archivos durante centurias, sólo a partir del pasado siglo comenzaron a ser sacados a la luz por algunos entusiastas investigadores, entre los que Gaspar Melchor de Jovellanos fue quizá el primero en promover el estudio del monumento.

Difícil labor la búsqueda de documentos y su interpretación; pero aquí la verdadera barrera con que hubieron de enfrentarse aquellos "exploradores" fue el estado irreconocible que interior y exteriormente presentaba La Almudaina entonces.

A tal estado se había llegado a través de años de incuria, en que los atentados a la integridad del edificio habían transformado en inmenso caserón de aspecto ruinoso y mísero, al que fuera airoso castillo de los Reyes de Mallorca.

Comienza así el discurso Ser y acontecer de la Almudaina de 1985, en el que realiza un vuelo sobre la historia del recinto con un enfoque arqueológico, que en gran manera me interesa ya que está la historia del recinto, pero también la de su "redescubrimiento":

plano
La Almudaina en el Plano de Antonio Garau (1644)

No ha sido hasta nuestros días (1974) posible fijarle paternidad romana a La Almudaina.

Un hecho fortuito ha determinado su obtención. Al excavar para una instalación de saneamiento, entre las capillas de Santa Ana y San Jaime, y a profundidad de 1,50 m., comenzaron hallazgos de alfarería y cerámica morisca en un terreno constituido por escombros y evidentes restos de un incendio (cenizas).

Hasta casi los tres metros se fue recogiendo bastante muestrario de barros musulmanes, apareciendo a dicha profundidad dos fragmentos de cerámica sigillata roja. Insignificantes, pero su indudable procedencia daba fe de la presencia de Roma en el solar de La Almudaina.

Quedó afirmado tal aserto al aparecer posteriormente tres fragmentos más con la figura en relieve de un animal mitológico, uno, con bellos motivos decorativos, otro, y el que —basamento de una vasija— ostenta en su pie el sello TETTI SAM.

En este caso, Tetti es la marca de un taller de Arezzo (Toscana) y Sam nos dice que el artesano que obró la pieza era griego, natural de la isla de Samos.

Ello, fija en la primera centuria antes de J. C. el origen de esta pieza que constituye, por ahora, el más remoto dato escrito para una partida de nacimiento de La Almudaina, afirmativo ya de sus antecedentes romanos.

En "Las invasiones" (un breve párrafo, cita el arrasamiento de la inicial fortificación romana de la Almudaina por los vándalos de Gunderico en el siglo V, su demolición por los bizantinos de Belisario y su reconquista por los visigodo - hispánicos.

Describe a continuación la alcazaba islámica y cómo a partir de 1075, en que la Mallorca islámica se independiza de Denia, se le añade el alcázar, alojamiento de un soberano. Mobaxir, segundo Emir independiente, fue el creador de la Medina Mayurka, arrasada en gran parte por la Cruzada Pisano-Catalán de 1115, y rendida en 1229.

Cuenta cómo se convierte en "Castell Reial" de los reyes de Mallorca, comparando su transformación a la de otras fortalezas análogas de la época, especialmente a la de Perpignan. La "Sala Major o Tinell", el "Portal Major", los distintos frentes o murallas son descritos por Estabén, hasta llegar al "Ocaso y recuperación":

plano
La Almudaina en el Óleo anónimo de La ciudad de Palma (ca. 1644)

El castillo real de la dinastía mallorquína comenzó a declinar en su esplendor con la extinción de ésta.

Aunque nunca dejó de ser el marco de los organismos representativos de las facultades reales, .—virrey, audiencia, bayle, etc.— sus formas a través de los siglos llegaron casi a desaparecer.

De tal esplendor, eclipse luego y hoy renovación del monumento, es posible adquirir noción estudiando la evolución sufrida sobre sus estructuras.

Resurgir de la Almudaina

A tales prolegómenos y a la vista de los resultados que se van sucediendo, sí cabe añadir que nos hallamos en presencia de una de las más importantes obras de recuperación de un castillo-palacio medieval de las que pueda presentar Europa.

La circunstancia feliz de haberse podido acumular citas y datos escritos desde el siglo XIII al presente, sobre estancias, torres, pasadizos escaleras, jardines, baños, poterna, capillas, etc., con la no menor satisfactoria certeza de haber llegado a situar en la inmensa mole cada una de ellas, pero, sobre todo, la casi siempre tan inesperada como patente aparición al golpe de piqueta, de cada elemento buscado y que hasta ser descubierto, se consideraba perdido, así lo afirman.

La verdad es que aquel cúmulo inmenso de añadidos, revocos, entreplantas y tabiques, tapiado o aperturas de puertas, ventanas tragaluces o saeteras, bajo el que había el castillo desaparecido; ha sido paradógicamente la mejor protección de sus viejas estructuras.

Esa enorme mortaja que lo ocultó durante casi tres siglos, ha sido estuche en que se han conservado —casi nunca fueron destruidas— las estructuras medievales que hoy, en admirable inteligente labor de desescombro y reparación, está sacando a luz el patrimonio Nacional.

Con no menor prestancia, grandiosidad y, sobre todo, autenticidad de formas, va incorporándose La Almudaina a la colección de siluetas que España aporta al acervo histórico-artístico de la arquitectura europea medieval y que en este caso, por razones de vecindad a la Seo y a las murallas de mar, lo hará formando con ellas un conjunto arquitectónico monumental de los más espectaculares de nuestro continente.

La Almudaina no se ha desprendido aún de esa mortaja que, como afirma Estabén, ha sido paradógicamente protección. Va apareciendo casualmente, cuando instalan un ascensor, hacia 1990 descubren los antiguos depósitos - cisternas - de agua, necesarias para una defensa larga como las que sufrió; los arqueólogos se preguntan dónde estaba el suelo del recinto en aquella época, queda mucho por hacer, por redescubrir.

Y yo como ciudadano, me inquietro ante todo lo que ignoro sobre la historia de la Almudaina y su paulatino redescubrimiento.

 (Segueix)

(Redescubrir) La Almudaina (uno)

fabian | 11 Juny, 2014 18:33

Poco afortunadas me parecen las informaciones que en Internet se presentan sobre La Almudaina, especialmente la información que proporciona Patrimonio Nacional, que ni ofrece fotos ni permite hacerlas. Mejor es la información que da Wikipedia o el vídeo de bluguiaenGPS en YouTube.

Voy a partir de un plano que he hallado en la "Guía Palacio Real de La Almudaina" del Patrimonio Nacional (2013).

plano

Conviene primero orientarse: La fachada Sur es la que da al mar. La zona Este da a la Catedral y es donde está la entrada principal (15). La zona Oeste da a S'Hort del Rei (jardines del Rey), mientras que la parte Norte da a la escalinata que asciende hacia la Catedral y que colinda con el caserón o palacio March.

La visita a la Almudaina se limita a la parte Sur donde la antigua almudaina árabe (color azul) estaba flanqueada por cuatro torres (1. Torre de l'Esperó; 2. Torre del Bany; 3. Torre de la Recambra del Rei y 4. Torre del Rei) y a su lado al Norte (14) la torre del homenaje, Torre de l'Angel por mostrar en su cima una veleta en forma de ángel. Entre la torre 2 (del Bany) y la del homenaje estaban los baños árabes. Esta zona árabe junto al Salón Mayor (amarillo, hoy día dividido en varias salas) formaban el Palau del Senyor Rei, junto a la Capilla de Santa Ana (color morado, en el centro del plano) que se diferencia del Palau de la Senyora Regina (color rojo) que da a s'Hort del Rei. (fachada Oeste) y al Norte donde se encuentra el Huerto de la Reina (color verde) con dos grandes estanques o albercas almorávides (19), dependiendo todas estas zonas de la reina de la jurisdicción militar y no son visitables.

La esquina de la torre 1, de l'Esperó, está rodeada de una amplia terraza con palmeras, claraboyas que dan a restos romanos y una pequeña puerta (16) llamada Puerta del Mar que da al estanque de los cisnes de s'Hort del Rei , de la que parten ya una estrecha escalinata hacia esos jardines y otro camino que atraviesa el Arco del Espalmador y baja hacia donde en su tiempo estaba el mar donde se podía embarcar. Esta amplia terraza da a una hermosa galería porticada entre las torres 1 y 4, señalada en el mapa con una línea muy fina con puntos más gruesos correspondientes a las columnas.

Al entrar en el amurallado recinto de la Almudaina (15), se ve el patio de armas donde hay una pequeña fuente con leones (21), un pozo (22), arcadas que dan hacia espacios de la guardia, teniendo al fondo la capilla de Santa Ana (color morado) y, junto a ella, una escalinata, marcada en el plano, principal flanqueada por dos leones, escalinata que da paso a los salones principales.

fachada Sur
Fachada Sur

La fachada Sur da al mar y es la zona visitable del recinto. En la parte baja de la fotografía se ve la muralla del recinto con una pequeña puerta (16. Puerta del Mar) de la que parte una escalinata estrecha que baja junto a la muralla. De la amplia terraza se ve la parte superior de dos palmeras y de los arcos que dan a ella. Sobre esos arcos, ya en el primer piso, una preciosa balconada de arcos apuntados que se extiende entre las torres árabes 1. de l'Esperó y 4. del Rei. Sobre ella la segunda planta y sobresaliendo al fondo, la (14) torre del homenaje con la veleta en forma de ángel. A la derecha, la fachada exterior del Salón Mayor sobresaliendo las agujas de la Catedral.

Arco
Arco del Espalmador

A la izquierda arriba, vista lateralmente, la 16. Puerta del Mar que sale de la Terraza del Palau del Senyor Rei. La parte superior de la estrecha escalinata que baja hasta S'Hort del Rei. Desde la Puerta del Mar sale también otro camino que cruza el actual estanque de los cisnes sobre un gran arco llamado del Espalmador que llevaba a un embarcadero pues el mar llegaba bajo él. Este arco es árabe.

fachada Este
Muralla Este

Lado Este del recinto que da a la Catedral. Dos torreones: el 6. Torre de l'esquella (de la campana) y 7. Torre del Jueu. Entre ellos la puerta militar. Tras el torreón del Jueu (7) se encontraban las dependencias de la bodega: Celler Real. A la izquierda, que ya no aparece en la fotografía, la entrada principal o Portal mayor (15) y otro torreón que forma la esquina, la Torre d'En Carroç. (5)

fachada Oeste
Fachada Oeste

La fachada Oeste que da sobre s'Hort del Rei del que se ven las copas de algunos árboles, vista desde la terraza del Palau del Senyor Rei. Varios torreones: el más cercano 13 Torre de la Recambra muestra una portezuela a la terraza; detrás, 12. Torre de la Regina y 11. Torre de las Infantas, puesto que todos ellos dan a las cámaras del Palau de la Senyora Regina (zona roja del plano). Al fondo, la 9.Torre dels Caps, extremo de la muralla. Bajo los torreones, un espacio para la defensa a manera de ronda y bajo él, lienzos de muralla que bajan hasta S'Hort del Rei.

torre 3
Torre de la Recambra del Rei

Al fondo, la Torre de l'Angel o torre del homenaje (14). Bajo ella y más cercana, la cuarta torre árabe, la 3. Torre de la Recambra del Rei, torre interior que da al patio de armas. A la derecha, la entrada principal al palacio, con una escalinata de la que vemos uno de los leones que la flanquean.

patio
Patio de la Reina

Los espacios reformados se limitan actualmente a la zona Sur del recinto, correspondientes al Palau del Senyor Rei. Toda la zona Oeste, Palau de la Senyora Regina, no está reformada. En esta foto recojo el 20 Patio de la Reina o del Brollador, que se encuentra detrás de la Capilla de Santa Ana. Como vemos, los muros están encalados, las ventanas tienen persianas, se ven cables y tuberías, etc. Es muy diferente a la zona visitable.

jardín
Torre desls Caps y albecas

Recojo esta imagen de la Guía. A la izquierda la 9. Torre des Caps que es la esquina O.-N. del recinto. Al fondo el Palau March y parte de las albercas almorávides (19) del jardín del Palau de la Senyora Regina.

Todo el recinto de la Almudaina está por redescubrir. He intentado en esta entrada hacer una descripción rápida de lo que voy conociendo pues yo no la conozco. Para empezar, conviene un plano, pero los edificios tienen varias plantas o alturas. Claro que de su interior Patrimonio no permite fotografías, medida que no entiendo. Ya veré qué hago.

 (Segueix)

(Redescubrir) La Almudaina (cero)

fabian | 10 Juny, 2014 19:27

El recinto amurallado, pese a ser el más antiguo de la ciudad, nos es desconocido. Sobre la altura, junto al mar en una pequeña entrada de mar donde desembocaba un torrente se alzó una fortaleza, posiblemente primero prehistórica, luego fue un castro romano, siglos después una fortaleza árabe, después palacio cristiano, luego transitaron siglos de abandono siendo dependencias militares. Todo fue cambiado en esos siglos. Estuvieron en él dos Reyes de España, Carlos I en el siglo XVI pasó unos días antes de ir a combatir a Argel. Isabel II también residió unas pocas noches en 1860.

Almudaina
La Almudaina en Google Earth

Fue en la década de 1960, no sabría ahora indicar exactamente el año, una parte del recinto pasó a ser del Patrimonio Nacional. Se comenzaron unas obras y tras un paredón se descubría un antiguo muro con arcos ojivales, se quitaban unas persianas mallorquinas y aparecían grandes y hermosos ventanales, pasillos escondidos, escaleras de caracol que ascendían por los torreones,,, Se empezaba a redescubrir una antigua fortaleza. Aparecieron murallas desconocidas. Tal vez una de las primeras acciones que se realizara fue la recreación de unos jardines, S'Hort del Rei. ¿Cuáles son los torreones árabes? Unas claraboyas transparentes señalan la presencia bajo ellas de antiguas torres romanas. Dependencias del Rey, jardines y dependencias de la Reina - aún sin conocerse - Capillas. Baños árabes que se ven a través de espejos y se hunden en profundidades ...

Almudaina
Invisible durante décadas o siglos

¿Cómo se redescubrió la Almudaina? La historia es reciente, hace cincuenta años se abrió una parte; veinte años después, otra. Algunos nombres Estabén, Conrado de Villalonga... ¿quién más? Una parte del recinto aún nos es desconocida, toda la parte más alejada del mar - las dependencias de la reina- apenas se conoce.

Temo que los mallorquines, aunque sepamos donde está la Almudaina, tenemos un gran desconocimiento de ella. Es más visita para turistas. Pero tampoco hay esfuerzos suficientes por darla a conocer. Pienso que sobre ella hay, al menos, dos historias: la multisecular de la historia del recinto y la más cercana historia del redescubrimiento, historia reciente, inacabada y creo que no contada.

Vista desde la altura. Google Earth me ofrece esta imagen. Patrimonio no permite fotografiar los interiores - Por favor, si visitáis la Almudaina pedid el libro de quejas y plasmad por escrito que se permitan las fotografías, que no desgastan los muros ni dañan los tapices. Es lo primero que he hecho antes de entrar -.

No hay planos de la Almudaina, sólo algunos parciales de las dependencias que se pueden visitar. ¿Hay documentos sobre ella en Internet? Habría que buscarlos, algunos hay, pocos, insuficientes.

revista
L'Almudaina desconocida

En febrero pasado, la revista Brisas publicó un artículo de Joan Riera con fotografías de Pere Bota que se titulaba "L'Almudaina desconocida". No trataba de todo el recinto sino sólo de unas salas que se habilitaron para la visita de Isabel II. Estas salas ya se pueden visiar, pero nos muestran esa parte de la Almudaina de los cuatro días en que la reina estuvo en él, ¡cuatro días de un recinto de siglos!, es como un disfraz de una tarde.

He colgado el reportaje en Scrib.

No es fácil documentarse. ¿Dónde hay información sobre los descubridores de la Almudaina? ¿Y sobre ella? Habrá que buscarla.

 (Segueix)

La Catedral (de Mallorca) dibujada

fabian | 09 Juny, 2014 18:36

Cuando he escrito "sketcher" en el Google me han aparecido unas deportivas. Los enlaces tanto utilizaban la palabra "skechers" como "sketchers", pero ya a mitad de página me ha aparecido la expresión "urban sketchers" apuntando al blog de tal nombre como a una explicación sobre él en la Wikipedia.

Gabriel Campanario, periodista español residente en Seattle, creó en el 2007 un grupo en Flickr llamado Urban Sketchers, donde se reunían dibujos realizados "in situ" sobre lugares urbanos. Tuvo buena acogida esta iniciativa y se sumaron a este grupo dibujos rápidos realizados en muchas ciudades del mundo. Al año siguiente, en el 2008, Campanario creó el blog Urban Sketchers en el que él invitaba a cien dibujantes, invitación "condicionada al compromiso de contribuir regularmente al blog con dibujos propios, acompañados por un texto simple con la narrativa relativa a las circunstancias del dibujo".

Los urban sketchers (USK) tienen un manifiesto de ocho puntos:

  1. Dibujamos in situ, a cubierto o al aire libre, capturando directamente lo que observamos.
  2. Nuestros dibujos cuentan la historia de nuestro entorno, de los lugares donde vivimos y donde viajamos.
  3. Al dibujar documentamos un lugar y un momento determinado.
  4. Somos fieles a las escenas que presenciamos.
  5. Celebramos la diversidad de estilos de dibujo y utilizamos cualquier tipo de herramientas y soporte.
  6. Nos ayudamos mutuamente y dibujamos en grupo.
  7. Compartimos nuestros dibujos en internet.
  8. Mostramos el mundo, dibujo a dibujo.

En estos momentos hay un USK que está viajando por Mallorca, es Omar Jaramillo.

Feliu Renom es un médico que vive y trabaja en Mallorca y que fue y es un Urban Sketchers. Tiene una interesante Galería de dibujos en Flickr con varios álbumes que vale la pena visitar. Sus dibujos han dado lugar a dos libros: Dibuixant sobre el Terreno que presentó en ARCA en julio pasado y "La Catedral dibujada" que he podido adquirir en la Feria del Libro.

galería

En este nuevo volumen el autor compone un cuaderno de dibujos y apuntes del lugar más representativo y simbólico de la ciudad: la Catedral. Feliu Renom nos ofrece una selección de aquellas imágenes que en mayor medida han atraído su mirada, comenzando por la relación de la Catedral con la ciudad, siguiendo con los detalles descubiertos a lo largo de las numerosas visitas al monumento y acompañando los dibujos con comentarios explicativos e impresiones personales.

El libro se inicia con dos valiosos prólogos de destacados conocedores de la catedral mallorquína como son Joan Bauza i Bauza, deán presidente del Capítulo Catedralicio, y el escritor Biel Mesquida, y una introducción en forma de visita guiada escrita por la coordinadora del volumen, Mariona Ráfols.

Contraportada del libro

libro
Una de las páginas de "La Catedral dibujada"

El libro está editado por Olañeta en Edicions La Foradada. Como es un libro que está relacionado con Internet, he creído que podía aparecer en esta bitácora.

Urban sketchers. Aparte de Renom, ¿hay más en Mallorca?

Prensa mallorquina desde 1915 (digitalizada)

fabian | 09 Juny, 2014 12:37

Los equipos digitalizadores no dan explicaciones y los usuarios desconocemos los criterios, si es que los hay, por los que se elige la digitalización de determinados objetos. Además, yo desconozco la historia de la prensa mallorquina. El hecho es que en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica hay unas pocas publicaciones publicadas a partir de 1915 de las que doy cuenta aquí para cerrar este grupo de entradas que recogen la prensa digitalizada existente en ese portal.

Conviene siempre recordar que las anteriores no son las publicaciones de esos años, sino solo las novedades, las que aparecen por primera vez o que reaparecen tras una larga interrupción.

prensa

Traduzco las informaciones que sobre estas publicaciones encuentro en la Gran Enciclopèdia de Mallorca (GEM).

Foch y Fum : setmanari bilingüe, inimich de ses penes y amich d'es bon humó

Publicación semanal editada en Palma entre 1917 y 1936, creada por Jordi Martí Rosselló - es Mascle Ros-, que fue director y principal redactor. Tenía numerosos colaboradores en los pueblos que firmaban generalmente con un pseodónimo. Incluía temas de contenido diverso, como costumbres, deportes, política y sociedad con numerosas ilustraciones. Se caracterizaba por tener un tono satírico y anticlerical. Tuvo una gran popularidad entre las clases populares por su carácter crítico y anticaciquil y por utilizar el catalán coloquial de Mallorca como lengua principal, aunque publicaba también artículos en castellano. De formato y número de páginas variable, llegó a tener una tirada de unos cinco mil ejemplares, cifra nada habitual en esos años. Se publicó a lo largo de tres etapas, la primera, de 1917 a 1920, se interrumpió por un desterramiento de su creador debido a un pleito interpuesto y ganado por Juan March, que había sido duramente atacado en la revista. La segunda etapa, de 1922 a 1927, fue interrumpida por la presión de la Dictadura de Primo de Rivera que la obligó a cambiar de título y adoptó, sucesivamente, los nombres de Pitos y flautas (1928), Cultura (1929) y Copeo (1930) y dejó de publicarse. La tercera etapa va desde 1931 a julio de 1936, cuando fue prohibida al iniciarse la Guerra Civil. Buena prueba de la popularidad que llegó a tener fue la aparición de dichos como "A això ho hauriem de posar damunt el Foch y Fum". La revista fue objato de estudio por Joan Font Roig y Sebastià Serra Busquets: "Foch y Fum. Setamanari mallorquí y castellà d'es que susa, enemich de ses penes y amich d'es bon humó" (1988).

GEM, vol. 5; entrada firmada por (DG)

La Voz del Pueblo

Semanario republicano editado en Palma entre junio de 1913 y mayo de 1919. Fue el órgano de los republicanos radicales lerrouxistas en Mallorca, si bien propugnó la unidad de los republicanos y, hacia 1917, se declaró partidario de la República Federal. De carácter anticlerical y obrerista, criticó también el regionalismo y el reformismo. Fue fundador y principal redactor Francesc Julià. Otros redactores y colaboradores fueron Antoni Marroig Bauzà, Josep Antoni Palmer, Miquel Rosselló y Julián del Valle. Se redactaba en castellano.

GEM, vol. 18; entrada firmada por (AM)

L'Ignorancia

[En la entrada Prensa Mallorca 1874 - 1879, en la que recojo la información que proporciona la GEM en referencia a "L'Ignorancia" de 1879 a 1885, se indica "Con el título L'Ignorancia aparecieron otras revistas, una del 9 de enero al 10 de octubre de 1902, y otra desde 1918 a 1921, pero fueron de escaso interés." y es la única información que tengo.]

Información recogida en la GEM, vol. 7, entrada firmada por (JMV)

La Nostra Terra : revista mensual de literatura, art y ciencies

Revista mensual publicada en Palma desde enero de 1928 a junio de 1936. Apareció por iniciativa de Francesc Vidal Burdills que dirigió tres números. Fue sustituído por Antoni Salvà Ripoll, quien fue el director hasta la desaparición. Era redactada íntegramente el catalán y se subtitulaba Revista mensual de literatura, art y ciències. A partir de 1930 se convirtió en el órgano de prensa de la Associació pr la cultura de Mallorca. Sin ser una publicación política, defendió siempre un autonomismo nacionalista partiendo del supuesto de que cada isla balear, con su propia personalidad, integraba la nacionalidad catalana. Se convirtió en el exponente del ideario y de la estética novecentista y fue considerada portavoz de la "Escola Mallorquina". Siguió con interés las corrientes literarias e ideológicas del momento y supuso un gran esfuerzo para llevar a término la modernización político - cultural de Mallorca. No tuvo nunca aspiraciones populistas ya que su intención fue transmitir "cultura de élite". Incluía artículos de investigación, críticas de arte y de literatura, poesía y prosa de creación. Se publicaron estudios sobre Kierkegaard, traducciones de Erns-Robert Curtius y Le Corbusier, críticas musicales de Igos Stravinsky, de Paul Hindemith y de Béla Bartok. Publicaron Guillem Colom, Miquel Dolç, Miquel Ferrà, Salvador Galmés, Rafel Ginard, Bartomeu Rosselló-Pòrcel, Llorenç Villalonga y Marià Villangómez. Salieron varios números extraordinarios, como los dedicados a Ramon Llull y al Centenario de la Renaixença.

Información recogida en la GEM, vol. 12, entrada firmada por (CSV)

La Libertad

Publicación semanal editada en Palma en 1931. Fue director - propietario Enrique Montoro Rodríguez. Fue una revista ilustrada de significación republicana lerrouxista. Se redactaba íntegramente en castellano. Tenía de 14 a 16 páginas y salía en tres colores. Colaboraron A. Pizà, Josep Lloveras y Giménez Martín.

Información recogida en la GEM, vol. 7.

Bien, con esta entrada termino esta búsqueda de información sobre la prensa digitalizada de Mallorca hasta hoy.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar