Alta mar

Contacto

Jorge Aguiló o los misterios de Palma, de Eduardo Infante (1866)

fabian | 27 Març, 2013 19:27

Me sorprendió el título y la fecha de publicación: "Jorge Aguiló ó Misterios de Palma, 2: novela de costumbres mallorquinas", editado por "Imprenta de Felipe Guasp y Vicens, 1866 - 1023 páginas". Su autor: Eduardo Infante. Digitalizado por Google Books en el año 2010 de un ejemplar procedente de la Biblioteca del Ateneo de Barcelona.

libro

En la portada del libro, bajo el nombre del autor, da algunas señas de éste: "Abogado del ilustre colegio de Madrid, Comendador de la Real y Distinguida Orden Española de Isabel La Católica, Comisario regio del Banco Balear S. A.".

El resto de mis búsquedas por Internet fueron infructuosas: no hallé el tomo I; ninguna información sobre el autor. En las "librerías de viejo" de Internet se hallan los dos tomos a precios elevados, alrededor de los 600 €. En el catálogo on line de la Biblioteca Pública de Palma hallé que hay tres ejemplares completos de esta obra.

Busco en la "Gran Enciclopèdia de Mallorca", vol. 7 el nombre de Eduardo Infante y hallo la siguiente información que traduzco aquí:

Infante Olivares, Eduardo (s.XIX - Madrid 1884) Escritor y abogado. En 1854 se instala en Palma por formar parte de la Junta Provisional cuando era Presidente su tío el general Facundo Infante Chaves. Fue secretario del Gobierno Civil de Baleares y regidor del Ayuntamiento de Palma. Colaboró en el diario El Isleño y fue director de El Previsor (1869) y de El Anunciador Balear (1876 - 1878). También publicó una narración, Mis dientes, en el Museo Balear (1876). Su obra más importante fue la novela Jorge Aguiló o misterios de Palma editada en fascículos (1866 - 1867), en la que recrea episodios de la I Guerra Carlista, narraciones históricas independientes, una extensa descripción del cólera de 1865 y muchas disgresiones, junto con escenas propiamente costumbristas, a menudo dialogadas. También plantea extensamente la problemática de los judíos conversos mallorquines.

(JMV) [Joan Mas Vives]

libro
Eduardo Infante Olivares

Añade la entrada enciclopédica una fotografía de estudio de Eduardo Infante Olivares, que digitalizo y reproduzco, y, en un rectángulo, un fragmento de la novela.

Google Books nos ofrece digitalizado (en pdf y ePub) el segundo tomo. Algún día alguna biblioteca mallorquina abrirá sus muros y todos estos libros relacionados con las islas y de Dominio Público llegarán hasta nuestros domicilios vía Internet; pero parece que ese día está aún muy lejano no sólo por falta de medios, circunstancial, sino por falta de concienciación (¿perenne?).

Algunos artículos sobre el urbanismo de la segunda mitad del s. XX de Palma

fabian | 26 Març, 2013 18:45

No he leído nunca ningún comentario que comparase los resultados que ofrecen los buscadores Google y Google Académico (scholar.google.es); las diferencias - según el caso - son notables. Así, por ejemplo, al buscar información sobre el arquitecto y urbanista Ribas Piera, en el normal me ofrece las noticias periodísticas sobre su reciente obituario, mientras que el Académico me ofrece estudios sobre su obra y persona; refiriéndome siempre a las primeras páginas de resultados de los buscadores.

Y ya que ayer me referí a la acción de este urbanista en sus planes sobre Palma según los artículos aparecidos estos días en la prensa on line de esta ciudad (Google normal), hoy voy a tomar unos apuntes en relación a los resultados que me ofrece el Google Académico al escribir en su buzón "Plan Ribas Piera Palma".

En principio me indica que hay unos 3600 resultados, pero en la realidad sólo son válidos cerca de media docena, la mayoría de ellos procedentes de "raco.cat", que no sé bien qué es pero que tiene una magnífica hemeroteca de temas mallorquines; otros proceden de "uniroja.es", es decir, de "dialnet" que recoge publicaciones universitarias. También aparece algún trabajo de la UIB como el de Gabriel Alemany i Morell: Els estudis urbans a Palma a través de 100 anys d'història de la ciutat que desglosa el incremento poblacional de Palma en estos años:

  • De 1830 a 1910: crecimiento medio de 380 habitantes / año.
  • De 1910 a 1960: incremento medio de 1830 hab./año.
  • De 1960 a 1976: incremento medio de 7348 hab./ año.
  • De 1977 a 1985: incremento medio de 4317 hab. /año.

La presión demográfica será un punto básico de la extensión de la ciudad, pero a la vez hay otros factores importantes: el envejecimiento de la población en zonas del casco histórico; zonas "de lujo" y zonas de trabajadores; llamadas "dormitorios"; zonas degradadas; etc.

J.M. González Pérez presenta varios trabajos importantes: Formación de la trama urbana y transformaciones sociodemográficas recientes en la ciudad de Palma de Mallorca (1960 - 2001) presenta, en un texto denso, un valioso estudio sobre el incremento poblacional y las problemáticas del urbanismo ciudadano en estas décadas finales del siglo XX.

Otro estudio del mismo autor es Planificación y construcción de ciudades medias en el sistema urbano industrial: los casos de Palma de Mallorca y Vigo (2005).

