Alta mar

Contacto

Sobre la revista 'La Dulzaina' (1868 - 1869)

fabian | 30 Gener, 2013 17:38

He buscado esta mañana el artículo de Felip Munar sobre la revista La Dulzaina que, afortunadamente, se halla digitalizada. El título del artículo publicado en la revista "Randa", núm. 30 (1991) es 'La Dulzaina' (1868 - 1869) i els inicis del costumisme mallorquí.

'La Dulzaina' surgió a iniciativa de unos pocos jóvenes escritores: Bartomeu Ferrà, Tomàs Forteza, Gabriel Maura y Jeroni Forteza. Felip Munar los encuadra en una segunda generación del Institut Balear:

La societat mallorquína surt de la seva letargía literària, les primeres promocions d'alumnes de l'Institut Balear —María Aguiló (1823-1894), Jeroni Rosselló (1827-1902), Josep Lluís Pons i Gallarza (1823-1894), Pere d'Alcántara Penya (1823-1906), Miquel Victorià Amer (1824-1912)— representen la nova llavor que es consolidarà amb la segona fornada, amb persones ja d'una altra sensibilitat: Bartomeu Ferrá (1843-1892), Tomàs Forteza (1838 -1898). Jeroni Forteza (1846-1923), Josep Tarongí (1847-1890), Gabriel Maura (1842-1907), Ramón Picó (1848-1916). La revista serveix de pont entre dues èpoques que enllacen Romanticisme i costumisme.

revista
Revista 'Randa', nº 30, 1991

Posblemente una idea clave sea la expresada: se encuentra entre el Romanticismo y el Costumbrismo.

Un apartado importante es el de los pseudónimos y en él, en letra pequeña de una Nota a pie de página, Felip Munar indica que Ferrà puso en las revistas que él guardaba, a mano, junto a cada pseudónimo el nombre del autor al que correspondía.

Los pseudónimos son:

  • Tomàs Forteza: X.; Ximelis
  • Juan Roca: Lázaro; Nadie; N.
  • Bartomeu Ferrà: Aliátar; A.; Perito Quimic; S.; S.S.; P.
  • Jeroni Forteza: Fermin; F.; Dominó Neo
  • Gabriel Maura: Al-Majori; A-M; Práxedes Asilosiento; Satanás
  • Manuela de los Herreros: Un Glosador de Montanya; M.H.
  • León Carnicer: A.L.
  • Rafel Llobera: Elido
  • J. Lladó: Cándido
  • Pere d'Alcàntara Penya: Conde Perapatraña
  • Margalida Caymari: Ricamar

Hay un grupo de pseudónimos no reconocidos: Oriel; Navidad; Sansón Carrasco; Ya somos felices; Hugo; Judas; Un Progresista Ingenuo; Vamos a la fonda; Un Dominó Rojo; Un ideal de felicidad; La Mano Oculta; A mi amigo Adelardo.

Algunos autores, generalmente de pocos artículos, no utilizan pseudónimo. Así están J. Coll y Vehi (1 artículo); Adolfo Blanch (1); J. Ll. Pons i Gallarza (1); Angelina Martínez de la Fuente (2). Y en ocasiones, los autores indican su autoría mediante su nombre y no por medio del pseudónimo.

Felip Munar no indica el número de artículos de cada autor, pero sí los enumera indicando los títulos. Así, Tomàs Forteza tiene 22 artículos; Ferrà presenta 23; Jeroni Forteza 12; Gabriel Maura 24 y Juan Roca 21. Hay que tener en cuenta que "La Dulzaina" sólo publicó 28 números. Manuela de los Herreros tiene 7 artículos; Margalida Caymari, 2 y Pere d'Alcàntara Penya, 2.

Presenta también este artículo de Felip Munar una clasificación temático - formal indicando varios apartados en dos grandes subdivisiones: poesía y prosa y, en cada una de ellas, sus temáticas: político - social; romántico - subjetiva; satírico - costumbrista; popular o de influencia popular; religiosa; ocasional; traducciones. Dentro de cada una de estas temáticas y secciones, indica los títulos organizados por autores.

'La Dulzaina' (1868 - 1869) i els inicis del costumisme mallorquí es un artículo que resume una parte de la Tesis Doctoral de Felip Munar. Al estar actualmente esta revista digitalizada y en Internet, nos sirve de guía u orientación, especialmente en el tema de los pseudónimos. No estaría mal que este trabajo de Felip Munar se digitalizara y se añadiera a los 28 números de 'La Dulzaina'.

Celebración en la Biblioteca Pública del año juniperiano

fabian | 29 Gener, 2013 15:32

Me gusta la forma como la Biblioteca Pública de Palma celebra las conmemoraciones. Así, en este año 2013 hay dos celebraciones: el centenario del nacimiento de Albert Camus (1913 - 1960) cuya familia procedía de Menorca y la de Junípero Serra (1713 - 1784). Para ambas celebraciones, la biblioteca muestra los libros relacionados con el homenajeado; así, en un estante especial se encuentran todas las obras de Camus y, en otra, las obras que tratan sobre Fray Junípero. Es una forma muy acertada para una biblioteca.

Otra cosa son las celebraciones oficiales. Normalmente suelen publicar algún libro que es lo único que queda. En este caso, según noticias que he oído, parece que van a hacer una película. Creo que ya se ha realizado alguna conferencia. Busco información en Internet y no la encuentro. En la web Asociación Amigos de Fr. Junípero Serra no encuentro ninguna información sobre la celebración de este año. No entiendo estas webs estáticas, inamovibles años y años. Tampoco entiendo las webs pensadas como tablones de anuncios permanentes, la cual es una concepción excesivamente frecuente; ¿no podrían concebir las webs más como bibliotecas que no como tableros? Si la web ha de ser información, no basta que sólo sea una colección de anuncios de actividades. ¿Por qué no quedan, además del anuncio de la conferencia, el texto de esa conferencia? ¿Por qué no quedan bibliografías comentadas? ¿Por qué no quedan biografías de los estudiosos del tema?


La exposición de la Biblioteca Pública de Palma muestra ocho libros:

  • Bartolomé Font Obrador: "El apóstol de California. Sus albores" (1989)
  • Bartolomé Font Obrador: "Fray Junípero Serra : doctor de gentiles" (1998)
  • Bartolomé Font Obrador: "Juníper Serra : l'empremta mallorquina a la Califòrnia naixent" (1988)
  • Fr. Salustiano Vicedo: "La casa solariega de la Familia Serra" (1984)
  • Fr. Salustiano Vicedo: "Convento de San Bernardino de Sena : la escuela del beato Junípero Serra" (1991)
  • Maynard J. Geiger: "Vida y época de Fray Junípero Serra" (1987) (dos volúmenes)
  • Bartolomé Font Obrador: "Amèrica l'altra història de les Balears: Padre Viejo" (1991)

Tras hacer diversas búsquedas, encuentro la web que buscaba, se trata de juníper 300. Es una web realizada por varias empresas de comunicación y diseño. Supongo que crecerá. No está enfocada a los actos que se realizan, es como algo "publi" (de publicidad). Tiene un Canal en YouTube que, junto algunos anuncios de corta duración tal como el que inserto, muestra también algunas de las misiones californianas.

Me parece bien todo lo de la película y audiovisuales, aunque también hay que cuidar los libros. Yo desearía que también recogiera los artículos que se publican ya en periódicos y revistas.

Estas pequeñas exposiciones que realiza la Biblioteca Pública están muy bien. Posiblemente en referencia a la celebración del tercer centenario de Junípero Serra, estos libros sólo sean una selección pues creo que también hay "recuerdos" (folletos o libros) de anteriores celebraciones. La cuestión es que lleguemos a conocer esa epopeya de las misiones californianas.

El prólogo a la edición de 'Aygo-forts' de Gabriel Maura de 1913

fabian | 28 Gener, 2013 15:32

Todos estos escritos o apuntes que voy recogiendo estos días en Alta mar sobre la obra de Gabriel Maura provienen de que uno de los libros que cumplen el centenario es la edición de los "Aygo-forts" en una edición nueva de las narraciones de Maura que presenta un prólogo atribuído a Joan Alcover que sustituye al por él firmado en 1892 y a la inclusión de algunos poemas.

De la relación entre Maura y Alcover, algo nos contará este último en las palabras del nuevo prólogo, aunque también conviene lo que indica Joan Mas i Vives en "Una recuperació necessària" del libro "Pegaso arando" (2007) que recoge la obra completa de Gabriel Maura gracias a la recopilación efectuada por Alfonso Pérez-Maura. Joan Mas dice:"Gabriel Maura també pot presentar com a mérit personal el seu ascendent sobre Joan Alcover, similar en alguns aspectes, encara que no tan conegut. al de Tomás Forteza sobre mossen Alcover o al de Picó sobre Costa. A causa d'aquest ascendent, entre altres coses, Joan Alcover va esser un personatge destacat del maurisme polític a Mallorca. D'altra banda, Joan Alcover admirava moltes coses de Gabriel Maura, que li duia dotze anys d'edat. En l'aspecte literari n'admirava, sobretot, el que ell en deia la seva «intuició de la realitat», aquella capacitat de mostrar completa, només amb un breu apunt, una situació, un carácter, un comportament, i d'oferir-ne una interpretació cáustica, implacable.".

El siguiente prólogo a la edición de 1913 acaba con una Nota que indica la autoría del texto: "L' editor ha cregut oportú publicar aquí per vía de prolec, la conferencia pronunciada per D. Joan Alcover y Maspons en la Associació de la Prensa, el día 6 de Febrer d' aquest any. El texte no es integre, perque no hem dísposat de notes taquigráfiques: pero sí lo mes extens possíble y poguent respondre de la fidelidat absoluta."

Gabriel Maura había muerto en 1907, cinco o seis años antes de esta conferencia de Alcover dada a un público que de alguna manera también le conoció, "Primum inter pares", Alcover cuenta cómo se conocieron y rasgos de su amistad. Aparecerá el Gabriel Maura conversador, escritor, político ...

 (Segueix)

Gabriel Maura en la Biblioteca de Escritores de Bover

fabian | 24 Gener, 2013 17:08

Tras la muerte de Joaquín María Bover (1810 - 1865), salió publicada en 1868 su obra Biblioteca de escritores baleares que está digitalizada por archive.org.

En 1865, cuando murió Bover, Gabriel Maura (1842 - 1907) era muy joven, 23 años, y apenas había publicado nada, ya que sus primeras obras fueron publicadas en los almanaques de las Islas Baleares para 1865 de "El Isleño" y "Diario de Palma". Estas primeras obras publicadas de Maura eran poemas en las dos lenguas. Fue ya en 1868, el mismo año en que salió publicada la "Biblioteca" de Bover cuando Maura junto con Bartomeu Ferrà y Tomàs Forteza crearon la revista "La Dulzaina". Así que Joaquín María Bover sólo conoció los primeros inicios de Maura. Algo le debió llamar la atención en la obra del joven puesto que lo incluyó en el primer tomo (autores de la A a la M) de la "Biblioteca de autores". Maura no aparece en el índice general del tomo mas que al final de él, como en un añadido de última hora, bajo el epígrafe de "Escritores adicionados", en el que añade 22 nombres, entre los que se encuentra Gabriel Maura.

Bover nos presenta a Maura como una gran promesa. Y en verdad Gabriel Maura siente la vocación de escritor. Pero en 1866 murió el padre de Maura y Gabriel, como hijo mayor, se vio obligado a atender las necesidades de su madre y de sus nueve hermanos continuando el trabajo paterno de dirigir un negocio de curtidos en el barrio de La Calatrava de Palma. Gabriel se afana y sus hermanos podrán estudiar, lo que no pudo hacer él. Impresiona ver las "carreras" de los hermanos:

"Miquel Maura (Palma. 1843-1915). rector del seminario y fundador de las Hermanas Celadoras del Culto Eucaristico, capellán del Palacio Real, actualmente en proceso de beatificación; Bartomeu Maura (Palma. 1844-Madrid. 1926). grabador y pintor, fue académico en la Real Academia de Bellas Artes de San Femando y se casó con Magdalena Nadal Bosch; Catalina Maura (Palma. 1846-1920). casada con Bartomeu Sancho Sureda; Susanna Maura (Palma. 1848-1930). casada con el músico Antoni Vicens y Ribot; Margalida Maura (Palma. 1850-1923). casada con el político liberal Pasqual Ribot Pellicer; Antoni Maura (Palma.1853-Torrelodones. 1925). caballero de la Real Orden del Toisón de Oro, presidente del Consejo de Ministros, director de la Real Academia Española..., estuvo casado con Constancia Gamazo Calvo; Concepció Maura (Palma. 1855-1925). casada con Rómulo Hevia Lapuente, de quien enviudó pronto, quedando bajo la tutela de su hermano Gabriel; Francesc Maura (Palma, 1857 - Fuenterrabía. 1931). pintor y caballero de Carlos III y de Isabel la Católica, se casó con Joana Salas Sureda; Francisca Maura, casada con Joan Bestard Gia." [Información recogida de una nota del libro "Pegaso Arando"]

Pero no sólo fue la atención al trabajo y a la familia, sino que la entrada en política de su hermano Antonio, dificultó en gran manera que Gabriel pudiera dedicar atención a sus deseos literarios.

Veamos que nos dice Bover en relación al joven Maura en las páginas 596 y 597 del tomo primero:

1410

Maura (Gabriel). Joven instruidísimo en literatura y bellas artes que con el tiempo llegará á un puesto aventajado si continua, como hasta aquí, estudiando y aplicándose constantemente. Sus ensayos poéticos en castellano y mallorquín, si bien pueden considerarse como ejercicios para facilitar el desarrollo de una acción ó una idea en el lenguaje rítmico, revelan sin embargo que el que los ha producido está destinado a figurar mas adelante entre nuestros mejores poetas. Nacido en esta ciudad el dia 4 de junio de 1842 de D. Bartolomé Maura y D.ª Margarita Montaner, ya á la edad de 19 años producía, con la soltura y desembarazo que se observa, sus composiciones líricas. Hé aquí una de ellas:

Seis siglos ha

Apartaos espectros tenebrosos
De seis hijos del Tiempo y de la Nada,
De seis siglos que velan recelosos
El sueño de una Edad abandonada;
Dadme paso guardianes misteriosos,
Levantad su mortaja ensangrentada
Y al vivo resplandor de la alta historia
Contemplaré su faz, su inmensa gloria.

Del genio destructor al soplo ardiente
Todo va cual arista aquí volando,
Y los siglos se empujan velozmente
Las Babeles del hombre derribando;
Vacilan los imperios y su frente
El sepulcro caduca va buscando,
Y se ven con el polvo confundidas
Las supremas coronas desprendidas.

Cual nube por los vientos impelida
Salvando el horizonte del pasado.
Un recuerdo levanta y cobra vida.
Con su manto de sangre salpicado:
La sombra de Don Jaime engrandecida
Saluda un pueblo grande alborozado;
Tu voz, conquistador, hoy avasalla
Al siglo del vapor y la metralla.

Mallorca, por tus bravos campeones.
Por los nobles impulsos de tu diestra,
Al fiero musulmán y sus pendones
A tus pies contemplara en la palestra;
Aun habla á nuestros patrios corazones
La puerta que por tí fué tan siniestra,
La puerta que allí yace abandonada
Cual barca por sus dueños encallada.

Allí, fue del furor y la venganza
Del africano tigre escarnecido.
El sitio do perdida la esperanza
Sed de sangre mostrara enfurecido;
Allí, de entre el estrago y la matanza
Desgarraba el clamor del triste herido,
Y so la férrea tabla triturados
Morían caballeros y soldados.

Allí, en vano espirante el islamismo
So postrimer aliento comprimía,
En vano el obcecado Fatalismo
Al gemido de muerte sonreía;
La sangre que derrama el Heroísmo
En sus hijos aumenta bizarría,
Y acometen, y matan, y destrozan,
Matando con furor tan solo gozan.

Las barras de Aragón que esplendorosas
Otra vez en la lid fueroti teñidas,
Avanzan con las huestes gloriosas
Que persiguen las hordas abatidas,
Los corceles no dejan en las losas
Sus recias herraduras esculpidas:
Las marcan en los pechos desangrados
Que su marcha aun les vedan obstinadas.

Mas Don Jaime divisa al que menguada
Insultara su fuerte poderío;
Sobre el moro se lanza denodado
La barba sujetándole con brio:
«Abate tu cerviz, le dice osado,
»Humillé tu altivez con tu alvedrío,
»Finióse tu rapaz piratería,
»5áid, ya no eres rey; Mallorca es mía ...

Es tuya si, Monarca poderoso,
La concha por las aguas sostenida,
Es tuya, de la Paz y del Reposo
La dorada mansión aquí eacondlda;
Do por ti se alzará el bello coloso
Que proteja tu Palma ennoblecida,
El templo á cuyas plantas murmuras
Van las ondas su origen recordando.

De sus bóvedas los ecos despertados
Hoy repiten al pueblo allí reunido,
Los nombres de guerreros esforzados
Que no pudo borrar jamas olvido,
En todo corazón están grabados
Los recuerdos del joven, que atrevido,
Apenas ve su frente coronada
Y al Koran ya desgarra con su espada.

Es verdad que el alfanje enrogecieron
Ilustres paladines valerosos,
Y que al morir tan solo se estinguieron
Las llamas de sus pechos generosos:
Sus cuerpos á la tierra concedieron
Alzando sus espíritus gloriosos,
Los Hugos, los Desfares y Moncadas,
Legándonos hazañas encumbradas.

Oh! morir en el campo de batalla,
Ecsalar el aliento postrimero
Al compás de los choques de la malla,
Al brillar centellante del acero,
Cuando todo deseo se avasalla
Al de dar libertad á un pueblo entero,
La muerte es con que logra uncir el hombre
Las Edades al carro de su nombre.

Sí, morir empuñando de la espada
El trozo que dejara la enemiga,
Contar del corazón con mano helada
Los latidos que el crimen no atosiga,
¿Puede mas anhelar la mente osada
Que ensueños de grandeza solo abriga...?
¡Expirar sobre el seno de la Gloria,
Llorados por la Patria y por la Historia!

Pues por eso Mallorca contemplaba
La luna del profeta en su quebranto,
La misma que en las Navas se eclipsaba
Para hundirse en las ondas de Lepanto;
Y por eso un rugido ayer sonaba,
Rugido que en la Libia causó espanto.
Aún el cielo retiene en sus reflejos
La sangre de Vad-Ras y Castillejos.

(31 de diciembre de 1861.)

Es notable entre sus Mss. un poema bíblico de seis cantos que consta de 200 octavas y se titula El Angel de la muerte.

Tiene otro poema que lleva por título: Zenakar, una oda Al mar y sátiras en mallorquín, una de ellas titulada: Petir per amar, y una multitud de poesías en diferentes metros que no hemos visto y que lleva por titulo Glorias Mortas que consta de 34 octavas y es la primera producción de Maura que ha visto la luz pública. Se ha insertado en el Almaque de las islas baleares para el año 1865, impreso en esta ciudad en casa de Gelabert en 1 t. 8.° Empieza asi:

Recoge Bover la primera octava del poema para acabar su escrito, pero al faltarme las primeras letras de los versos, no puedo copiarlo convenientemente.

1868, el año de la Gloriosa, revolucionario. En octubre, Maura junto con Ferrà y Forteza crean "La Dulzaina". Sobre esta revista, que sólo duró un año, Felip Munar realizó su Tesis Doctoral y escribió un artículo en la revista "Randa". No las he encontrado en Internet. A ver si encuentro el artículo en la biblioteca.

¡Ah, creo que estos primeros poemas que indica Bover están perdidos.

Los prólogos de Juan Alcover en 'Aygo-forts'

fabian | 23 Gener, 2013 16:50

Los miércoles la sala Mallorca de la Biblioteca Pública de Palma está abierta. Es donde se pueden pedir estos libros antiguos relacionados con la isla. Así que hoy he pedido dos ejemplares de la obra "Aygo-forts" de Gabriel Maura Montaner (atención a la "o" de Mon),: un ejemplar de 1892 y otro de 1913. Antes de ir ya me había cerciorado por el Catálogo on line de la existencia de ejemplares.

Mi intención de hoy no era leer los textos de Maura, sino anotar las diferencias de ambas ediciones; diferencias no de tipografía o encuadernación, sino de elementos textuales. En la edición de 1913 se añaden algunos poemas intercalando los artículos de Aygo-forts. Pero hay otra diferencia de la que no había tenido noticia: los prólogos de Juan Alcover son distintos en ambas ediciones. En la edición de 1892, el prólogo lleva el título "Gabriel Maura" y al final acaba con el nombre del autor y la fecha: "Juan Alcover / Palma, Mayo de 1892.".

En la edición de 1913, el título del prólogo, en tinta roja, es "Gabriel Maura y Montaner" y al final no está el nombre del autor y la fecha, sino una nota a pie de página que dice: "L' editor ha cregut oportú publicar aquí per vía de prolec, la conferencia pronunciada per D. Joan Alcover y Maspons en la Associació de la Prensa, el día 6 de Febrer d' aquest any. El texte no es integre, perque no hem dísposat de notes taquigráfiques: pero sí lo mes extens possíble y poguent respondre de la fidelidat absoluta."

Siempre que voy a la biblioteca procuro llevar en la bolsa un escaner de mano al que llamo "mi lápiz para copiar". Es muy útil pues en poco tiempo tengo fotografías de los textos que me interesan, aunque en ocasiones fallan. Así que he recogido los textos de los prólogos y hoy pongo el primero, el de la edición de 1892.

libro
"Aygo-forts" (1892)

Gabriel Maura

Departiendo con un amigo forastero acerca de Mallorca y su renacimiento literario de esta última mitad de siglo, y del regenerador cultivo de la lengua nativa «miel para los labios y fuego para el espíritu», que nos ha puesto en comunicación con nosotros mismos, y recordado que tenemos sentidos, entrañas y nervios, pronto hubimos de hacer alto ante personalidad tan saliente como la del autor de Avant, L'Espigolera, Quimeres y las Aygo-forts. Recité de memoria párrafos y estrofas; y al oir las notas, no siempre ajustadas al diapasón, pero siempre sugestivas y enérgicas de esta abandonada lira de bronce que tal vez poquísimos podrían pulsar sin magullarse los dedos, decía mi amigo: —Es un poetazo. En efecto, nos las habemos con un temperamento anacrónico en esta época de disipación, de análisis y criticismo enervante; un moderno de vigor antiguo que produce ante todo la impresión de lo recio, de lo amplio, de lo granado; un ejemplar opuesto á esa desmedrada literatura, de salón cuyo carácter consiste en no tener ninguno. No diré si á mi juicio tiene ó no categoría de genio, ni él me lo perdonaría, ni entiendo que sea lícito adelantarse á la posteridad para hacer semejantes afirmaciones, ni puedo pretender que se me crea bajo mi palabra en la necesidad de fundarme no sólo en documentos conocidos sino también en los inéditos y non natos. Pero como el genio, aparte de la magnitud, difiere del talento por la complexión, por la sustancia, por elementos cualitativos, no hay riesgo en afirmar á buena cuenta que tienen mucho de genial las facultades del señor Maura; y aun podemos añadir que si pasara como buena la clasificación de Juan Pablo, que llama femeninos á los genios de segundo grado, no sería dudoso el género á que pertenece la imaginación del señor Maura, bastante por sí sola para alimentar todo un harén de imaginaciones hembras. Precisamente sus engendros literarios traen el sello de la masculinidad, no exenta de cierta rudeza, ni en modo alguno incompatible con esa delicadeza y esa gracia que no son el resultado del trabajo hábil, del savoir faire, ni siquiera del gusto refinado, sino expresión de la fuerza misma. Así, en lo físico, la fuerza muscular, la riqueza de la sangre, se traducen en la gracia de los movimientos y en la vivacidad y lozanía de los colores, supliendo con ventaja la pulcritud y esmero aristocráticos y el instinto de la elegancia, cualidad al cabo subalterna: hay jardines elegantes; no bosques, montañas elegantes.

No es Maura de los escritores que llamamos cultos, en contraposición á los directamente adheridos á la naturaleza; es de los pocos que viven la poesía, no de los muchos que la representan. Sin despojarse de esta segunda naturaleza determinada por la civilización, madre adoptiva de los hombres de cada siglo, no se aísla ni deja de alimentarse á los pechos de la primera, madre común de todos los hombres. Fecundado por los principios activos de la realidad, la secunda, en vez de imitarla fríamente. Crea, no combina; y este es el secreto de la vida en las obras de arte. No lleva dentro al crítico de sí mismo, si bien alguna vez ha criticado, ó mejor, nos ha contado las aventuras de su pensamiento á través de las páginas de algún amigo (verbigracia el infrascrito) tomando antes un poco del haschis de su fantasía á fin de ver ilusoriamente las obras ajenas vestidas con la luz y los colores propios. Es la fuente viva y espumosa formada por misteriosas filtraciones de lo alto, no el pozo abierto á fuerza de barrena, donde traspira trabajosa y lentamente el agua de caudales ajenos ó comunes. En sus obras, más ó menos felizmente alumbradas, se ve que han brotado como un organismo viviente, no como un compuesto de partes escogidas y harmonizadas á la luz del criterio estético, incapaz, por alto que sea, de suplir la intuición del artista de raza. Y he dicho alumbradas, porque eso que vulgarmente se entiende por forma, no es más que el medio de exterionzación ó alumbramiento de la forma verdadera, la interna, la que coexiste con la idea; medio tanto más perfecto cuanto menos se sienta y se perciba, cuanto más negativo. Decir de un cuadro no se sabe corno está hecho, es el mejor elogio de su realización externa.

Gabriel Maura no ha gastado mucho tiempo en aquella oficina de las musas de que nos habla Leopardi en la cual se ven

Gli strumenti dell' arte,
e i servigi diversi
a che ciascun di loro
s' adopra nel lavoro
delle prose e de versi.

Pero ese estudio de la parte adjetiva, esa disciplina del arte, apenas le hace falta cuando se inspira de verdad. Surgen entonces los párrafos y las estrofas, fuertes y bien construidos, como los cuartetos del canto Avant que parecen bloques desbastados y labrados á pulso, con pocos pero certeros y valientes golpes, sin que el roce excesivo de los instrumentos del oficio amortigüe las ásperas y limpias aristas del granito. Los mismos aciertos de forma se notan en composiciones de tan distinta índole como L'Espigolera, Lo Segador, Quimeres. En otras no estaría de más un poco de lima. Ma il tempo manca, contestará el autor y tendrá razón. Porque Maura es industrial desde la adolescencia, con la consiguiente esclavitud de las ocupaciones cotidianas. En medio de la prosa de estas ocupaciones sintió en su frente el fresco beso de la invisible musa; sintió el arte, no exclusivamente en su forma literaria, sino en la unidad matriz, en el entronque de sus diversas manifestaciones. Cogió el lápiz y el pincel, y reveló excepcionales aptitudes para las artes gráficas. Escribió, con la letra inglesa peculiar de los escritorios de comercio, en horas hurtadas á la diaria labor, sus primeros ensayos poéticos; y en la amplitud y bizarría que en ellos campea, no obstante sus incorrecciones, revelóse el vuelo desigual del aguilucho, que naturalmente con el tiempo había de ser águila; pero el águila... se ha sometido á la domesticidad, á la vida burguesa y obscura de las aves de corral, y ahí la tenéis, á la sombra del nativo campanario, sin levantar el vuelo más que muy de tarde en tarde, á ruego de algún editor de revista ó almanaque.

Digo mal; no solamente cuando escribe hace alarde de sus alas espléndidas, sino á todas horas. El que sólo conoce á Maura por lo que ha escrito y publicado, no le conoce. Hay que verlo en el trato familiar, en la conversación de todos los días. Ya se sabe: donde está Maura, redacción, tertulia, corrillo, no falta la risa, el asombro ante sus estupendas ocurrencias, ante el llover continuo de flores, hojas y ramas enteras del árbol frondosísimo de su imaginación, vareado por su ardiente causticidad. No es un ocurrente como tantos otros, improvisadores de chispas, retruécanos, menudos epigramas, no; improvisa imágenes, escenas, entremeses, decoraciones completas. Es un derroche, un festín interminable de la loca de la casa. Una palabra, un detalle cualquiera hiere su cerebro, como Vulcano hirió con el hacha la cabeza de Júpiter, y brota... nada menos que Minerva completamente armada, o cosa parecida. ¿Cómo ha podido verificarse la concepción, la gestación mental, y contruirse en las recónditas fraguas del cerebro las piezas de la armadura, y ceñírselas á la Diosa feto, y salir ésta, radiante, todo á la vez, instantáneamente? No me lo explico.

Dígaseme ahora si no es verdaderamente doloroso que tan rica mina permanezca inesplotada, en medio de la penuria en que vivimos.

A menudo los conceptos de Gabriel Maura relampaguean en fondo teñido de sombrío pesimismo que artísticamente le favorece y que no resulta nocivo, porque está sólo en su imaginación y no en la raíz de su espíritu. Su abundancia de oxígeno moral vence á su pesimismo, que no es el pesimismo del vacío metafísico sino el que proviene de la contemplación de las miserias de la vida por un temperamento juvenalicio á través de un prisma sakspiriano. El señor Maura es el más sumiso feligrés de su parroquia, y no creo que haya nada que decir en que el mundo le parezca un valle de lágrimas, en lo cual Schopenhauer conviene con los místicos. Todo tiene su compensación; así, el que por exceso de impresionabilidad siente más que otros el amargor de los frutos agrios, por la misma razón saborea mejor los frutos dulces, y con ello, fácilmente se reconcilia con la vida.

Lo malo es que este humor un poco pesimista, tal vez sea parte no pequeña en el desdén con que mira el señor Maura su propio ingenio y lo que ha producido que es poquísimo, respecto de lo que podría producir con sólo dejar que rebosaran sobre el papel, de cuando en cuando, las marcas ígneas de su mente.

A Dios rogando y con el mazo dando. Démosle con el mazo de nuestras instancias; amotinémonos en torno de nuestro amigo para que no se reserve el tesoro que Dios le ha dado con la obligación de repartirlo. Y entre tanto felicitémonos de que haya consentido que se coleccionaran en este volumen sus artículos de costumbres mallorquínas, deparando á la literatura indígena un día de fiesta.

En estos artículos sigue el autor la ley común de copiar fielmente ía realidad, pero no por eso abdica de su idiosincrasia. Lejos de atenerse al sistema de la impersonalidad que preconizan los naturalistas de última hora, el narrador está en todos sus cuadros, bien visible, y muy á gusto de los lectores que se recrean con el Maese Pedro más todavía que con las figuras que presenta. Eso no es motivo para que padezca la verdad. Sólo en Escola práctica, boceto de admirable y crudelísimo relieve, noto que los dos personajes principales, dialogando, se pintan á sí mismos con rasgos verdaderos y que seguramente deben estar en su conciencia, pero no me parecen naturales en boca de ellos.

Merced á su facultad, no ya de observación, sino de absorción, le bastan á Maura esos detalles volanderos que todos vemos sin penetrar más allá, para apoderarse de las interioridades de un tipo, de una familia, de una clase, y de los horizontes en que se mueven; le basta asir el extremo de una rama para tirar hacia sí del árbol y del terreno en que está plantado. Sólo así se explica que conozca al dedillo las minuciosidades íntimas y exteriores de todas las clases de nuestra sociedad, sus hábitos, sus pasiones buenas y malas, las formas que en ellas reviste la humana miseria, como si el diablo cojuelo se las hubiera enseñado levantando los tejados de todas las viviendas del pais, desde el palacio señorial al más infeliz tugurio. Hasta el presente ha excogido sus ejemplares en la clase popular ó fronteriza con la clase media; pero me consta que tiene en la cabeza material bastante, para trazar en vasto lienzo la vida de más altas y no menos características regiones. No sólo en bien del arte, sino en bien de la historia sería de agradecer este trabajo, pues se me figura que nuestros nietos no van á llegar á tiempo de hacerlo, á juzgar por la rápida descomposición y transformación que estamos presenciando.

No he de analizar los artículos de este volumen, bastante breves para ser devorados en menos tiempo que el que yo emplearía en mis pobres comentarios. Populares algunos, conocidos y juzgados todos, no han menester de nueva sanción ni tengo autoridad para darla. Yo no soy más que uno de tantos entusiastas del ingenio de Maura, proverbial en Mallorca; y voy á deleitarme releyendo estos artículos en que el original, pintoresco y ameno costumbrista, montado en el hipógrifo de su fantasía, caracolea gallardamente, sin ajar un perfil, en los reducidos escenarios que exibe.

Juan Alcover.

Palma, Mayo de 1892.

Hay que rescatar los textos de Dominio Público de sus cárceles de papel.

Joan Riera: El conquistador de Palma más olvidado (DM, 23/01/2013)

Conquistadores:

  • Cecilio Metelo (123 a. JC.)
  • Isam al Hawlani (903)
  • Jaime I (1229)

Libros de recopilación (Gabriel Maura)

fabian | 22 Gener, 2013 18:49

Ha pasado el período de fiestas Navidad - San Sebastián y retornamos a cierta normalidad. Los períodos festivos son equívocos pues ofrecen la apariencia de mucho tiempo disponible que, en la realidad, queda mermado, entre otras causas porque se rompe la disciplina del tiempo dedicado a la actividad a la que uno se dedica.

Entre mis manos he tenido estos días un libro con la obra completa de Gabriel Maura Montaner (1842 - 1907) titulado "Pegaso arando", en él se halla toda la producción escrita de este autor. En vida publicó un único libro titulado "Aygoforts" que fue la recopilación de seis artículos publicados en varias revistas a los que añadió otro para la edición del libro. Los seis artículos publicados en varias revistas están hoy día on line

El libro ha tenido varias ediciones a lo largo del tiempo. El original fue publicado en 1892 por J. Tous y tenía 189 páginas. En Google Books, al nombre de Gabriel Maura Montaner hay un enlace fallido que indica la fecha de 1900 cuyo título es "Aygo-forts"; dos ejemplares con fecha de 1943 con el título "Aigoforts: proses ciutadanes" y pertenecen a la serie "Les illes d'Or" (Editorial Moll), volumen 24 y tienen 186 páginas.

Con el nombre de autor Gabriel Maura aparecen tres ejemplares de una edición de 1920 publicados por Editorial Catalana y tienen 137 páginas; un ejemplar de la edición de 1943; y dos ejemplares de la segunda edición de "Les illes d'Or" realizada en 1981; una edición de 1987 , con un prólogo de Guillem Simó, realizada por la Editorial Moll para la colección Biblioteca Básica de Mallorca y una extraña edición realizada en 1989 por el "Diari de Barcelona" de sólo 63 páginas.

En varias librerías on line encuentro, bajo el nombre de autor "Gabriel Maura Muntaner" ejemplares de una tercera edición de la original de 1892, publicada en 1935 por J. Tous. La segunda edición fue en 1905. En estas librerías se encuentran ejemplares variopintos. Es una lástima que la información en algunos casos no sea completa pues ofrecen ejemplares de un número variable de páginas sin indicar o la editorial o la fecha de edición. Hay una de J. Tous que indica: "Nova edició aumentada amb poesies", pero no está la fecha; aunque en otro ejemplar se indica que es la edición de 1905 de J. Tous, de 211 páginas. Hay una edición de Ilustració Catalana que lleva el título "Aygo-forts y poesies" y tiene 30 páginas.

De la edición de 1913 que no había cambiado el título "Aygo-forts", publicada por J. Tous, de 211 páginas, incluía las poesías añadidas en 1905 y, ahora, un prólogo de Juan Alcover, no he hallado en las librerías on line ni en Google Books ningún ejemplar.

Esta breve ojeada buscando las ediciones de un libro, me señala algunas dificultades que presenta: desde el nombre del autor, con uno o dos apellidos, el cambio en una vocal de uno de esos apellidos; las modificaciones no únicamente ortográficas en el título; una presencia bastante numerosa de ejemplares de la primera edición, con precios tirando a elevados (hasta 600 €), mientras que hay ediciones sin ningún ejemplar a la venta. Al no disponer de ejemplares no he cotejado las diferentes ediciones y los cambios que introducen, ya como prólogos, ya en la ortografía de los textos o añadiendo algunos poemas.

libro

En el año 2007 se publicó el libro que he hojeado estos días: "Pegaso arando" que contiene su obra completa, con ortografía estándar o normalizada. Es un gran libro de recopilación de todos los artículos, poemas y obras teatrales publicadas, incluyendo algunos textos inéditos. Bastantes de sus prosas y poemas creo que están en Internet en las revistas digitalizadas, aunque quien acceda a ellas desconocerá su autoría al estar bajo pseudónimos varios muchas de ellas. Al estar en distintas revistas, están desperdigadas y no hay ninguna guía ni orientación. Por esto son importantes estos libros de recopilación. Estando actualmente bastantes prosas y poemas en Internet, pienso que algo semejante debería realizarse en este medio enlazando los artículos.

Si todos los ejemplares de La Dulzaina están digitalizados, habiendo en ellos textos de Maura, Ferrà y Tomàs Forteza, sería cuestión de conocer qué corresponde a unos y otros.

La digitalización de libros y revistas o prensa nos ofrece posibilidades de acceder a los textos, pero por sí misma no es del todo suficiente. Son necesarias varias acciones en torno a ello, tales como recopilaciones, por autor, por temas; complementar con biografías, crónicas, críticas, contextualizaciones, etc. Joan Mas i Vives, así como

Pere Gimferrer terminan sus textos iniciales del libro con una idea común: la recuperación de los textos es un paso básico, imprescindible, pero no suficiente. Hay que analizarlos y valorarlos.

La valoración que se hizo de los textos de Maura en su momento probablemente difiera de la que podamos hacer actualmente. La perspectiva histórica cambia. Pero, cualquiera que sea su valoración, hay que recuperarlos y hoy día hay que hacerlo tanto sobre papel, de no fácil acceso en ocasiones; como en digital.

Programa fiestas San Sebastián 2013

fabian | 18 Gener, 2013 20:27

En la web del Ayuntamiento de Palma no me aparecía el Programa de fiestas de Sant Sebastià 2013.

programa

Pero en esta dirección sí sale el banner con un enlace que conduce al Programa en pdf.

Tesis Doctoral: La incidencia en Mallorca de la legislación de la segunda República española, de César Mateu Álvaro

fabian | 18 Gener, 2013 15:12

Siento que la ficha en la que se presenta esta Tesis Doctoral no tenga un resumen o unas palabras de presentación; sólo indica los datos básicos:

  • Autor: César Mateu Álvaro
  • Título: La incidència en Mallorca de la legislación de la segunda República española.
  • Fecha de la defensa: 17 - 09 - 2012
  • Universidad: Universitat de les Illes Balears. Departament de Ciències Històriques i Teoria de les Arts
  • Formato: pdf (677 págs.)
  • Enlace: Tesis Doctorales en Red

La revetla de Sant Sebastià, poema de Pere d'Alcàntara Penya (1896)

fabian | 16 Gener, 2013 16:44

¡Flamades! ¡Flamades
de Sant Sebastià,
que encénen les cases
y encénen les sanchs!

¡Llamas, llamas de San Sebastián, que incendian las casas y encienden la sangre!

Así es este poema de Pere d'Alcàntara Penya que con el título de "La revetla de Sant Sebastià" publicó en el libro "Caleidoscòpio" en 1896.

La revetla de Sant Sebastià

Flamades, flamades
per Sant Sebastiá,
advocat de peste,
patró de Ciutat!

________

La llenya aparellan
del bárri els veynats,
y á devant caséua
la van trajinant.
Un castéll componen
de més de dèu palms,
ab fustes diverses
de pí, téya, fatx,
alsina, olivera.....
nogué y tot hey há.
Allá van les taules
del any tirirany,
arquilles antigües,
llits entorcillats;
cent mobles de mérit
ja vells allà van.

Allà també paran
els cuadros passats,
maldement que tengan
pintat un gros sant;
y cadíres veyes
plenes de daurats;
y perqué aviat prenga
hi posan devall
paneres sens' anses
y estores de espart.

Tota cuanta peste
dins la casa hey há
dalt sostres y porxos,
de rates rouegat,
ple d'árnes y aranyes,
que s'está corcant;
vaja á la flamada,
que si rés roman
que ho tocassen étichs,
ronyosos ó orats,
el foch bén depréssa
heu consumirá.

Un lluquét encénen
ley posan su-baix;....
ja prenen les canyes,
els verduchs y els rams;
ja esclafeix la téya;
gran flama es véu ja,
tan alta qu' arriba
als terrats mes alts.

Els veynats s' asséuan
per lo seu voltant
fént rotlo, y els joves
comensan un ball.

________

¡Flamades, flamades
de Sant Sebastià;
que el foch purifica
los ayres mal sans!

________

Ja ve la comparsa
solen fer cada any
uns bons derrérs díes
ab concordia y pau.

Aquesta vetlada
van bén desfressats;
sabatérs figuran
de botiga gran,
y tirapeu duan
cadira y cabás,
bigalot, cotxilla
y un bon devantal.

En veure flamada
tot drét s'en hi van,
y allá l'enrevoltan
com si fos el trast
de devant ca'l Mestre,
ja asseguts están,
ja atupan la sola
cantant y cridant.
Ja el fil encerolan,
y ab la aléna ja
dins la pell el passan
y estirantlo van.
Y féren les dones
quant obrin el bras,
y elles son tan blayes
que fan un esclat
de riayes grosses.
quant veuen el pas.

Alló es un desvèri.
El mestre entretant
ab un punté monstruo
els peus vol midar
de la concurrencia
que s'hi ha arreplegat.

Un, vestit de dona,
de mestressa fá,
y d'un cap al altre
passetja un infant,
fét d' un gros moniato
ab bolquim de draps,
faxes y gorreta,
que pésa un quintá.

Y els fadrins segueixen
cosint y pegant
cops demunt les formes,
aficanthi claus.

________

¡Flamades, flamades
de Sant Sebastiá,
que ab les seues flames
encénen les sanchs!

________

Ja els sabatérs deixan
enterra el cabás,
y les joves guapes
tréuan á bailar.
Un que dú guiterra
rapantla ja está,
y una pessa toca
que no es d'en Mozart.

Ja giran, ja rodan,
saltant, al compás
dels martells que pican
demunt l'empedrat.
Les faldetes ténen
molts de parfalans,
y randes y vetes
y flochs de punt clar,
que s'alsan y volan
mentres van rodant,
prop de la flamada
que caliu ja fá.

Alerta, fadrines,
no'us hi acostéu tant,
que els tihons encesos
solen sacorrar
entorn peus y baxos.
¡Alerta! Mirau
que si colca espira
vos toca sa carn,
ploraréu de veres.....
Flamada ja fán
els flochs y les randes
de la més mal-cap.
Per llevar la flama
hey cauen cent mans.
Ja hey pegan grapades...
Colcú en terra cau.
La gent s' alborota,
cridant: ¿Que es estat?
"No rès, no rès; diuen;
quatre flochs cremats."

Les rialles tornan,
y Mestre Tomás,
que véu que la cosa
comensa á anar mal,
fa senya ab un siulo;
y aquells manestrals
aplegan y fujan.
A cercar s' en van
noves fogateres
á un altre costat.

________

¡Flamades, flamades
de Sant Sebastià,
que els ayres netetjan
y encénen les sanchs!

________

Milenars d' espires,
cap-amunt pujant,
parexen estrelles
del cel estirat.
Una espira es queda
demunt un llenyam
de la gran volada
del casat veynat.
Allá cóva, y troba
esca per cremar,
mentres que les joves
segueixen ballant.
Les vélles ja bécan,
els nins fan badays;
y un d'ells, quant al aire
axéca el seu cap,
véu que la volada
flamada ja fá.
"Les cases se creman"
crida aquell infant,
y el ball y les riayes
ja s' han acabat.

Els homos s'enfilan
á aturá aquell matx,
les dones porugues
cauen en desmay.
Qui fá calaguala.
Qui va á fer tocar
foch á n'en Figuera.
Qui cerca destrals.
Qui aparella jerres.
Qui estira els pouals.
Qui crida "Duys aygo;
duys aygo aquí dalt."
Qui de la flamada
el foch va escampant,
perque més no prenga.
Ningú qu'es fa sap.

Compareixen bombes,
s' apaga el llenyam
y á les dues hores
tot fosch torna estar.
Dins les cases quedan
vestits esquinsats,
molts de tests de jerra,
molta d'homitat,
moltes teules trossos,
clivells y forats;
y al carré una taca
de carbó y de fanch,
que per bé que ploga
durará tot l'any.

________

¡Flamades! ¡Flamades
de Sant Sebastià,
que encénen les cases
y encénen les sanchs!
¡Quin será aquell día
que per dins Ciutat
no seréu d' usanza!
¡Ditxós qui heu veurá!

Afortunadamente, Palma no llegó a ser la Roma de Nerón, pero poco faltó.

El dia de Sant Antoni (02)

fabian | 15 Gener, 2013 16:57

Transcribo la segunda y última parte de este poema de Pere d'Alcàntara Penya que inicié en El dia de Sant Antoni (01) y que fue publicado en 1896 en el poemario "Caleidoscòpio", primer volumen.

El dia de Sant Antoni

II

—¿Veu aquella bandereta?
Fa nou díes qu' en senyal
de que la fésta s'acosta,
penjada en el carré está...
Aquí hey há un claustro de mèrit
ocupat p' els escrivans
y jutjes; y allá es la iglesia
del gran Sant Antoni Abat...
¿Veu allá aquella tauleta
ab cubertó de domás
y unes tovayes de randa
plena d' estampes del Sant,
devora aquella bassina
que d' aquí pareix d' estany
y es de plata, y está plena
de doblérs? Está esperant
que passen mules y cotxos...
Repar aquell capellá
vestit ab roquèt y estola,
dret, devora aquell portal,
bén afeytat y bén serio
que té un solpassé en la má
per tirar aygo beneyta
á tots els qui passarán.....
Ja vetx venir tres galeres
ab sis hermosos cavalls.....
Quant sían devant la taula
totes tres s' aturarán.
Els cotxers dins la bassina,
ab lo capel! en les mans,
pessetes, tal volta duros
ab devoció hey tirarán;
y el Custos en recompensa
estampes los donará...
Ara arriban molts de cotxos,
galeretes d' un cavall,
carretonets de recreo,
y els carros dels hortolans
qu'han duyt la verdura á Plassa,
y els caxons que per Ciutat
partexen sifons, gaseoses
cervésses.....Mir per allá:
veurá venir moltes bisties,
y els qui hey cualcan demunt, van
desfressats... Un n'hi ha de dona,
un altre de general,

un altre vestit de moro.....
Tothom aluleya els fá.....
Ja son aquí.....
—Estos hombres
tener poca dignidad.
¡Qué algazara! ¡Qué barullo!
—¿No li agrada?
—Este disfraz
en funciones religiosas
yo encontrarlo mal, trés mal.
—Si voste vés per les viles
les atrocidats que es fán.
Jo n'hi he vistes de tan grosses
que no son pera contar...
Ara 'n vénen tres dotsenes
corrensos... van escapats...
¡Ay! Aquell nin!... Casi, casi....
—¿Que no haber municipals?
—Sí, señor. N'hi ha á balquena
pero ningú los fá cás.
—¿Y al estar todos benditos
dónde correr?
—Cap avall
p'el carrer dels Oms y Rambla;
y prést los veurá tornar
per la costa; y altre volta
bendicions los donarán.
—¿Y después?
—Dins els cassinos
tavèrnes, cafés y hostals
mourán bulla, si no ténen
per mourerla pitjors caus;
y en esser les déu del vespre
n'hi haurá molts d'entobiats.
—Vamonos. Mi gustar poco
esa fiesta de faineants.
Preferir mirar el patio
que me ha mostrado al llegar...
¡Oh! Ser obra mañífica
este claustro... ¡Bien está!
—¿Tant de merit té?
-¡Oh! Mucho,
muy mucho.
—¿Qué está apuntant,
¿qué escriu ara á sa cartera?
—Mallorca poblada está
de algunos hombres que valen
y muchísimos alarbs.

En este libro, los poemas están en las páginas de la izquierda (páginas pares) y en las de la derecha hay una explicación en castellano de los versos y estrofas del poema. Esta explicación no la he recogido.

Pregones de fiestas

fabian | 15 Gener, 2013 09:59

En estos días en Palma se leen dos pregones relacionados con la Festa de l'Estandard del 31 de diciembre y con las fiestas del patrón de Palma, San Sebastián. Muchos de estos pregones, así de conferencias o sermones son de "lectura única": se leen públicamente y ya está. No sé si alguna institución los archiva. Muy raramente alguno de ja de ser de lectura única y llega a compartirse; es algo que hoy es muy fácil gracias a las webs. Pero no parece que la concepción que tienen las instituciones sobre Internet pueda tener, entre otras muchas finalidades, ésta de compartir textos que pueden interesar a los ciudadanos. Está muy claro. El Consell de Mallorca, por ejemplo, no pone ni siquiera la lista de los Bienes, ya de Interés Cultural, ya otros, en su web, pese a que esta lista ha de ser pública (o sea, estar en un cajón u ordenador y si alguien la pide, se saca del cajón o del ordenador).

Sin ser costumbre o hábito, algún pregón nos llega como fue el caso del Pregó de l'Estandart 2011, que el Diario de Mallorca colgó en su web. Ciutat de Palmes se titulaba el pregón de Eduardo Jordá, en el que hablaba de dos partes de la ciudad muy diferenciadas, la cosmopolita del Terreno y la tradicional del centro.

Este año, en el Pregón de l'Estandard, creo que también se hablaba de dos ciudades palmesanas separadas en el tiempo: la Palma de los años 50 - 60 y la actual. Pero, temo que nadie ha colgado en Internet las palabras de ese pregón y no he podido leerlo. Se ha leído una vez y ya está.

El pregón de San Sebastián del año pasado creo que también fue "de lectura única". Pero del de este año, sí el Ayuntamiento de Palma ha tenido por una vez la amabilidad de compartirlo y las palabras de Catalina Torrens de los Almacenes Casa Roca pueden llegar a los ciudadanos:

Qui vos parla des d'aquest escenari és una dona que forma part d'un col-lectiu, els comerciants, al cap i a la fi, un col-lectiu que forma part del cor d'aquesta ciutat. Els comercos donen llum, alegría i ambíent. I m'atreviria a dir que son es principal indicador de que sa nostra ciutat está viva mes que mai. Com ja vaig dir públicament una vegada, se me romp el cor quan una botiga de tota sa vida tanca ses portes i, és que amb els temps que corren i quan tothom va molt just, lo fácil seria explícar-vos ses nostres penúries, a canvi vos explicaré una historia: Casa Roca ¡ sa Ciutat.

Catalina Torrens Ibáñez: Pregó Festes de Sant Sebastià 2013

La última vez que la web del Ayuntamiento de Palma compartió un pregón fue en el año 2006, con el Pregó de l'Estandard que realizó Félix Pons, pero aquel documento sólo estuvo en la web del Ayuntamiento unos pocos días y el enlace a sus palabras murió.

No sé qué decir. Me pregunto qué concepción de la web tienen nuestras instituciones. Me digo que sería necesaria una web general dedicada a la cultura en la que quedaran, como en una biblioteca, los pregones y conferencias que se dan desde las instituciones públicas. Cada pregón en sí es una pieza interesante y el conjunto de pregones nos ofrece una mirada plural realizada desde ámbitos distintos, como un caleidoscopio de gran riqueza.

Sería hora que esos discursos de lectura única pasaran a ser de lectura compartida.

Declaración BIC: Núcleo de Petra (Mallorca)

fabian | 14 Gener, 2013 16:57

Declaración como BIC con categoria de Conjunto historico a favor del núcleo de Petra.

Fuente: BOIB Núm.006
Fecha publicación: 12/01/2013

 (Segueix)

El dia de Sant Antoni (01)

fabian | 14 Gener, 2013 11:41

Busqué en los catálogos on line de las bibliotecas Pública y del Consell y Municipales el libro "El Mosáico" de Pedro de Alcántara Peña y Nicolau y me quedé preocupado pues sólo hallé un ejemplar en la Biblioteca Pública.Me extrañó pues es el libro donde publicó el poema "La Colcada" que se recita cada 31 de diciembre. Es un libro muy singular en varios aspectos; consta de tres volúmenes y yo sólo he visto el primero con poemas dedicados a las costumbres mallorquinas. En él no sólo está "La Colcada", sino también poemas dedicados a diversas fiestas como Reyes, San Antonio, Navidad, el Domingo del Ángel ...

En relación a las fiestas de estos días hay tres poemas: "El dia de Sant Antoni", "El porch de Sant Antoni" y "La revetla de Sant Sebastià". Al ser poemas largos, los recogeré por partes, reproduciendo hoy la primera de las dos partes del poema "El dia de Sant Antoni", respetando en lo posible la ortografía original de este libro publicado en Felanitx en 1896 por la Imprenta de Bartolomé Reus.

El dia de Sant Antoni

I

Señó fondista: ¡Qué cosa
mas estraña y singular!...
Mi, ver anoche en la Rambla
fumar en pipa un infant.
¿Fuman cls nins en Mallorca?
—No, senyó. No fuman may;
pero avuy es Sant Antoni,
y els atlots solen fumar
ab una pipa de térra,
en memoria d'aquest sant.
—¿Y al arribar l' hora baja
deben estar maretjats,
con mal de cap y migraña
de tant de fumar tabach?
—No, senyó. Perqué no fuman
tabach, que vá massa cá.
Ell son pare no heu voldria.
—¿Ydo? ¿Que fuman?
—Cacau
ó anís, ó tabach de parra.
—¡Qué costum tan singular!...
Tiene Mallorca unas cosas
que me dejan admirat.
—Vosté, que diu que desitja
véure lo que no ha vist may,
podrá vení ab mí á les onse
á Sant Antoni, y veurá
una funció molt hermosa
de gént, y truy y cavalls.
—Mil gracias. Mi gustar mucho
ver costumbres, y apuntar
en mi cartera lo visto.
—Ja tendrá pasta. Bé vá.
— Dígame. ¿Hoy en Mallorca
haber fiesta nacional?
—Nacional, no. Solament
una festa popular.
Avuy els fornérs fan festa
y els tornero, y els manestrals
que empran foch p'el séu ofici;
perqué Sant Antoni els guard
d'incendis y cremadisses.

—¿Y els porquérs, rio?
—També 'n fan;
y en fan els porchs y les trutjes,
ases, someres, gorans,
muls y mules, bous y vaques,
tota casta de bestiar.
—¡Qué costums mas estrambóticas!
—Vosté vendrá ab mí y veurá
p'el carrér de Sant Antoni
corre cavalls desbocats;
ab moltes flors per la coua,
molts de cascavélls p' el cap,
ben néts de cames y potes,
els ormetjos enflocats,
la cabeyera ab trunyelles....
y el qui demunt va cualcant
va en mánegues de camía.
—Eso ser original.
—Y tots avuy se passetjan,
y van passant per devant
l' iglesia de Sant Antoni
corrénsos.
—A mí gustar
verlo bien.
—Que no tenga ánsia
Anirèm prestet allá
y encare qu' el carré estiga
plé de bassiots y de fanch,
demunt la ciquia hey ha lloses
que no'n solen tenir may;
y d' allá heu podrá bén veure
ab tota comodidat.....
Cavalls, carretons y carros
vendrán de quatres; y quant
estarán devant l' iglesia,
el Custos los donará
la bendició mes solemne
als homos y als animáls.
—¡Oh! Ser bonita Mallorca;
má, tener fets trés extranys.

Preocupado por sólo haber hallado un ejemplar de "Caleidoscopio", busqué en los catálogos de otras bibliotecas y encontré que también había un ejemplar en la Biblioteca de la Universidad y otro en la Biblioteca March. En mi parecer, debido a la fragilidad de la encuadernación y del papel de esa edición, necesitaría ser digitalizado.

Continuación: El dia de Sant Antoni (02)

Baleópolis, últimos cuatrimestres 2012

fabian | 10 Gener, 2013 10:42

No quiero dejar de registrar las URL que conducen a los artículos de Baleópolis, suplemento de Ciencia y Tecnología en las islas que los martes el periódico elmundo.es publica en las ediciones de papel y digital. Su temática es totalmente original, ya los artículos de Elena Soto sobre la actualidad, indicando qué hacen los actuales científicos de las islas, como los artículos de Laura Jurado sobre la historia - tan desconocida - de la Ciencia en estas tierras. Son originales y, en la mayoría de los casos, innovadores, pues posiblemente sean las primeras noticias que los ciudadanos recibimos sobre estas temáticas.

Puesto que recojo los artículos de varios cuatrimestres, el listado será algo largo, faltándome algunos enlaces algunas veces.

Mayo 2012

Elena Soto: La claridad de la lógica borrosa (elmundo.es 01/05/2012)
Laura Jurado: Gros, un espía entre la flora Enric Gros, 1864 - 1936, (elmundo.es 01/05/2012)

Elena Soto: Mallorca antes del Mediterráneo (elmundo.es 08/05/2012)
Laura Jurado: El observador de Marte Daniel Escandell, 1932 - , (elmundo.es 08/05/2012)

Elena Soto: El mochuelo de la Vallgornera (elmundo.es 15/05/2012)
Laura Jurado: Domingo Casasnovas, ¿primer dentista de España?

Elena Soto: Trastornos de los 'lunes al sol' (elmundo.es 22/05/2012)
Laura Jurado: Y la pesca se hizo ciencia Miquel Massutí Oliver, 1930 - , (elmundo.es 22/05/2012)

Elena Soto: Los arqueólogos del bit (elmundo.es 29/05/2012)
Laura Jurado: Feminismo desde la física Maria Lluïsa Canut 1924 - 2001 (elmundo.es 29/05/2012)

Junio 2012

Elena Soto: 'La atención desplaza al dinero' Entrevista a Bernardo A. Huberman (elmundo.es 05/06/2012)
Laura Jurado: Un detective entre insectos Josep Maria Palau Camps, 1914 - , (elmundo.es 05/06/2012)

Elena Soto: El 'primer' genoma de Baleares (elmundo.es 12/06/2012)
Laura Jurado: Radiografía de una bahía Rafael de Buen, 1891 - , (elmundo.es 12/06/2012)

Elena Soto: El magnetismo del electrón (elmundo.es 19/06/2012)
Laura Jurado: Chopin, ¿el tuberculoso? Frederic Chopin, 1838, (elmundo.es 19/06/2012)

Elena Soto: Docencia 4.0, el 'corto' didáctico (elmundo.es 26/06/2012)
Laura Jurado: El mapa civil de Despuig 1785, (elmundo.es 26/06/2012)

Julio 2012

Laura Jurado: Un espeleólogo en la sombra Fernando Moragues, entomólogo (1856 - ) (elmundo.es, 10/07/2012)
Laura Jurado: Memoria de una 'naveta' (elmundo.es, 17/07/2012)
Elena Soto: El parchís toma facebook (elmundo.es 24/07/2012)
Laura Jurado: La primera médico oficial María Llabrés Piris, 1904 - 1996 (elmundo.es, 24/07/2012)
Laura Jurado (Elena Soto): Espías sonoros a 20 hercios (elmundo.es 31/07/2012)
Laura Jurado: El maestro de la geografía Rafael Ballester Castell, 1872 - 1931 (elmundo.es, 31/07/2012)

Septiembre 2012

Elena Soto: Un semillero de corvinas (elmundo.es 04/09/2012)
Laura Jurado: Geólogo por correspondencia Élie de Beaumont (elmundo.es 04/09/2012)

Elena Soto: La huella dactilar del suelo (elmundo.es 11/09/2012)
Laura Jurado: El antropólogo del esclavismo Ángel Palerm (elmundo.es 11/09/2012)

Elena Soto: Menorca iluminada por el viento (elmundo.es 18/09/2012)
Laura Jurado: El médico que inventó el 'spa' Nieto Samaniego (elmundo.es 18/09/2012)

Elena Soto: El ‘okupa’ de las colmenas (elmundo.es 25/09/2012)
Laura Jurado:

Octubre 2012

Elena Soto: El hotel de la energía verde (elmundo.es 02/10/2012)
Laura Jurado: La dama de las garrigas Lucie Chodat, 1896 - (elmundo.es 03/10/2012)

Elena Soto: Una idea, una ‘app’ en tu móvil (elmundo.es 09/10/2012)
Laura Jurado: Los coleópteros del teatino Joan Jordà, 1862 - ¿1930? (elmundo.es 10/10/2012)

Elena Soto: Ciudades con cabeza (elmundo.es 16/10/2012)
Laura Jurado: El llanero de las necrópolis Cristóbal Veny, 1925 - 2007 (elmundo.es 17/10/2012)

Elena Soto: Al enemigo, ni agua mosquito tigre (elmundo.es 23/10/2012)
Laura Jurado: (elmundo.es 23/10/2012)

Elena Soto: Los fósiles vivientes de las cavernas (elmundo.es 30/10/2012)
Laura Jurado: Calbó y los lienzos científicos Pascual Calbó, 1752 - 1817 (elmundo.es 31/10/2012)

Noviembre 2012

Elena Soto: El detector de 'bits' emocionales (elmundo.es 06/11/2012)
Laura Jurado: El último gran cartógrafo Pere Rosell, s.XV (elmundo.es 07/11/2012)

Elena Soto: Chocolate y cerebro, una pareja con ‘sex appeal’ (elmundo.es 13/11/2012)
Laura Jurado: Un pionero para nuestra flora Joan Salvador, 1683 - (elmundo.es 14/11/2012)

Elena Soto: Computación, 'Deux ex machina' (elmundo.es 20/11/2012)
Laura Jurado: Szymon Tenenbaum inédito Szymon Tenenbaum, 1892 - (elmundo.es 21/11/2012)

Elena Soto: Escaparate inteligente, en acción (elmundo.es 27/11/2012)
Laura Jurado: La boticaria de la Casa Real Catalina Llabrés, 1901 - 1983 (elmundo.es 28/11/2012)

Diciembre 2012

Elena Soto: La ruta de la gamba mallorquina (elmundo.es 05/12/2012)
Laura Jurado: Un Nobel químico del XVIII Gaspar Pons, 1721 - (elmundo.es 06/12/2012)

Elena Soto: El robot que detecta emergencias (elmundo.es 11/12/2012)
Laura Jurado: Geógrafo del 'boom' turístico Bartomeu Barceló, 1932 - (elmundo.es 11/12/2012)

Elena Soto: Y el concepto se hace trazo Fernández-Coca (elmundo.es 18/12/2012)
Laura Jurado: El sismográfo de Fontseré Eduard Fontseré: 1918, primer catálogo de terremotos y olas sísmicas del archipiélago. (elmundo.es 18/12/2012)

Es una lástima que en la edición digital no siempre pongan enlaces uniendo los artículos del suplemento, tanto los de la semana como una relación de todos los de la serie, pues el conjunto es realmente una gran enciclopedia. No sé qué pasó en julio que no encontré todos los artículos que esperaba.

De los pseudónimos de Gabriel Maura

fabian | 08 Gener, 2013 18:15

Encontré ayer un texto que me parece interesante. Se trata de la reseña que Damià Pons realizó en el año 2008 del libro "Pegaso arando" publicada en el "Anuari Verdaguer 16". Es una reseña larga, de unas 25 páginas, donde habla de los textos preliminares a los de Gabriel Maura ya que este libro recoge todos los textos publicados por el hermano del político Antonio Maura: poemas, artículos de opinión, cuadros de costumbres, narraciones breves cercanas al realismo y tres piezas teatrales.

Va publicar un total de cinquanta-tres proses, set de les quals foren arreplegades en el volum Aigoforts (1892). D’aquestes, sis varen aparèixer entre el 1870 i el 1887 a les publicacions El Sarracossano, Revista Balear, L’Ignorància i La Roqueta, signades amb els pseudònims Pau de la Pau i, en un sol cas, per Un Candidato. El setè aigofort va ser donat a conèixer per primera vegada dins el volum de l’any 1892. Les quaranta-sis proses restants, de les quals tan sols set són en català, varen ser publicades a La Dulzaina (1868-1869), exactament trenta, sempre en castellà, amb els pseudònims Fermín, Al-Majori i Satanás; a la Revista Balear (1872-1874), vuit, cinc en castellà i tres en català, de vegades signades amb el nom de pila i altres amb el pseudònim Pau de la Pau; a L’Ignorància (1879-1880), tres més, en català, amb les signatures Mestre Pelluca i Pau de la Pau; al Museo Balear (1875-1876), únicament dues, una en català, signada per Pau de la Pau, i l’altra en castellà. També en va treure una, en castellà, al calendari d’El Sarracossano, i dues més, en castellà, directament incloses en un volum, en un cas de caràcter col·lectiu i en l’altre com a pròleg d’un recull de poesies de Joan Alcover. Un fet a remarcar és que més d’un cinquanta per cent de les proses varen ser publicades els anys 1868 i 1869. O sigui, en plena joventut de l’autor. Després, únicament va tenir dos altres moments d’una certa producció, que tot i així cal considerar d’intensitat mínima: els tres i dos anys, respectivament, que va col·laborar a la Revista Balear, vuit textos, i a L’Ignorància, tres, possiblement perquè l’animaren a fer-ho els qui les impulsaven, uns bons amics seus (Mateu Obrador, Bartomeu Ferrà, Pere d’Alcàntara Penya). D’aquestes dades, se’n desprèn una triple conclusió: l’obra en prosa de Maura va ser molt majoritàriament en castellà, sobretot la va escriure entre els vint-i-sis i els trenta anys, a partir d’aquesta edat ja únicament va publicar, ben escassament, en el cas que hi hagués una demanda externa que l’animàs i el comprometés a fer-ho.

Damià Pons: Ressenya del llibre "Gabriel MAURA MONTANER: Pegaso arando. Obra completa. Palma: Lleonard Muntaner Editor («Rafaubetx», 30), 2007. 591 p."

Creo que algunas de las revistas que cita Damià Pons están en Internet en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica. Así encuentro La Dulzaina, L'Ignorancia; La Roqueta y Museo Balear, pero, en caso de querer conocer los escritos de Gabriel Maura, es preciso conocer los pseudónimos que utilizó.

Ahora aquí se podría hablar de las "claves" necesarias para localizar y comprender textos. Desde luego que el nombre del autor es una de esas claves, aunque no la única, pues también son precisas otras como el momento histórico, el contexto en que se publica un artículo y otros datos; muchos de los cuales son conocidos por los coetáneos, pero no por los lectores de tiempos futuros como nosotros. Por esto, los textos introductorios son muy útiles y necesarios.

"Una mostra de l’actitud regeneracionista de Maura és la seva crítica als partits polítics: «... todos han enfermado de la misma dolencia, todos han muerto de la misma muerte: favoritismo, ineptitud, inconsecuencia.» Un altre dels temes que tracta en diverses ocasions és el de la llibertat de premsa, la seva intenció és la d’alertar sobre els mals usos que se’n fan o se’n poden fer. Una idea, que apareix en un nombre considerable dels articles, permet comprovar l’escepticisme amb què Maura va ser testimoni dels fets polítics que es varen desencadenar amb la Gloriosa: les persones i l’estructura profunda de les societats es transformen ben escassament, encara que es produeixin canvis, aparentment molt radicals, de règim polític. Va escriure: «Esta sociedad de hoy es aquella sociedad de ayer: sólo ha cambiado la careta». Maura creia que l’única base de millora real i perdurable era la que es fonamentava en la transformació de les persones [...]", indica Damià Pons en la reseña.

Textos de Dominio Público. Se publican en papel y por un momento me pregunto si debieran recogerse digitalmente y estar accesibles en abierto. La duda no dura ni un instante. Estar en papel está muy bien pues estamos acostumbrados a él y nos resulta muy cómodo, pero su presencia en papel no resta nada a que también estén en acceso digital libre - tal como debieran estar todos los textos que hayan pasado a la calificación del Dominio Público -. Pero también yo desearía que junto a los textos originales también se encontrara la estela que han dejado; es decir, aquellos comentarios u otros textos que los citan y se apoyan en ellos en un discurso que se alarga en el tiempo.

Damià Pons: Reseña: Pegaso arando

Encuentro un escrito de Valentí Puig en el ABC del 29/09/2007, comentando la aparición del libro "Pegaso arando", titulado Aguafuertes de la ciudad desvanecida.

También creo que más que interesante son las páginas que Juan Luis Estelrich dedica a Gabriel Maura en Páginas mallorquinas. Es en este libro donde Estelrich dice: "Pegaso arando solía llamarle yo al verle envuelto en facturas y cuentas de fardos, y contestaba con frases acerbas, doloridas ó cómicas, según soplaban los vientos, y seguíamos filosofando ó bromeando como correspondía á nuestra antigua amistad." Y ese "Pegaso arando" es el que dio título a las obras completas de Gabriel Maura recopiladas en el año 2007, centenario de su muerte.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb - Administrar