También de Jesús M. González Pérez es La pérdida de memoria y la degradación urbana. Morfología y patrimonio de un antiguo barrio industrial: La Soledat (Palma de Mallorca) (2002), zona industrial creada en el siglo XIX fuera de las murallas, como El Molinar, Hostalets, Can Capes y Sa Punta al estar prohibido que dentro de las murallas hubieran máquinas de vapor de gran potencia.

Bien, pues el Google Académico no me ofrece apenas nada más sobre el Plan Ribas Piera en Palma, salvo los artículos ya enlazados ayer de

La ciudad requiere estudios, pero también sería importante que una web institucional recogiera - y en su caso digitalizara - los publicados en distintas revistas y en diferentes décadas - hay un estudio de Juana Roca sobre El Jonquet, de 1985, del que no se halla más que el anuncio. El conocimiento de la ciudad, de su historia, de su urbanismo. Yo creo que es un tema interesante.

Del Plan Ribas Piera en Palma

fabian | 25 Març, 2013 16:27

Esta semana pasada murió Manuel Ribas Piera (1925 - 2013), uno de los urbanistas de Palma. Su muerte, acaecida el viernes, día 15, ha motivado que en algunos periódicos de Palma - que no en las instituciones oficiales -, se tratara su obra sobre esta ciudad. De las reseñas o artículos periodísticos sólo puedo citar aquellos que han aparecido en abierto en las ediciones digitales.

Bartomeu Bestard le dedica su Crónica de Antaño de ayer: Intentando modernizar Palma: El Plan Ribas Piera (DM, 25/03/2013) y hace un rápido recorrido histórico sobre el urbanismo de Palma y tras citar las revisiones del Plan Calvet (1902) que creaba el Ensanche de la ciudad derribando las murallas ("la de Francesc Roca (1908), la de Jaume Alenyà (1912) o la de Gaspar Bennàzar, de 1917.") y del Plan de Gabriel Alomar (1943), nos introduce en la problemática urbana de los años 60 con un incremento enorme de población, con unos inicios de un boom turístico y con la necesidad de ordenar una situación de crecimiento inusitado:

Ante esta situación, en 1963, el Ayuntamiento de Palma aprobó un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), redactado por un grupo de técnicos municipales. Fue ese PGOU, el que "transformó radicalmente no sólo la forma de la ciudad sino también su propio paisaje". A finales de los sesenta la ciudad de Palma, se vio envuelta en el denominado «boom» turístico, caracterizado por un desarrollismo sin freno.

Precisamente fue con este panorama con el que se encontró Manuel Ribas Piera, cuando ganó el concurso del Ayuntamiento de Palma (1967) para corregir las deficiencias del primer PGOU de 1963. Ribas Piera venía de formarse profesionalmente, primero en el Ayuntamiento de Barcelona y después en la Oficina Técnica del Área Metropolitana de Barcelona. Según el propio Ribas Piera fue en esta última, „oficina que dependía del Ministerio y de la Diputación„ donde se formó como urbanista. De su Plan de Palma, quedó satisfecho, pero no de su aprobación definitiva que, según afirmó él mismo en una entrevista en 2006, "lo desvirtuaron completamente y adrede". El resultado del Plan aprobado fue un nuevo PGOU (1973) que intentó frenar el fuerte crecimiento en una Palma desbordada por el aumento demográfico, la industrialización y el «boom» turístico. Para ello limitó la altura de los edificios o favoreció la especialización del casco histórico, se convirtió en una zona de servicios.. Además, el Plan de Ribas Piera organizó Palma en diez barriadas periféricas a las que habría que dotar de equipamientos e infraestructuras, como queriendo establecer una especie de pequeñas urbanizaciones satélites que conformarían la ciudad. La iniciativa fue un fracaso, debido, principalmente, a la falta de complicidad de la iniciativa privada. Ello tuvo como resultado la consolidación de "una ciudad de estructura centralizada y espacios jerarquizados y especializados", con cuatro polígonos monofuncionales: Son Rapinya (educativo), Son Dureta (sanitario), Son Castelló (industrial) y el Arenal, el Terreno y Cala Major (turístico). Por último, el Plan Ribas Piera planificó dos nuevas vías de comunicación (una entre las vías del tren de Sóller e Inca, y otra paralela al cauce de la Riera) y proyectó la vía cintura (idea que ya planteó Alomar). El PGOU de 1973 estuvo vigente hasta el 1985, año en que se aprobó el tercero, el primero de la democracia. En la actualidad se está revisando el último, el de 1998.

En el mismo periódico, Diario de Mallorca, del día 19 de marzo, Raquel Galán nos dejó el artículo El urbanista que trató de equipar y equilibrar la ciudad actual ("El arquitecto recién fallecido Manuel Ribas Piera quiso que los habitantes del Eixample tuviesen los servicios básicos"). La periodista se documenta en una conversación con el especialista Manuel Cabellos:

"El plan de Ribas Piera fue muy bienintencionado, aunque de difícil ejecución", lamenta. Tuvo un equipo multidisciplinar para redactarlo y estaba basado en una estructura policéntrica, con los llamados SAP (Sectores de Actuación Preferente), en los que había polígonos de servicios, como por ejemplo sanitarios, educativos e industriales (Son Castelló y Can Valero). Además, su diagnóstico fue que "la ciudad estaba muy desequilibrada, ya que en el Eixample sólo había edificios de viviendas y nada más, por lo que se implicó en equipar bien esta zona", indica. El plan general de 1985 profundizó en la descentralización que Ribas Piera "propugnó a través de los llamados ejes de terciarización fomentada, es decir, conectar la ciudad y acercar los servicios a los ciudadanos".

También indica Raquel Galán la participación de Ribas Piera en el parque de la Riera.

Es una lástima que tenga que morir alguien para que a los ciudadanos nos llegue algo de información sobre el urbanismo histórico de esta ciudad.

Ver en Cuadernos de Arquitectura nº 98, 1973:

  • Manuel Ribas i Piera: "Presentación y síntesis del Plan general de ordenación urbanística de Palma de Mallorca, redactado en 1970"
  • Guillem Oliver Sunyer: "Distribución social en Palma y su redistribución según plan Ribas-Piera"
  • Antoni Alomar: "El casco medieval de Palma de Mallorca como problema y como realidad urbanística positiva : estudio de su tratamiento en el plan Ribas-Piera"

Encuadernaciones mudéjares

fabian | 20 Març, 2013 16:27

La Biblioteca Nacional de España presenta estos días una exposición: Encuadernaciones mudéjares en la Biblioteca, presentando 52 ejemplares de su catálogo. Esta exposición nos llega a través de una página web (no una web, sino sólo una página), con una explicación y enlaces a un buen vídeo (en youTube), una galería de imágenes y unos folletos en pdf. Total: junto a la exposición real, la exposición (no sólo el anuncio) se muestra en Internet, donde queda permanentemente. Es una exposición sencilla, pero bien hecha y que tiene en cuenta el medio Internet como ámbito de información y no sólo como anuncio.

El tema es un aspecto externo del libro: su encuadernación y decoración, siendo ésta ajena totalmente al contenido. Ni las tapas ni el lomo muestran ni siquiera el título de la obra, y los dibujos de las tapas, repujados en cuero, son geométricos, de tipo árabe. Entre las obras que se muestran hay manuscritos como de imprenta; aunque el foco de la atención se centra no en las páginas del libro, sino en el contenedor que recoge unas hojas cosidas, unidas con cordeles por uno de sus lados, adquiriendo la forma de libro, resguardadas por fuertes tapas de cuero repujado, con un lomo arqueado y pudiéndose abrir totalmente sobre una superficie plana. Es el libro como contenedor concebido para el uso y el paso del tiempo

libro
Encuadernación mudejar

Técnicas posteriores conllevaron a las páginas pegadas recubiertas de tapas blandas y flexibles no muy válidas para su duración en el tiempo.

INE: Producción Editorial 2012

En el 2012: 60219 libros editados en España.
En las Baleares: 565 títulos

Fuente: INE (19/03/2013)

El llamado "libro digital" o "ebook" ya no es un objeto físico; ya no está formado por "páginas" pese a que utilice esta palabra más como forma de medida del contenido que como elemento. Ya no necesita unas tapas que, como las mudéjares, sólo muestren una somera decoración o como las posteriores sean una invitación hacia la lectura y una forma de diferenciación con otros libros. Casi todos los elementos sensoriales del libro físico no existen en el libro digital quedando sólo la tipografía, la distribución de los espacios en la página y algunos elementos gráficos.

Las bibliotecas, contenedores de contenedores físicos, necesarias e imprescindibles en el futuro para el libro físico, no acaban de situarse ante el libro digital y, sin embargo, son las que pueden ofrecer al usuario confianza ante la idoneidad e integridad del libro digital. Están tardando mucho en definirse, en imaginarse en el ámbito digital, en concebirse.

Este tipo de exposiciones, ahora sobre un tipo de encuadernación, otrora sobre grabados o sobre tipografías, etc. son curiosas e interesantes.

Antonio Noguera y la música religiosa; Uriarte y el Canto Gregoriano

fabian | 14 Març, 2013 18:32

Yo no sé cómo debía ser la música en las iglesias palmesanas a finales del siglo XIX, pero sí constato en los escritos de Antonio Noguera una gran desazón ante ella. No es que haga abiertamente una crítica fuerte sobre la música eclesial de entonces, sino que, en un segundo plano, más sobre cómo debiera ser la música religiosa, deja entrever su descontento.

Así, por ejemplo, en alguna crónica sobre la audición de alguna ópera estrenada en Palma, indica cómo el compositor, para una escena religiosa ha elegido el sonido de un órgano y no el de la orquesta. En su escrito sobre otro concierto se queja del bel-cantismo en las iglesias. En otro escrito posterior critica el que los organistas de las iglesias toquen sin partitura, improvisando, o se queja de la falta de preparación ante este instrumento que no debe confundirse con un piano.

Un día recibe un libro. La Biblioteca Virtual del País Vasco (Liburuklik) me permite conocerlo. Es el Tratado teórico-práctico de Canto Gregoriano según la verdadera tradición (1891) del P. Eustoquio de Uriarte (1863 - 1900). Este Canto Llano se había olvidado en muchas iglesias ante la presión del canto de coros y del belcantismo; es un canto que no busca la brillantez de los cantantes; es un canto a una sola voz, monódico, y que busca la espiritualidad sobre la belleza, siendo un canto bello, humildemente bello. Este Canto Gregoriano, sin acompañamiento instrumental, se conservaba en algunos monasterios y el padre Uriarte lo había estudiado en el monasterio francés de Solesmes.

Se dio el caso de que el padre agustino Estoquio de Uriarte fue destinado al colegio de San Agustín de Palma donde estuvo los meses de un curso escolar (1899 - 1900). Tras irse de Palma, murió en pocos meses. Pero Antonio Noguera, defensor del Canto Gregoriano en la iglesia, amigo y defensor de la obra de Uriarte, aprovechó de la presencia de éste en Palma, quien dejó de su estancia, una crítica musical que publicó la Última Hora.

En el año 1890, Antonio Noguera dedica un artículo periodístico al P. Uriarte del que extraigo algunas frases.

[Artículo de 1892 con motivo de la publicación del libro del P. Uriarte sobre el Canto Gregoriano]

[...] con indubitable autoridad y con razones nada fáciles de combatir, el libro del P. Uriarte señala los defectos y abusos garrafales que se observan en la práctica del canto llano actual (mal llamado tradicional por los que desconocen las fuentes auténticas del canto gregoriano propiamente dicho); sus vicios de origen, y su disconformidad con la pura tradición; y prescribe reglas prácticas y sencillas para conducir por su verdadero y por lo mismo único cauce, las múltiples corrientes arbitrarias en que hubo de dividirse, en el transcurso de algunos siglos, el verdadero canto gregoriano.

El libro en cuestión, considerado como obra didáctica, es realmente una joya; la claridad del método en él adoptado y la sencilla exposición del cuerpo de doctrina á menudo sembrada de oportunas digresiones que hacen más simpático el asunto, y que invitan al lector á que se encariñe cada vez más con el ideal que el autor persigue, son cualidades que justifican todo elogio por exagerado que parezca. Pero con ser por sí solas tan envidiables dichas cualidades, no lo son menos por la suma de trabajos previos que supone la tal obrita relativamente reducida (poco más de 200 páginas en 8.ª) por el caudal de conocimientos y la vastísima erudición que da pruebas de poseer el P. Uriarte, y finalmente por la doble, difícil y desinteresada empresa que el mismo se propone, esto es: la restauración del canto gregoriano en España en nombre de la Religión, de la tradición y del sentido común; empresa mayormente desinteresada bajo el punto de vista de las ambiciones personales del autor, pues no le mueve al P. Uriarte el deseo de darse á conocer como músico en España. Tiempo hace que su nombre se pronuncia con profundo respeto por los músicos ilustrados contemporáneos españoles y extranjeros; y su sano criterio, demostrado en multitud de escritos de estética musical, le coloca en primera fila entre los que más claro ven en el difícil arte que para honra de nuestra patria cultiva.

1892

[Artículo de 1899 con motivo de la presencia en Palma del P. Uriarte]

El Tratado de canto gregoriano fué, digámoslo así, el título que aportó el P. Uriarte en su presentación en el gran mundo de la crítica musical. A raíz de la publicación de esta obra insertamos en nuestro colega La Almudaina un pequeño artículo bibliográfico dando noticia del acontecimiento. De entonces acá es conocido en Mallorca el nombre del músico agustino; pero creo yo, tal vez infundadamente, que Uriarte es incompletamente conocido, ya que la índole de la materia de aquel libro induce á que se conceda al autor la categoría restringida de especialista cuando en rigor la música en todas sus ramificaciones y en todos sus aspectos es objeto de la más activa investigación y del más mesurado y firme juicio por parte del ilustre agustino. [...]

C abe al P. Uriarte el honor de ser el porta-estandarte, en España, de la restauración del canto gregoriano y de los estudios filosófico-estéticos más oportunos acerca del arte musical en todas sus manifestaciones. Por esto le vemos al lado de los instauradores de la polifonía y enfrente de la música religiosa de penúltima moda; luchando por la verdad del drama lírico moderno en contraposición con la escuela inverosímil y ridicula de la ópera de la decadencia; dedicado al estudio del folklore y encomiando la gran trascendencia é influjo de la canción popular en la música sabia; [...] Por eso los músicos de buena voluntad acariciamos la idea de que la permanencia del Padre Eustoquio de Uriarte en Mallorca ha de influir decididamente en nuestra cultura; si por desgracia no ocurriese así, renunciamos á toda regeneración artística. Estamos desahuciados.

1899

Del P. Eustoquio de Uriarte hay otro libro digitalizado. En archive. org se encuentra Estética y crítica musical (1904) y no he encontrado "Concepto racional e histórico de la música religiosa", "Orígenes e influencia del romanticismo en la música", Lugo, 1892 ni "Manual de canto gregoriano", Madrid, 1896.

Antonio Noguera, el 26 de marzo de 1899 leyó en la Capella de Manacor una conferencia titulada "Música religiosa" que se publicó en el libro póstumo "Ensayos de Crítica Musical" en 1908.

Antonio Noguera y el folklore mallorquín

fabian | 13 Març, 2013 18:24

Antonio Noguera Balaguer (1860 - 1904) vive la época de los nacionalismos. Si en el campo literario se da la recolección de los cuentos tradicionales - Hermanos Grimm en Alemania; Antonio Mª Alcover en Mallorca -, en el campo de la música se produce un fenómeno análogo con la recogida de tonadas y canciones que se hacían sonar en aquel momento; es lo que conocemos como música folklórica que abarca más que la música de danzas, pues recoge desde algunos cantos religiosos como la Sibila o cantos de trabajo. En Mallorca quien primero se interesó por todo ello fue el Archiduque Luis Salvador de Austria en su obra Die Balearen (1871) y, en temas musicales, Antonio Noguera, principalmente y Bartomeu Torres y Trías (1840 - 1908) (ver: A. Noguera y el Álbum de Compositores Mallorquines).

El tema de la Sibila es muy particular y ha sido bastante estudiado. Recojo unos párrafos del artículo de Joan Parets i Serra: Análisis. Melodies actuals de la Sibil·la (DM, 19/12/2010) que, aunque hable sobre el Canto de la Sibila, nos da una idea sobre el estudio musical del folklore mallorquín.

El Centre de Recerca i Documentació Històrico-Musical de Mallorca té catalogades cinc sibil·les que actualment es canten a Mallorca: Manacor/A. Noguera, Lluc/B. Torres, Campos, Felanitx, Petra/J. Font; les podeu trobar al llibre de Francesc Vicens: El cant de la Sibil·la a Mallorca. Un fenomen emergent. (2004). Segons les darreres estadístiques la d´Antoni Noguera es canta a més de 50 parròquies de Mallorca i la de Bartomeu Torres a 7 parròquies. Aquests dos models Noguera/Torres foren editats dins un context de forta controvèrsia intel·lectual. Sembla que era per una forta rivalitat existent entre els dos mestres. El primer imprès modern que es coneix d´una transcripció del cant de la Sibil·la, és la versió de l´Arxiduc Lluís Salvador d´Àustria que inclou al Die Balearen (1871). Aquesta variant estableix un fort paral·lelisme amb la transcripció que Bartomeu Torres i Trias (1840-1908) va incloure a l´Àlbum musical de compositors mallorquins (1894), i que segurament és anterior a la de l´Arxiduc, perquè l´aprèn d´un autògraf de Joaquim Sancho i Cañellas (1796-1863), Mestre de Capella de la Seu.

La segona transcripció és d´Antoni Noguera i Balaguer (1858-1904) i apareix a la seva Memoria de cantos, bailes y tocatas populares de la isla de Mallorca (1893). Aquesta versió serà reproduïda per Felip Pedrell, Joan Amades i Manuel Sanchis Guarner.

Aparecen en este fragmento del escrito de Joan Parets varios libros (o textos o archivos) importantes para el conocimiento de la historia musical de Mallorca; desde el "Die Balearen" del Archiduque, el "Álbum de Compositores" o la "Memoria de cantos, bailes y tocatas populares de la isla de Mallorca". Los dos primeros, en alguna de las lenguas de la isla, no están en Internet, pero no ocurre igual con el tercero pese a que los buscadores (Google) no lo encontrarán pues no se encuentra en un archivo propio, sino formando partes de varias revistas en algunas páginas de un pdf.

Este estudio de Noguera fue publicado como libro en 1893 por F. Guasp. Posteriormente, en 1908, fue recogido en el libro "Ensayos de crítica musical"; pero en el mismo 1893, el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana lo recogió por entregas a lo largo de los años 1893 y 1894 (que forman un solo tomo). En ese tomo en un pdf se halla la "Memoria de cantos, bailes y tocatas populares de la isla de Mallorca", diseminado entre los números de aquellos años, inencontrable por los buscadores, y, extrañamente, no recogido en la nueva posibilidad de "artículos" que ofrece la Biblioteca Digital.

Esta "Memoria" de Noguera es muy buena e interesante. No sólo por el Canto de la Sibila. Expongo la estructura de la obra:

CANTOS — 1º Sección . — I . Cantos de cuna. —II. Cantos de la infancia.
2º Sección.—Cantos de las faenas del campo.— I. Cantos de las faenas del campo propiamente dichas.—II. Cantos de las faenas agrícolas complementarias.
3ª Sección.—Canciones varias.—I. Romancescas, amatorias, etc., etc.—II. Codoladas.
4ª Sección.—Canciones religiosas y profanas de origen religioso.—I. Canciones religiosas.—II. Canciones profanas de origen religioso.

BAILES.— 1ª Sección.—Bailes al estilo del pais.—I. Baile con música de chirimías (gaita aguda), fabiol (caramillo) y tamborino.—II. Bailes con canto, guitarra, guitarro, bandurria y violín.
2ª Sección.—Bailes tradicionales con figuras. —Cosies, cavallets, águilas, moretons, etc., etc.

TOCATAS.—I. Tocatas de chirimías: oferta, corregudas, etc., etc. — II. Chirimías propiamente dichas: chirimías de la Sala, Tambores.

Añade varios apéndices: A- Alvaro Campaner y Fuertes: "Influencia árabe en la música popular mallorquina"; B- José Rullan, Pbro.: Etimología de la palabra "xabeba"; C- El Canto de la Sibila; D- Texto de 1595 sobre los Ministriles y E- Poema de Pere de A. Penya dels Tamborers de la Sala.

Bien, pues he despaginado ese pdf del Boletín y he reunido en un solo pdf todo el texto de Noguera. Al no funcionar correctamente mi conexión a Internet o tal vez por ser algo voluminoso el archivo, lo he tenido que dividir en dos partes.

Antonio Noguera: Memoria de cantos, bailes y tocatas populares de la isla de Mallorca (Parte I y Parte II)

Un sermó de Corema de Pere de A. Penya

fabian | 12 Març, 2013 15:56

Recojo hoy este poema del libro Caleidoscopio de Pere de Alcàntara Penya publicado en 1896, en el que recoge poemas relacionados con celebraciones ciudadanas.

Un sermó de corema

Tots els divendres de Mars
en la Seu fan bon sermó.
Molts hey van :á escoltarló;
mes: ¿Quants de sermó están farts?
Predicau, predicadó,
els més que á sentirvos vénen
ni eus escoltan, ni eus enténen.
El predicar ja es de més;
que els sermons qu'avuy s'aténen
son Lliures, sous y dinérs.

Vos bé deys "La gran moral
qu'avuy l'Evanjeli explica,
l'única que santifica
es pagar ab.bé tot mal."
¡Predica, fraret, predica!
El qui en fer bé du curolla
es tractat de cuca-molla.
Tothom ho fa á s' enrevés.
La moral que més descolla
es Lliures, sous y dinérs.

També deys "Devots jermans;
si veure els infants voleu
fills llejitims de la Creu,
mostraulos estils cristians".
¡Ay! ¡Fraret! No vos canseu,
que vos darán capiterro,
y creurán que deys un èrro.
La educació que fá més
en aquest sitgle de ferro
es Lliures, sous y dinérs.

Deys també que'ls hem de dar
un art, carrera ò ofici
de trabay y de exercici
perque el Cel pugan gonyar.
De bades, fraret, el vici
condemnau ab grans manades.
No fassèu forses de bades.
Tothom mira el fér dobblérs,
Les carreres més cercades
son Lliures, sous y dinérs.

També deys "Per casarse
procurau que hey haja amor,
si voleu veure la unió
dins cavostra y viure á plè."
Tot axò, predicador,
era cosa que s'usava
en temps que Marta filava;
pero ara els partits que més
el jovént cerca y alaba
son Lliures, sous y dinérs.

Deys que el mon está perdut;
que el comèrs camina tort;
que el bon tracto ja s' es mort;
que el Còdich es un embut.
Frarèt, no crideu tan fort
que tendrèu escanyadura.
Teniu per cosa segura
qu'en materia d' interés
la bona íé que més sura
es Lliures, sous y dinérs.

Predicau qu'hem d'observar
la lley de nostro Senyó,
perque és un fort politxó
que no mos dexa pecar;
pero avuy, predicador,
la lley més santa y eterna
la trampa l'engalaverna.
Tot còdich vá de través,
y sa lley que més governa
es Lliures, sous y dinérs.

Deys que visquém com á pobres,
que cuydém de ben obrar,
que Deu recompensará
scs nostres virtuoses obres.
Fraret; bé podeu cridar.
La caritat ja es ofensa.
Ja no hi val la prometensa
del Cel. Els modérns obrérs
no volen més recompensa
que Lliures, sous y dinérs.

La amistat, avuy tan rara
que abundava antigament,
ja no 's troba facilment
ni per un uy de la cara.
Avuy reyna un a!tre gent
que du molta d'esponera,
y l'amistat vertadera
la té en la llengo, y no més.
La amistat que més prospera
es Lliures, sous y dinérs.

Aquella antiga noblesa
que es fundava en lo valor
d'un fet d'armes ó en l'honor,
ja es cosa de la vellesa.
Vuy per vuy, predicador,
la noblesa está en los mobles,
perque atravessan els pobles
altres camins carretérs,
y son els escuts mes nobles
les Lliures, sous y dinérs.

Ja es moneda avuy en día,
que passa com á corrent,
l'esser un viciós decent,
l'enganar ab cortesía.
Molts ne conech y no mént,
calops á la quinta esencia,
que brevetjan de conciencia
y es confessan y dèu més;
y adoran ab reverencia
es Lliures, sous y dinérs.

¿Quant el bon temps tornará
que la Doctrina cristiana
pa y companatje será
de tota persona humana?
¿Quant del
serán les veus escoltades?
En veure les gents honrades,
y escampades p'els carrérs
sian com á féms mirades
les Lliures, sous y dinérs.

En la última estrofa faltan una o dos palabras que no he podido recoger. La traducción castellana explicativa, no en forma de poema, de ese fragmento dice: "¿Cuándo serán escuchadas y atendidas por los oyentes las palabras de vuestros sermones?", pero no sé reconstruirlo.

Otros poemas anteriores han sido: El Dijous llarder; La revetla de Sant Sebastià; El dia de Sant Antoni y El disapte dels Reys.

Los pianos de Palma (2)

fabian | 11 Març, 2013 12:45

La enunciación de Antonio Noguera de que los pianos de Palma enmudecerían ante el estreno de la ópera Carmen de Bizet me resulta curiosa no sólo porque los dos fragmentos que cita, la "habanera" y la "canción del toreador" pasarían a ser parte del repertorio corriente de los teclados domiciliarios y, por tanto, de la educación musical general de la población, sino porque el piano no era un elemento extraño en muchos domicilios de la ciudad.

Yo no sé si habrá algún estudio sociológico sobre el piano y su repertorio en la ciudad de Palma, pero hay que notar que en bastantes obras literarias aparece la afición musical de los mallorquines. Ya George Sand en su "Un invierno en Mallorca" habla varias veces de instrumentos musicales, ya las guitarras en Valldemossa, ya los pianos en Palma. Claro que ella iba acompañada de Chopin y cuenta las dificultades y abusos aduaneros al traer el piano del músico; pero también, en la imposibilidad, al irse de la isla, de vender ese piano al creer la población que Chopin tenía la tuberculosis y el temor que ello originaba.

Pagenstecher, quien vino a Palma en 1865 cuenta una velada musical a la que asistió:

[...] A las ocho, despues de nuestra cena, fuimos allí llevados por D. P. V. Esa casa lo mismo que las de V. y E. y C. y M., aunque situada en una calle estrecha, tiene un aspecto solariego. En la construccion de esas casas se reconoce el afan de buscar el fresco. Por el portal, se entra en un patio circuido de altas paredes mas ó menos vetustas, el suelo está empedrado. Por una ancha escalera subimos y atravesando una gran antesala de techo alto y pintado, fuimos introducidos en el salon, el cual ya estaba lleno. En el sofá y en sillas, sentadas alrededor de un ancho brasero estaban las señoras mayores vestidas con lujo, y sobre los bordes de ese brasero apoyaban sus piés, rozando sus delicados trajes con la blanca ceniza que solo los preservaba del fuego. A un lado un grupo jugaba al ajedrez, los demas jóvenes de ambos sexos estaban reunidos alrededor del piano, en donde presidia y dirigia el maestro aquel ensayo; fuimos recibidos con amabilidad. Ensayaron varias piezas, algunos coros de la Norma y alguna otra ópera italiana, estudios de piano de Chopin y otros compositores, algun solo ó duo; cuando alguna señorita se perdia reian y miraban la mamá. No pudimos presenciar mas que un ensayo. No se podia dudar del dilettantismo de la reunion, las voces eran lindas y el gusto musical general. El grupo que rodeaba el instrumento presentaba una hermosa vista por las bonitas caras que lo componian. Esa reunion, llena de franqueza, de gracia y de poesía, recordaba esas pinturas de la escuela italiana ó española, que representan una reunion de cantantes, ostentando un donaire y abandono no conocido en nuestros conciertos.

D. Juan Cortada, años antes de Pagenstecher, cuenta también algunas fiestas populares en varias poblaciones mallorquinas, ya en Alaró, ya en La Real de Palma.

Quiero decir con todo esto que la música está presente en las narraciones de los viajeros que vienen a Mallorca. 1839 George Sand; 1845, Juan Cortada; 1865 .Pagenstecher. Y la música está presente no sólo en la iglesia y en las fiestas populares, sino también en las reuniones domiciliarias.

Antonio Noguera, en 1891, en un artículo titulado "La música en Palma", cuenta lo siguiente:

El que cruce por primera vez las calles de nuestra capital, quedará extraordinariamente sorprendido al oir el incesante tecleteo de centenares de pianos que poco á poco y en cadena sin fin, le asedian por dondequiera que dirija sus pasos. Así, de pronto, Palma semeja la primera población del globo en cuanto á cultura musical; y realmente la densidad pianística de París, emporio del arte moderno, es insignificante comparada con la de nuestra ciudad. La impresión no puede ser más halagüeña. A la vuelta de cada esquina, además, se encuentra uno con un amateur de verdad, apasionado por la ópera, por el concierto, ó por la reunión casera... [...]

El número de profesores de piano es extraordinario. Sin vacilar podríanse citar cuarenta nombres de individuos cuya ocupación principal es la de enseñar la música. Suponiendo que por término medio cada uno de estos cuarenta profesores (y me quedo corto) dé diez lecciones diarias á domicilio, y teniendo en cuenta la costumbre de que dichas lecciones se dan en días alternos, resultarán ochocientos discípulos, sin contar los que reciben lección colectiva en alguno que otro centro de enseñanza y en los colegios, que son muchos. Los honorarios que el maestro percibe por cada alumno varían entre cinco y veinticinco pesetas mensuales. Tomando como tipo intermedio (exagerando por defecto) la cantidad de diez pesetas, resultará que los ochocientos alumnos existentes gastan en honorarios de los maestros ocho mil pesetas mensuales; á esta cantidad hay que agregar otro tanto por razón de alquiler de piano, adquisición de métodos, cuadernos y piezas musicales, etc., formando todo un total mensual de dieciséis mil pesetas, ó sean ciento noventa y dos mil pesetas al año. 138.400 duros que á nadie le lucen, que se quedan encerraditos en el hogar doméstico en forma de bailables fáciles ó de nocturnos soñolientos! Y ahora se me ocurre preguntar: La población que se gasta cuarenta mil duros en un solo ramo del arte ¿puede llamarse indiferente por la música?

Después las críticas de Noguera hacia múltiples temáticas de la música en Mallorca serán numerosas; se quejará de la mediocridad, de la baja asistencia del público a los conciertos de música instrumental o sinfónica; de la baja valoración que la sociedad concede a los músicos y de sus bajos emolumentos; de la falta de conocimiento de las obras básicas, tanto pianísticas como organísticas; de cierta música en las iglesias, etc. etc., pero sobre todas esas críticas queda su afirmación de la existencia y uso del piano, de "el incesante tecleteo de centenares de pianos que poco á poco y en cadena sin fin, le asedian [al paseante palmesano] por dondequiera que dirija sus pasos".

Los pianos de Palma

fabian | 07 Març, 2013 15:22

En 1890, Antonio Noguera publica en La Almudaina:

Dentro de ocho días la inmensa mayoría de los pianos de Palma nos dejarán oir la célebre Chanson du toreador y la Habanera de la ópera Carmen. Su autor, Bizet, es absolutamente desconocido de nuestro público. A la vuelta de unos años, sin embargo, será en Mallorca tan popular como Gounod. Pasará con Carmen, exactamente, lo que ocurrió con Fausto; los temas y los motivos que más nos habrán llamado la atención en las primeras noches, irán con el transcurso del tiempo tomando la categoría de bellezas de segundo orden para dar lugar á otros motivos y fragmentos de más positivo mérito, que irán surgiendo como por encanto á medida que se repitan las audiciones. [...]

Dos historias; por una parte, la complejidad del Teatro Principal y las dificultades de su mantenimiento musical y, por otra, la de los pianos de Palma.

Cuando yo era niño recuerdo que los oía, ya desde casa, ya por las calles. Hace años que ya no oigo ninguno. Supongo que los hay.

Antonio Noguera era un crítico musical muy exigente. En el estreno de Carmen se queja de que el coro era poco numeroso:

[...] El coro de cigarreras Seguir l' occhio in aria vuol, impregnado de orientalismo, es también delicioso, y si anoche no resultó, como no resultaron la mayor parte de los coros, débese á que hay que triplicar (por lo menos) el número de coristas, evitando así amputaciones tan fenomenales como la que se hizo al coro Accorrete, el cual si bien conservó pies y cabeza se quedó sin cuerpo, y lo que es peor, que la fuga del final del primer acto, cuyo tema es un recuerdo racional del motivo del coro, queda sin justificar. Tal vez se me tache de demasiado puritano, como también se me objete que en otros teatros más importantes se verifica este corte, pero no transijo con la costumbre cuando esta cercena bellezas de la importancia del coro en cuestión. En cambio... cercenaría óperas enteras.

¡Ah, las dificultades de mantener una orquesta, un coro y un grupo de danza! Noguera se queja, se queja casi siempre..., pese a que los pianos de Palma suenen en aquellos años finales del siglo XIX.

¿Suenan actualmente los pianos de Palma? Me pregunto si la educación musical de la población en general ha mejorado desde entonces y no soy capaz de atisbar una respuesta. Hace muchos años que no oigo un piano al pasear por Palma.

Estudio sobre la historia de las Juntas de Sanidad del puerto de Mahón

fabian | 05 Març, 2013 15:40

En la revista Drassana, nº 20 (2012), revista del Museo Marítimo de Barcelona, hay un artículo de Josep Miquel Vidal Hernández en que estudia la historia de las Juntas de Sanidad del puerto de Mahón.

Junta Sanidad

Josep Miquel Vidal Hernández: Les Juntes de Sanitat del port de Maó (segles XVIII i XIX)

'Medicina Balear' en la Biblioteca Digital

fabian | 05 Març, 2013 14:53

La Biblioteca Digital de las Islas Baleares ha incorporado la revista Medicina Balear en una nueva sección.

logo

Medicina Balear, òrgano de la Reial Acadèmia de Medicina de les Illes Balears, publica escritos de interés relacionados con las ciencias de la salud y presta particular atención a los trabajos del ámbito de las Islas Baleares y de otros territorios de la cuenca del Mediterráneo occidental.

Medicina Balear apareció en 1986 con una periodicidad cuatrimestral, con el objetivo de reflejar las inquietudes científicas, fomentar el espíritu de investigación y con la pretensión de proyectar en la sociedad temas de interés sanitario. A partir del 2005, la revista tuvo una edición digital, propulsada con la apertura en el 2009 de la web propia www.medicinabalear.org. En el 2012 Medicina Balear dejó la edición en papel, quedando la digital en libre acceso.

Incoación BIC del sistema hidráulico de la Font de Mestre Pere

fabian | 04 Març, 2013 15:45

En el BOIB núm. 028 de 26 de Febrero de 2013 se publica la Incoación del expediente de declaración como Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, del sistema hidráulico de la Font de Mestre Pere, que transcurre por los términos municipales de Palma de Mallorca, Bunyola, y Valldemossa.

Si la lista de Bienes (BIC) es, por legislación, pública, ¿por qué no está on line?

Grabación con obras de Antoni Torrandell

fabian | 04 Març, 2013 15:08

No es fácil para mí conocer la obra de muchos compositores mallorquines. Pese a haber algunas grabaciones y a que de tiempo en tiempo las agrupaciones locales tocan alguna obra, es difícil conocerlas.

A Antonio Torrandell Jaume (1881 - 1963), de quien este año se cumple el cincuentenario de su muerte en Palma en 1963 y de quien hay buena información en la Wikipedia, el programa "Músicas de España" de Radio Clásica le dedicó el pasado 19 de enero su emisión que actualmente nos ofrece en Radio a la carta.

En esa hora de grabación, además de tratar su figura, nos ofrece cuatro composiciones, dos de piano (Conversación entre el gallo y la gallina del Call y Son Batle); otra instrumental de piano y violoncelo del op. 21 y una canción.

Bueno es que vía Internet podamos acceder a las obras de los compositores mallorquines.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar